Imprimir

Condado de Florida cierra caso contra Enrique Rais y DEA continúa investigación

Héctor Silva Ávalos

El alguacil William Snyder de Florida desistió de un proceso civil que, con ayuda de la Agencia de Control Antidrogas de Estados Unidos (DEA) y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), abrió contra el empresario salvadoreño Enrique Rais. Como consecuencia de la petición del policía, la jueza Bárbara Bronis cerró el caso civil abierto para asegurar el decomiso de cuatro aeronaves de Rais, en tres de las cuales dos perros antinarcóticos encontraron restos de droga. El siguiente paso, dicen fuentes cercanas al caso, es que el empresario recupere sus aviones. Según la revista Factum, la DEA mantiene abierta su investigación. El Faro republica esta nota con autorización de Factum.

ElFaro.net / Publicado el 16 de Junio de 2016

El pasado 10 de junio el alguacil Snyder pidió a la corte del condado Martin, en Florida, que desestimara el caso civil que había introducido el pasado 22 de abril por sospechas de irregularidades en los registros de propiedad de cuatro aeronaves del empresario salvadoreño Enrique Rais. Snyder pidió, en abril, que el tribunal asegurara el decomiso de tres aviones y un helicóptero, en dos de los cuales perros antinarcóticos habían encontrado restos de narcóticos, como constó en documentos judiciales.

“El peticionario… notifica a la corte su solicitud de desestimación voluntaria del caso citado arriba”, dice el documento firmado por Snyder y por uno de sus abogados, Glen R. Theobald, en referencia al proceso civil número 16-446CA de petición de decomiso de las aeronaves matrículas N4488N, N440KM, N585PA y N54HT, propiedad de compañías relacionados con Rais en los Estados Unidos.

Tras recibir la petición de Snyder, el viernes pasado, la jueza asignada al caso, Bárbara Bronis, dio por cerrado el proceso civil y así lo notificó públicamente el mismo 10 de junio. Según Factum, fuentes cercanas al proceso consultadas en Estados Unidos por la revista el siguiente paso es que Rais inicie la recuperación de los tres aviones y el helicóptero que le habían sido decomisados. 

La revista  consigna que habló en Washington con dos fuentes del gobierno federal de los Estados Unidos, quienes con condición de anonimato por no estar autorizados a comentar investigaciones en proceso, confirmaron que Rais sigue siendo sujeto de interés de la DEA y que las investigaciones en torno a él continúan abiertas.

La primera reacción de Rais en El Salvador fue pública en una nota del sitio web La Página. “Este día se han retirado todos los cargos, después de que se revisaran todos los datos e informes de laboratorios y que confirmaran en un 100% de que nunca hubo presencia de drogas, ni de trazos de cualquier otra sustancia ilícita en las aeronaves”, dijo Rais a La Página.

No obstante, una funcionaria de la oficina del alguacil Snyder aseguró que los únicos exámenes realizados para detectar la presencia de narcóticos en los aviones de Rais fueron las sesiones en las que dos perros antinarcóticos del condado de Martin olfatearon rastros en los aviones N440KM y N54HT. No hubo pruebas posteriores que refutaran lo hallado por los canes.

“No se practicaron más exámenes después de que los perros alertaron”, aseguró vía correo electrónico Christine Weiss, portavoz de la oficina del alguacil de Martin County.

Caso por aviones aún sigue pendiente en El Salvador

Los aviones que el alguacil de Martin pidió decomisar, en el caso que hoy él mismo ha desestimado, también aparecen nombrados en un proceso administrativo abierto por el Tribunal de Ética Gubernamental en El Salvador a propósito de la relación que Rais sostuvo con el abogado Luis Martínez cuando este último era fiscal general de la República, y cuando sobre el empresario pesaban acusaciones de administración fraudulenta y estafa.

El principal pleito legal del que Rais era protagonista cuando Martínez fue fiscal es uno por 25 millones dólares relacionados a la empresa Manejo Integral de Desechos Sólidos de El Salvador (MIDES), la empresa público-privada de recolección de basura. Rais ha acusado a dos de sus ex socios en MIDES, los canadienses Franco Pacetti y Matteo Pasquale, de extorsionarlo. Los extranjeros, por su parte, aseguran que Rais los estafó.

Otro de los acusados por Rais es el abogado Mario Calderón, quien en 2012 era uno de sus principales asesores y luego se pasó a trabajar con los canadienses. A partir de entonces, Calderón enfrentó cinco procesos judiciales abiertos por la fiscalía de Martínez. El abogado está preso, pero la semana pasada la Corte Suprema de Justicia determinó que su detención fue ilegal.

Mientras Martínez fue fiscal, Rais no perdió ninguno de sus casos. Y mientras fue fiscal, Martínez viajó varias veces en los aviones N440KM y N54HT, en el que los perros de Florida encontraron rastros de narcóticos. También viajaron ahí el líder del FMLN, José Luis Merino, y varios dirigentes de la empresa Alba Petróleos.

Hasta el lunes 13 de junio, la investigación del TEG sobre los viajes del ex fiscal en los aviones de Rais permanecía estancada.