Publicidad

El Ágora

Gustavito, el único hipopótamo del zoológico de San Salvador, murió este 26 de febrero, cuatro días después de que le propinaran una tunda con picahielos y piedras. Esta crónica explora el zoológico nacional: un león estresado, guacamayas que se arrancan las plumas, una querida elefanta que mató a dos cuidadores. La crónica es también un vistazo de la sociedad que tiene un zoológico como este.

Publicidad

 CERRAR
Publicidad