Imprimir

“Que Nayib goce de estos niveles de popularidad es responsabilidad nuestra”

Gabriel Labrador y Sergio Arauz. Foto: Sergio Arauz

El alcalde de San Marcos, Fidel Fuentes, dice que no hay tiempo que perder si el FMLN quiere recuperar el terreno perdido antes de las elecciones de 2019. Debe haber cambios urgentes y un cambio de la filosofía del servidor público del Gobierno de Sánchez Cerén. "A nosotros la gente no nos admite la opulencia, se lo admiten al de derecha", dice quien hasta ahora ha sido una de las voces más críticas para explicar la derrota del 4 de marzo.

ElFaro.net / Publicado el 12 de Marzo de 2018

 

Fidel Fuentes, alcalde de San Marcos desde 2000, pide cambios en la dirección del FMLN y en el gabinete. Dice, además, que fue un error expulsar a Nayib Bukele. Foto: Sergio Arauz / El Faro
 
Fidel Fuentes, alcalde de San Marcos desde 2000, pide cambios en la dirección del FMLN y en el gabinete. Dice, además, que fue un error expulsar a Nayib Bukele. Foto: Sergio Arauz / El Faro
Fidel Fuentes, alcalde de San Marcos, no se guarda las críticas para explicar el fracaso del FMLN el 4 de marzo pasado. Dice que hay compañeros de partido que viven en la opulencia y que se han desconectado del sentir del pueblo; que Medardo González (secretario general) debe dejar de prestar atención a las malas influencias que hay en la Comisión Política; que fue un error haber expulsado al alcalde de San Salvador Nayib Bukele; y que el partido nunca debió ceder puestos claves en el gabinete a personas "aliadas".

El alcalde Fuentes es una voz autorizada en el partido. No es miembro de ninguna instancia de dirección nacional pero viene de los años de gloria del FMLN. En 2000, cuando ganó por primera vez en San Marcos, el FMLN ganó los comicios: obtuvo 31 diputados, dos más que Arena, y 30 alcaldías más de las que había obtenido en 1997, mientras que Arena perdió 36 gobiernos locales. Proveniente de la Juventud del FMLN, doctor en medicina, ahora Fuentes se atreve a sugerir que más de la mitad del gabinete dimita o cosas como esta:" La única situación que tiene el FMLN para empezar a reoxigenarse es que vayamos en una amplia alianza a las elecciones de 2019".

Fuentes critica la manera como el FMLN mal-administró la relación con los aliados, como el caso del alcalde Bukele. "Que Nayib goce de los niveles de popularidad ahorita es responsabilidad de nosotros, el FMLN, porque nosotros lo flagelamos". También critica a aquellos funcionarios que no son orgánicos del partido y que, según él, son ejemplos de mala administración pública: funcionarios como el presidente de ANDA, Marco Fortín, a quien responsabiliza de que el servicio de agua potable en San Marcos sea mediocre; o como el ministro de Economía, Tharsis Salomón López, a quien señala por la mala administración de los subsidios. Para el alcalde, muchos funcionarios del partido se han olvidado del lugar del que provienen, y ahora se sienten cómodos y felices en sus "camionetotas", "y la gente comenta eso". 

Fuentes también cree que este Gobierno ha defraudado a la población, y que la esperanza que provocó el triunfo del primer presidente del país, Mauricio Funes, se fue desgastando poco a poco y esto se refleja en la aplastante derrota.

El 7 de marzo, un día antes de esta entrevista, se reunió con el vicepresidente Óscar Ortiz, el precandidato presidencial que históricamente ha desafiado a la dirección del partido. La reunión fue en casa del vicepresidente, en Santa Tecla, y según Fuentes, Ortiz le dijo: "coincido con tu planteamiento, unámonos para ver qué hacemos aquí por el partido, yo estoy dispuesto, tengo esperanzas, muchos compañeros de la dirección aquí han estado y están dispuestos".

Para Fuentes, el Gobierno, la bancada y el partido deben dar un golpe de timón y hacerlo lo más rápido posible. En esta entrevista hace un repaso muy detallado de lo que cree que está mal y que hay que cambiar.

Minutos antes de que se encienda la grabadora, Fuentes ha estado reunido con dos personajes del partido. Uno de ellos es Leonel Búcaro, expresidente del Parlamento Centroamericano, hombre cercano a José Luis Merino, uno de los hombres de mayor peso dentro del FMLN y de mucha confianza con Medardo González. Cuando va saliendo del despacho del alcalde Fuentes, Búcaro le dice a uno de los periodistas de El Faro: "Publicá todo lo que te diga". Adentro, en la sala donde se desarrollará la entrevista, Fuentes luce calmado, pero no le cuesta dar inicio a una sesión profunda de autocrítica.

