Imprimir

FMLN y Arena concilian a un exfiscal de carrera para sustituir a Luis Martínez

Sergio Arauz Gabriel Labrador Nelson Rauda Zablah

El exfiscal de carrera Douglas Arquímides Meléndez se convirtió en el ungido de los dos partidos con más votos en la Asamblea Legislativa y fue el único, según la Comisión Política de la Asamblea, que aparecía en la lista de todos los partidos. Con el decreto que anuncia su elección, la Asamblea descartó la reelección del abogado Luis Martínez como fiscal general.

ElFaro.net / Publicado el 5 de Enero de 2016

 

Douglas Arquímides Meléndez Ruiz se juramento este miércoles 6 de enero como Fiscal General (2016-2019) de El Salvador. Foto: Fred Ramos
 
Douglas Arquímides Meléndez Ruiz se juramento este miércoles 6 de enero como Fiscal General (2016-2019) de El Salvador. Foto: Fred Ramos
 

El partido de gobierno y el principal partido de oposición en El Salvador conciliaron un nombre de una lista de más de 60 aspirantes al cargo de Fiscal General de la República y este martes 5 de enero, junto a los partidos Gana, PDC y PCN acordaron que el abogado Douglas Arquímides Meléndez Ruiz será quien conduzca a la FGR para el periodo 2016-2019. 

Meléndez Ruiz es un abogado de 49 años que tiene sobre sus espaldas 16 años de carrera en la Fiscalía (1990-2006). Desde 2007 (último gobierno de Arena) hasta la fecha (en el segundo gobierno del FMLN) ha trabajado para la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), y hasta este 5 de enero se desempeñaba como gerente legal de la institución.

Aunque Meléndez Ruiz también gozó del beneplácito de los partidos Gana, PCN y PDC en el seno de la Comisión Política que este martes anunció el acuerdo para votación, el desentrampe hubiese sido imposible sin la venia de los dos partidos mayoritarios en la Asamblea Legislativa, dado que sus votos son necesarios para alcanzar la mayoría calificada (56 de 84 votos) que necesita la elección del Fiscal General. Imposible además, sin el curioso giro que desentrampó la elección: el FMLN no puso ningún reparo a la que se perfiló como la candidatura favorita de la bancada tricolor. Seis diputados de Arena consultados por El Faro aseguran que la candidatura de Meléndez Ruiz era la favorita de un total de 10 cartas en la negociación. 

Para algunos, como el diputado Juan Valiente, la sorpresa incluso abre rendijas para el asombro o la duda. "Nos sorprende que el FMLN haya apoyado nuestro primer candidato", dice Valiente.

El lunes 4 de enero, por la tarde, fue el diputado Mario Ponce, del PCN, quien habló de Douglas Meléndez como el próximo fiscal general. Según dijo a El Faro, tenía el currículum, experiencia y lo más importante: estaba en la lista de favoritos de Arena y FMLN. “Es un técnico, no tiene antecedentes con ningún partido político, él va a ser”, decía este pecenista a las 3 de la tarde del lunes.

Un día antes de que se hiciera público, un diputado del FMLN que estuvo en las negociaciones, explicó a El Faro que el nombre de Meléndez no era el primero en su lista de favoritos, pero lo veían como potable. “No puedo confirmar si está en nuestra lista, no creo que esté, pero lo vemos potable”, dijo el lunes por la tarde este diputado, quien pidio el anonimato como condición para hablar. 

Un día después, a la hora de definir las cartas del FMLN sobre la mesa de negociación, el diputado Santiago Flores del FMLN mencionó los primeros nombres de su lista de favoritos y, por último, mencionó el nombre de Meléndez. “Nuestra última propuesta es Douglas Meléndez”, dijo en la Comisión Política que acordó nombrar como fiscal a un exfiscal anticorrupción. Los primeros nombres que leyó fueron el del juez que envió a juicio al expresidente Flores, Miguel Ángel García Argüello; al exfiscal electoral Juan Gilberto Cardona, y a los abogados Héctor Hernández Turcios, Pedro Cruz, Rosa Ávalos y José Brizuela.

