Publicidad

Fiscalía decomisa piezas arqueológicas robadas que exhibía el museo Tesak

38 meses después de que el gobierno de Guatemala solicitara la repatriación de dos fragmentos de estela reportados como robados, la Fiscalía incautó las piezas que se exhibían en el museo de la Fundación Pablo Tesak. Según Guatemala, la Fiscalía también ha autorizado el reconocimiento de otras 287 piezas arqueológias de la familia Tesak que actualmente están bajo custodia de la Secretaría de Cultura y bajo sospecha de tráfico ilícito de bienes culturales.

 
 

La Fiscalía General de la República allanó la tarde de este 3 de octubre el museo de la Fundación Pablo Tesak para incautar dos fragmentos de estela que Guatemala había reportado como robados desde julio 2013. El decomiso de las piezas arqueológicas se da luego de 38 meses y ocho solicitudes por la vía diplomática para que estas fueran repatriadas.

Los dos fragmentos de estela, reportados como robados desde 1992, pertenecen al período clásico tardío de la cultura maya, entre los años 600 y 1000 después de Cristo. Uno de los fragmentos pertenece a la estela 1 del sitio arqueológico Aguateca, y la otra corresponde a la estela 1 del sitio arqueológico Dos Pilas. Estas localidades son consideradas las capitales individuales del reino de Petexbatún, centro de control del comercio de la zona sur de Petén. El sitio arqueológico Dos Pilas ha sido declarado por Guatemala monumento nacional.

Fiscalia realiaza el embalaje de las piezas arqueologicas reclamadas por Guatemala en las instalaciones del museo Tesak . Hoy 3 de octubre la FGR allanó el Museo para incautar las piezas y repatriarlas a Guatemala. 

Fiscalia realiaza el embalaje de las piezas arqueologicas reclamadas por Guatemala en las instalaciones del museo Tesak . Hoy 3 de octubre la FGR allanó el Museo para incautar las piezas y repatriarlas a Guatemala. 

El Faro reveló en mayo que Guatemala reclamaba estos dos fragmentos de estela, que se exhibían en el museo de la Fundación Pablo Tesak, un sitio destinado, según sus fundadores, para niños pobres. En aquella ocasión, el director ejecutivo de la Fundación, el sacerdote David Blanchard, aseguraba que desconocían sobre las investigaciones de Interpol y los reclamos del gobierno de Guatemala interpuestos ante Cancillería de El Salvador. Blanchard, sin embargo, señaló que de comprobarse la propiedad de Guatemala sobre los fragmentos de las estelas, ellos serían los primeros en montar una conferencia de prensa para hacer la devolución.  

Este 3 de octubre El Faro contactó vía teléfono a Blanchard para obtener una reacción, pero este declinó hacer comentarios. “¿Reacción? No tengo nada que decir”, dijo y colgó.

Este lunes 3 de octubre, una delegación de fiscales de la Unidad penal de la dirección de intereses del Estado, Interpol y Secretaría de Cultura llegaron a la Fundación para realizar un registro en las instalaciones del museo. La acción, dijo el jefe de la unidad, estuvo amparada en la Ley de Protección del Patrimonio Cultural y a la Convención de la OEA sobre la Defensa del Patrimonio Arqueológico de las Naciones Americanas y fue autorizada por el Juzgado Primero de Paz de Ciudad Delgado: “Estamos incautando dos estelas de origen maya. Se pondrá a disposición del juez competente y se llevarán al Museo Nacional de Antropología”. Este, aclaró, es el primero de una serie de pasos para concretar la repatriación a Guatemala. Todo dependerá, sin embargo, de que el gobierno de ese país demuestre “su legítima propiedad”.

El acceso para la prensa estuvo restringido durante el allanamiento. El encargado de dar entrada a la Fundación dijo que solo tenía autorización para dejar entrar al personal de la Fiscalía.

La incautación sucede tres años después de que un investigador de la Interpol en El Salvador visitara de incógnito el museo. Esa primera visita respondió a la advertencia de Interpol Guatemala de que ahí se exhibían las dos piezas dadas por robadas en 1992 y 1993.

Consultado sobre el allanamiento y sobre el futuro de las estelas incautadas, Eduardo Hernández, jefe del Departamento de Prevención y Control de Tráfico Ilícito de Bienes Culturales del Ministerio de Cultura de Guatemala , aseguró que su país ya no tienen nada que demostrar para recuperar las piezas, ya que la denuncia está debidamente documentada desde que la interpusieron por la vía diplomática en 2013: “El procedimiento es incautarlas, trasladarlas al Museo de Antropología y entregarlo a la embajada de Guatemala en El Salvador”, dijo.

El viernes 30 de septiembre por la tarde, Hernández asegura haber recibido por correo electrónico una notificación de parte de la cancillería guatemalteca en donde además de dar aviso del registro que se llevaría a cabo este lunes, la fiscalía salvadoreña les notificó de la entrega de los fragmentos de estelas y de un proceso de inspección sobre otras piezas arqueológicas decomisadas en abril de 2012 por la aduana de El Salvador. Esta inspección, dice Hernández, se llevará a cabo entre el 11  y el 14 de octubre.

Las sospechas del país vecino sobre la colección de la Fundación Tesak también apuntan a un lote de otras 287 piezas que en 2012 fueron retenidas en el Aeropuerto Internacional El Salvador cuando llegaron procedentes de Estados Unidos, remitidas por el consulado salvadoreño en Los Ángeles, en una serie de trámites en la que estuvo involucrada la Cancillería salvadoreña dirigida por Hugo Martínez. Esas piezas incumplían dos requisitos que, según las autoridades de la Secretaría de Cultura de aquel momento, eran indispensables para autorizar su ingreso a El Salvador: que estuviera precisado su origen y que estuvieran inventariadas.

Vehículo de la Interpol se retira de las instalaciones del museo Tesak. Hoy 3 de octubre la FGR allanó el Museo para incautar piezas arqueológicas reclamadas por Guatemala

Vehículo de la Interpol se retira de las instalaciones del museo Tesak. Hoy 3 de octubre la FGR allanó el Museo para incautar piezas arqueológicas reclamadas por Guatemala

“No son patrimonio cultural de El Salvador”

La mañana del 4 de octubre, Marlon Escamilla, director de Patrimonio Cultural, y Hugo Díaz, jefe de la dirección de arqueología de la Secultura, dieron detalles sobre las piezas incautadas. Según Escamilla, será un juez quien decida si hay acción penal que perseguir en el caso. Los fragmentos de estela serán resguardadas como evidencia en la bodega del Museo Nacional de Antropología. “Estamos totalmente convencidos de que estas piezas no son patrimonio cultural de El Salvador”, suscribió el director, quien agregó que la repatriación de estas piezas será el primer caso entre Guatemala y El Salvador, y posiblemente de Centroamérica.

La tarde del lunes, cuando fiscalía, Interpol y Secultura se hicieron presentes, los fragmentos ya estaban embalados en cuatro cajas. Los peritos procedieron a abrirlas y verificar que el contenido coincidía con las analizadas cuatro meses antes.

A petición de la fiscalía, los arqueólogos Díaz y Shione Shibata realizaron una inspección técnica de las piezas exhibidas en el museo de la Fundación Tesak. El primer elemento que sirvió de parámetro para los técnicos fue la comprobación de que las estelas están elaboradas en piedra caliza, rasgo característico de las tierras bajas mayas, en donde están ubicados los sitios arqueológicos de donde estas fueron depredadas: Aguateca y Dos pilas.

Las características del grabado en bajo relieve, los glifos y los motivos representados en ellas, además, no coinciden con los registrados hasta la fecha en sitios arqueológicos salvadoreños. “In situ, no se ha encontrado ninguna pieza arqueológica con esa iconografía. Es obvio que no nos pertenecen”, aclaró Díaz.

 La repatriación de las piezas aún no tiene fecha. Para proceder a la devolución, el juez al que le ha sido asignado el caso primero tiene que determinar si existe acción penal que perseguir.

Publicidad
Publicidad
 CERRAR
Publicidad