¿Qué significa hacer una reflexión y autocrítica? Nadie ha renunciado y parece que la responsabilidad de la derrota es de los factores externos.

Tengo entendido que están en una encerrona, evaluando lo que van a hacer. No he oído a nadie todavía de la dirección política dar su posición, más que Lorena Peña. He oído que, en un medio, Norma también ha expresado ahí algunas cosas.

Hemos escuchado posturas de Lorena Peña...

Lorena Peña debe ser muy autocrítica, ella tiene parte de la culpa de los resultados, porque ella tiene buena parte de la culpa del conflicto que se generó con Nayib Bukele y también es una persona que incide mucho en nuestro Secretario General, Medardo González. Ella también juega un papel en el partido de mucha incidencia para las decisiones que se han tomado. La menciono y la felicito este día que es el día Internacional de la mujer. Es una mujer luchadora. Nadie le va a quitar sus méritos, sus sacrificios de su familia. Pero todo eso no le da ningún derecho, más allá de lo que ha sucedido, a generar conflictos, exclusiones, posiciones de parte de la dirección que no han sido muy ecuánimes ni tampoco muy bien aceptadas por la población y por quiénes somos parte del partido.

Se refiere a..

Pelear en el Facebook, verdad, o sea, generar todo ese tipo de cosas. ¡Por favor, hombre! Es una persona en la dirección que no debe de hacer eso. Lo dije en una reunión a nivel del departamento de San Salvador y se lo dije a Medardo. Él debió pedirles a los compañeros de la dirección que no se prestaran a ese tipo de cosas, sobre todo las que estaban sucediendo con el alcalde San Salvador, Nayib Bukele. Eso de estar peleando por las redes sociales. No nos favorecía en nada. La mencionó a ella, pero podrá haber otros compañeros y compañeras que también ameritan que corrijan su conducta.

José Luis Merino dice que más tiene que ver con el desempeño de mandos medios del Gobierno. Se quejaba de areneros infiltrados, decía que en una farmacia no entregaban la medicina...

Probablemente. No es que Merino no tenga la razón. Pero ¿quiénes somos los responsables de que tengamos personal así? Se nos entregó la dirección de un gobierno y somos los responsables de si mandos medios y mandos superiores de las instituciones o los empleados tienen un mal desempeño. Me decía un amigo, cuando vio las declaraciones de Merino: "cuando veás a Merino decile que murió Salvador Arias pidiendo que quitaran al Ministro de Hacienda y nunca lo quitaron". Me decía que hay tantas direcciones nefastas de la derecha aquí donde yo trabajo, pero que también han llegado otros compañeros del partido que son peores que ellos (los de ARENA). Es un hombre de izquierda que no milita nada, pero es una expresión de un ciudadano que va queriendo encontrar respuestas.

Entonces no es que tenga razón José Luis Merino.

Es bien fácil venir a echarle la culpa a la enfermera, al médico, que el mismo sistema lo tiene acomodado a maltratar al público, a no dar bien la consulta, a no cumplir con sus con sus labores. Eso es bien fácil, y querer echarle la culpa sólo a los resultados electorales es bien fácil también.

¿Por qué perdió el FMLN?

Me iré a 2009. El Salvador se cansó de una derecha. La derecha acumuló, por decir así, todo ese desgaste de gestiones de gobierno y de políticas equivocadas que tenían al pueblo ya cansado. El pueblo tuvo una esperanza en el FMLN. Nos endosó, si mal no recuerdo, 35 diputados en la Asamblea Legislativa; alrededor de 95 gobiernos municipales con la mayoría de las cabeceras del país, el área metropolitana, ciudades importantes. Y, por primera vez en la historia, nos endosó el Ejecutivo con Mauricio Funes.

¿Qué es Funes a estas alturas?

El pueblo tenía una esperanza y esperaba mucho de la izquierda, esperaba mucho de nosotros. Podemos ver que se fue en detrimento y ha ido en detrimento todo lo que se esperaba. Al punto de que ese expresidente (Mauricio Funes) ahorita no se encuentra en el país para que pueda dar la cara y pueda, en todo caso, pues dar cuenta de su conducta, que es una cuestión en la que no quiero entrar en razones de si está bueno o está malo que no esté aquí. La cosa es que no está aquí para dar cuenta. Eso la población lo cuestiona.

¿A qué se refiere?

Es el endose del pueblo para un Ejecutivo en el que hubo muchos errores. Los errores que yo puedo señalar son “delegar la confianza en altos cargos estratégicos a gente que no compagina con nuestro pensamiento, nuestro proyecto”. Eso no puede ser así, en ninguna circunstancia, aún y cuando los hayamos considerado nuestros aliados o hayan ido en alianza.

¿Puede mencionar alguno?

El presidente de ANDA, voy a hablar por mi municipio, nos tiene en una situación caótica, con un servicio tan básico y fundamental. Todas las reuniones que yo tengo con mis comunidades hay un reclamo para ANDA y yo lo único que hago es solidarizarme con mi gente, criticar y ponerme a la par de ellos en la lucha para lograr tener un buen servicio; en la lucha por ver si tenemos factibilidad para poder hacer un proyecto de agua.

Y, ¿por qué cree que él está ahí? ¿Usted ya hecho este reclamo a diferentes instancias?

Sí, lo he dicho en Capres (Casa Presidencial), en la instancia del partido y nadie responde. De ANDA llegan los recibos caros. El que no paga no tiene derecho al agua. El que no paga no tiene derecho a conectarse al alcantarillado sanitario. Entonces qué mensaje le estamos mandando a nuestro pueblo si es un servicio básico y fundamental al que tiene derecho el pobre y el rico. No se ha definido una política social para beneficiar al que no tiene. Yo he llegado a casas donde la gente no tiene ni dónde dormir y tiene que tirar las aguas servidas a la calle. No tiene agua potable y simple y sencillamente porque es pobre, ¿me entiende? Venimos nosotros y decimos: bueno vamos a ver cómo lo resolvemos, pero no pueden seguir tirando las aguas servidas a la calle porque la está arruinando. Le vamos a conectar, pero ANDA los multa. Ahí es cuando yo le digo a la gente que le diga a ANDA que me multe a mí. Pero no, multa a la gente.

¿A quién representa este aliado exactamente?

No sé, pero yo lo conocí (a Marco Fortín, presidente de ANDA) como adversario en una situación de crisis que tuvimos en el área metropolitana. Situación que llevó a Violeta Menjívar a perder las elecciones por el tema de la basura. Ahí lo conocí. Él se expresa mal de mí, está bueno. Pero yo no me refiero a él por ser él. Me refiero a él por el cargo que tiene y para lo que debería de estar, que es al servicio. Él no tiene un compromiso con la gente.

¿Pero hay más?

Claro que hay. Pero lo que yo quiero llamar la atención de nuestro Gobierno es que debe, lo más pronto posible, cambiar a todos los funcionarios de derecha que nos han ocasionado daños. De gente que no es de nosotros y de gente que es de nosotros. Porque tampoco quiere decir aquí que muchos funcionarios de gobierno deben quedar indultados de su mala gestión, tampoco. Ni tampoco quiero decir que esas son todas las razones que nos llevaron a perder las elecciones.

Está diciendo que hay muchos altos funcionario que deberían dimitir y debería buscarse personas que respondan a los principios del partido. 

Más que del partido, del pueblo. Los intereses del pueblo.

¿De cuántas instituciones estamos hablando? 

Ja, ja, ja, no menos de cinco.

Si yo publico mañana un titular que usted dice que deben dimitir al menos cinco ministros, ¿no me equivoco?

Para empezar, para empezar....

Otra institución que falla: ¿El Seguro Social?

Yo tengo muchos colegas. Yo soy médico. Tengo compañeros que trabajan en el seguro social y que son militantes del partido que me han dicho que ese hombre, el doctor Ricardo Cea, que no tengo nada contra él porque no lo conozco...

¿Y qué le dicen?

Compañeros y compañeras valiosas dicen que simplemente no lo remueven de ahí porque es amigo personal del presidente. Y el sistema del Seguro Social sigue igual o peor que cuando lo administraba la derecha. En eso el pueblo me puede dar la razón, ya que en el Seguro Social hasta los empleados renuncian porque no aguantan el estrés de la situación.

¿Y qué piensa del ministro de Economía?

Debe ser removido. No quiero hablar más. Debe ser removido. Yo a ese hombre nunca lo he visto y nunca lo había visto en nuestro partido. ¿Qué compromiso puede asumir un hombre así? ¿Qué compromiso? ¿Qué le podemos exigir en el partido? Lo único que sé es que sale una deuda de un préstamo que le dieron internamente de Alba y no sé si a lo mejor de ahí va a pagar. La verdad es que este momento de crisis nos demanda cambios radicales y estamos hablando a nivel del Ejecutivo.

¿Algún punto positivo heredado de 2009?

Hay muchas cosas grandes que ha hecho nuestro Gobierno y las voy a defender. El tema de seguridad es algo importantísimo. Las medidas extraordinarias han logrado reducir drásticamente el tema de homicidios. Puedo hablar por San Marcos. La extorsión, la inseguridad. Y yo me imagino que, en otros municipios, en buena medida se ha logrado mucho. Desgraciadamente, la derecha mediáticamente los pone todos los días en la primera plana de dos, tres periódicos. Los programas sociales debemos defenderlos y debemos de hacerlos prevalecer. 

¿Dónde cree usted que tiene que mejorarse el mensaje del partido? ¿Invertir más publicidad?

No, no, sino ser más estratégicos. Es que lo que pasa es que hay unas cosas que pesan fuertemente. Voy a contarles un punto que se vivió, que creo que tiene mucho peso en el tema de las elecciones y que fue la reforma al sistema previsional.

¿Qué opina de esa reforma?

Nuestros diputados, algunos de la dirección, salieron aplaudiendo una reforma que al pueblo jamás le van a hacer entender que iba a ser beneficioso, en el largo o mediano plazo.

¿No lo es?

No se puede demostrar porque no hemos llegado a ese tiempo. Y en otro, porque eso está sujeto a la misma crisis que tiene el Estado. La gente sí vivió en carne propia los incrementos y los descuentos de las AFP en sus salarios. Lo vivió, lo sintió, preguntó, ¿qué pasó aquí? Y nosotros salimos diciendo que era un triunfo. Nosotros nos ganamos ese desgaste y la derecha fue la beneficiosa de esto. ¿Me entiende? Nosotros quedamos con el desgaste y la derecha salió con su interés complacido por la clientela a la que ellos le deben, que son los propietarios de las operadoras, y nosotros quedamos flagelados con el pueblo. Porque me lo reclamó a mí la gente. Fidel, me dijeron, ¿y esto es lo que hizo tu fracción? No decían la Asamblea Legislativa. Y yo les decía no, se trata de toda la Asamblea Legislativa.

Parece que hay una distancia entre lo que la gente piensa y lo que viven los funcionarios del FMLN.

Son cosas que vivimos, que encarnamos antes de las elecciones, me entiende. Un error garrafal en ponerle un impuesto a la telefonía. Escuché a un compañero del partido decir, a un compañero de alto nivel, ‘si una cora cualquiera la tiene’. El compañero tiene miles de cosas, pero yo conozco el drama de un pobre marquense de lo que significa una cora. Puede significarse un tiempo de comida para su familia, me entiende. Que no es fácil decir que cualquiera se desprende de una cora.

¿Qué le han respondido de sus quejas?

Yo lo único que he escuchado, cuando los alcaldes, los colectivos, hemos reclamado: "compañeros, tranquilicémonos porque es aliado".

¿Y la bancada legislativa? Son los mismos de siempre, dice la gente.

La situación de la bancada, de los compañeros aguerridos diputados que tenemos fue otra. Cuando le digo aguerridos no estoy diciéndolo por sátira o ironía, lo estoy diciendo porque son compañeros que se fajan, que lo que hacen es su trabajo. Pero resulta que la fracción del FMLN es el punto exacto en el cual la gente ha descargado el castigo. A nuestra dirección, a nuestro Gobierno y a sus caras. Porque una de las cosas que más ha reclamado la gente es falta de renovación de caras dentro de la Asamblea Legislativa. Por más que uno le explica la trayectoria del compañero que está ahí a la gente, no entienden. Mucho menos la generación de la gente que ya no vivió la guerra. Entonces, uno ya no puede decir que los compañeros fueron victoriosos y héroes. Eso ya no te lo entiende un joven de 21 años. Eso con qué se come te dice. Tenemos que reconocer que quienes los conocemos, los que vivimos, somos los que les vamos a reconocer sus méritos históricamente.

¿Recibió quejas?

A mí me decía mucha gente: ¡cambien esas caras ya! Toda esa gente mayor que son los mismos de los Acuerdos de Paz, los mismos que estuvieron en la guerra. ¡La gente se cansa! La gente se cansa de esa imagen. Y nosotros no podemos hacer nada. Con la cultura de la gente no podemos hacer más

¿Y no es peligroso darle a la gente lo que quiere? O sea, si la gente pide cambios…

No, porque esa es una medida. En buena parte, se refleja que algunos compañeros nuestros de la Asamblea Legislativa carecen de muchas capacidades. O sea, no estoy diciendo que solo es por su cara o que son muy antiguos. No. Hay compañeros que son muy deficientes.

¿Deficientes en qué sentido?

Para abordar los temas, para realmente hacer un análisis público, para hacer un debate al interior de las cosas de la Asamblea Legislativa. Hay mucho que desear. Nos han dejado mucho que desear. Ahí, con el municipalismo han llegado muchas veces con algunas propuestas absurdas. Les hemos dicho, como alcaldes: “no miren, eso no se plantea así. Eso no lo impulsen así, porque va a ser algo que nos dañe a todos”. Es que hay dificultades, hay poca capacidad.

¿Cree que esta bancada es más deficiente que otras anteriores del FMLN?

No, lo que ha pasado es que era más fácil ser una bancada en oposición que ser una bancada en vanguardia. Digamos, una bancada del partido oficial, por decir así, una bancada que tuviera control del Ejecutivo. Es difícil, porque muchas veces entran en contradicciones. Cierta contradicción de defender cosas indefendibles y de querer impulsar cosas que no van a pasar. Entonces son cosas diferentes.

