Imprimir

Costa Rica analiza su propia obra faraónica para competir con el canal de Panamá

El gobierno de Costa Rica anunció esta semana que está analizando la propuesta de un grupo empresarial para construir un canal seco interoceánico por 16,000 millones de dólares, que serviría para mover mercadería entre el mar Caribe y el océano Pacífico, pero advirtió de que no promoverá ningún proyecto que lesione el patrimonio natural o cultural del país.

ElFaro.net / Publicado el 18 de Noviembre de 2016

 Este domingo 26 de junio se inagura la ampliación de canal de Panamá, una obra en la que se han invertido casi 5,500 millones de dólares. Rodrigo Arangua (AFP)
Este domingo 26 de junio se inagura la ampliación de canal de Panamá, una obra en la que se han invertido casi 5,500 millones de dólares. Rodrigo Arangua (AFP)

San José, COSTA RICA. La construcción de un canal seco interoceánico, para el transporte de mercancías entre el Pacífico y el Atlántico, “es una necesidad estratégica que Costa Rica tendrá que determinar y decidir en los próximos años”, reconoció la Presidencia en un comunicado.

Sin embargo, señaló que “esta iniciativa está en una primera fase de postulación que requiere cumplir todos los requisitos que establece la legislación costarricense y debe pasar el tamiz de la ciudadanía, sectores y especialistas”.

El estatal Consejo Nacional de Concesiones (CNC) dio a conocer esta semana que cuatro grupos económicos, que no identificó, han ofrecido invertir conjuntamente 16,000 millones de dólares para unir el Pacífico y el Caribe mediante una red de puertos, carreteras y vías férreas en la zona norte costarricense.

La secretaría técnica de la CNC, Silvia Jiménez, aseguró que las potencialidades del proyecto son “enormes” y estimó que una obra de tal envergadura generaría hasta 80,000 puestos de trabajo.

“Por el momento lo que existe es una oferta de inversión que dependería de completar varias etapas, como los estudios de factibilidad, un proceso licitatorio y finalmente la construcción”, todo lo cual llevaría unos cinco años, precisó Jiménez.

El gobierno, en su reacción, afirmó que ha indicado a las autoridades correspondientes que “no favorecerá ni promoverá ningún proyecto que afecte o lesione el patrimonio natural de Costa Rica, incluyendo los parques nacionales, áreas silvestres protegidas y los sitios categorizados como Patrimonio de la Humanidad ante la UNESCO”.

La propuesta, según la dio a conocer la CNC, prevé una ruta que eventualmente podría atravesar zonas protegidas, como el Parque Nacional Santa Rosa, en la provincia de Guanacaste.

En la actualidad, el gobierno de Nicaragua asegura estar desarrollando su propio canal, que también tiene a la base la idea de romper con el actual monopolio del canal de Panamá, como única vía para ‘unir’ los dos océanos más grandes del planeta con la idea de permitir el paso de mercadería a gran escala.

© Agence France-Presse