Imprimir

Alba financió a VECA a través de un paraíso fiscal

Justo cuando el gobierno del FMLN pedía a los grandes empresarios no sacar su dinero del país, Alba Petróleos, la empresa que manejan dirigentes del partido en el gobierno, sacaba hacia Curazao 33.4 millones de dólares. De ese total, volvieron 29.3 millones de dólares para financiar a la aerolínea de bajo costo VECA, en la que también están involucrados dirigentes efemelenistas y que suspendió operaciones en enero, dos años después de haberlas iniciado.

ElFaro.net / Publicado el 19 de Marzo de 2017

Vuelos Económicos Centroamericanos (VECA), la empresa que ha cerrado operaciones por problemas financieros y que despidió a unos 200 empleados sin pagarles la indemnización correspondiente, recibió 29.3 millones de dólares gracias a una triangulación de dinero entre Alba Petróleos de El Salvador y una compañía domiciliada en Curazao, una de las islas del Caribe consideradas paraísos fiscales.

Entre 2013 y 2014, Alba Petróleos prestó 33 millones 456 mil 364 dólares a El-Dia Corporation, N.V., una compañía inscrita en la isla caribeña. Según la Dirección General de Impuestos Internos del Ministerio de Hacienda de El Salvador, Curazao es uno de los 43 países o territorios "de nula tributación" fiscal. En esta lista están otras islas caribeñas como Islas Caimán o Bahamas (país donde operaba un banco relacionado con los cheques que Taiwán entregó al expresidente Francisco Flores) a las que se les considera paraísos fiscales por no cobrar impuestos a las cuentas bancarias y empresas de inversionistas extranjeros.

Después de recibir el dinero desde El Salvador, El-Dia Corporation regresó una parte de él para financiar las operaciones de la aerolínea. Entre 2013 y 2014, la empresa de Curazao prestó 29 millones 321 mil 784 dólares a VECA. Esto significa que de los 33.4 millones de dólares que salieron de Alba Petróleos, unos 4.1 millones de dólares quedaron en las cuentas de El-Dia Corporation.

El-Dia Corporation tiene por directora a una abogada salvadoreña que ha prestado sus servicios para Alba Petróleos y que ahora mismo es ejecutiva de la autónoma estatal responsable de la generación de electricidad, la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL).

Cuando VECA nació, en 2013, su director ejecutivo, Edgar Hasbún, negó que entre los accionistas que habían creado el fondo de inversión que hacía posible la nueva empresa estuviera Alba Petróleos. Sin embargo, solo hubiera bastado escarbar un poco para encontrar al conglomerado empresarial efemelenista disimulado tras una de las sociedades involucradas. La misma aerolínea, en un documento que presentó ante el Registro de Comercio, precisó que una empresa extranjera era la poseedora del 60 % de las acciones y, por lo tanto, "es la controladora" de la sociedad. Y esa compañía extranjera era El-Dia Corporation.

Oficinas centrales de VECA Airlines, ubicadas en el municipio de Santa Tecla. La compañía salvadoreña nació con financiamiento de Alba Petróleos de El Salvador, que para eso sacó al menos 33.4 millones de dólares hacia un paraíso fiscal, donde otra compañía se convirtió en la accionista mayoritaria de la aerolínea de bajo costo, que cerró operaciones en enero de 2017. / Foto El Faro: Víctor Peña
 
Oficinas centrales de VECA Airlines, ubicadas en el municipio de Santa Tecla. La compañía salvadoreña nació con financiamiento de Alba Petróleos de El Salvador, que para eso sacó al menos 33.4 millones de dólares hacia un paraíso fiscal, donde otra compañía se convirtió en la accionista mayoritaria de la aerolínea de bajo costo, que cerró operaciones en enero de 2017. / Foto El Faro: Víctor Peña

Contablemente, que esos 33.4 millones hayan emigrado hacia un paraíso fiscal significa que no deben pagar impuestos por las rentas que se deriven de ellos.

Desde el primer gobierno del FMLN, conducido por el presidente Mauricio Funes (2009-2014), la administración ha hecho reiterados llamados a los empresarios para que eviten sacar sus millones hacia otras naciones en detrimento de la necesidad de inversión que necesita El Salvador. Los llamados han persistido durante el actual gobierno de Salvador Sánchez Cerén, que desde 2016 atraviesa una crisis financiera que lo mantiene en situación de impago inminente. Por ahora, las estimaciones de la administración dicen que si no obtiene fondos frescos en los próximos dos meses, en junio le sería imposible cumplir todas sus obligaciones de pagos.

En enero pasado, unos días antes de que VECA cerrara operaciones por dificultades financieras, uno de los portales de la Presidencia de la República publicó una nota sobre "los peores paraísos fiscales del mundo", en cuya lista aparece en octava posición Curazao, "por orden de importancia".

El portal Transparencia Activa añade: "Esos paraísos fiscales se caracterizan por otorgar incentivos hasta del 0 % de impuestos a empresas extranjeras que guardan sus fortunas en esos países, así como tributaciones injustas, falta de compromiso para implementar iniciativas internacionales contra la evasión y elusión fiscal o la nula introducción de medidas para incrementar la transparencia financiera".

¿Por qué la empresa de Curazao no invirtió todo el dinero del préstamo de Alba Petróleos en la aerolínea? ¿En qué se utilizó ese dinero? "Es una respuesta que no puedo dar ahorita. No tengo los libros a la mano. Además, es una información que considero no debe ser pública porque son asuntos de la empresa", dijo Manuel de Jesús Durán Melgar, el administrador único de VECA.

Durán Melgar tampoco quiso detallar quiénes eran los accionistas de El-Dia Corporation y prometió que concedería una entrevista el viernes 17 de marzo. Ese día, el apoderado legal de VECA, Ricardo Roque, dijo que había sido delegado para dar las declaraciones, pero al final tampoco dio la entrevista.

En 2013, al inicio de su funcionamiento (aunque aún sin operar vuelos), el director ejecutivo de VECA, Edgar Hasbún, dijo a El Diario de Hoy que la inversión de la aerolínea era de 100 millones de dólares que se obtuvieron de un fondo creado por empresarios salvadoreños y extranjeros. Agregó que en ese grupo de accionistas no había ningún representante de Alba Petróleos. Los documentos revelan lo contrario. "Durante el ejercicio 2013, el 60 % de las acciones con derecho a voto de VECA fueron adquiridas por el El-Dia Corporation, N.V., por lo tanto esta sociedad se convirtió en la controladora", dice un documento que la aerolínea presentó al Registro de Comercio.

El dinero cambia de país y de empresa, no de bolsillo

Alba Petróleos es la empresa que crearon los alcaldes del FMLN en 2006 para importar combustible venezolano en condiciones blandas. La promesa de los efemelenistas fue invertir las ganancias en obras de beneficio social de los municipios miembros. El-Dia Corporation es una empresa creada el 21 de noviembre de 2000, con un capital de 6 mil dólares, que se dedica a “operar licencias de patentes y acuerdos, a poseer y tratar en bienes raíces”. También se define como una “institución de inversiones y empresa financiera”.

En 2014, Alba Petróleos prestó 26 millones 60 mil 932 dólares a El-Dia Corporation, N.V. De esa suma, El-Dia Corporation invirtió 24 millones 196 mil 580 dólares en VECA. Eso significa que 1.8 millones de dólares que salieron de El Salvador con la etiqueta de préstamo no regresaron. ¿Qué pasó con ese dinero? El jueves 9 de marzo de 2017, El Faro llamó a las oficinas de la compañía. “Está llamando a Curazao”, dijo la recepcionista, quien aclaró que las oficinas de El-Dia Corporation son, en realidad, local de una firma de abogados llamada The Table Management, dedicada a la creación de estructuras de corporaciones y negocios. “No hay nadie que pueda atenderle. No puedo darle ninguna información”, agregó.

En los paraísos fiscales suele haber despachos de abogados que se dedican a la creación de empresas de índole general que ponen a disposición del público. Ese recurso es usado por empresarios o inversionistas extranjeros que buscan la protección del anonimato para realizar sus operaciones, o que simplemente desean tributar menos que lo que deberían pagar en sus países de origen o que solo pretenden evadir impuestos o lavar dinero.

El de Curazao es solo uno de los negocios que Alba Petróleos tiene con empresas domiciliadas en paraísos fiscales. En Panamá, algunos dirigentes del FMLN crearon ocho empresas offshore que recibieron 290.6 millones de dólares. Las inversiones más importantes de Alba Petróleos en Panamá y Curazao ocurrieron en el 2014, año en que el presidente Salvador Sánchez Cerén pidió a los grandes empresarios "no sacar su dinero del país" para que el gobierno pudiera ayudar a los microempresarios.

La directora general de El-Dia Corporation es la salvadoreña Griselda Yanet Cornejo de de León. La ejecutiva de El-Dia Corporation en 2014 fue la notaria que elaboró documentos para Alba Alimentos, la compañía que preside José Luis Merino, uno de los principales dirigentes del FMLN; en 2015, Cornejo fue la apoderada de Alba Petróleos que presentó un amparo ante la Corte Suprema de Justicia para revertir una resolución del Ministerio de Hacienda que le ordenaba pagar el impuesto sobre la renta del ejercicio fiscal 2009. Ahora, Cornejo de de León trabaja como gerente administrativa de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL). El Faro intentó contactarla por teléfono, pero en su oficina dijeron que se encontraba en una reunión laboral.

La presencia de Cornejo en El-Dia Corporation evidencia, como en otros casos en que está involucrada Alba Petróleos, que el dinero puede cambiar de país y de empresas, pero que en realidad no cambia de bolsillo. En el caso de Alba Petróleos, los cientos de millones de dólares ciertamente salieron hacia Panamá y fueron usados para montar nuevas compañías, pero a cargo de ellas aparece el mismo puñado de dirigentes del FMLN o personas vinculadas a ellos.

Cornejo, además de ser la directora de la empresa en Curazao y ejecutiva de la CEL, fue notaria de VECA y secretaria de la directiva de la aerolínea entre noviembre de 2015 y septiembre de 2016.

Documento del Registro Comercial de Curazao que confirma que la salvadoreña Griselda Yanet Cornejo de de León dirige la compañía El-Dia Corporation.
 
Documento del Registro Comercial de Curazao que confirma que la salvadoreña Griselda Yanet Cornejo de de León dirige la compañía El-Dia Corporation.

El primer préstamo de Alba Petróleos a la empresa caribeña data de 2013, cuando prestó 7 millones 395 mil 432 dólares a El-Dia Corporation, pero de ellos, la compañía caribeña solo invirtió en VECA 5 millones 125 mil 204 dólares. 

VECA comenzó a operar vuelos hasta finales de 2014, y dos años después, no tiene aviones ni personal. El pasado 16 de enero anunció una suspensión de operaciones. Al día siguiente, el 17 de enero, el viceministro de inversión extranjera, José Luis Merino, dijo a El Diario de Hoy que la compañía "enfrentará un proceso de reestructuración en su modelo de negocios". Por ahora, VECA ha dejado de volar y ha despedido a más de 200 trabajadores que reclaman una indemnización.

Dos semanas después de que Merino habló de una reestructuración de la compañía, el 3 de febrero de 2017, su asistente Erick Geovanni Vega presentó su renuncia al cargo de administrador suplente de VECA. El pasado 16 de marzo, Vega confirmó a El Faro que había renunciado a la compañía, pero dijo que no podía conceder una entrevista por compromisos laborales.

Las renuncias a cargos importantes en VECA ocurrieron un mes antes de que los empleados denunciaran su despido sin indemnización. El pasado 2 de marzo los afectados cerraron la Carretera Panamericana para presionar por el pago de su dinero. "En vista de la falta de ética, de palabra y a los constantes incumplimientos de los directivos de VECA Airlines miembros activos del FMLN nos veremos en la necesidad de continuar con medidas de presión hasta que sean canceladas todas las obligaciones que tienen con los trabajadores", dijeron en un comunicado.

Cinco días después, el 7 de marzo, la Fiscalía General de la República (FGR) allanó las oficinas de VECA porque investiga a los directivos por el delito de apropiación o retención de cuotas laborales. Según la Fiscalía, la aerolínea descontó en concepto de AFP y Seguro Social 151 mil 238 dólares a los empleados, pero ese dinero no fue remesado a las instituciones correspondientes.

Durán Melgar, el administrador único de VECA, dice al respecto: "Estamos en un proceso de indemnización, estamos trabajando con el Ministerio de Trabajo y se le ha pagado aproximadamente al 50 por ciento de los empleados". El empresario calcula que ese porcentaje corresponde a unas 120 personas. "Estamos tratando de hacer los pagos lo más pronto que podamos. No le podría dar una fecha", dijo.