En la tarde de este martes, la cuenta oficial de la Asamblea Legislativa en la red social Twitter difundió las frases de los cinco jefes de bancada de los cinco partidos políticos representados en la Asamblea. Destacan, entre todas, las de los jefes de fracción del FMLN, el partido en el poder, y de Arena, el principal partido de oposición.

"Estamos contentos porque uno de los nombres que incorporarmos en nuestra lista está practicamente en todas las listas. Creo que es una señal clara no solo para elegir, sino para toda la ciudadanía que en medio del debate pudimos ponernos de acuerdo. ¡Nosotros estamos listos!", fue la frase de Medardo González, del FMLN.

Sobre este acuerdo, las palabras de Alberto Romero, de Arena, llevan el mismo tono: "Fue un esfuerzo, desde la subcomisión hasta todo el equipo que nos apoyó, y creo que al final estamos logrando algo unánime, que era lo importante como mensaje para el pueblo salvadoreño".

El acuerdo de votar por Meléndez Ruiz, un exfiscal con 16 años de trayectoria en la institución, se tomó en la Comisión Política de la Asamblea Legislativa con el voto de representantes de todos los partidos políticos. Hasta este martes al mediodía, según representantes de Arena, no existió ningún acercamiento en la Asamblea entre los dos partidos mayoritarios.  Sin embargo, antes de la cita pactada para la 1 de la tarde en la Comisión Política, el diputado Ernesto Muyshondt, de Arena, asegura que en su partido se enteraron a través de filtraciones de diputados de otros partidos, y en las redes sociales, que el nombre de Douglas Meléndez -que estaba en su lista- también estaba en la lista de los demás partidos. 

Ernesto Muyshondt, diputado de Arena que llevó las negociaciones por el cargo de fiscal general, explicó que al menos uno de los nombres de su lista de 10 personas estaba también en la lista del FMLN. ¿Está Douglas Arquímedes Meléndez?, preguntó El Faro al diputado de Arena. “Sí, está en nuestra lista y entendemos que está en más listas”, respondió.

La Comisión Política se reunió minutos antes de las 2 de la tarde de este martes. Cada partido expuso su lista de entre 7 y 10 candidatos, y el único que fue mencionado en la lista de cada una de la instituciones políticas fue Douglas Meléndez Ruiz. A eso de las 2 de la tarde, fue votado por unanimidad por todos los diputados de la comisión.

La elección de Meléndez Ruiz se da con un mes de retraso. El último fiscal, Luis Martínez González, dejó el cargo el 4 de diciembre y para ese entonces los partidos políticos no habían podido ponerse de acuerdo en escoger un sustituto, y más bien, el nombre del exfiscal seguía sonando fuerte como para un segundo mandato.

Para el 16 de diciembre, los partidos políticos manejaban con mucho hermetismo los nombres de sus candidatos predilectos. Los diputados de Arena, por ejemplo, se reunieron ese día pero lo único que revelaron es que habían reducido a 10 sus candidatos favoritos, entre los que ya no se encontraba el de Luis Martínez.

La figura del exfiscal Martínez se convirtió durante un mes en una sombra que empañó el proceso de elección y sembró discordias al interior de Arena y el FMLN. En Arena incluso generó una revuelta y enfrentamientos entre diputados que avalaban la reelección de Martínez y otros, como los primerizos Ricardo Velásquez-Parker y Johnny Wright Sol, que incluso desafiaron a sus compañeros de bancada y les dieron a entender de que no apoyarían un segundo periodo para una figura cuestionada. "Quien vota por un corrupto es corrupto", dijo Wright Sol en alusión a Martínez. En la red social Twitter, Velásquez-Parker reclamó al exjefe de bancada de Arena, Donato Vaquerano, quien todavía mantenía viva la opción del exfiscal. "A mí me vale sorbete en la lista de quién está (Martínez)", escribió Velásquez-Parker con dedicatoria a Vaquerano, quien había declarado en un programa de radio, a mediados de diciembre, que "Luis Martínez está en nuestra lista". 

