El último atuendo de los desaparecidos

Fred Ramos

 
Publicidad
Trabajo ganador del premio World Press Photo 2014. La Esperanza está en los detalles. Pese a los miles de casos registrados en los últimos años, el Estado carece de una política de búsqueda de desaparecidos o de atención a los familiares. Sin esa política, son esporádicas y sui generis las coordinaciones entre la Policía, la Fiscalía y el Instituto de Medicina Legal (IML) para atender el drama de las familias errantes que buscan a sus huesos. En los últimos dos años, el IML ha puesto atención al problema, pero los enfrentamientos entre la Corte Suprema de Justicia y la Asamblea Legislativa han paralizado un proyecto que intenta crear un banco genético con las muestras de ADN de las osamentas reaparecidas para compararlas con las de las millares de personas que buscan a sus parientes. Mientras ese proyecto se concreta, Raymundo Sánchez, del Equipo de Antropología Forense del IML, se ha dedicado a resguardar en su archivo personal los datos de las osamentas y las imágenes de la ropa de los reaparecidos. Su esperanza es que por medio de la vestimenta los familiares pidan a la suerte que les ayude a reconocer a sus desaparecidos por medio de camisas, calzones, faldas, zapatos, calzoncillos, pantalones... En este fotorreportaje se omite el lugar preciso del hallazgo de las prendas por razones de seguridad de las familias de las víctimas. El fotoperiodista Fred Ramos tomó estas fotografías -que aparecieron publicadas originalmente en septiembre de 2013- que este viernes 14 de febrero de 2014 fueron galardonadas con el primer premio del World Press Photo 2014, en la categoría de "Historias de la vida cotidiana". En el certamen participaron 5,754 fotógrafos de 132 países del mundo, que presentaron a concurso casi 100 mil imágenes. Fred Ramos quiso Este trabajo, publicado originalmente en septiembre, fue galardonado con el primer lugar en la categoría de historias de vida cotidiana, en el concurso World Press Photo 2014. World Press Photo es una organización que promueve la excelencia en la fotografía documental y en el fotoperiodismo a escala mundial, y fue fundada hace 59 años, en Holanda. Ramos es el segundo fotoperiodista galardonado con el World Press Photo. En 2009, Lissette Lemus ganó la misma categoría, pero en la modalidad de una sola imagen. "La importancia de este trabajo es que muestra el fenómeno de los desaparecidos desde ellos mismos, desde las víctimas", dice Ramos, de 28 años. El jueves ya estaba enterado de que había llegado a la última fase del certamen. "No pude dormir nada anoche", confiesa este viernes, ya aliviado y alegre.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad