La gran fiesta del pueblo del mártir

 
Publicidad
Una pareja de religiosos argentinos cargando a la virgen de Luján, extranjeros de varias partes que viajaron a rendir respeto a "La voz de los sin voz", un pastor bautista, y miles de salvadoreños se dieron cita este 14 de octubre para ser testigos de la canonización de monseñor Óscar Arnulfo Romero. La plaza Gerardo Barrios se vio abarrotada, la misma plaza en la que decenas de feligreses fueron abatidos por las balas en 1980, durante el funeral del "santo de América".

Publicidad

 
Publicidad

 CERRAR
Publicidad