Imprimir

“La dirección del partido ha decidido cortar definitivamente con Nayib Bukele”

Las diferencias entre el alcalde de San Salvador y su partido, el FMLN, se han hecho insalvables y la dirección nacional ya ha decidido que si Nayib Bukele no renuncia, lo expulsará, privándolo de la postulación para reelegirse en el cargo en 2018. El secretario municipal efemelenista en la capital explicó esto el martes 12 de septiembre a sus compañeros de directiva, y reveló que el partido ya tiene "un plan B" para sustituir a Bukele.

ElFaro.net / Publicado el 13 de Septiembre de 2017

El partido FMLN está harto de los desencuentros con su alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, y está dispuesto a la posibilidad de perder el municipio capitalino en las elecciones de 2018. El secretario municipal del FMLN en San Salvador, Dagoberto Sosa, explicó este martes a los directivos de esa estructura, que la dirección nacional decidió romper con un político que los insulta, que los llama corruptos y que habla mal del presidente de la República.
 
El partido FMLN está harto de los desencuentros con su alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, y está dispuesto a la posibilidad de perder el municipio capitalino en las elecciones de 2018. El secretario municipal del FMLN en San Salvador, Dagoberto Sosa, explicó este martes a los directivos de esa estructura, que la dirección nacional decidió romper con un político que los insulta, que los llama corruptos y que habla mal del presidente de la República. "Lo mejor es que renuncie, ¿veá?, pero si no, se le expulsará", dijo Sosa. Foto de El Faro por Fred Ramos. 

La secretaría municipal del FMLN en San Salvador comunicó a sus directivos este martes 12 de septiembre, que el partido de izquierdas ha decidido romper su relación con el alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, quien por lo tanto no podría buscar la reelección en 2018 cobijado con la bandera efemelenista.

El secretario municipal, Dagoberto Sosa, informó a la estructura efemelenista que el partido está harto del "maltrato" por parte del empresario, y que en sustitución de Bukele para la alcaldía ya se piensa en la diputada Jackeline Rivera.

"El camino es cortar definitivamente con Nayib... hay una decisión unánime de la dirección del partido", fueron las palabras iniciales de Sosa, al hacer el anuncio. Minutos más tarde, esbozó las razones de la decisión: "Definitivamente no podemos continuar con Nayib: maltrata al partido, nos compara con Arena, nos dice corruptos y dice que no hay presidente. ¿Entonces qué más queremos?", pregunta, retóricamente.

Nayib Bukele en noviembre de 2012 en el estadio Cuscatlán, durante la presentación de Salvador Sáchez Cerén como candidato a a la presidencia de El Salvador. Foto El Faro/Mauro Arias
 
Nayib Bukele en noviembre de 2012 en el estadio Cuscatlán, durante la presentación de Salvador Sáchez Cerén como candidato a a la presidencia de El Salvador. Foto El Faro/Mauro Arias

El anuncio quedó registrado en un audio grabado por una persona que participó en la sesión, y que lo compartió con El Faro. Sosa dio a entender que aunque el FMLN ha optado por terminar la relación que comenzaron cuando Bukele fue el candidato a alcalde de Nuevo Cuscatlán en 2012, preferirían que este renuncie al partido. "Si renuncia es mejor, ¿veá? Pero si no renuncia va a haber que echarlo".

Tres fuentes del partido, incluidas dos personas que integran el Consejo Nacional del FMLN -la máxima autoridad permanente-, admitieron a El Faro que se ha tomado esta decisión, pero se rehusaron a comentarla y a que se les identifique. La otra fuente se limitó a aceptar que el audio es auténtico. El alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, dijo reconocer la voz de Sosa. "Creo que lastimosamente el audio solo demuestra lo que he venido denunciando: que sectores poderosos en el FMLN han decidido inhabilitarme, para que no pueda participar en las elecciones", comentó, vía mensaje de Whatsapp.

La reunión que presidió Sosa ocurrió en el inmueble que sirve como sede tanto para la estructura municipal como para la departamental de San Salvador, conocido por la militancia como "229". El 229 es un lugar casi legendario en el partido, porque ha sido escenario de las más intensas disputas por el control partidario, particularmente cuando surgieron los movimientos disidentes conocidos como "renovador" y luego el "reformista". Los primeros terminaron expulsados y literalmente vapuleados en un proceso exprés que ocurrió entre los años 2002 y 2003.

En esa misma casa, Sosa mencionó a sus compañeros de directiva, en tono de quien señala un agravante, que el alcalde incurre en gastos con los que el partido no está de acuerdo. Citó como ejemplo que Bukele tiene asesores extranjeros a los que paga 10 mil dólares. Agregó que el alcalde paga dos encuestas mensuales de 10 mil dólares cada una. Además, "él se la lleva de que no es corrupto, pero nosotros sabemos los métodos que utiliza para ganarse a la gente".

En el momento en que comenzaron a surgir las preguntas sobre quién surgiría en sustitución de Bukele, Sosa habló sobre la carta que el partido espera jugar. "¿Cuál sería la situación del próximo concejo municipal? ¿Y ya existe claridad de quién ocupará la próxima candidatura?", pregunta uno de los miembros de la secretaría. 

Sosa responde que el FMLN ya tiene una coalición inscrita en el Tribunal Suprema Electoral con el Partido Salvadoreño Progresista. Dadas las circunstancias, "se está viendo si es posible romperla... habrá que ver jurídicamente, no es cosa sencilla, pero esos serían pasos siguientes, esa es la situación". Luego, ante la evidente preocupación de sus compañeros, insiste en la justificación de la decisión: "¿Qué hacemos nosotros con un candidato que nunca ha querido nada con nosotros?" 

En ese momento, una mujer suelta otra pregunta: "¿Automáticamente ya nos quedamos sin candidato?" Entonces Sosa explica lo que han pensado hacer. "Ahí es donde echamos andar el plan B, el plan B hemos dicho que es Jackeline (Rivera). Por ahora ella va de candidata a síndica y subiría a candidata a alcaldesa... ya veremos en la parte legal cómo se cumple. Incluso podría ser otra persona y no Jackeline, según la ley, lo que prevalece el estatuto del partido..."

Luego, en un afán didáctico, Sosa bosqueja el poder que radica en el Consejo Nacional para tratar de resolver la situación: "Mientras no haya elección interna (para escoger un sustituto), el Consejo Nacional del FMLN puede tomar la decisión y nombrar nuevo candidato. Podría escoger a otra gente y que Jackeline Rivera continúe siendo la candidata a síndica, pero esos pasos los está discutiendo el equipo técnico jurídico, la dirección del partido". Como las inquietudes persisten entre su audiencia, Sosa añade: "Primero es que quede fuera Nayib, ese es el primer paso. Después vienen los subsiguientes pasos."

En el audio, Dagoberto Sosa dice a sus compañeros de estructura municipal que este miércoles harían el planteamiento oficial a las 19 secretarias municipales del departamento de San Salvador. "El municipio afectado somos nosotros", dice, en un momento en que el período legal de campaña para alcaldes aún está a cuatro meses de distancia, pero que también ya marca varias semanas de campaña no oficial. "La militancia de aquí es la que está a las expectativa”, agrega Sosa.

El Faro acudió este miércoles a la sede departamental, pero el acceso a la prensa estaba vedado para quienes no tuvieran previa autorización. Una de las personas que forma parte de la secretaría departamental reveló a este periódico que la sesión fue pospuesta hasta nuevo aviso por decisión de la secretaria departamental de San Salvador, Nery Bonilla.

Sosa, en su exposición ante sus compañeros, también dio a entender que la decisión de romper con Bukele se tomó al menos desde el sábado 9 de septiembre, en una reunión de dirección sobre la que no dio detalles. Esa sesión se produjo apenas al final de una semana que quedó marcada por el último choque entre el alcalde y su partido que trasciende al público, y que culminó con una denuncia de la síndica municipal, Xochilt Marchelli, contra Bukele, presentada ante la Fiscalía General. La síndica le acusa de violencia contra la mujer.

Esta última disputa está relacionada con la propuesta para financiar obras de recuperación del centro histórico de San Salvador. Bukele denunció a media semana que los concejales efemelenistas se habían unido a los del partido opositor Arena para bloquear el proyecto al negarse a votar en favor. Luego, Bukele terminó acusando a la síndica de ser la artífice del boicot.

El Faro preguntó al alcalde qué haría para la elección de 2018 si el partido lo expulsa. "Aún no lo sé", respondió. Y cuando se le preguntó si emprendería su propio proyecto partidario en busca de la reelección, repitió esa respuesta.

El secretario Sosa colgó las dos llamadas telefónicas que este periódico hizo a su celular. La diputada Jackeline Rivera tampoco respondió una llamada a su teléfono móvil.

Dagoberto Sosa es un antiguo militante efemelenista al que todos en su partido llaman Lucio, su seudónimo heredado de la guerra civil. En la campaña municipal pasada, Lucio sirvió de enlace entre el partido y el equipo de Nayib Bukele. Servía también de enlace con Nery Bonilla, la secretaria departamental.   

Aunque muchas parte de la grabación no se escuchan con claridad, sí se escucha con facilidad cuando el secretario municipal del FMLN manifiesta que si prescinden de Bukele como candidato, el partido puede perder la alcaldía. No obstante, dada la tensión permanente en la que viven con el alcalde, podría ser el mal menor. "Hasta cierto punto perder es ganancia. Si Bukele gana en la alcadía quien va a gobernar es la derecha. Gana el Frente, pero gobierna la derecha".