Douglas Arquímides Meléndez Ruiz, Fiscal General (2016-2019). Foto: Fred Ramos
 
Douglas Arquímides Meléndez Ruiz, Fiscal General (2016-2019). Foto: Fred Ramos

Quizá el llamado al cese al fuego de Arena haya surgido el 13 de diciembre, cuando el presidente del partido, Jorge Velado, declaró en un programa de televisión que el exfiscal Matínez lo estaba chantajeando para que Arena votara por la reelección. Tres días más tarde, según relataron a El Faro al menos cinco diputados que estuvieron en una reunión interna celebrada el 16 de diciembre, Velado y la fracción de su partido acordaron cesar los enfrentamientos públicos por la figura de Martínez y pedirse disculpas entre aquellos que se sintieran ofendidos. "Al final, lo que se discutió fue que había que modular las expresiones en redes sociales", es la conclusión que sacó el diputado Donato Vaquerano, uno de los que dijo haberse sentido agraviado por los comentarios de Velásquez Parker y otras personas en redes sociales.

En esa reunión la fracción de Arena acordó elaborar su lista de 10 candidatos, entre quienes estaba también el nombre de Douglas Arquímides Meléndez. Y por si fuera poco, su nombre estaba entre los cinco candidatos con mayor apoyo en la fracción. Pero Luis Martínez, aun cuando no estuviera en la lista, seguía gozando el apoyo de un grupo de diputados.

En el FMLN, los desencuentros en la bancada antes una eventual reelección de Martínez se manejaron bajo la mesa, y solo el diputado Guillermo Mata Benett fue el único en hacer pública su postura de rechazo a esa posibilidad, todavía en diciembre de 2015. El 21, fue el alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, quien salió a denunciar que también había recibido presiones de Luis Martínez para que él intercediera ante su partido por esa reelección. Bukele, el alcalde estrella del partido de gobierno, incluso advirtió al FMLN que si reelegían a Martínez como fiscal él dejaría el partido. 

Las sospechas en ambos partidos tenían un fuerte asidero. La idea de acercar posturas entre ambos portidos por la reelección de Martínez tenía que ver con la aparición de un cónclave de empresarios interesados en ese escenario. El 27 de diciembre un grupo de poderosos empresarios todavía apoyaba al exfiscal Luis Martínez. ¿Qué poder lo mantuvo tan fuerte? El de los empresarios Tomás Regalado, Francisco Calleja, Enrique Rais y José Luis Merino, principal rostro de los negocios de Alba Petróleos El Salvador.

Muyshondt le aseguró a El Faro que ese escenario era un rumor levantado por lobbistas de Martínez y aclaró que toda la bancada había abandonado la idea de la reeleción. Ponce, del PCN, también lo descartó: “Ya está quemado, no creo”, comentó el diputado. Lorena Peña, diputada presidenta de la Asamblea Legislativa, también confirmó que los rumores de la posible reelección del exfiscal Martínez eran falsos.

El nuevo fiscal trabajó con los gobiernos de Saca y Funes

La trayectoria de Douglas Arquímides Meléndez Ruiz  como fiscal de carrera inició en 1990, en un El Salvador que todavía estaba en guerra y en una institución famosa por hacer la vista a un lado en los casos  por violaciones a los derechos humanos vinculados a las fuerzas del Estado. En eso primeros años, Meléndez formó parte de la unidad de delitos especiales, famosa por dirigir el caso contra 20 militares salvadoreños acusados del asesinato de seis sacerdotes jesuitas y dos empleadas domésticas, perpetrado en 1989. 

