Publicidad

Tribunal Supremo Electoral declara presidente electo a Salvador Sánchez Cerén

Una semana después de que se proclamara ganador, el candidato del FMLN fue declarado presidente electo este domingo por los magistrados del Tribunal Supremo Electoral, mientras el opositor partido Arena sigue reclamando fraude en la elección del presidente para el quinquenio 2014-2019. Los cinco magistrados del TSE firmaron la resolución después de declarar improcedentes los recursos de Arena, que pedía anular la elección.

Sergio Arauz

 
 

Tras una reunión de casi cuatro horas, los cinco magistrados titulares del Tribunal Supremo Electoral firmaron la noche de este domingo 16 de marzo el acta de resultados definitivos que hace oficial el triunfo de los candidatos del FMLN, partido que por segunda vez gana la presidencia de la república y que por primera vez lleva al poder a un excomandante guerrillero, Salvador Sánchez Cerén.

“Declárese electo como presidente de la República al señor Salvador Sánchez Cerén y declárese como vicepresidente electo al señor Óscar Ortiz, ambos para el período del 1 de junio de 2014 al 1 de junio de 2019”, dijo el presidente del TSE, Eugenio Chicas, minutos después de las 9 de la noche.

Chicas había comenzado su lectura a las 8:45 p.m., en conferencia de prensa. El acta de escrutinio final -finalizado a las cero horas con 15 minutos del jueves- leída deja firmes los resultados de la elección presidencial, que tuvo que resolverse en dos rondas, pues en la primera, ocurrida el 2 de febrero, ninguno de los cinco candidatos obtuvo la mitad de los votos más uno. El 9 de marzo, en segunda vuelta, Arena y FMLN se enfrentaron y hasta este momento el partido de derechas sigue sin reconocer la derrota y durante toda la semana fue haciendo reclamos, que también fue cambiando a medida que transcurrieron los días.

Sánchez Cerén ganó la elección en segunda ronda con la mayor votación que ha logrado un presidente en la historia de El Salvador: 1 millón 495 mil 815 votos, es decir, el 50.11 % del total de votos válidos. Arena obtuvo 1 millón 489 mil 451 votos, que también es un caudal superior en 135 mil votos a la votación que recibió en 2009 Mauricio Funes cuando el FMLN ganó la primera competencia presidencial de su historia.

El 9 de marzo hubo, además, 19 mil 579 votos nulos, 9 mil 915 abstenciones y 3 mil 198 fueron impugnados. En total, 3 millones 16 mil 958 salvadoreños acudieron a las urnas, es decir, un 61 % de los salvadoreños aptos para votar.

Con una ventaja de 6 mil 364 votos, y debido a que había solo 3 mil 198 impugnados, Arena no podía echar mano del recurso de pedir la revisión de cada uno de los votos impugnados, pues aunque todos esos sufragios fueran adjudicados al candidato arenero, no le permitirían superar la desventaja.

Arena, sin embargo, se ha pasado toda la semana exigiendo que se abran las urnas y se revise todas las boletas de votación. La última versión del fraude que dieron los areneros fue la expresada el viernes, cuando dijeron que hay un testigo, un presunto custodio de una penitenciaría, que dijo haber visto cuando salieron del penal de Apanteos decenas de reos y volvieron posteriormente con el dedo manchado de tinta en señal de que habían emitido el sufragio.

En la misma jornada de trabajo de este domingo, antes de la reunión de las 4 de la tarde, los magistrados del TSE escucharon las declaraciones de tres testigos que presentó el partido opositor como sustento para su petición de anular la elección.

El partido Arena presentó seis peticiones diferentes al Tribunal Supremo Electoral. Una fue desestimada por haber sido presentada fuera del tiempo de ley, y el resto fueron rechazadas debido a que los magistrados del TSE resolvieron que las pruebas presentadas como sustento no confirmaron que existió fraude o que existen motivos para anular la elección y convocar a una nueva jornada de votación. “Hemos resuelto no ha lugar, puesto que no se configuran los supuestos para declarar nulidad de la elección”, dijo Eugenio Chicas minutos antes de empezar a leer el acta que declaró presidente y vicepresidente electos a Sánchez Cerén y a Ortiz, respectivamente.

El viernes pasado, el partido Arena difundió vídeo donde se observa a un hombre encapuchado y con el uniforme que usan los agentes que custodian los Centros Penales de todo el país. Este hombre relata que un número determinado de internos salieron a votar y que algunos reclusos hasta hicieron chistes al respecto. “En todos los penales salieron, ellos decían que fueron a votar por el Frente, que iban a lograr su objetivo que eran los beneficios: visitas íntimas más larga, flexibilidad en los registros, más flexibilidad”, dice el hombre encapuchado en el vídeo.

Los magistrados del Tribunal Supremo Electoral escucharon la declaración de tres testigos, sin embargo, aún no es pública. “Hasta que no se resuelva finalmente no se podrán revelar detalles”, dijo Chicas al principio de la tarde. La audiencia, afirmó el magistrado Walter Araujo, se realizó ante la presencia de algunos delegados de la Organización de Estados Americanos, OEA.

Al final de la jornada, todos los magistrados presentes determinaron que ninguno de los elementos presentados por el partido opositor es prueba suficiente para determinar que sistemáticamente se obstaculizó las votaciones, como sostiene otro de los recursos presentados por Arena.

El partido opositor, según la ley electoral, tiene 3 días para presentar un recurso para pedir o denunciar irregularidades en el acta final del escrutinio. En caso de que no exista motivos suficientes para anular dicha acta, el Tribunal Supremo Electoral publicará en el diario oficial los resultados que dan por ganadora a la fórmula presidencial del FMLN.

El Faro intentó obtener una postura de la oficina de prensa de la fórmula presidencial de Arena, llamó al teléfono del presidente del Coena, Jorge Velado y al vicepresidente de ideología del partido, Ernesto Muyshondt. Sin embargo, hasta el cierre de esta nota no había respondido a dicha petición.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad