Imprimir

Guatemala ordena expulsar a los tripulantes del llamado ‘barco del aborto’

AFP / El Faro

El barco "Adelaide" de la ONG holandesa Women on Waves pretendía llevar a aguas internacionales a mujeres guatemaltecas que quisieran interrumpir su embarazo de manera segura. Pese a la polemica destada y las restricciones del gobierno de Guatemala, donde el aborto está prohibido, voceros de la organización aseguran que intentarán en llevar adelante su campaña sin incumplir las leyes del país. 

ElFaro.net / Publicado el 25 de Febrero de 2017

Un bote de la Fuerza Naval de Guatemala se acerca al " border="0"/>

Un bote de la Fuerza Naval de Guatemala mientras se acercaba al "Adelaide" el jueves 23 de febrero en el puerto San Jose, Escuintla. La ONG Woman on Waves buscaba permanecer cinco días en las costas guatemaltecas. Foto AFP / Johan Ordóñez

Ciudad de Guatemala, GUATEMALA. El gobierno guatemalteco ordenó este viernes la expulsión del país de los tripulantes del velero "Adelaide", perteneciente a la organización holandesa Women on Waves, que viaja alrededor del mundo realizando abortos gratuitos en el barco y cuyo arribo a aguas guatemaltecas desató airadas protestas de sectores religiosos e inmediatas restricciones gubernamentales.

"La Dirección General de Migración emitió una resolución donde suspende la permanencia en Guatemala de la tripulación y ordena su expulsión del país", dijo vía telefónica a la AFP Ardani Sical, portavoz de la oficina gubernamental. Los activistas de Women on Waves deberán salir del país en el mismo velero en el que ingresaron y serán escoltados hasta aguas internacionales por una embarcación de la marina guatemalteca, detalló Sical.

Sical explicó que la expulsión se sostiene en el argumento de que los extranjeros mintieron en su declaración de ingreso al país al indicar que eran turistas y no miembros de una organización de salud que pretendía facilitar abortos, una práctica prohibida en el país.

El "Adelaide", etiquetado por los medios guatemaltecos ocmo "el barco del aborto", llegó la noche del martes puerto de San José, en el litoral Pacífico de Guatemala, con la intención de atender a mujeres que quieren terminar sus embarazos, pero fue recibido con una intensa campaña de protesta de grupos religiosos locales. Tras la llegada de la embarcación, el presidente Jimmy Morales instruyó a sus funcionarios interponer una denuncia ante el Ministerio Público (la fiscalía guatemalteca) en contra de los voluntarios. Además, las autoridades portuarias prohibieron a los activistas, ya en tierra, acceder al muelle donde está anclado su barco y un buque militar guatemalteco se instaló al lado del velero para custodiarlo.

La brasileña Leticia Zenevich, portavoz de Woman on Waves, indicó a AFP que agotarán los recursos legales para poder realizar en Guatemala la campaña de interrupción de embarazos, aunque respetarían, dijo, las leyes locales. Los tripulantes del barco, entre los que hay activistas de Brasil, Austria, Alemania, Holanda, España y Guatemala, pretendían trasladar a mujeres guatemaltecas a aguas internacionales para interrumpir embarazos no deseados.

"Nos parece muy ofensivo que esta entidad venga a hacer esa práctica de abortos que es, en definitiva, practicar asesinato", dijo a periodistas el presidente de la Conferencia Episcopal de Guatemala, Gonzalo de Villa. El presidente de la Alianza Evangélica de Guatemala, César Vásquez, calificó los procedimientos que realiza la ONG de "crímenes de lesa humanidad".

Por el contrario, la activista guatemalteca Quetzali Cerezo comentó a AFP que la iniciativa "visibiliza la problemática" que vive Guatemala, donde dijo que se practican cada año unos 65 mil abortos clandestinos en condiciones riesgosas. "Esperamos que se legalice el aborto como un derecho de las mujeres a decidir", agregó Cerezo, hija del expresidente guatemalteco Vinicio Cerezo, que gobernó el país entre 1986 y 1990.

El "Adelaide" de Women on Waves viene de visitar Irlanda, Polonia, Portugal y España, donde también desató protestas de grupos contra el aborto.

© Agence France-Presse