Publicidad

EF TV

¿Ya había advertido usted las hamacas que cuelgan desde lo alto del estacionamiento Morazán? ¿O el paso peatonal pintado a lo largo de toda una cuadra frente al Palacio Nacional de San Salvador? Los transeúntes del centro de San Salvador miraban sorprendidos aquellas hamacas, o quienes pasaban por la colonia Málaga se preguntaban por qué un hombre lanzaba piedras doradas al fondo del río. En Santa Tecla, niños e indigentes se unían para dibujar con yeso una red en el piso de un parque. Estas...

Publicidad

 CERRAR
Publicidad