Publicidad

“El sueldo de ministro se compensa con un sobresueldo y uno firma un recibo”

María Isabel Rodríguez, ministra de Salud del gobierno del presidente Mauricio Funes (2009-2014), se convirtió este 29 de noviembre en la primera persona que integró gabinete de gobierno en admitir en público que recibió pagos ocultos durante su gestión. Rodríguez dijo en el programa de radio Pencho y Aída que debido a que los sueldos de ministros aprobados por la Asamblea Legislativa son "bajos", se les entrega un complemento.

 
 

María Isabel Rodríguez, ex ministra de Salud. Foto de archivo: Asamblea Legislativa. 

María Isabel Rodríguez, ex ministra de Salud. Foto de archivo: Asamblea Legislativa. 

"Me gustaría que eso no lo pusieran en la entrevista", pidió la ex ministra de Salud María Isabel Rodríguez a sus anfitriones, en plena entrevista en vivo en el programa radial Pencho y Aída. Al parecer, cuando faltaban escasos segundos para que terminara la conversación, Rodríguez no había entendido que, en ese momento, todo lo que estaba diciendo estaba llegando a los oídos del público que escuchaba el programa matutino. Y lo que había dicho en los segundos previos tenía una gran importancia: la había convertido en la primera persona que formara parte de algún Consejo de Ministros en admitir abiertamente que mientras estuvo en el cargo recibió honorarios ocultos.

Prudencio Duque y Aída Farrar, sus anfitriones, estaban preguntándole sobre los "sobresueldos" que, al margen de los salarios legales aprobados por la Asamblea Legislativa, ha estado pagando la Presidencia de la República al menos desde el gobierno de Armando Calderón Sol (1994-1999).

Rodríguez no solo confirmó que ella recibía ese pago complementario, sino que también reveló que quienes tienen ese beneficio firman un recibo cada vez que se les entrega el dinero. Luego dijo no recordar si tributaba impuesto de renta por ese ingreso adicional que recibió durante el primer gobierno del FMLN, presidido por Mauricio Funes.

La exministra dijo que no recordaba cómo se llamaba a esos honorarios adicionales, pero que no se les denominaba "sobresueldo". Una persona que tramitaba estos pagos durante la administración Funes en la Presidencia de la República dijo a El Faro que en la jerga de los ministerios o de las personas beneficiadas se le llamaba "complemento".

La conversación se acercaba a su final cuando Prudencio Duque introdujo el tema de los sobresueldos:

Un día le van a preguntar a usted si recibía sobresueldos. 
Ese es el error que existe, el sueldo de ministro es un sueldo bajo, se le compensa con un sobresueldo.

¿Usted lo justifica?
A mí me molestaba.

¿El sobresueldo?
Y uno firma y dice que lo recibió y todo. Está respaldado.

¿Existía un recibo?
Sí. 

¿Pagaba la renta, doctora?
No se llama sobresueldo, se llaba de otro modo, pero sí era un sobresueldo.

¿Pero le descontaban impuesto de renta?
No recuerdo, para eso soy un poco desordenada.

¿A usted le molestaba?
Me molestaba que no viniera en el sueldo.

¿En efectivo?
Sí, en efectivo... me gustaría que eso no lo pusieran en la entrevista. No sé la actitud que van a tomar ellos, yo se lo digo porque esta es la verdad, pues.

Ya ha salido eso en los medios. 
Es que el término sobresueldo a mí no me gustó...

Pero estamos al aire doctora, estamos al aire. Pero usted habla con la verdad, de todos modos. 
Sí, es cierto.

Vaya doctora, ya vino el café, terminamos la plática... 
El té, el té.

Así terminó la entrevista. 

Aunque Rodríguez es la primera persona que tuvo rango ministerial que admite estos pagos, en realidad es la segunda exfuncionaria del Estado que acepta haber recibido dinero en efectivo de parte del Ejecutivo como parte de un sobresueldo que no consta en ningún documento oficial público y cuyo origen es todavía un misterio.

El primer caso es muy distinto al de la exministra de Salud porque se trata de un exfuncionario de otra área del Estado, responsable de la defensa de la legalidad y de los intereses del Estado: el del exfiscal general Luis Martínez, quien dijo haber recibido un sobresueldo durante todo su gestión de parte de delegados de la presidencia de entre 10 mil y 20 mil dólares mensuales.

Martínez aseguró ante la sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia que recibió esos pagos tanto de la presidencia de Mauricio Funes como de la actual de Salvador Sánchez Cerén.

La ministra también dejó abierta la sospecha de que esta práctica lleva implícita una violación a las leyes tributarias. Rodríguez dijo no recordar si le descontaban el pago del impuesto de renta. En el reportaje Los sobresueldos ocultos del gabinete, publicado por El Faro en 2013, una decena de los funcionarios o exfuncionarios de los gobiernos de Armando Calderón Sol, Francisco Flores, Antonio Saca y Mauricio Funes, contaron que cuando se les entregaba el dinero en efectivo se les advertía que no debían declarar al fisco ese ingreso extra.

Jaime López, un investigador con dos décadas de experiencia estudiando el fenómeno de la corrupción en El Salvador, ha pedido que se repare en que los conocidos como "sobresueldos" en realidad son "pagos ilegales". López declaró en el programa El Faro Radio del martes 22 de noviembre de 2016 que estos estos pagos, además, pueden ser la base para la evasión del pago de impuestos y, además, pueden configurar el delito de lavado de dinero.

Las declaraciones de la exministra de Salud también sugieren -al admitir que firmaba un recibo- que ha existido documentación de respaldo en algún lugar.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad