Imprimir

Fiscalía se desdice sobre el reporte de operación sospechosa contra expresidente Flores

Efren Lemus

Aunque el fiscal general en más de una ocasión dijo que la institución que preside tenía en su poder un reporte de operación sospechosa (ROS) contra el expresidente en relación con un millonario donativo de Taiwán, el juez del caso recibió un documento en que los fiscales aseguran que en realidad no tienen dicho documento. Solo tienen un informe de inteligencia que "erróneamente ha sido confundido con un ROS".

ElFaro.net / Publicado el 30 de Noviembre de 2014

Francisco Flores el día 5 de septiembre 2014 cuadno apareció en el Juzgado Primero de Paz de San Salvador después de estar prófugo de la justicia. Foto Mauro Arias
 
Francisco Flores el día 5 de septiembre 2014 cuadno apareció en el Juzgado Primero de Paz de San Salvador después de estar prófugo de la justicia. Foto Mauro Arias

“El reporte de operación sospechosa entró el 23 de septiembre (de 2013), aun cuando las investigaciones se referían a octubre de 2003 y abril de 2004 (…) Esto lo debería de venir a explicar el Fiscal General y no estarle haciendo yo el trabajo”, dijo el expresidente Mauricio Funes durante la entrevista Frente a Frente, el 30 de enero pasado, en referencia a su denuncia pública contra el expresidente Francisco Flores, quien guarda detención preventiva acusado de delitos de corrupción por el manejo de millonarios donativos de Taiwán.

Funes aseguraba que un reporte de operación sospechosa (ROS) elaborado por The International Bank of Miami y remitido a una instancia del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos involucraba al expresidente Flores (1999-2004) en el desvío de 10 millones de dólares de la cooperación taiwanesa.

Una semana antes de que Funes reiterara en la entrevista Frente a Frente la existencia del ROS, el fiscal general de la República, Luis Martínez, se había referido ya a ese mismo documento que, explicaba, estaba en manos de la institución. “Él (Mauricio Funes) sabe que desde que recibimos el ROS, nosotros iniciamos una investigación, el 7 de octubre del año pasado”, dijo en una entrevista que concedió a El Diario de Hoy.

Hace 10 meses, el fiscal general confirmó la existencia del ROS, pero ahora la Fiscalía dice que el ROS contra el expresidente Flores no existe. “Vale decir, que El Salvador en ningún momento ha recibido Reporte de Operación Sospechosa alguno, contrario a lo que se ha venido manejando por muchos sectores del país, por lo cual mediante el presente escrito aclaramos, que lo que realmente se emitió y que es de lo que conoce la Fiscalía General de la República es un informe de inteligencia”.

Esa fue la respuesta que los fiscales de la Unidad de Investigación Financiera (UIF) dieron a Levis Italmir Orellana, el juez a cargo de la etapa de investigación judicial contra el expresidente Flores por el desvío de 15 millones de dólares de un donativo de Taiwán (peculado y enriquecimiento ilícito) y por no asistir a una cita de la Comisión Especial de la Asamblea Legislativa que investigaba el caso (desobediencia de particulares). Los fiscales hablan de que "muchos sectores del país" se referían al ROS, y esos sectores incluían al mismo fiscal general.

La primera vez que el juez Orellana pidió el ROS fue el 23 de mayo de 2014. Pasaron los días, pasaron los meses y los fiscales no presentaron el documento. A finales del pasado octubre, el juez ordenó por segunda vez la entrega del ROS y, entonces, la respuesta de los fiscales ha sido que “en ningún momento” recibieron el ROS.

Esta es una parte del documento que la Fiscalía presento al juez Levis Italmir Orellana. El documento consigna que
 
Esta es una parte del documento que la Fiscalía presento al juez Levis Italmir Orellana. El documento consigna que "en ningún momento" los fiscales recibieron un Reporte de Operación Sospechosa contra el expresidente Francisco Flores.

El ROS está en Estados Unidos

The International Bank of Miami calificó como sospechosa una operación financiera que tenía como protagonista al expresidente Flores. Según la respuesta que la Fiscalía salvadoreña dio el mes pasado al juez Orellana, el banco generó un ROS que fue remitido a la Red de Lucha Contra Crímenes Financieros (FinCen, por sus siglas en inglés), dependencia del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Los fiscales dicen que luego de recibir el ROS, FinCEN elaboró un informe de inteligencia y fue este documento el que compartió con la Unidad de Investigación Financiera (UIF) de la Fiscalía salvadoreña, la instancia que investiga el delito de lavado de dinero. En otras palabras, la Fiscalía reconoce que existe un ROS en Estados Unidos, pero que no ha sido remitido a El Salvador. El documento no consigna si los fiscales ya lo solicitaron oficialmente.

“No es cierto que quien recibe el Reporte de Operación Sospechosa sea la Unidad de Investigación Financiera de la Fiscalía General de la República de El Salvador, ya que quien lo recibe en realidad como ya se dijo es FinCen, quien ante el mismo genera un informe de inteligencia, que es el que se remite a la Unidad de Investigación Financiera de la Fiscalía, y que muchas personas confunden denominándole “Reporte de Operaciones Sospechosas”, cuando en realidad se trata de un informe de inteligencia financiera”, reza el documento.

Todos los bancos tienen un oficial de cumplimiento que tiene la obligación de reportar las operaciones financieras sospechosas a la autoridad que investiga el lavado de dinero. El ROS es un formulario que reporta como sospechosa una transacción bancaria cuando la cantidad y la frecuencia con que se realiza no armonizan con las características del perfil del cliente o de la trayectoria de su negocio.

Los querellantes de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (Fespad) pidieron que ese documento fuera agregado al expediente judicial contra Flores porque es el fundamento para calificar como sospechoso el cobro de cuatro cheques a nombre del expresidente Flores, por un monto de 10 millones de dólares. El dinero se depositó en una cuenta bancaria de Costa Rica a nombre del Centro de Estudios Políticos Dr. José Antonio Rodríguez Porth, un organismo dirigido por personas que han sido miembros prominentes del partido Arena. Ese dinero luego fue transferido, según la Fiscalía, a una cuenta bancaria del partido Arena, en El Salvador, con la que se supone que se financió la campaña presidencial de Antonio Saca (presidente de El Salvador de 2004 a 2009).

Hasta ahora, la Fiscalía ha sido cuestionada, particularmente por miembros del partido de izquierdas FMLN, por la presunta tibieza con que ha abordado el caso contra Flores. Flores fue el tercer presidente de la República surgido de las filas del partido de derechas Arena, y hasta una semana antes de la elección presidencial de febrero pasado, fue el principal asesor de campaña del candidato arenero Norman Quijano. Otros, sin embargo, han reclamado al fiscal que no haya procedido contra Antonio Saca.

El fiscal general, Luis Martínez, es una persona que tuvo relación profesional con Flores en los años pasados. El Faro reveló en febrero pasado que Martínez y Flores tienen en común cinco episodios en que sus vidas profesionales se encontraron empujando hacia la misma causa. Martínez se ha limitado a reiterar que él hará cumplir la ley.

Las contradicciones del fiscal Martínez

La idea de que la Fiscalía ha tenido en sus manos el ROS no ha sido una creación de personas ajenas a la institución. “Lo que pasa es que los ROS no son documentos que deben darse a conocer (…) no son documentos que se ocupan en juicios, las pruebas son otras que ya están en el proceso. Si la defensa y los querellantes no entienden eso, ya es problema de capacidad técnica profesional que puedan tener”, dijo el fiscal general Luis Martínez, el miércoles pasado.

Las declaraciones de Martínez discrepan con el documento que los fiscales presentaron al Juzgado Primero de Instrucción, la instancia que procesa al expresidente Flores.

El documento afirma que cuando un oficial de cumplimiento reporta una transacción irregular, inconsistente o que no guarda relación con el tipo de actividad del cliente, lo reporta a la UIF para que se investigue la legitimidad de las transacciones de la persona reportada. Ese documento preelaborado, conocido como ROS, a la larga sí se puede utilizar como prueba ante un juez.

“El oficial de cumplimiento está facultado para enviar reporte de operación sospechosa (ROS) a la Unidad de Investigación Financiera (UIF), sin transgredir el secreto bancario, quien se encargará de resguardarlo en todo momento. Los ROS solo podrán ser enviados a la UIF o ser requeridos por un juez estrictamente para efectos judiciales”.

A propósito de la información que recibió de FinCen, en octubre de 2013, la Fiscalía elaboró un informe que detalla las tres razones por las que The International Bank of Miami reportó la operación: la primera, que existía una contradicción para justificar la operación, ya que se manifestó que el dinero era para financiar la campaña política del beneficiario de los cheques (lo que no era posible, porque Francisco Flores no se podía reelegir).

El pasado octubre, El Faro publicó que los 10 millones depositados en Costa Rica se transfirieron a una cuenta del Coena, la máxima autoridad del partido Arena. Desde esa cuenta, el dinero se movió a otras cinco cuentas del partido Arena para financiar la campaña presidencial de Elías Antonio Saca. Otra parte de los cheques salió a nombre de personas cercanas al expresidente Saca como su exsecretario privado, Élmer Charlaix.

La segunda justificación de la operación bancaria reportada a FinCen fue que el dinero era para financiar el Instituto Libertad y Progreso, institución gubernamental que trabaja por legalizar terrenos a familias de escasos recursos. El documento es escueto y no señala cuánto tiempo transcurrió entre la primera y la segunda versión del destino del dinero. La tercera razón del ROS era lo sospechoso del destino del dinero porque el valor de los cheques se dispuso que fueran depositados a una cuenta a un banco de Bahamas, el cual es un paraíso fiscal.

Un mensaje para el expresidente Funes

En sus declaraciones a la prensa el pasado miércoles, el fiscal general Luis Martínez calificó de “irresponsables” las revelaciones que el expresidente Mauricio Funes hizo sobre los donativos de Taiwán. Martínez dijo que el país se arriesga a una sanción de FinCen por revelar un documento confidencial. “Lamentablemente el expresidente Funes reveló ese documento y nos ha metido en graves dificultades (…) no se puede llevar al público como lo hizo de forma irresponsable el expresidente Funes”, dijo.

Ahora la Fiscalía alega que lo que hay es un informe de inteligencia, y ese, dicen los fiscales, también tiene carácter de confidencial por la Ley de Lavado de Dinero y Activos. En el documento presentado al Juzgado los fiscales citan un artículo de esa ley que podría jugar contra el expresidente Funes. “El que revelare, divulgare o utilizare en forma indebida la información, que los sujetos sometidos al control de la presente ley están obligados a informar a la UIF de la Fiscalía, será sancionado con prisión de tres a seis años”. Un párrafo después, los fiscales rematan que cuando “el cometimiento de las infracciones sean por un funcionario, empleado o autoridad pública se agravará (la condena) hasta en una tercera parte del máximo”.

El énfasis sobre la confidencialidad de los documentos facilitados por FinCen llega justo cuando el juez Orellana ha ordenado que se cite por segunda vez al expresidente Mauricio Funes para que rinda su declaración. “Debido a que a la fecha no se ha incorporado al proceso la entrevista del ciudadano Carlos Mauricio Funes Cartagena, se encomendará por segunda ocasión, se gestione en sede fiscal su entrevista".

La petición de entrevistar al expresidente Funes fue hecha por los querellantes de las oenegés Fespad de Iniciativa Social para la Democracia porque consideran que "es importante que rinda su declaración sobre su conocimiento de los hechos delictivos investigados (…) porque mientras fungía como presidente de la República fue quien hizo del conocimiento público la existencia del Reporte de Operación Sospechosa emitido por The International Bank of Miami”. El pasado miércoles 26 de noviembre, el juez Orellana ordenó que la Fiscalía entreviste al expresidente Funes.