¿Usted cree que el país va por buen rumbo? ¿Usted cree que El Salvador ha creado las esperanzas suficientes para que la gente no se quiera ir del país?

Claro que no. Yo creo que no.

¿Cree que ya se puede vender un país diferente y decir a la gente "vote por mi bandera y defendamos estos cambios"?

Claro que no. Hubiéramos ganado las elecciones si eso fuera así. Lo que pasa que tú te referiste al principio a otra cosa. Pensé que tu pregunta iba a ir por ahí. Cómo gravitamos los funcionarios con relación a cómo vive el pueblo. Ahorita estábamos haciendo un análisis con los compañeros que ustedes vieron salir del despacho. Recordábamos cuando a Shafick, como jefe de fracción, el encargado de seguridad le llevó el vehículo que le correspondía como jefe. Shafick, acaloradamente, le dijo: "¡llevate eso de aquí! ¿Cómo vas a creer que yo voy a andar en ese vehículo?". "Sí, pero usted es el jefe de fracción -le decían-. ¿Cómo va a andar en el otro carro que ni llantas tiene?". Y el siempre respondía: "¡cómo vas a creer! ¿Qué van a decir de mí?"

Parece que tiene clara su autocrítica, alcalde.

Por eso estábamos contrastando lo que hacía el señor Shafick con lo que estamos haciendo algunos. Esos que andan como cuatro seguidores, guardaespaldas en el supermercado, con la seguridad que les anda la carretilla. Eso no es de un hombre de izquierda. Eso no es de un hombre revolucionario. Eso es lo que no quiere ver la gente de nosotros. La gente no nos quiere ver con marcas de las que nosotros criticamos. Aunque tengamos derecho, aunque nos lo regalen. Y lo siento mucho, pero a eso hay que sujetarse. ¿No decimos que estamos con el pueblo pues?

¿Y cree que hay mucha gente del FMLN viviendo en la opulencia?

Sí lo hay, viviendo cómodamente... 

Es diferente vivir cómodo a vivir en opulencia.

Yo digo los que andan manejándose en camionetas que, aunque las da la institución, son cosas que la gente no acepta. A nosotros no nos lo admiten; se lo admiten al de derecha o les vale un comino. Tengo compañeros que me dicen que hay un contraste cuando el presidente de la República hace el Festival del Buen Vivir y llegan todos los funcionarios y queda la línea de camionetones bonitos. Me dice este amigo que anda ahí entre la gente, y que le toca esperar a que el funcionario que cuida salga del festival, que los comentarios son negativos, que la gente mira una distancia abismal entre ese comportamiento y ellos, sobre todo, muchos compañeros que son excombatientes que quieren acercarse a saludar y ya no los saludan, ya agarran el celular (toma el celular y se lo pone en la oreja, como emulando una llamada) para alejarse con un poco de respeto. Esas cosas tenemos que revisarlas. Yo no digo que al que le guste la comodidad no la tenga, pero que sepa que no va a caer bien a la gente.

¿Cómo se puede girar instrucciones en el partido por algo como eso?

Es que esto debe ser espontáneo, tampoco vamos a crear una figura ficticia de lo que no somos. Yo recuerdo para la campaña de Schafik, todo el comando de Schafik, y el Schafik mismo, andaba en carro prestado. Y uno que otro en su garnachita, como decimos aquí. Inmediatamente terminó la campaña, los carros se devolvieron. O sea, así nos hemos visto entre compañeros, en esa austeridad, y así hemos combatido juntos, así nos hemos sentido cómodos, así nos hemos ganado la simpatía de la gente. Desgraciadamente, la burocracia capitalista nos ha enfermado a algunos.

¿Hay posibilidades de que todo el diagnóstico que ha hecho provoque cambios? 

Mire, de los estilos y conductas personales somos responsables cada quien, dependiendo de nuestra formación ideológica, de nuestra ética... por eso pongo el ejemplo de Schafik. ¿Cómo es posible que Schafik haya tenido la capacidad de rechazar un carro cuando lo necesitaba? Porque lo necesitaba. Lo hizo porque él, como político, y siendo consecuente consigo mismo, sabía que iba a ser cuestionado por eso. Todos sabemos que Schafik vivió y murió en una casa alquilada. Él, como hombre de familia que tenía comodidades, renunció a ellas. Ese es un ejemplo que teníamos que seguir... tal vez así no drásticamente como él, pero tampoco pasarnos al otro extremo, de que mi pobre seguridad va a estar allá afuera cayéndole el agua mientras yo adentro en un lugar seco, eso es inhumano, porque hasta hay quejas de ese tipo. Compañeras y compañeros que no tienen sábado, no tienen domingo y que prefieren renunciar porque les toca trabajar en asuntos que no son de seguridad.

