Publicidad

Presidente dice que Obama cabildeará un Fomilenio para la costa

El Salvador se postulará como candidato ante la Corporación Reto del Milenio para obtener un nuevo proyecto, parecido al que ya se ejecuta en la zona norte del país, pero esta vez con el propósito de desarrollar la costa. Barack Obama, presidente de la nación que administra los fondos, se comprometió a apoyar la candidatura salvadoreña, aseguró el presidente Mauricio Funes.

 
 

Barack Obama, presidente de Estados Unidos, apoyará a El Salvador en la búsqueda de nuevos fondos de la Corporación del Reto del Milenio (MCC, en inglés) para financiar un segundo proyecto de desarrollo económico en el país, anunció el presidente Mauricio Funes en cadena nacional este miércoles.

Funes detalló que sería la zona costera del país la beneficiada si se obtiene el dinero que la MCC destina a los países de renta media baja con mejor desempeño en ciertos indicadores sociales y económicos.

“Queremos que un segundo proyecto se destine al desarrollo de nuestra zona costera, que tiene una gran riqueza y un fuerte potencial productivo”, dijo Funes. “El presidente Obama se comprometió a apoyar nuestra candidatura”, agregó.

El Salvador ya cuenta con un proyecto financiado por la MCC: la carretera Longitudinal del Norte que incluye componentes para que la franja norte se desarrolle social y económicamente.

El Salvador fue elegido, en 2005, para recibir 461 millones de dólares y así financiar dicho plan, que fue diseñado hace un lustro por la desaparecida Comisión Nacional de Desarrollo (CND) y que retomó la Secretaría Técnica de la Presidencia durante la administración Saca. Para obtener los 461 millones, El Salvador tuvo que ganarle a otros proyectos presentados por otros países de renta media baja del mundo. Namibia y El Salvador fueron los elegidos.

El gobierno salvadoreño y la MCC constituyeron en 2006 la institución Fondo del Milenio (Fomilenio) para ejecutar el proyecto de la franja norte.

A cambio, El Salvador se comprometía a desempeñarse bien en más de la mitad de los 17 indicadores establecidos por la MCC y que medirían el rumbo del país. En el último informe, correspondiente a noviembre de 2010, la MCC evaluó a El Salvador con datos obtenidos del período 2008-2009 y concluyó que solo se habían aprobado 10 de los 17 indicadores.

Tras esa evaluación, el gobierno diseñó un calendario de dos años para mejorar. Y fue en una visita de seguimiento que la MCC hizo previo a la llegada de Obama que se supo de las intenciones salvadoreñas para agenciarse un segundo proyecto financiado por la MCC.

Lo anunció Casa Presidencial en un comunicado que emitió después que la comitiva de la MCC se reuniera con el equipo de Fomilenio para verificar el desempeño del país. “El buen desempeño del país y el cumplimiento del programa a 2012, según calendario, pueden facilitar que El Salvador sea acreedor de una segunda cooperación con fondos MCC”, rezaba el documento.

Ahora El Salvador pretende ganar su segundo proyecto Fomilenio y Funes detalló que la visión es que sea en beneficio de los 231 kilómetros de costa.

El coordinador de Centroamérica

El martes por la noche, durante una cena ofrecida por el presidente Funes a la familia Obama y a invitados especiales, el mandatario salvadoreño pronunció un discurso en el que hizo énfasis en su compromiso para acercar más el país a Estados Unidos.

Obama, precisamente, había anunciado durante su gira que pretendía acercarse a Latinoamérica. Funes lo escuchó y dijo durante la cena del martes que se comprometía a ser el líder en Centroamérica para fomentar esa unión.

“El (presidente Obama) ha planteado el desafío de fortalecer los lazos entre el pueblo de su país y el pueblo latinoamericano y nosotros aceptamos ese desafío y desde nuestra posición nos comprometemos a profundizar la unidad centroamericana, que es nuestra meta primera y que será un aporte a la propuesta de su administración”, dijo Funes a los invitados en Casa Presidencial.

Y un día más tarde, el miércoles, durante la cadena nacional, Funes insistió en el compromiso de liderar la unión centroamericana en concordancia con el interés de Washington. Recordó los 200 millones que Estados Unidos repartirá en Centroamérica para la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado y enfatizó que Obama lo había elegido para demostrar que esos fondos podían administrarse con eficacia y transparencia.

“Esa deferencia nos plantea una gran responsabilidad. Debemos continuar con nuestra labor de coordinación regional”, dijo Funes.

Y en cuanto a los Asocios para el Desarrollo anunciados por Obama y de los cuales solo cuatro países en el mundo serán receptores (entre ellos El Salvador), Funes ya habla de un calendario. Dijo que en junio se echarán a andar los primeros proyectos económicos en los que El Salvador y Estados Unidos serán los administradores.

Dichos proyectos saldrán de un diagnóstico que se finalizará en abril, detalló Funes, el miércoles. “Este es un plan global de inversiones, transferencias e innovación tecnológica que supondrá un verdadero salto al desarrollo, que traerá riqueza al país y empleo para nuestro pueblo”, dijo.

En su discurso en la televisión, Funes subrayó que para él, Obama considera a El Salvador un buen país para invertir e invitó a los empresarios salvadoreños a aprovechar la oportunidad de ser socios del desarrollo. El año pasado, Funes había tenido una controversia pública con Alfredo Cristiani, presidente del partido Arena, de oposición, quien había dicho que solo un loco se atrevería a invertir en El Salvador.

Publicidad
Publicidad

 

 CERRAR
Publicidad