Publicidad

Columnas

Apenas he sabido este domingo que Ernesto Cardenal ha sido notificado por medio de una cédula judicial de que debe pagar 800 mil dólares en un proceso que le inventaron hace tiempo, cruzo la calle para irlo a ver. Somos vecinos hace tiempo. Esta casa es el único bien que Ernesto posee sobre la tierra, y nunca ha querido más. Cuando los jueces la subasten, no servirá de mucho para abonar esa deuda de inquina y odio que le cobran. No servirá que sepan que por su puerta entraron un día Günther...

Publicidad

Publicidad

Columnas

Joaquín A. Mejía Rivera

Columnas

Carlos Beristain y Claudia Paz y Paz / Documental Emily Pederson

Editorial

Columnas

Editorial

 CERRAR
Publicidad