¿Qué tan abierta está la dirección del partido a escuchar esto y a tomar pasos en este sentido? 

Yo solo le plantearía algo: si nuestros compañeros de la dirección actual, que fueron dirección del FMLN en momentos históricos de la guerra, fueron capaces y tan audaces de enfrentar a un Ejército apoyado por el país más poderoso del mundo, con estrategias militares en una guerra de baja intensidad diseñada precisamente contra la guerra de guerrillas, y fueron tan audaces de poder generar cambios, y adaptarse a las condiciones y a las inclemencias de una guerra, de tener que, posterior a la caída del muro de Berlín y de todo el bloque socialista, y de tener la capacidad y la audacia de firmar unos Acuerdos de Paz que nos permitieron ingresar a la vida política, ¿por qué no vamos a tener una dirección capaz de reaccionar y adaptarnos a los nuevos momentos si casi son los mismos? ¿Por qué no van a tener esa audacia de sacrificar lo que se haya que sacrificar, a un año de las elecciones? Yo no le veo ningún inconveniente a que la dirección en este momento esté pensando que debe salvar al FMLN histórico, que debe salvar al FMLN que ha sido el movimiento guerrillero ejemplo en el mundo en audacia militar. ¿Por qué no lo podemos hacer en audacia política? 

¿Y esto ya lo dijo usted a la dirección?

No, no he tenido la oportunidad de hablar con ellos; sí he expuesto mis quejas de funcionarios, de los que he mencionado... Se los he dicho en municipalismo, se lo he dicho fraternalmente al compañero Medardo González, a quien respeto y realmente quiero mucho. Se lo dije en una reunión que tuvimos, que tuviera cuidado con que lo andan adulando diciéndole que "es el secretario que ha ganado a dos presidenciales". Yo le he dicho: "cuidado, Medardo, porque llevás dos perdidas en la Asamblea Legislativa, 2012 y 2015". Tenemos que afinar detalles y tenemos que profundizar la estrategia para ganar las elecciones de 2019. Esos aduladores no los debe de permitir la dirección, pero muchas veces es con los que se sienten cómodos... Yo tengo esperanza, y creo que la dirección va a tomar en serio esta condena que nos ha hecho el pueblo, yo no digo mensajes: es una condena drástica la que nos ha dado el pueblo en estas elecciones. 

¿Los mensajes, la popularidad, la campaña de voto nulo de Nayib Bukele y su separación del partido influyó en este resultado?

Miren, fue un error la expulsión de Nayib Bukele. Lo que diré ahora no lo quise decir antes porque obviamente no era el momento, pero como secretario municipal se me pidió que firmara la carta apoyando la expulsión de Nayib Bukele. De los 19 municipios de San Salvador fui el único que no la firmé, y hablé con Nery Bonilla la secretaria departamental de San Salvador de por qué no lo iba a hacer, y consideraba, primero, que tengo una amistad con Nayib; segundo, me parecía equivocada la decisión, y dejémoslo ahí. No firmé esa carta. Pero la situación de Nayib es una factura que estamos pagando. Que Nayib goce de estos niveles de popularidad es responsabilidad nuestra, el FMLN, porque nosotros lo flagelamos, nos dimos el lujo de expulsarlo siendo él un alcalde mediáticamente conocido, con mucha aceptación popular, y que era un rostro diferente para el FMLN. En las elecciones él lo menos que pudo hacer es mantener su crítica al partido, agudizarla, a tal punto que sí puedo decir yo que fue un factor que incidió mucho, sobre todo en San Salvador, pienso yo. Creo yo de que ese factor pesa, pesa, al igual que muchos de los factores de los que hemos hablado. 

¿Pero cómo puede ser un aliado del FMLN él si tiene, para empezar, una vida ostentosa, y no sé si realmente él profesa los valores y principios del partido?

Yo siempre he creído que él es un aliado. Él es un hombre de una clase social alta, todos lo conocemos, conocemos a su familia, pero que en buena medida pregona principios de izquierda. Obviamente, yo diría que a Nayib nadie le va a reclamar que ande en camionetas, si todo mundo sabe que su padre fue millonario. Tampoco a Nayib nosotros le podíamos exigir más allá, porque él era un aliado. Un aliado con quien se tuvo que tener una buena relación, con quien se tuvo que compartir una estrategia, a quien no se le podía dar órdenes porque obviamente era un aliado... Con que hay dificultades para darle órdenes a un aliado en el Ejecutivo al que se le ha dado el cargo, se pueden imaginar a un hombre que entra por su acumulación de imagen...

Como para darle respuesta al diagnóstico que ha hecho: ¿uno de los cambios y movidas audaces que podría hacer el FMLN es llamar a Nayib Bukele como aliado?

Mire, yo más lo veo así hoy. Nosotros, y se lo dije ayer a Óscar [Ortiz], se lo expresé también con mucho respeto a Gerson Martínez...

