“Es la primera vez que se descubre un entierro en Joya de Cerén”

El 22 de noviembre, el Ministerio de Cultura informó de un hallazgo arqueológico sin precedentes en Joya de Cerén, uno de los sitios arqueológicos más importantes del país. Cuarenta años después de haber sido descubierto por un arqueólogo estadounidense, el departamento de arqueología salvadoreño encontró un sitio de entierro y una osamenta.

Michelle Toledo es arqueóloga del ministerio, ha trabajado en el sitio desde 2011 y participó en la excavación en la que se descubrió la osamenta. Toledo detalló los planes de trabajo y la importancia del hallazgo. "Esta es la primera vez que se descubre un entierro en esta zona de Joya de Cerén, porque en el 78, el tractor destruyó una plataforma en la que se encontraron restos humanos", dijo Toledo.

La excavación se llevó a cabo gracias a fondos facilitados por cooperación internacional. “A finales de 2016, el embajador de Francia estaba interesado en Joya de Cerén. Le planteamos el proyecto y nos otorgó el fondo de casi 900 mil dólares”, dijo.

La arqueóloga subrayó que siempre es problemático contar con un presupuesto para la conservación del patrimonio, aunque el Estado salvadoreño está obligado a proteger los sitios, gracias a sus propias leyes y tratados internacionales. "Hasta el momento yo no he escuchado que los candidatos presidenciales hablen de la cultura. Es un tema que queda fuera", dijo Toledo.

Toledo conversó con El Faro Radio este martes 11, en una semana en la que Joya de Cerén está de fiesta, ya que se cumple un cuarto de siglo desde que la UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad, por ser el único sitio arqueológico en El Salvador con evidencias de vida cotidiana de los habitantes de Mesoamérica. “Joya de Cerén es uno de los poquísimos sitios arqueológicos de Mesoamérica que brindan una visión amplia de cómo vivía la gente común y corriente en el período clásico maya", escribió Roger Atwood en septiembre de 2013 para El Faro Académico. 

El sitio arqueológico Joya de Cerén se ubica al sur del actual caserío con el mismo nombre en el municipio de San Juan Opico, La Libertad. Este sitio es muy importante ya que comprende los restos de la aldea prehispánica mejor preservada en Mesoamérica, pero no se escapa a los conflictos por la violencia pandilleril que aquejan a las comunidades de El Salvador. 

En enero de 2017, El Faro reveló la penetración de las pandillas en los alrededores del parque arqueológico y que ello dificultaba cualquier proceso de investigación en el sitio. La arqueóloga explicó que han seguido adelante con el trabajo pese a una situación de violencia en la zona que ya impidió la realización de trabajos en 2017. "La violencia en Joya de Cerén siempre está. Pero eso no nos ha detenido para seguir continuando con los trabajos. El año pasado tuvimos una excavación en el cantón y quienes nos colaboraron eran mareros”, dijo Toledo. La arqueóloga explicó que no se puede entrar y hacer trabajos en territorios dominados por las pandillas sin contar con su aval, un diálogo necesario que también han hecho partidos políticos, alcaldes y hasta empresas, como lo han confirmado dirigentes de partidos y alcaldes y empresas que necesitan distruibuir productos de consumo a los terrirorios dominados por las pandillas. 

 
Publicidad
Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad