Imprimir

“¿Cree que si el fiscal fuera mi amigo habría pedido la detención de mi clienta?”

Nelson Rauda Zablah

El magistrado Óscar López Jerez acepta que estuvo en una reunión en la que dijo a un empresario, dos peritos y un abogado que había pedido un favor al exfiscal general Luis Martínez y que este lo había concedido. El Faro tiene en poder un audio en el que López Jerez cuenta que el favor era que no pidiera la detención contra su clienta, acusada de evadir más de $14 millones en impuestos. Ahora él niega haber tenido algún tipo de influencia sobre Martínez, a quien en el audio lo llama su "amigo". 

ElFaro.net / Publicado el 9 de Septiembre de 2016

Óscar López Jerez, al centro, captado mientras ingresa a la Asamblea Legislativa, el 1 de junio de 2016, para escuchar el informe del segundo año del presidente Salvador Sánchez Cerén. Foto: El Faro.
 
Óscar López Jerez, al centro, captado mientras ingresa a la Asamblea Legislativa, el 1 de junio de 2016, para escuchar el informe del segundo año del presidente Salvador Sánchez Cerén. Foto: El Faro.

El lunes 29 de diciembre de 2014, en unas oficinas ubicadas en el Bulevar Merliot, en Antiguo Cuscatlán, cuatro personas escucharon cuando el entonces abogado Óscar Alberto López Jerez dijo que el fiscal general Luis Martínez era su "amigo", y que por eso había logrado influir para que la Fiscalía favoreciera a su clienta, en un caso de evasión de impuestos por 14.4 millones de dólares.

A punto de cumplir su primer año como magistrado de la Corte Suprema de Justicia, López Jerez contesta una llamada en la que El Faro le pregunta por aquella reunión, en la que él le aseguró a sus interlocutores que influyó para que la Fiscalía no pidiera la detención de su defendida, Bertila Ponce de Olmedo. Luis Martínez, a decir del magistrado, aceptó. La reunión se llevó a cabo dos meses después de la audiencia inicial de ese caso de evasión. Efectivamente, Ponce no fue enviada a prisión preventiva.

Confrontado con lo que dijo hace dos años, el magistrado niega, primero, y luego contesta preguntas con preguntas. Trastabilla, pero finalmente ofrece su versión de cómo sucedieron los hechos. Incluso justifica el favor que le pidió al exfiscal porque consideró injusta la detención contra su clienta, acusada de evadir el pago de unos 14 millones de dólares. Hacia el final de la entrevista, López Jerez asegura que esta es la primera denuncia que ha recibido en su contra. Ese puede ser el caso en la Fiscalía, pero en la sección de Investigación Profesional de la Corte Suprema, López Jerez tuvo una denuncia por incumplimiento de obligaciones profesionales. Un cliente aseguró que López Jerez "no hizo nada más que cobrar y el agraviado tuvo que defenderse por sí mismo". La explicación del magistrado fue que el cliente fue condenado por estafa y que, cuando cumplió la pena, le pidió que denunciara a todos los jueces que lo condenaron. López Jeréz se negó y por eso el cliente se enojó con él. La Corte exoneró a López de esa acusación el 18 de junio de 2015. Tres meses más tarde, los diputados de la Asamblea Legislativa desestimaron este caso y lo eligieron como magistrado de la Sala de lo Civil. 

El Faro tiene en poder el audio de aquella conversación, y aunque en ella no hay más revelaciones sobre la afinidad entre López Jerez y el exfiscal Martínez, no es difícil rastrear cuáles fueron algunos de los puntos de encuentro entre ambos, antes de aquella reunión en la que uno habla del otro con el convencimiento de ser su "amigo". Hace muchos años, las carreras judiciales de Óscar Alberto López Jerez y Luis Antonio Martínez González corrieron en paralelo, aunque con algunos traslapes. Ambos se graduaron de la universidad Alberto Masferrer: López Jerez en 1988, Martínez dos años después. A finales de los noventa, ambos eran parte del mismo bufete jurídico, junto a Arturo Ramiro Méndez Azahar, exministro de Justicia. Ambos compartían también la aspiración de ser funcionarios. Jerez fue electo como consejal suplente del Consejo Nacional de la Judicatura en 2010, Martínez fue electo fiscal general dos años después.

Hasta hace dos años, López Jerez no tenía problemas en admitir su amistad con Luis Martínez, el exfiscal general actualmente encarcelado, acusado de tres delitos. Sin embargo, en esta entrevista telefónica, López Jerez pone en tela de juicio esa relación de amistad.  El magistrado se defiende argumentando que el requerimiento fiscal sí pedía la detención de Ponce, aunque él tambien sabe que al final logró evitar medidas preventivas. "¿Cree que si el fiscal fuera mi amigo habría pedido la detención de mi clienta? ¿Verdad que no?", dice López Jerez. Además, se encomienda a Dios para que se descubra la verdad de las cosas.

En 2014 usted era defensor de la señora Bertila Tenorio, acusada de evadir el pago de unos 14 millones de dólares en impuestos. Hay una denuncia en la que se plantea que usted llamó al exfiscal Luis Martínez para pedir que se ordenara que se cambiara la petición de detención.

¿Ah? ¿El qué? No...

Eso que le digo.

¿Y qué me están denunciando a mí?

Sí, hay una denuncia interpuesta en la Fiscalía y hay un audio de una reunión del 29 de diciembre de 2014, cuando usted estuvo en las instalaciones de ALMAPA en Merliot.

¿En las instalaciones de dónde dice?

ALMAPA.

Ah... ¿Y me grabaron, hey?

Sí.

¡Je! Qué gente, va. En esa reunión me acuerdo yo que el dueño de ALMAPA me habló un poquito fuerte. Pero mire, ¿y ustedes han hablado con la niña Bertila?

No, pero...

No, pero mire, esa es una gran injusticia que está haciendo la niña Bertila, que yo la considero como mi mamá. Todavía le dije yo: mire no me vaya a meter en ninguna cosa que ni se parezca, va, porque hasta donde yo sabía... ¡ay! Es que es largo el tema. ¿Donde está usted?

Yo estoy en El Faro, y necesito su versión.

Pero mire, Nelson, yo le quiero decir algo: Lo que pasa es que fijese que eso de dar entrevistas por teléfono es un poco fregadón porque después cambian las cosas. Fíjese que esto es así, mire, Nelson: Ahí hay que tener cuidado de no tener problema yo con los otros señores, va. Con las otras personas que están ahí. Pero mejor se lo voy a decir escuetamente así: Me parece una gran injusticia, y tengo de testigos al licenciado Calix, es el abogado que estaba con la niña Bertila y yo, y habían otros abogados más que quien los contrató es la niña Bertila, ahí nada que ver conmigo. Entonces, y cuando de repente, porque nosotros solicitábamos que a la niña Bertila no le fueran a decretar la detención, a capturarla vea…

Usted le pidió eso al fiscal general.

No, no, péreme. Es que fue así. Nosotros por escrito, la  niña Bertila pidió muchas veces audiencia con el fiscal general y nunca se la dio, vea. Entonces nosotros pedimos por escrito que se hicieran diligencias. Pero ahí inclusive, de repente, presentaron el requerimiento fiscal, no hicieron las diligencias que pedimos nosotros. Y, de repente, me habla la niña Bertila y me dice: mire me han presentado requerimiento fiscal pidiendo mi detención. Entonces, eh... "esto no puede ser", dije. Yo ni sabía que estaban ya requiriendo ni por qué delito, vea. Hasta donde sé pidieron que se decretara la detención en audiencia por el delito de evasión de impuestos. Fuimos a la audiencia que, por cierto, yo a la fiscal le reclamé porque ella me decía: "y mire, ¿pero va a pagar su clienta?" Mire -le dije yo- usted sabe que mi clienta no debe ese dinero. Y usted en vez de haber hecho las diligencias que les pedimos está solicitando la detención de esta señora de esa edad, me parece inaudito, le dije. Eso es todo lo que ha pasado.

Pero usted le pidió al fiscal general, le llamó para que este le ordenara  a la fiscal que no le mandara la detención sino que las medidas sustitutivas. Eso es lo que dice en el audio.

¿Eso dice el audio?

Sí, usted les está contando a ellos que usted le llamó al fiscal general.

¿Que yo le estoy contando a cuál fiscal?

No, que usted les está contando a los abogados que usted le llamó a Luis, al uno, al F1.

Ajá... hmm... Es que mire, no recuerdo, fíjese que ahorita no recuerdo bien, pero sí está, eh... Lo que pasa es que... Mire, para mí fue una gran injusticia eso que estaban queriendo hacer, que hicieron mejor dicho: pedir la detención de ella.

