Publicidad

Publicidad

Publicidad

  • 0
  • 884

Política

Británicos promueven que el presidente Trump no sea recibido en Londres con los máximos honores

Ben Stansall (AFP)

Casi 1.7 millones de británicos han firmado en apenas dos días la petición formal para que el Reino Unido rebaje el rango de la invitación que la primera ministra, Theresa May, ha realizado al nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Los firmantes creen que Trump no amerita los máximos honores que supone catalogar el viaje –previsto para junio o julio de 2017– como "visita de Estado". Según la agencia AFP, los invitados a una visita de Estado son huéspedes de la reina Elizabeth II en el palacio de Buckingham durante dos noches, y disfrutan del mayor despliegue protocolario. La avenida que conduce al palacio, por ejemplo, se engalana con grandes banderas del país del mandatario, la reina llega con el invitado en carroza y le ofrece un gran banquete de bienvenida. "La bien documentada misoginia y vulgaridad de Donald Trump lo descalifica para ser recibido por Su Majestad o el príncipe de Gales", señala la petición popular, creada antes del decreto ejecutivo que impide la entrada a Estados Unidos a los refugiados y a ciudadanos de siete países de Asia y África, pero cuyos firmantes crecieron como la espuma tras la medida.

En la imagen, una mujer crítica con las políticas de Trump protesta en Downing Street, Londres, calle en la que se ubica la residencia de la primera ministra. Carga una fotografía tomada en octubre de 1937 en Obersalzberg, en la que el dictador Adolfo Hitler saluda a los duques de Windsor, de la familia real británica, en una visita oficial a la Alemania nazi, que el régimen publicitó con bombo y platillo en los medios de comunicación alemanes. "Nunca más", reza el eslogan.

La petición seguirá acumulando firmas hasta el 29 de mayo, y su progresión puede seguirse en este enlace.

Casi 1.7 millones de británicos han firmado en apenas dos días la petición formal para que el Reino Unido rebaje el rango de la invitación que la primera ministra, Theresa May, ha realizado al nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Los firmantes creen que Trump no amerita los máximos honores que supone catalogar el viaje –previsto para junio o julio de 2017– como "visita de Estado". Según la agencia AFP, los invitados a una visita de Estado son huéspedes de la reina Elizabeth II en el palacio de Buckingham durante dos noches, y disfrutan del mayor despliegue protocolario. La avenida que conduce al palacio, por ejemplo, se engalana con grandes banderas del país del mandatario, la reina llega con el invitado en carroza y le ofrece un gran banquete de bienvenida. "La bien documentada misoginia y vulgaridad de Donald Trump lo descalifica para ser recibido por Su Majestad o el príncipe de Gales", señala la petición popular, creada antes del decreto ejecutivo que impide la entrada a Estados Unidos a los refugiados y a ciudadanos de siete países de Asia y África, pero cuyos firmantes crecieron como la espuma tras la medida.

En la imagen, una mujer crítica con las políticas de Trump protesta en Downing Street, Londres, calle en la que se ubica la residencia de la primera ministra. Carga una fotografía tomada en octubre de 1937 en Obersalzberg, en la que el dictador Adolfo Hitler saluda a los duques de Windsor, de la familia real británica, en una visita oficial a la Alemania nazi, que el régimen publicitó con bombo y platillo en los medios de comunicación alemanes. "Nunca más", reza el eslogan.

La petición seguirá acumulando firmas hasta el 29 de mayo, y su progresión puede seguirse en este enlace.

TE PUEDE INTERESAR
CONTENIDO RELACIONADO:
  • “En el Reino Unido no estamos contra la inmigración”

    El embajador Bernard Garside llama a la calma tras la decisión que tomaron los electores británicos de abandonar la Unión Europea (UE). Asegura que no habrá cambios inmediatos, que el Reino Unido existía antes de la UE y que...

  • ¿Quién es Nigel Farage?

    El político británico Nigel Farage, líder del partido ultraderechista que encabezó la campaña por la salida del Reino Unido de la Unión Europea, es la estampa del tradicional cliente de un pub. Y eso gusta sobre todo a los...

Publicidad

COMENTARIOS

  • 0
x