Luego de los acuerdos de paz, firmados en 1992, Meléndez se convirtió en una de las figuras claves dentro de una Fiscalía que se caracterizó por combatir a bandas armadas surgidas de los remanentes de excombatientes de la exguerrilla y del ejército que encontraron en los secuestros una vía rápida para obtener dinero.

En su trayectoria, Meléndez fue jefe fiscal en Zacatecoluca, La Paz, y más tarde fue uno de los fundadores de la Unidad Anticorrupción y Delitos Complejos, y jefe de la División de la Defensa de los Intereses del Estado. El nuevo fiscal tiene experiencia en casos de corrupción: dirigió la investigación contra Carlos Perla por el caso en ANDA y también participó en la investigación por el desfalco en FINSEPRO/ INSEPRO.

En 2006, con la llegada del fiscal general Garried Safie, Meléndez salió de la FGR y entre febrero de 2006 y junio de 2007, trabajó en la administración de Antonio Saca -cuando era presidente por ARENA- como jefe de la División de Fiscalización, en la Dirección General de Aduanas. Desde 2007 hasta la fecha, trabaja en la gerencia legal de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), unidad que dirige desde abril de 2015. 

El nuevo fiscal estudió su carrera en la ULAES entre 1984 y 1990, y fue una de las personas que el exfiscal general Belisario Artiga asignó para la investigación de los títulos irregulares de abogados en 2001. Aunque su carrera universitaria pueda sonar a una contradicción, dado que la ULAES fue una de las universidades más investigadas por otorgar títulos irregulares, uno de sus compañeros de trabajo exime a Meléndez de cualquier fallo. "Es uno de los pocos títulos sin problemas que logramos encontrar en la Universidad de las Américas (ULAES)", dice Roberto Vidales, el fiscal especial que dirigió esa investigación.

Según Vidales, Meléndez puede "poner en orden los asuntos administrativos de la Fiscalía, puesto que los conoce muy bien". La FGR empezó 2016 como una institución con 1,825 empleados, tiene en proceso de construcción un edificio central de $44.8 millones, la obtención de un seguro médico privado para empleados.

A diferencia del exfiscal, Luis Martínez, Vidales ve en Meléndez a un funcionario incapaz de gritarle a un periodista "respetá al fiscal", como sí lo hizo el exfiscal Luis Martínez. Meléndez "es una persona educada, que tiene no solo un barniz de buenos modales sino que realmente tiene buenos modales. No espera que le rindan pleitesía por el cargo de fiscal", opina Vidales.

¿Cuál es la Fiscalía que encuentra el nuevo fiscal?

Meléndez hereda unas de las fiscalías más atareadas del mundo, en un país en el que se cometen 309 delitos diarios, según datos que recogió la misma institución entre junio de 2014 y mayo de 2015. En términos de homicidios, 2015 vio a El Salvador coronarse como líder mundial en asesinatos con 6 mil 557 homicidios (una tasa 103 homicidios por cada 100 mil habitantes). 

En la Fiscalía, según datos de la institución, cada fiscal tiene, en promedio, una carga de 408 casos y se les asignan 165 casos nuevos al mes.

En 2016, Meléndez tendrá que terminar casos de corrupción que inició su antecesor, como el juicio contra el expresidente Francisco Flores o contra el exministro de Obras Públicas Jorge Nieto, por corrupción en la construcción de la carretera Diego de Holguín. Además, un rosario de cerca de 200 casos de corrupción recogidos por el gobierno del expresidente Mauricio Funes que apuntan a irregularidades cometidas en las gestiones de los últimos gobiernos de Arena.

Quizá el reto más grande de Meléndez sea el de quitar de la FGR el peso de una institución incapaz de combatir la impunidad, al punto que hasta Estados Unidos, principal socio comercial de El Salvador, sugiera para el país una Comisión Internacional Contra la Impunidad como la que logró la destitución del presidente de Guatemala Otto Pérez Molina, acusado de corrupción en  aduanas.