Publicidad

EF Foto

En el 2012, María Teresa sufrió un aborto espontáneo en una fosa séptica, en su casa en San Salvador. Ella tenía 33 años y fue condenada a 40 años de prisión, acusada de homicidio agravado. Rivera aseguró que cuando sufrió el aborto no sabía que estaba embarazada, pero el juez que la condenó, José Antonio Flores, dedujo que no era creíble su versión, debido a que anteriormente ya había estado embarazada, y que por lo tanto ella había asesinado a ese otro hijo al lanzarlo a la fosa séptica,...

Publicidad

EF Foto

EF Foto

Marvin Recinos (AFP)

Publicidad

EF Foto

Foto Olivier Morin (AFP) / Texto Roberto Valencia

EF Foto

Marvin Recinos (AFP)

EF Foto

EF Foto

Foto Marvin Recinos (AFP) / Texto Roberto Valencia

 CERRAR
Publicidad