Publicidad

La maldición de ser ministro

Malcolm Cartagena

 
 

En 2014, unos días después de la toma de posesión de Salvador Sánchez Cerén, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia emitió una sentencia en la que declaró inconstitucional la candidatura del expresidente Elías Antonio Saca. Esta resolución pasó desapercibida para muchos, sin reparar en las implicaciones que tendría en los años venideros para algunos ministros del actual gobierno, algunos de los cuales han mostrado interés en candidatearse para las elecciones presidenciales de 2019, inaugurando obras o figurando en los medios.

Uno de los argumentos presentados por los demandantes era que el señor Saca ejerció la Presidencia de la República en el período presidencial inmediato anterior al de la inscripción, lo que violaría varios artículos de la Constitución, entre ellos el 152, el cual dicen que no podrán ser candidatos a Presidente de la República "(...) el que haya desempeñado la Presidencia de la República por más de seis meses, consecutivos o no, durante el período inmediato anterior…”.

Sobre este punto la Sala razonó que "la expresión 'período inmediato anterior' debe relacionarse con la situación jurídica de presentarse como candidato, de modo que debe referirse al período presidencial que antecede al del momento en que se realiza la postulación o se propone la candidatura”. Esto quiere decir que el señor Saca no podía ser candidato a la Presidencia, por haberla ejercido en el periodo de 2004 a 2009, precisamente el inmediato anterior a cuando presentó su candidatura, en 2013.

Por otra parte, la Sala también delimitó el tiempo en que esta prohibición estará vigente: “un candidato a dicho cargo no debe haberlo ocupado en los dos períodos presidenciales anteriores al que pretende desempeñar, pues el principio de alternabilidad del art. 88 Cn., y su concreción en el art. 152 Ord. 1° parte inicial Cn., exigen al menos 10 años de separación temporal entre el desempeño una Presidencia de la República y la reelección en dicho cargo de una misma persona”. Por tanto, una persona que haya sido Presidente de 2009 a 2014, no podría postularse a candidato para ejercer la Presidencia en los periodos de 2014 a 2019, ni de 2019 a 2024.

Sin embargo, la Sala no se quedó solo ahí e incluyó a otros funcionarios en esta prohibición cuando afirma en su texto que: “Este mismo período se aplica a los funcionarios mencionados en el Ord. 4° del Art. 152 Cn., pues su designación forma parte del ejercicio de la Presidencia de la República (arts. 162 y 169 Cn.) cuya alternabilidad se pretende garantizar”.

Véase lo que dice ese ordinal cuarto del Artículo 152 de la Constitución de la República: “El que haya sido Ministro, Viceministro de Estado o Presidente de alguna Institución Oficial Autónoma y el Director General de la Policía Nacional Civil, dentro del último año del período presidencial inmediato anterior”. De esto se desprende que cualquier ministro que lo haya sido durante el periodo de 2009 a 2014, y de 2014 a 2019, no podría presentarse como candidato para ejercer la Presidencia a partir de 2019.

El texto constitucional y el de la sentencia no dejan lugar a dudas. A esos funcionarios -que hoy expresan velada o públicamente su interés por convertirse en candidatos a la Presidencia- quizá les convenga darle una leída a este documento, antes de que la Sala, a través de un seguimiento de sentencia, les recuerde esta maldición que pende sobre ellos desde que aceptaron ser ministros.

 

*Malcolm Cartagena cuenta con 12 años de trayectoria en materia electoral. Ha participado como observador electoral certificado por la OEA y por el Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (CEELA) en varios países del mundo. Actualmente trabaja en el Tribunal Supremo Electoral, desarrollando capacitaciones y elaborando diversos materiales de divulgación electoral. Estudia Comunicaciones y es afiliado del partido FMLN. 

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad