Imprimir

Washington reconoce la reelección de Juan Orlando Hernández

Tras el anuncio, el candidato opositor, Salvador Nasralla, dio por finalizada la Alianza Opositora y sus esfuerzos por ser reconocido como presidente electo. Después se retractó, y advirtió que “la lucha sigue” e hizo un llamado a la OEA para que instale un Consejo Permanente.

ElFaro.net / Publicado el 22 de Diciembre de 2017

Estados Unidos ha hablado. En un escueto comunicado, el gobierno de Donald Trump felicitó la mañana del viernes a Juan Orlando Hernández por su reelección. Final previsto. Se acabó.

Terminan así los intentos de la Alianza Opositora y de su candidato, Salvador Nasralla, por ser reconocidos como los ganadores de las elecciones del 26 de noviembre. Terminan así las solicitudes de la OEA de repetir una elección irregular y amañada. Las de la Unión Europea, cuya misión de observadores también encontró suficientes irregularidades como para desconocer el resultado. Fuera todos.

“Felicitamos al presidente Juan Orlando Hernández por su victoria en las elecciones presidenciales del 26 de noviembre, según lo declarado por el Tribunal Supremo Electoral”, dice el comunicado del Departamento de Estado.

Ya antes habían reconocido a Hernández los gobiernos de Guatemala, Colombia, Israel y México. Pero nadie en Honduras parpadeó. Nada, nada es tan determinante en Honduras como la palabra de Estados Unidos.

Y tanto que, apenas una hora después del comunicado, y con la gente aún en las calles protestando un fraude, Salvador Nasralla se dio por vencido. “Con la decisión de Estados Unidos yo quedo fuera de escena”, dijo por teléfono al programa de televisión HCH. “Yo no tengo partido político… Allí ya le corresponde al partido Libertad y Refundación (Libre) con su líder Mel Zelaya. Él ya deja de ser el Coordinador de una Alianza porque prácticamente la Alianza Opositora queda diluida por este comunicado de hoy”.

En la mañana del domingo 26 de noviembre, día de las elecciones presidenciales, en Tegucigalpa miembros del TSE en el Instituto Juana Leclair observaban la trasmisión en vivo de la conferencia de prensa del presidente Juan Orlando Hernández, dada en la ciudad de San Pedro Sula. “Esta elección no se acaba hasta que se acaba”, decía Hernández, a media jornada electoral. 
 
En la mañana del domingo 26 de noviembre, día de las elecciones presidenciales, en Tegucigalpa miembros del TSE en el Instituto Juana Leclair observaban la trasmisión en vivo de la conferencia de prensa del presidente Juan Orlando Hernández, dada en la ciudad de San Pedro Sula. “Esta elección no se acaba hasta que se acaba”, decía Hernández, a media jornada electoral. 

La noche anterior, recién retornado de un viaje por Washington, él mismo decía en un mitin en Tegucigalpa: “La decisión de quién es el presidente de la República todavía no está tomada”. En Washington se reunió con el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, que reiteró el llamado a repetir la votación. Se reunió también con dos funcionarios de tercer nivel en el Departamento de Estado. Salió contento de la reunión: “No me dijeron que reconocían a Juan Orlando Hernández como ganador; me dijeron que van a revisar las conclusiones de la OEA”, dijo. Logró el apoyo de 27 congresistas que enviaron una carta al presidente Donald Trump, pidiéndole apoyar la sugerencia de la OEA. No sirvió de nada. Estados Unidos decidió el resultado electoral.

Al mediodía del viernes, Nasralla dio una conferencia de prensa. La radio HRN lo anunció como “el excandidato presidencial” Nasralla se retractó ahí de sus propias palabras, y regresó a la escena: “Vamos a seguir acompañando con todas nuestras fuerzas a todo el pueblo hondureño. No nos preocupa la decisión de Estados Unidos. Estados Unidos es el que maneja Honduras... Pero esta lucha va a continuar y no me atrevo a decir qué es lo que va a pasar en Honduras. Pero el pueblo no va a aceptar esta injusticia”.

Nasralla pidió a la OEA que convoque al Consejo Permanente y que sean las naciones del continente las que decidan el camino a seguir y condenen al presidente Hernández. Pero tras el anuncio estadounidense, será muy difícil impedir que el presidente Hernández tome posesión el próximo 27 de enero para gobernar los siguientes cuatro años.

En Washington, el congresista Jim McGovern se declaró “molesto y muy preocupado” por el comunicado de su gobierno, y advirtió que él “y muchos de mis colegas tendremos que ser sometidos a una gran presión para liberar fondos para el gobierno del presidente Hernández”. Mc Govern, uno de los 27 congresistas que enviaron una carta a Trump solicitándole apoyar las recomendaciones de la OEA, adelantó que la declaración del Departamento de Estado “lastimará profundamente nuestra influencia y socavará nuestras prioridades en la región”.

“Una vez que los gringos deciden, deciden” admite Rodolfo Pastor, el coordinador del plan de gobierno de la Alianza Opositora. “Hoy comienza una nueva lucha. Una lucha que reconoce que Estados Unidos ha decidido apoyar al tirano”.

En Washington, al final de su gira, Nasralla respondía quiénes lo habían recibido en el Departamento de Estado: “Estados Unidos sabe quién soy yo. Hablé con los señores Jacob y Kramer. Sus jefes saben quién soy yo. (Thomas) Shannon sabe quién soy yo… No creo que el señor Trump tenga tiempo para un país tan pequeño como el nuestro”. Su suerte fue comunicada por una portavoz del Departamento de Estado, de nombre Heather Nauert. Estados Unidos seguirá apoyando a su aliado en Honduras: el presidente Juan Orlando Hernández.