¿Ya se reunió con Gerson Martínez? 

No, no, en una declaración y le sugiero a Gerson Martínez de que no se inscriban a primarias por el momento, que se congele el tema de las primarias que está para abril, que discutamos, que salgamos adelante, que surja de esto una línea estratégica importante, y que luego veamos... Si en este momento nos tocara definir un candidato y empezar la campaña para las presidenciales, yo les apuesto de que en un año vamos a tener una situación de fracaso igual. La única situación que tiene el FMLN para empezar a reoxigenarse es que vayamos en una amplia alianza a las elecciones de 2019, en una amplia alianza con un programa fundamentado en favor del pueblo para poder recuperar, realmente, la confianza que el pueblo nos ha retirado, y eso no lo representa una persona, no lo representa un personaje, no lo representa un paladín de la imagen... Eso realmente lo representa un mensaje en el que a la gente le quede claro que el FMLN está dispuesto a cambiar, a enmendar, a rectificar, y, ¿por qué no decirlo? A pedir perdón si se ha hecho algún daño al ideario del pueblo. 

¿Y cómo se traduce eso en una campaña y en una alianza? 

Ah, bueno, ese es el gran problema que tienen mis compañeros de dirección, dificilísimo. 

¿Pero entonces no buscarán a Nayib como aliado otra vez? 

Yo no lo veo difícil. Quienes lo pueden ver difícil son los que lo han ofendido y lo han dañado. 

O incluso él. 

O incluso él como se siente con nosotros, pues sí. Si es que aquí nuestro partido ha hecho alianzas con Gana, han pactado en la Asamblea Legislativa con la derecha, incluso, con sectores de derecha, que han estado en el Coena, han jugado el papel de aliados. O sea, en política nada está descartado, a no ser de que nos atrincheremos en los personalismos y hagamos prevalecer el personalismo, pero el pueblo salvadoreño no depende del personalismo de nadie, de los problemas personales o de las calenturas de nadie.

¿Qué aliados ve en esa alianza? ¿El CD, PSD? 

¿Por qué no? Cómo no... 

Usted no ha pedido las cabezas de los dirigentes. 

Yo no he dicho eso. 

En el sentido de que no pide la destitución de todos los que...

Fui muy claro en decirlo y lo vuelvo a repetir: partidos de izquierda, partidos de derecha, de cualquier parte del mundo, cuando tienen un resultado así de catastrófico, lo primero que hacen las dirigencias es renunciar. Con eso, punto y aparte, no estoy pidiendo la renuncia de la dirección, pero sí la reestructuración de la dirección. Es más, yo le diría a Medardo, con mucho respeto, que no se malinterprete, como compañero, lástima que no se lo puedo decir en privado, pero yo le pediría que se quite a algunos elementos de la Comisión Política que son mala influencia para él, que revise, que lo han embaucado en algunas cosas que nos han generado muchos daños, que lo vea. No quiere decir que un compañero que se le pida que se aparte va a pasar a ser enemigo o que estará excluido del FMLN, que se le quite su historia, un cargo, no se trata de eso... Se trata de que mande un mensaje de que está dispuesto a incorporar nuevos compañeros que ayuden a construir esa nueva visión. 

¿Medardo tiene que seguir manejando el partido en 2019? 

Estoy dando mi opinión, no estoy hablando ni por la militancia de San Marcos. Medardo debe de terminar como secretario general, debe de restructurarse no solo parte de la Comisión Política sino que parte de las directivas departamentales, tiene que revisarse y ser autocrítico y humilde, muchas de las directivas municipales donde hemos tenido fracasos rotundos por divisiones, por arribismos, y deben de reestructurarse. Debe el partido hoy más que nunca hacer una convocatoria amplia a que el partido crezca, el partido aquí ha ido reduciéndose en militantes. San Marcos, en 2008, tenía 800 afiliados y ahora solo tenemos 190 afiliados... Yo tengo un enfrentamiento con la departamental desde el 99, 2000, y se nos ha castigado así: "que no entre nadie", "¿Quiénes son de Fidel? Estos. Para afuera". Es una manipulación perversa que han hecho en algunas directivas departamentales.

¿Zoila Quijada maneja el padrón?

Zoila es de la secretaría de organización, pero obviamente no la puedo acusar de esto. Sí a los compañeros de la directiva departamental que siempre han sido muy perversos en la manipulación de esos registros y desgraciadamente se les ha permitido. 

¿De qué hablaron ayer con Óscar Ortiz? 

