Publicidad

Publicidad

Publicidad

  • 0
  • 3181

Política

Asesinan a embajador ruso en Turquía

Yavuz Alatan (AFP)

Un policía turco vestido de paisano asesinó el lunes al embajador ruso en Turquía al grito de "Alepo" y "Allahu Akbar" (Alá es Grande), un incidente que Moscú calificó de "acto terrorista".

En imágenes de video se ve al embajador de pie en el atril para dar un discurso en la inauguración de la exposición fotográfica "Rusia de Kaliningrado a Kamchatka". Se tambalea y cae al suelo después de recibir los disparos. Mientras su cuerpo yace en el suelo, el atacante empuña el arma y aterroriza a los testigos. El hombre grita "Allahu Akbar" ("Dios es Grande") y después jura lealtad a la yihad en árabe, según las imágenes. Cambiando luego al turco, sigue diciendo: "No olviden Siria, no olviden Alepo. Todos los que participen en esta tiranía serán responsables".

Andrei Karlov sucumbió a sus heridas tras el ataque, que tuvo lugar durante una exposición fotográfica y la víspera de una reunión crucial entre los ministros de Relaciones Exteriores ruso, turco e iraní sobre el conflicto sirio.

El ataque también ocurre el mismo día en el que Naciones Unidas denunció el desplazamiento de millares de civiles víctimas del fuego cruzado y del bombardeo del regímen sirio. 

Alepo, sometida durante un mes a una lluvia de fuego por el régimen, está a punto de ser totalmente controlada por las fuerzas del régimen de Bashar al Asad. "Alepo será limpiada esta noche", afirmó el embajador sirio en la ONU, Bashar Jaafari.

Un policía turco vestido de paisano asesinó el lunes al embajador ruso en Turquía al grito de "Alepo" y "Allahu Akbar" (Alá es Grande), un incidente que Moscú calificó de "acto terrorista".

En imágenes de video se ve al embajador de pie en el atril para dar un discurso en la inauguración de la exposición fotográfica "Rusia de Kaliningrado a Kamchatka". Se tambalea y cae al suelo después de recibir los disparos. Mientras su cuerpo yace en el suelo, el atacante empuña el arma y aterroriza a los testigos.

El hombre grita "Allahu Akbar" ("Dios es Grande") y después jura lealtad a la yihad en árabe, según las imágenes. Cambiando luego al turco, sigue diciendo: "No olviden Siria, no olviden Alepo. Todos los que participen en esta tiranía serán responsables".

Andrei Karlov sucumbió a sus heridas tras el ataque, que tuvo lugar durante una exposición fotográfica y la víspera de una reunión crucial entre los ministros de Relaciones Exteriores ruso, turco e iraní sobre el conflicto sirio.

El ataque también ocurre el mismo día en el que Naciones Unidas denunció el desplazamiento de millares de civiles víctimas del fuego cruzado y del bombardeo del regímen sirio.

Alepo, sometida durante un mes a una lluvia de fuego por el régimen, está a punto de ser totalmente controlada por las fuerzas del régimen de Bashar al Asad. "Alepo será limpiada esta noche", afirmó el embajador sirio en la ONU, Bashar Jaafari.

TE PUEDE INTERESAR
CONTENIDO RELACIONADO:
  • El selfie de la victoria

    Tres soldados progubernamentales sirios se toman una fotografía sobre el embaldosado de la Gran Mezquita de Alepo, también conocida como la Mezquita de los Omeyas. Hasta el inicio de la guerra civil en Siria, este conjunto...

  • La toma de Alepo, el bastión rebelde desde 2012, da alas al régimen de Bashar Al Asad

    La inevitable toma de Alepo marca un momento decisivo en la guerra civil de Siria porque concede al régimen una victoria que lo encamina firmemente en su objetivo de reconquistar el país, mientras que los rebeldes se repondrán...

Publicidad

COMENTARIOS

  • 0
x