Pero independientemente si era justo o injusto, usted tenía esa capacidad de influencia con Luis Martínez.

No, para nada.

Pero en ese audio se le oye a usted diciendo eso, magistrado, por eso le pregunto.

No, mire, mire, fíjese que aquí pasa una cosa. Eh... Y si lo dije por teléfono es porque yo a él lo consideraba tranquilo y sabía que se estaba cometiendo una injusticia con la niña Bertila. Pero lo que yo le quiero decir es esto: Mire, si yo tuviera influencias sobre el licenciado Luis Martínez, o la hubiese tenido, ¿por qué pidió la detención de mi clienta? ¿Ah? ¿Le parece a usted que eso es influencia? ¿Verdad que no?

Pero ella está en libertad.

Ah... Pero eso no... Eso no se lo... Eso no es mi... ¿cómo se llama? Ya no... Eh... Logramos la libertad, las medidas, porque la jueza nos dio las medidas. El escrito pedía detención, en el requerimiento fiscal.

Claro, pero es que ustedes en la reunión, en el audio dice que le pidieron al fiscal que cambiaran en la audiencia verbalmente la detención. Aunque en el escrito decía detención, lo que usted le pidió al fiscal general fue que él le dijera a la fiscal que en la audiencia cambiara esa petición.

Eso es negativo, mire. Lastimosamente la gente dice las cosas diferente de cómo son. Pero hay un Dios.

Mire yo necesito estas declaraciones suyas. Si quiere después nos reunimos y yo le enseño el audio.

No, sí amigo, mire, yo no tengo problema alguno sobre esas cuestiones. Si, como la verdad que Dios... Bueno, yo creo en Dios, verdad. Dios sabe cómo son las cosas. Yo agradezco que me haya llamado para que escuche mi versión, verdad. Pero yo no tengo influencia, vea.

Pero usted sí era amigo de Luis, cuando fueron socios con Méndez Azahar.

Es que mire, eso de socios no es tan cierto, verdad.

Compartieron despacho

Eh... yo rara vez llegaba ahí, yo tenía mi propia oficina.

Ajá.

No, pero eso de "amigo"... Mire, licenciado Rauda, ¿cree usted que si fuéramos amigos -o éramos amigos, lo que sea- hubiera pedido él la detención de mi clienta? ¿Ah? ¿Verdad que no?

No lo sé, porque yo creo que el fiscal general no puede basarse en si tiene o no amistad con alguien para decidir en un caso.

Así es, así considero yo también, verdad.

Pero en este caso sí le dieron las medidas a su clienta, pues.

Pero las medidas se las dio la juez, no porque el escrito de intención pedía la detención. No, mire, ahí lo que tiene que hacer es, bueno yo sé que usted no es abogado, pero tiene que revisar el expediente y usted constatará que las diligencias que pedimos nunca nos las hicieron. Vaya, ¿y eso es influencia?

Una pregunta más: ¿Por qué se reunían en Almapa para tratar un caso sobre Ferjasa y Águilas, si Almapa no estaba involucrado?

Fíjese que esa parte me gustaría que mejor se la preguntaran ustedes a ellos, verdad. A los de Malmapa, no sé ni cómo se llama. Porque no quiero que se tergiversen cosas, realmente. Yo sé que nos reunimos ahí porque... Bueno, mire, todo eso está en el expediente, Nelson. No quisiera meterme. Yo le puedo responder por la niña Bertila que es mi clienta y lastimosamente sí me da mucha tristeza que me estén denunciando porque, ¡púchica! Yo tengo de trabajarle a ella casi toda la vida de litigante y denunciar que yo hice todo eso, cuando yo he luchado por ella, inclusive a veces sin honorarios como deberían ser, pero así es la vida, verdad.

*Nota de la redacción: El Faro ofreció al magistrado López Jérez mostrarle todo el audio e intentó pedirle más reacciones, pero al cierre de esta nota ya nunca contestó su celular ni devolvió las llamadas. El 4 de septiembre, un reportero dejó un mensaje de voz en el teléfono del magistrado para reiterarle la oportunidad de ampliar sus explicaciones, pero al cierre de esta nota no hubo respuesta. El 8 de septiembre, El Faro buscó a su asistente, Edgar Mena, y este confirmó que López Jerez pidió una incapacidad a la CSJ desde el martes 6 de septiembre.