Publicidad

Fallece ex presidente de Corte Suprema Eduardo Tenorio

Hace dos meses, la salud de este ex ministro de Relaciones Exteriores y ex ministro de Hacienda de la era democristiana hizo crisis. Este jueves los médicos declararon oficialmente su fallecimiento. El velorio y la sepultura serán el viernes en Montelena y Jardines del Recuerdo, respectivamente. 

 

 

 
 

Uno de los funcionarios más prominentes del país y con más experiencia en la esfera pública falleció la noche de este jueves después de dos meses de quebrantos de salud. Jorge Eduardo Tenorio, de 68 años, había sido hospitalizado en octubre pasado y falleció a las 9:30 de la noche de este jueves en el Hospital de Diagnóstico, de San Salvador.

“Con profundo dolor tenemos que comunicarles que este día 8 de diciembre de 2011 a las 9 y 30 de la noche falleció nuestro amado Jorge Eduardo Tenorio", dijo la familia doliente, en un comunicado.

Los restos del exfuncionario serán velados este viernes 9 de diciembre en Montelena, Bulevar Orden de Malta, en Antiguo Cuscatlán. La misa de cuerpo presente será a las 3 de la tarde de ese día, y el entierro ocurrirá en Jardines del Recuerdo.

Tenorio, doctor en jurisprudencia y ciencias sociales, ocupó diversos puestos en el gobierno y también se desempeñó como abogado de diversas compañías radicadas en El Salvador. Su carrera comenzó en junio de 1970, cuando se graduó de la Universidad de El Salvador.

Su primer puesto público fue como subdirector jurídico del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), al que llegó en junio de 1970. El cargo lo dejó ocho meses después y se dedicó a ofrecer sus servicios jurídicos por ocho años más. En 1977 fundó y fue decano de la facultad de derecho de la universidad José Matías Delgado.

En 1979, tras el derrocamiento del general Carlos Humberto Romero y con la llegada de la Junta Revolucionaria de Gobierno, Tenorio fue nombrado presidente de la Corte de Cuentas de la República, cargo que ocupó durante siete meses. Unos días antes, buena parte de los miembros civiles de la junta habían renunciado porque consideraron que el ente se había desnaturalizado.

Tenorio fue nombrado ministro de Hacienda, silla que ocupó durante casi tres años (mayo de 1980 a marzo de 1983). Entonces fue juramentado como canciller, cargo que ocupó hasta junio de 1985, cuando el país se encontraba en mitad de su guerra civil.

Desde entonces, ocupó otros cargos como el de ministro de la presidencia (coordinador del gabinete de gobierno), de junio de 1985 a noviembre de 1986, durante el gobierno de José Napoleón Duarte. Durante el quinquenio de Duarte también fue presidente del Instituto Nacional del Café y ocupó un cargo en la Fundación Obrero-Empresarial Salvadoreña (FOES).

Dentro del ámbito judicial, comenzó como vocal del Consejo Nacional de la Judicatura en 1993, cargo que ocupó durante dos años, hasta que fue nombrado presidente de la institución. Fue el titular hasta 1996. Luego, la Asamblea lo nombró presidente de la Corte Suprema de Justicia, cargo que desempeñó entre 1997 y 2000. Fue en este período cuando la Fiscalía lo acusó de haber entorpecido investigaciones sobre secuestros cometidos por la guerrilla y en los que el principal investigado era el líder histórico del FMLN Shafick Hándal.

Tenorio cumplió los nueve años como magistrado de la Corte: entre 2000 y 2006 fue magistrado propietario de la Sala de lo Constitucional. Su experiencia le valió para que incluso en el reciente tira y encoge entre los diputados y los magistrados constitucionalistas, los legisladores mandaran llamarlo para escuchar su opinión. Tenorio era de la opinión que gustara o no gustara, los diputados debían obedecer las sentencias emanadas de la Sala. 

Desde que dejó el Poder Judicial, el exmagistrado se dedicó a ejercer el derecho de manera liberal, así como lo había hecho entre 1970 y 1979 y entre 1988 y 1993, períodos en los que ocupó cargos corporativos en empresas privadas y en los que atendió su propio despacho.

En agosto pasado, Tenorio presentó una solicitud ante la Asamblea Legislativa para que los diputados lo consideraran para el puesto de presidente del Tribunal de Ética Gubernamental que quedó acéfalo desde la retirada de Lizette Kury de Mendoza. Tenorio había sido, entre junio de 2006 y mayo de 2010, miembro propietario de la Comisión Iberoamericana de Ética Judicial.

También fue miembro de la carrera diplomática en situación de disponibilidad desde 1986.

Tenorio fue abogado de las empresas Adoc y de Quiñónez Hermanos, una empresa dedicada a la industria automotriz. También impartió clases en la Universidad Francisco Gavidia, en la Universidad de El Salvador y en la Universidad Centroamericana (UCA).

Quizás el período más difícil que afrontó Tenorio como funcionario fue el que lo mantuvo trabajando con el gobierno de Duarte, una administración acosada por la guerrilla, con un agresivo sector empresarial en contra y con una economía postrada.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad