Imprimir

Alianza entre diputados de derecha y el FMLN apunta hacia la despenalización del aborto

Gabriel Labrador

Hasta el momento, tres diputados de Arena, dos del PCN, cinco de Gana y los 31 legisladores del FMLN están en sintonía para despenalizar el aborto a partir de dos de cuatro causales: para las mujeres que decidan abortar para preservar su vida y conservar su salud, y también cuando el embarazo sea producto de estupro o violación en una menor de edad. Dirigentes del FMLN y Gana cabildean para conseguir los dos votos que hacen falta para reformar el Código Penal. 

ElFaro.net / Publicado el 17 de Agosto de 2017

Diputados de Arena, FMLN, PCN y Gana preparan una reforma para despenalizar el aborto en dos casos: cuando sea la única manera de salvar la vida de la mujer y preservar su salud; y cuando el embarazo sea producto de una violación en una menor de edad, o estupro, es decir, aunque el coito se haya producido con la voluntad de la menor de edad. 

El cabildeo para alcanzar la votación ya ha logrado, según confirmaron a El Faro un grupo de diputados que han participado de las discusiones, 41 legisladores dispuestos a reformar el artículo 133 del Código Penal, en un maniobra que supone un encuentro entre las posturas del FMLN y un grupo de diputados de derecha, que estarían completamente dispuestos a alejarse del discurso tradicional y conservador de rechazo hacia cualquier práctica de aborto que durante más de dos décadas han abanderado los principales partidos de la oposición.

El primer peldaño en la maniobra lo escaló este jueves 17, por la tarde, el diputado de Arena Johnny Wright Sol, cuando presentó a la Asamblea una nueva propuesta de reforma, avalada tras bambalinas por otros diputados de derecha y que satisface al partido de gobierno, el FMLN, aun y cuando la propuesta solo recoge dos de las cuatro causales que el Frente viene pidiendo desde hace más de ocho meses. 

Acompañado por una de sus asistentes, Wright -quien en julio renunció a la reelección de su candidatura en Arena- dijo que esta propuesta para despenalizar estas dos causales de aborto "es un buen comienzo" para desentrampar el tema.

"Yo estoy a favor de las cuatro causales, pero creo que esto es un mínimo que puede servir como un avance importante", dijo a El Faro.

La propuesta viene a sumarse a un proyecto de reforma que el FMLN presentó el 11 de noviembre de 2016, aunque varía en algunos puntos. La propuesta que entonces presentó la diputada del Frente, Lorena Peña, establecía la despenalización para cuatro causales. La propuesta de Wright solo tiene dos de esas causales. Quedan por fuera la causal de cuando el embarazo sea producto de violación en mujer adulta y cuando la vida del feto, fuera del útero, sea inviable. 

Consultada sobre la nueva moción, y sobre la posibilidad de que los votos del FMLN se sumen a votos de un grupo de diputados de derecha para aprobar esta propuesta, Peña responde que le parece "positivo que cada día haya más diputados que coincidan en la importancia de defender los derechos de la mujer".

"Se hace más factible la posibilidad de aprobar algunas de las cuatro causales que están propuestas. Si solo fueran esas dos, ese ya sería un gran comienzo", dijo Peña a El Faro. 

Un grupo de diputados de derecha que ya discuten la propuesta confirmaron que hay al menos 41 votos a favor de la reforma: tres votos de diputados de Arena, los 31 votos del FMLN, cinco de Gana y dos del PCN (que en total sumarían, por ahora, 41 votos). Dirigentes de Gana y el FMLN estarían cabildeando en el partido naranja para conseguir los votos que hacen falta.

La propuesta de reforma debe ser discutida en la Comisión de legislación de la Asamblea y de ahí debe surgir un acuerdo para que esta suba al pleno de 84 diputados. Esta nueva propuesta ocurre en un contexto en el que organismos de derechos humanos a nivel local e internacional presionan a los legisladores para que reformen las leyes que atentan contra los derechos humanos de las salvadoreñas. En julio, dos congresistas estadounidenses enviaron una carta al presidente de la Asamblea Legislativa, Guillermo Gallegos, para que se aprueben reformas a favor del aborto. El Salvador es uno de cinco países que a nivel mundial prohíbe el aborto, y entre esos cinco es de los más estrictos a la hora de imponer penas para castigar su práctica. 

 

El jueves 17 de agosto de 2017 el diputado Johnny Wright, de Arena, y su jefa de staff, Gabriella Trigueros, presentaron en la Asamblea Legislativa una propuesta para despenalizar el aborto en caso de violación de menor o estupro, y cuando la vida de la mujer esté en peligro.
 
El jueves 17 de agosto de 2017 el diputado Johnny Wright, de Arena, y su jefa de staff, Gabriella Trigueros, presentaron en la Asamblea Legislativa una propuesta para despenalizar el aborto en caso de violación de menor o estupro, y cuando la vida de la mujer esté en peligro. "Me debo a los ciudadanos, y esto quizás no le conviene al partido pero sí a las personas para las que me debo, todos los ciudadanos", dijo Wright. Foto El Faro / Gabriel Labrador

"Uno debe recordar que los diputados nos debemos a todos los salvadoreños. Esta es una acción que a lo mejor no responde a los intereses del partido, pero recordemos que no todos los areneros coinciden en una prohibición absoluta del aborto. En los estatutos y principios del partido este tema no está en blanco y negro, se presta a interpretación, todo está sujeto a transformación y a cambio", dijo Wright, cuando se le consultó si pensaba que podían abrir un procedimiento disciplinario en su contra en Arena. 

