Publicidad

Funes y FMLN dispuestos a revivir cargo básico en telefonía

El mandatario dijo este jueves que ha logrado un acuerdo con las empresas telefónicas para reducir el cargo básico en la línea fija. El FMLN asegura que puede aceptar esa reducción en lugar de insistir en la eliminación total.

 
 

El decreto legislativo que eliminaría el cobro básico por telefonía fija parece encaminado a morir, ya que el presidente Mauricio Funes declaró este jueves 11 que favorece que se mantenga ese pago aunque en una versión reducida, y el FMLN, que se quedó solo en el tema, dijo que está dispuesto a apoyar una reducción en el cargo fijo.

Funes, quien acusó a su partido de ser "populista e irresponsable" por promover la eliminación del cobro, anunció que el próximo lunes 15 enviará a la Asamblea una propuesta en la cual pide se mantenga este cargo, pero con una “reducción considerable” en el recibo telefónico.

Esto significa que el presidente no vetará el decreto, que suponía quitar de tajo solo a la compañía CTE S.A. de C.V. más de 100 millones de dólares en ingresos anuales. “No estamos eliminando, en mi propuesta no estamos eliminando el cargo básico. Lo estamos reduciendo”, dijo Funes, que aseguró, además, que su réplica a la Asamblea busca homogenizar el cobro en El Salvador con los montos que las mismas empresas piden en el resto de la región centroamericana.

Con las observaciones al decreto legislativo que eliminó el cargo básico en los recibos telefónicos, aprobado el 21 de enero de 2010, Funes espera convencer a los diputados de todas las fracciones legislativas que apoyaron la medida, de que es importante no afectar las inversiones de las telefónicas en el país.

“Yo logré hablar con las empresas de telefonía, les persuadí de que si bien se habían modificado las reglas del juego, porque se había modificado los contratos; podíamos, en una adecuada gestión y en una negociación con los diputados de la Asamblea Legislativa, poder llegar a un acuerdo, de tal manera que si bien pueden verse afectadas, no lo suficiente o no tanto como para que decidan retirarse del país y afectarnos en términos de pérdida de empleo”, reveló el mandatario.

Hasta ahora, tanto la decisión de los diputados como la del presidente de rechazar el decreto se han argumentado sin mostrar cifras de ingresos y egresos de las operadoras telefónicas. Las telefónicas han optado por no expresar más que su desazón por el decreto aprobado por unanimidad.

Y aunque originalmente el FMLN dijo que mantendría su posición de derogar el cobro básico, ahora reconsidera esa posición. Funes pidió a los diputados que estudien con detenimiento una serie de beneficios que Casa Presidencial habría logrado sacarle a las telefónicas a cambio de reducir el cobro del cargo básico. “Estoy logrando reducir considerablemente el cargo básico y que las empresas telefónicas puedan dar algunos servicios adicionales al cobro de la tarifa básica”, dijo el presidente, quien pidió tiempo para conocer el monto de dicha reducción.

Actualmente, las telefónicas cobran 9.42 dólares de cargo básico por un servicio que según el FMLN -y el resto de fracciones que votaron la eliminación del cobro- no existe. Ese cobro ni siquiera pudo ser descifrado por el Superintendente de Telecomunicaciones, Luis Méndez Menéndez, quien admitió ante los diputados de la Comisión de Economía que no sabe con base en qué se formula.

El FMLN, que después de aprobar la medida fue el único partido que presionó a Funes de manera directa para que este sancionara el decreto, ahora dice estar abierto a estudiar la respuesta que entregue el mandatario.

El diputado Roberto Lorenzana, quien lideró el proyecto de eliminación del cargo básico en la fracción efemelenista, considera que la coyuntura actual les imposibilita tener asegurada una mayoría simple (43) para superar las observaciones del presidente Funes, o una mayoría calificada (56 votos) para rechazar un posible veto de Funes. El presidente ya descartó vetar, pero todo apunta a que devolverá el decreto con observaciones que en la práctica significarán eliminar la decisión legislativa.

El decreto se aprobó el jueves 21 de enero, y el lunes 25 el gobernante acusó de irresponsabilidad y populismo a su partido. Casi inmediatamente después, Arena, PCN y PDC declararon que se habían equivocado al apoyar la moción del FMLN.

"Hay que ver la correlación, este es un problema de correlaciones, pero si nosotros nos mantenemos en la misma posición y no tenemos los votos, entonces tenemos que valorar. Nosotros tenemos que ser flexibles”, dijo Lorenzana, al justificar su cambio de posición.

El legislador efemelenista asegura que la suya no es una bancada sumisa ante el Ejecutivo. Cuando se le preguntó si entonces insistirían en mantener el decreto, dejó claro que incluso están dispuestos a aplaudir el logro que anunció el mandatario. "Aquí ha habido una evolución. Cuando él hizo un discurso en contra de la medida, uno dice: la va a vetar. Pero después dice que no la vetará, y después dice que está negociando la reducción. Hay un cambio que tenemos que leerlo, apreciarlo incluso. Y si al pueblo que le va a tocar pagar 14 dólares, paga 4, nosotros aplaudimos eso. O paga 3 dólares o 2 dólares... ¿Y por qué no? Ojalá que sea lo de Honduras: 2 dólares. Nosotros tenemos que ser flexibles", dijo.

Funes aseguró que ya se reunió con algunos partidos políticos y que con el FMLN quien ha tenido pláticas sobre el tema ha sido el secretario de Asuntos Estratégicos, Franzi Hasbún. El mandatario, sin embargo, adelantó que se reunirá con el FMLN para explicarle las observaciones y su apuesta por mantener el cobro del cargo básico.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad