Imprimir

Honduras recurre a la ONU para hacer frente a los desplazamientos forzados por la violencia

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ayudará a Honduras a buscar una solución “integral” al desplazamiento forzado de personas y comunidades generado, sobre todo, por las maras.

ElFaro.net / Publicado el 14 de Marzo de 2017

 Students await to take classes at the Instituto Saul Zelaya high school in Tegucigalpa, on April 27, 2016. The Instituto Zelaya is under the control of the Mara 18 juvenile gang. Both the Mara 18 and the Mara Salvatrucha (MS-19) gangs try to recruit students in their intent to control the drug trafficking in Tegucigalpa. / AFP PHOTO / ORLANDO SIERRA
Students await to take classes at the Instituto Saul Zelaya high school in Tegucigalpa, on April 27, 2016. The Instituto Zelaya is under the control of the Mara 18 juvenile gang. Both the Mara 18 and the Mara Salvatrucha (MS-19) gangs try to recruit students in their intent to control the drug trafficking in Tegucigalpa. / AFP PHOTO / ORLANDO SIERRA

Tegucigalpa, HONDURAS. El gobierno de Honduras y Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) firmaron un acuerdo para “el diseño de una respuesta integral al desplazamiento forzado por violencia”, señaló en un comunicado oficial la entidad que forma parte del Sistema de Naciones Unidas.

La violencia provocada por las maras y también por el narcotráfico provocan el desplazamiento de ciudadanos en busca de lugares más seguros dentro del territorio nacional, aunque también es una de las principales causas de la migración de los hondureños hacia Estados Unidos y México.

El ACNUR recordó que su colaboración con una comisión gubernamental para la protección de desplazados permitió identificar en los últimos años a 174,000 personas desplazadas por violencia en 20 municipios urbanos del país.

Honduras tiene una de las tasas de homicidios más altas del mundo, con 60 asesinatos por cada 100,000 habitantes, casi nueve veces el promedio mundial de 6.7 por 100,000 establecido por la Organización Mundial de la Salud.

© Agence France-Presse