Wright no es el único diputado que ha demostrado aperturas hacia el tema. En los últimos meses, el diputado Juan Valiente, quien junto a Wright renunció a su candidatura, en julio pasado, ha escuchado a organismos de derechos humanos que piden a la Asamblea que apruebe la despenalización para las cuatro causales que propone el FMLN. 

La despenalización del aborto en casos específicos se sacó del Código Penal en abril de 1997, a través de una reforma que impulsó, principalmente, el partido Arena y el ministro de Salud del entonces presidente Armando Calderón Sol, Eduardo Interiano.

Los abortos terapéuticos, éticos y eugenésicos habían sido avalados por el Código Penal que estuvo vigente entre 1973 y 1997. Sin embargo, con la reforma que entró en vigencia en 1998, los médicos debían hacer una interpretación del artículo 27 del Código Penal para practicar un aborto cuando la vida de la madre estuviera en peligro, cuando el embarazo fuera producto de una violación o cuando la vida del bebé fuera inviable. 

El artículo 27 del Código Penal establece un "Estado de necesidad" como excluyente de castigo penal. Ese artículo establece que cuando hay dos bienes jurídicos protegidos en conflicto (en el caso del aborto se contraponen la vida de la madre y la del feto) que sean de igual proporción, la manera de resolver eso es mediante la invocación del "Estado de necesidad".  

"Pese a esta interpretación que sí permitía los abortos en determinadas circunstancias, los doctores no se atreven a practicarlos porque dicen que no está explícitamente dicho que lo pueden hacer", dice Dennis Muñoz, abogado de la Agrupación Ciudadana para la Despenalización Ciudadana del Aborto Terapéutico, Ético y Eugenésico, una de las organizaciones mocionantes. 

Un ejemplo de este impasse fue el caso "Beatriz" en 2013. En abril de ese año, la Agrupación Ciudadana presentó un amparo judicial ante la Sala de lo Constitucional por presunta violación al derecho de la salud debido a que, siendo paciente de lupus, esta mujer estaba embarazada y tenía complicaciones obstétricas. El feto de Beatriz era anaencefálico, es decir, que no tenía desarrollado el cerebro. Por las complicaciones de salud de la madre, los doctores dijeron que debían interrumpirle el embarazo pero para ello necesitaban "una autorización judicial". 

"Los doctores, en el caso Beatriz, desconocían que podían practicar el aborto por estar la vida de la madre en peligro, porque para ellos, el Código Penal debía decirlo explícitamente que se podía hacer y no va a haber castigo penal", dice Muñoz. 

La Sala de lo Constitucional también ha emitido dos precedentes en los cuales ha ratificado que los abortos, según tres causales, sí es posible efectuarlos, en base a la aplicación del Estado de necesidad contemplado en el artículo 27 del Código Penal. El primero es del 20 de noviembre de 2007, en la resolución de una demanda de inconstitucionalidad que había sido presentada en 1998, y en la que dos ciudadanos pedían que se declarara ilegal el Código Penal por "obviar" la regulación específica que avalara los abortos terapéuticos, eugenésicos y éticos. En ese entonces, los magistrados de la Sala no declararon ilegal al Código Penal, pero resolvieron que una vía para permitir la práctica de abortos en estas tres causales era mediante la aplicación del artículo 27 de esa ley.  

El segundo precedente de la Sala es de abril de 2011. Esta vez la Agrupación Ciudadana había solicitado a los magistrados que declararan ilegal el artículo 133 del Código Penal porque seguía ignorando una regulación específica para los abortos en casos de violación, de malformación del feto o de peligro de vida para la madre. La Sala ni siquiera admitió la demanda y ratificó lo que en su anterior resolucióon habían dictado: que los abortos en esos casos eran posibles siempre y cuando se invocara el estado de necesidad. 

Wright está conciente que hay un velo moral que impide al sistema de salud aplicar esta interpretación. "Lo importante es basar el debate alrededor de la salud y de la decisión de las mujeres. Los que han entrampado la discusión son diversos sectores, entre ellos, hay un sector religioso", señaló.

"Esta propuesta es una forma de desentrampar el tema que ya ha sido debatido. Esto tampoco es algo sumamente innovador o que abra la puerta a una postura ampliamente liberal en el caso de libertad que tiene una mujer para decidir entre tener un hijo o no. En cambio, es un régimen de exepciones mínimas", añadió Wright. 

Wright reconoce que la propuesta que presentó este jueves "es más limitada" respecto de la que presentó el FMLN. "Pero puede haber más coincidencias y apoyos más amplios que pueden motivar a un desentrampamiento de la discusión y hacer un intento en el pleno". 

El FMLN, Gana y PCN discutirán el tema y tendrán lista una postura a mediados de la próxima semana, detallaron diputados de dos de esos partidos. 

*Con reportes de Daniel Valencia