Imprimir

Gana lidera gasto en propaganda electoral con $2 millones, según Acción Ciudadana

Karen Fernández Arysbell Arismendi

La organización Acción Ciudadana presentó este martes 6 de noviembre su primer informe sobre la inversión en propaganda de los partidos políticos en contienda para las presidenciales de 2019. Según este reporte, Gana, el partido del exalcalde Nayib Bukele lideró en octubre la inversión en spots televisivos, vallas publicitarias y cuñas de radio: 2 millones de dólares.  

Le siguen a Gana el partido que respalda la candidatura del empresario Carlos Calleja para la presidencia y el de Carmen Aída Lazo para la vicepresidencia, Arena, con 1.8 millones de dólares; y el FMLN, de Hugo Martínez y Karina Sosa, con 827 mil. En el cuarto puesto, queda Vamos, que lleva como candidatos a Josué Alvarado y Roberto Rivera Ocampo, con 40 mil dólares de inversión. El quinto es el partido Nuevas Ideas, formación creada a partir del movimiento político de Nayib Bukele, que habría gastado 13 mil dólares en propaganda.

Los dos restantes forman parte de la coalición de partidos que junto a Arena y la democracia cristiana abanderan a Calleja: Democracia Salvadoreña con 10 mil dólares y el Partido Concertación Nacional con 2 mil. Son 4.7 millones en total el monto invertido en propaganda por parte de estos partidos. El PDC no aparece en el monitoreo. 

Gana es un partido surgido apenas 2009, luego de la escición en Arena de un grupo de diputados tránsfugas liderados por Guillermo Gallegos, actual vicepresidente de la Asamblea Legislativa. El informe de la oenegé coloca a este partido en un escenario inédito en la política salvadoreña: por primera vez, un partido colista lidera la colocación de propaganda en medios, superando incluso a las maquinarias electorales de Arena y el FMLN.

El representante de la oenegé, Eduardo Escobar, responsable del centro de monitoreo de transparencia, explicó en El Faro Radio que la metodología utilizada para este informe incluyó un rastreo -a través de un sistema informático- de la propaganda difundida por los partidos en contienda en la radio, televisión y vías públicas. Este ejercicio sólo permite suponer, acotó Escobar, cuánto se está gastando en la campaña electoral y presuponer que está siendo pagado por los propios partidos políticos, desconociendo la fuente original de los fondos. 

Hasta la fecha, ninguna de las fórmulas presidenciales ha revelado quiénes son los financistas de su campaña electoral. Ha sido el tema del financiamiento el asunto al que los partidos políticos siempre se han rehusado a transparentar. Evidencia de ello han sido otros informes de Acción Ciudadana donde esa institución ha constatado la omisión de información de los partidos políticos al Ministerio de Hacienda sobre sus donantes, los montos y cómo gastan ese dinero. “En 2014 y 2015 había una diferencia de más o menos $15 millones que no se había reportado al Ministerio de Hacienda", detalló Escobar refiriendo los estudios que han realizado respecto al financiamiento de los partidos políticos y en el que su organización solicita la información directamente a los partidos y la contrasta con los reportes ofrecidos a Hacienda. 

Escobar expresó su indignación por la renuencia de los candidatos a revelar la identidad y el valor de los recursos econonómicos que están recibiendo. Lamentó, además, la fragilidad de las instituciones del Estado para fiscalizar el origen y el destino de esos fondos, en su mayoría proveniente de empresas privadas. “No hay quién fiscalice a los partidos, ya sea dentro del Tribunal Supremo Electoral o fuera de él. La Corte de Cuentas tampoco lo ha hecho. No sabemos qué hacen los partidos con el dinero que reciben de deuda política”, dijo Escobar.

ElFaro.net / Publicado el 6 de Noviembre de 2018