Publicidad

Publicidad

Publicidad

  • 0
  • 1211

Política

Nuevo comando élite para olvidarse del GRP

Fred Ramos

47 días después de que agentes del Grupo de Reacción Policial (GRP) desaparecieran a la agente Carla Ayala, la Policía Nacional Civil presentó un nuevo comando élite para olvidarse de ese otro grupo táctico que ha cerrado filas para encubrir el crimen y que también está señalado por violaciones a los derechos humanos. En Julio del 2015, El Faro reveló que miembros del GRP masacraron a ocho personas en la finca San Blas de San José Villanueva, La Libertad. En septiembre de 2017, un juez dio por probado que ocho agentes del GRP ejecutaron extrajudicialmente a Dennis Martínez, el escribiente de la finca San Blas, pero absolvió a los acusados porque los fiscales no individualizaron quién ejecutó a una de ocho víctimas. En otro caso ocurrido en San José Villanueva, otros tres miembros del GRP están acusados de haber masacrado a cuatro personas en Villas de Zaragoza, en La Libertad, en 2016.

El director de la corporación, Howard Cotto, confirmó que la desaparición de la agente Ayala aceleró el desmantelamiento del GRP y el nacimiento del nuevo cuerpo élite, bautizado como el 'UTEP' (Unidad Táctica Especializada Policial). Este comando será el encargado de las 'operaciones especiales' de la Policía. Cotto aseguró que adentro del UTEP no hay ningún miembro del GRP, pero no descartó que, en un futuro, algunos elementos de ese grupo desmantelado puedan formar parte del nuevo comando élite.  

El UTEP está conformado por 200 policías, incluidas 16 mujeres. Para organizar este grupo élite reclutaron a exmiembros de las Fuerza Especializada de Reacción El Salvador (FES) y del Grupo de Operaciones Especiales (Gopes). En  Agosto de 2017, la revista Factum reveló la existencia de un grupo de exterminio en la FES, que cometió al menos tres homicidios, agresiones sexuales, robos y una extorsión.

x