Publicidad

Fiscal promete "investigación seria" de la tregua y pide declaración del expresidente Funes

El nuevo Fiscal General vuelve a desmarcarse de Luis Martínez, y esta vez lo hace revisando una de las batallas favoritas del exfiscal, quien llamó al proceso "tregua hipócrita". Douglas Meléndez dice que en la FGR lo que hay es una investigación "incipiente" y él promete, en cambio, una "investigación seria", que arranca citando al expresidente Mauricio Funes, jefe del gobierno que negoció con las pandillas la reducción de homicidios a cambio de beneficios carcelarios.

 
 

 

Douglas Arquímides Meléndez Ruiz, Fiscal General (2016-2019). Foto: Fred Ramos
 
Douglas Arquímides Meléndez Ruiz, Fiscal General (2016-2019). Foto: Fred Ramos

 El fiscal general Douglas Meléndez ha llamado a declarar al expresidente Mauricio Funes, el jefe del gobierno que negoció con las pandillas reducir los homicidios a cambio de beneficios carcelarios, en el inicio de un proceso que él mismo promete como una "investigación seria", desligada de las pesquisas que hiciera su antecesor, Luis Martínez, y que Meléndez calificó como "incipiente" y llena de "indagaciones aisladas". 

"Como es sabido de la población y de ustedes, este tema tiene mucho tiempo de venirse manejando y citando a estas personas. Las anteriores administraciones de la Fiscalía han venido manejando que se estaba haciendo una investigación de la tregua. Nosotros en este momento vamos a hacer una investigación seria sobre el tema y sí le vamos a dar una respuesta a la población. Creo que la población sí se merece una respuesta en este caso", dijo Meléndez. 

La tregua, un proceso que inició en marzo de 2012 con el traslado de líderes de las pandillas Mara Salvatrucha 13 y las dos facciones del Barrio 18 (sureños y revolucionarios) desde el penal de máxima seguridad de Zacatecoluca hacia otros penales con menores restricciones, produjo una reducción drástica de los homicidios de 14 a 5.6 diarios. Esta reducción, sin embargo, no logró que la opinión pública se decantara a favor del proceso, que desde su nacimiento fue torpedeado por el exfiscal Martínez, que incluso llegó a llamarla "tregua hipócrita" antes de anunciar que la investigaría.

Meléndez, que plantea haber encontrado muy poco sobre las investigaciones que se hicieran en la gestión de Martínez, ha convocado al expresidente Funes para que rinda declaración este 3 de febrero, a las 2 de la tarde, y esta será la primera vez que el ministerio Público exija a Funes certezas sobre su participación en la tregua. En la era Martínez, por la FGR desfilaron los principales protagonistas del proceso, menos el exmandatario. 

Munguía Payés (hoy ministro de Defensa) y Mijango declararon por el caso en junio de 2014, en la oficina fiscal de Santa Elena. A principios de ese mismo año -pocas semanas antes de la elección presidencial que ganó Salvador Sánchez Cerén- se filtraron audios de otras entrevistas que la Fiscalía realizó a otros funcionarios como el exviceministro de Seguridad, Douglas Moreno, en el que ya revelaban algunas de las concesiones realizadas a pandilleros durante la tregua. Sin embargo, ninguna de estas declaraciones ha sido utilizada, hasta la fecha, en un proceso judicial.

En los últimos dos años de su gobierno, Funes siempre intentó desligarse de la tregua, y sostuvo que su gobierno simplemente fue "facilitador" de un proceso liderado por las propias pandillas y mediado por el excomandandte guerrillero Raúl Mijango y capellán del ejército, Fabio Colindres. Sin embargo, según revelaron a El Faro David Munguía Payés (y los principales mediadores, Colindres y Mijango), Funes siempre estuvo al tanto de cada parte del proceso de negociación.

En la entrevista que la FGR le hará a Funes, los fiscales tendrán la oportunidad de encararlo sobre su involucración real en el proceso, y sobre la contradicción que hay entre su versión de los hechos y las vinculaciones que plantearon Munguía Payés y los mediadores.  

"Estamos examinando la investigación incipiente que nos hemos encontrado porque venimos desde hace año y medio escuchando que había una investigación. Hoy que la revisamos con mi equipo lo que encontramos son ciertas indagaciones aisladas en diferentes expedientes. Eso es lo que vamos a unificar", dijo Meléndez en la mañana del martes 2 de febrero, en una reunión en la Cancillería salvadoreña.

En la era Martínez, la FGR llevó a juicio a otro de los mediadores: el sacerdote español Antonio Rodríguez, conocido como "Padre Toño". Rodríguez fue el interlocutor elegido por Ricardo Perdomo (hoy Superintendente del Sistema Financiero), ministro de Seguridad que sucedió a Munguía Payés en esa cartera, cuando la Sala de lo Constitucional determinó que un militar no podía estar al frente del ministerio de Justicia y Seguridad Pública. Rodríguez fue acusado y condenado por introducir objetos ilícitos a centros penales, y posteriormente fue expulsado del país. La determinación del exfiscal Martínez por lograr condenas contra la tregua y sus operadores lo llevó a utilizar llamadas privadas de Rodríguez para enseñarlas a su entorno eclesial y diplomático y presionarlo para obtener una confesión. Este es el proceso del que el nuevo fiscal Meléndez ha desdeñado.

Pese a que la tregua - y sus mediadores- fueron uno de los blancos favoritos de Luis Martínez como fiscal, Meléndez aseguró que ha encontrado una investigación dispersa y desorganizada al respecto. "Nosotros sí vamos a hacer una investigación seria. Nos vamos a tomar el tiempo suficiente para ahondar en el caso ya que nos hemos encontrado indagaciones aisladas y separadas que no nos llevan a conclusiones concretas", explicó Meléndez.

 

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad