La cruz de Marisa Martínez

 
Publicidad
Devota de monseñor Romero y hermana de Roberto d'Aubuisson, Marisa Martínez dice sentirse cansada por las eternas preguntas acerca de su hermano, aunque acepta una vez más contar cómo impactó el magnicidio y cómo descubrió la radicalización de D' Aubuisson. 38 años después, ella prefiere hablar de Romero y del que cree será su legado. "Será un santo incómodo", dice. 

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad