Publicidad

Publicidad

Publicidad

  • 0
  • 4431

Transparencia

Otra ex primera dama en los juzgados

Víctor Peña

Ana Ligia Mixco Sol de Saca se retira del Centro Judicial Isidro Menéndez en la madrugada del martes 21 de febrero, tras finalizar la audiencia inicial contra 17 imputados vinculados en la fase dos del llamado ‘Caso Saca’. Están acusados de los delitos de lavado de dinero y asociaciones ilícitas, y la causa la ve el Juzgado Séptimo de Paz de San Salvador. La acompaña su hijo Gerardo Saca, quien no está siendo procesado. La ex primera dama está acusada de los mismos delitos que el resto de imputados; sin embargo, la Fiscalía General de la República solicitó para ella medidas sustitutivas a la detención, debido a un supuesto padecimiento médico que no fue divulgado en la audiencia, que duró más de 15 horas. Miguel Ángel Flores Durel, su abogado defensor, argumentó: "La presencia de ella es la prueba incontestable de sometimiento al proceso". Además, calificó como exagerada e injustificada la fianza de 500,000 dólares que pide la Fiscalía y sugirió una de 20,000 dólares. Flores Durel también leyó una carta que envió en su defensa el obispo castrense, Fabio Colindres, donde describe a Mixco Sol como una persona católica, prácticante de altos principios humanos y activa feligresa de la parroquia San Juan Bautista, ubicada en la capital. La juez, bajo el argumento del cansancio, obligó a la parte fiscal a no replicar los alegatos de la defensa, conformada en su conjunto por 28 abogados particulares. La juez convocó a las partes para el miércoles 22 de febrero a las 10 de la mañana; será entonces cuando comunique si los imputados pasan a la siguiente fase, y si permanecen detenidos o en libertad. Vista la postura de la Fiscalía para con Mixco Sol, su encarcelamiento luce muy poco probable.

Ana Ligia Mixco Sol de Saca se retira del Centro Judicial Isidro Menéndez en la madrugada del martes 21 de febrero, tras finalizar la audiencia inicial contra 17 imputados vinculados en la fase dos del llamado ‘Caso Saca’. Están acusados de los delitos de lavado de dinero y asociaciones ilícitas, y la causa la ve el Juzgado Séptimo de Paz de San Salvador. La acompaña su hijo Gerardo Saca, quien no está siendo procesado. La ex primera dama está acusada de los mismos delitos que el resto de imputados; sin embargo, la Fiscalía General de la República solicitó para ella medidas sustitutivas a la detención, debido a un supuesto padecimiento médico que no fue divulgado en la audiencia, que duró más de 15 horas. Miguel Ángel Flores Durel, su abogado defensor, argumentó: "La presencia de ella es la prueba incontestable de sometimiento al proceso". Además, calificó como exagerada e injustificada la fianza de 500,000 dólares que pide la Fiscalía y sugirió una de 20,000 dólares. Flores Durel también leyó una carta que envió en su defensa el obispo castrense, Fabio Colindres, donde describe a Mixco Sol como una persona católica, prácticante de altos principios humanos y activa feligresa de la parroquia San Juan Bautista, ubicada en la capital. La juez, bajo el argumento del cansancio, obligó a la parte fiscal a no replicar los alegatos de la defensa, conformada en su conjunto por 28 abogados particulares. La juez convocó a las partes para el miércoles 22 de febrero a las 10 de la mañana; será entonces cuando comunique si los imputados pasan a la siguiente fase, y si permanecen detenidos o en libertad. Vista la postura de la Fiscalía para con Mixco Sol, su encarcelamiento luce muy poco probable.

TE PUEDE INTERESAR
CONTENIDO RELACIONADO:

Publicidad

COMENTARIOS

  • 0
x