Una persona que integra la Comisión Política del FMLN se rehusó a ser tajante en responder si la decisión a la que aludió Sosa en la sesión del martes es reversible o no. Sí dijo que el largo enfrentamiento que el alcalde ha mantenido con su partido ha generado un nivel de desgaste tal que, por muy buen candidato que pueda parecer, en el partido creen que está condenado a la derrota en 2018, independientemente de si compitiera en representación del FMLN. "Lo que está claro es que ya sea que él siga o no de candidato, ya perdió su alcaldía", dijo. "Es que ya rebalsó el vaso porque ha golpeado la buena voluntad de la militancia", añadió.

Hizo referencia a la última batalla por la remodelación del centro histórico, cuando Bukele comunicó desde su cuenta de Twitter que algunos de los concejales efemelenistas se comportan como si fueran opositores areneros. "A muchos en el FMLN solo les falta cantar "El Salvador será la tumba donde los rojos terminarán" y ponerse el chaleco tricolor...", escribó Bukele, al parafrasear la marcha del partido Arena.

En la sesión del concejo de ese miércoles 6 de septiembre participó Luz Fonseca, concejal de Arena, quien reveló a El Diario de Hoy una de las frases que presuntamente Bukele dirigió a la síndica Xochilt Marchelli y que al parecer más indignación causó en el FMLN: "Llevate esta manzana a tu casa, bruja". El 8 de septiembre, la Secretaría de la Mujer del FMLN publicó un comunicado en apoyo a Marchelli en el que acusa al alcalde de violar la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres. En el comunicado el partido acusa a su alcalde de agredir a la síndica municipal.

Local 229, del partido FMLN, ubicado en la 9 Avenida Norte, en San Salvador. Foto: Víctor Peña
 
Local 229, del partido FMLN, ubicado en la 9 Avenida Norte, en San Salvador. Foto: Víctor Peña

Bukele dijo a El Faro que él no considera que toda la militancia del partido lo quiera fuera del FMLN. "Ese no es el deseo de las bases, ni de la militancia. Creo que es más el reflejo de un sector poderoso del FMLN que me quiere fuera del partido. Quién sabe qué negociación o intereses estarán detrás de todo esto", agregó en mensaje de Whatsapp.

Las diferencias de Bukele con su partido tienen ya casi cinco años de ventilarse en público, algo que ha sido posible porque el alcalde se ha encargado de que trasciendan. Y eso ha molestado al FMLN. En febrero de 2013, cuando el primer gobierno del FMLN intentaba recortar las atribuciones del Instituto de Acceso a la Información Pública, Bukele era alcalde de Nuevo Cuscatlán. En medio de ese debate sobre la propuesta de reformas a la Ley de Acceso a la Información Pública, el alcalde se pronunció desde su cuenta de Twitter en contra de la posición de su partido: "Sería un retroceso en la lucha contra la corrupción". Desde entonces Bukele ha reiterado su inconformidad con algunas decisiones o del gobierno o del partido, y ha llegado a preguntar si están en favor o en contra de la corrupción.

A finales de junio de 2016, Medardo González revisó los extractos de un chat de Whatsapp utilizado por el grupo de funcionarios más influyentes de la alcaldía de San Salvador, incluido el alcalde Nayib Bukele. Este había sido uno de los desencuentros más desafortunados. El jefe del partido leyó esos fragmentos de las conversaciones, y vio que la foto de perfil del grupo era una en la que aparecían él y el alcalde capitalino subidos en una tarima frente al edificio principal de la Fiscalía General, en la urbanización Santa Elena. En la foto, Medardo González parece perder su mirada en los ojos de Nayib Bukele. La foto fue motivo de chistes en el chat. "Ja ja ja Medardo te quería dar un beso... tiene cara de culero", bromeaba uno de los miembros del grupo. Y Nayib Bukele respondía con un "Ja ja ja" y después agregaba un emoticón en el que dos lágrimas brotan de los ojos de una carita amarilla que se carcajea.

Desde antes de ganar la alcaldía de San Salvador, Nayib ya había generado suspicacias en su mismo partido, donde muchos lo consideraban en realidad un representante de la derecha vestido de izquierdista. Lo mismo que Dagoberto Sosa comentó en la sesión de este martes.

Los episodios en que Bukele ha irritado al partido han sido numerosos. Uno de ellos ocurrió en octubre de 2014, cuando estaba haciendo campaña por la alcaldía capitalina, y Bukele apareció en una entrevista de televisión declarando que "el Sitramss es un error del gobierno". Apenas cuatro meses y medio después de que había iniciado uno de los proyectos insignia de los gobiernos del FMLN, y que estaba siendo bombardeado por la oposición, Bukele criticaba el Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss). 

El Sitramss también es un asunto ultrasensible para el FMLN porque a su cabeza está el ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, uno de los precandidatos presidenciales efemelenistas para 2019. Bukele nunca ha ocultado su interés en la posibilidad de ser candidato a presidente en 2019, así que Gerson Martínez ha sido un rival directo para sus pretensiones.