Previamente me había dicho que después del resultado de las elecciones nos veríamos y hasta ayer pude. No ha habido aquí nada confabulado. A lo más que llegué y aquel me dijo: "coincido con tu planteamiento, unámonos para ver qué hacemos aquí por el partido, yo estoy dispuesto, tengo esperanzas, muchos compañeros de la dirección aquí han estado y están dispuestos". O sea, ha habido un mensaje de esperanza. Incluso me dijo: "¿Nos tomamos una foto?". Y bueno, salió en el diario, pero no hay ningún problema. Miren, ahorita, somos públicos todos, así que reunirse no debe ser ningún pecado. Hablar de esto y discutir de esto no debe ser ningún pecado. Va a haber varios compañeros que no entienden esto. Van a decir: "Fidel, Team Nayib", y van a empezar los calificativos y los ataques. A mí algunos me dicen: "ya te van a expulsar". 

¿Cree que lo expulsen?

No, no pueden. Yo estoy hablando con mi derecho a que la minoría en el partido debe ser escuchada. Si yo soy minoría, me deben de escuchar. Está en los estatutos el derecho a disentir. Yo sí me voy a defender hasta donde sea de un intento de cualquiera de quererme expulsar, porque yo sí he nacido aquí. Es más, mejor lucharía por ver a quiénes expulsamos a que me expulsen a mí. Porque quienes deben de dar cuentas si han sido consecuentes con los principios del FMLN, con el ideario de nuestros estatutos, son muchos compañeros que están ostentando cargos de dirección e institucionales. Yo, a algunos compañeros, las cosas se las he dicho personalmente y no les ha gustado, pero en el partido así somos, nos gusta el debate, nos gusta darnos riata, como decimos, en buena medida. Claro, debe de haber respeto y como yo les digo, si yo me he referido a la compañera Lorena Peña lo hago con todo el respeto que ella como mujer merece, pero donde debe de asumir una responsabilidad. 

¿Ella es parte de los aduladores de Medardo?

Yo creo que ella ha sido una mala influencia para el compañero Medardo González. Yo he conocido al compañero Medardo, es todo terreno... pero él ha sido influenciado negativamente por muchos compañeros y compañeras, quienes le han generado un mundo ficticio, y que le han llevado a tomar decisiones o ser displicentes con algunas decisiones que sí debe de tomar. Lo que debemos de hacer todos es ayudar a Medardo a salir de esta crisis. A mí me dolería que Medardo no salga con la frente en alto como lo merece, por culpa de otros. 

¿Puede dar más nombres?

No. Incluso, automáticamente le pido disculpas a Lorena Peña por referirme a ella, pero lo continúo sosteniendo, y lo puedo debatir con ella si quiere. 

¿Usted cree que Nayib puede estar en la fórmula presidencial para 2019?

Como puede ser que sí, puede ser que no. Me acuerdo que así contestaba Funes cuando le preguntaban por el gabinete. Puede ser que sí, puede ser que no. Pero lo que  sí les digo es que si nosotros vamos solos para 2019, no nos va a ir bien. Por eso yo le decía a Óscar ayer, en confianza: "Metete a las primarias, que no las ganarías porque ya los dados están cargados y ya está todo mundo catequizado por quién debe votar. Pero, en todo caso fueras, te vas a ir al despeñadero". Igual le digo yo a Gerson, que se cuide, que valore, que espere, que no lo empuje nadie, que sea a criterio propio que analice. Gerson es un hombre muy inteligente, uno de los mejores funcionarios, considero yo, que ha habido. Me dejó colgado con una pasarela que no hizo, pero la hice yo. Le cuestiono que se haya puesto a hacer tantos pasos a desnivel cuando con todo ese dinero pudo haber arreglado todas las calles del Área metropolitana, los caminos vecinales y el pueblo nos hubiera dado ese reconocimiento...

Usted propone una alianza con Bukele. ¿La popularidad del aliado es el único requisito para establecer alianzas?

Claro, es que tampoco hay que ir a pactar con el diablo. Yo te decía que tenemos aliados que nos han causado tanto daño, como Marco Fortín. ¿Por qué no podemos hacer alianza con alguien que nos va a sumar o con alguien con el que podamos compartir estrategias y proyectos? Claro, cualquier situación de alianza debe quedar bien definida, debe quedar bien protocolizada, porque eso es lo que nos ha sucedido con Mauricio Funes, que nunca se pactó como caballeros de verdad, y por eso al mes ya nos había mandado a volar y estaba haciendo lo que él quería. 

¿Usted no cree que Nayib quería tomarse el partido? 

No, yo descarto totalmente eso. Ese fue un argumento que se inventó una persona para justificar lo que hicieron, pero él no quería eso. Tomarse el partido no puede decirlo ni quien haya nacido en este partido, mucho menos ahora. O que nos vayan a acusar a quienes hoy estamos dando opinión de que nos queremos tomar el partido, no, bajo ninguna circunstancia. Es más, automáticamente renunciaría a cualquier propuesta de ocupar un cargo de esos porque no sería coherente con mi opinión.