Imprimir

Bukele usó una camioneta de una empresa del entramado de corrupción de Saca

Gabriel Labrador

Entre septiembre y octubre de 2017, siendo alcalde de San Salvador, el candidato a la presidencia por el partido Gana utilizó una camioneta que estaba ligada al proceso judicial contra el expresidente Antonio Saca por corrupción. Bukele dice que desconocía que la camioneta era de Saca y que su equipo la alquiló. La empresa responde que no se dedica al alquiler de vehículos. La camioneta pertenece a Promotora de Comunicaciones, una de las empresas que Saca utilizó para desviar fondos públicos en su gestión y propietaria también de su mansión en el volcán

ElFaro.net / Publicado el 21 de Diciembre de 2018

En agosto de 2018, la Fiscalía anunció desde la mansión Saca, en el cantón El Carmen, la incautación de las propiedades del expresidente Saca. La camioneta marca Lexus, año 2013, color gris, vidrios polarizados, placas P304-298 estaba en la lista. Foto de Gabriel Labrador
 
En agosto de 2018, la Fiscalía anunció desde la mansión Saca, en el cantón El Carmen, la incautación de las propiedades del expresidente Saca. La camioneta marca Lexus, año 2013, color gris, vidrios polarizados, placas P304-298 estaba en la lista. Foto de Gabriel Labrador

El 18 de octubre de 2017, una camioneta del expresidente Antonio Saca ingresó al parqueo del Centro Judicial Isidro Menéndez, en el centro de Gobierno de San Salvador, seguida por un pick up cargado con guardaespaldas. En el parqueo, un nutrido grupo de periodistas y camarógrafos esperaba la llegada de su tripulante, que aquel jueves por la mañana tenía programada la audiencia inicial de un proceso penal en su contra. Sin embargo, el político que salió por una de las puertas traseras no era Tony Saca. Para esas fechas, el expresidente ya llevaba once meses en prisión preventiva por un caso de corrupción.

“Parece que ha llegado el alcalde de San Salvador Nayib Bukele en una camioneta. Ya los medios de comunicación se han traslado justamente a esta camioneta que nosotros vemos en pantalla”, dijo Néstor Ríos, reportero del noticiero Órbita TV. Su camarógrafo apresuró el paso hasta el parqueo de los tribunales y enfocó con su lente la camioneta marca Lexus, año 2013, color gris, vidrios polarizados, placas P304-298. De ella se bajaron dos guardaespaldas y al cabo de unos segundos Bukele, que saludó y sonrió a los periodistas.

Para aquella fecha, Nayib Bukele era aún alcalde de San Salvador y cumplía su octavo día como militante expulsado de las filas del FMLN. Su presencia en el centro judicial obedecía a una acusación por expresiones de violencia contra la mujer presentada por la exsíndica Xochilt Marchelli, una de las funcionarias de mayor confianza del Frente en la alcaldía. Por esta misma demanda (y por otras “prácticas”, entre ellas el fomento de la división interna) el partido expulsó a su alcalde estrella el 10 de octubre de 2017. Un año después, pese a que Marchelli pidió por razones de salud que ya no se la tomara en cuenta en el caso, un juzgado de instrucción envió a juicio al exalcalde por supuestamente haberse burlado de la exfuncionaria. El caso aún sigue en curso.

El arribo de Bukele quedó retratado en múltiples videos y fotografías . El alcalde se bajó con un envase de bebida en sus manos y comenzó a caminar hacia la sala de audiencias. Antes de entrar al edificio se detuvo para contestar preguntas, dijo que era inocente y criticó a la Fiscalía por investigarlo cuando había, en su opinión, delitos contra la mujer más importantes que perseguir.

Dos días antes, luego de haber anunciado en público la creación de Nuevas Ideas, el movimiento político que promovió su candidatura, el alcalde había visitado el mismo centro judicial para darse por notificado del proceso penal en su contra. Esa vez, las cámaras tomaron imágenes de la camioneta mientras estaba en el parqueo, en posición de salida, y cuando el alcalde se subió a ella para retirarse .

Esa camioneta tenía ya en ese momento una anotación preventiva de un juzgado. Es decir, no podía ser traspasada a nadie porque junto a otros bienes era propiedad de Promotora de Comunicaciones, una empresa que estaba bajo investigación por ser parte del entramado de corrupción por el que un año después ha sido condenado el expresidente Saca. La ley sí permitía sin embargo, que la camioneta fuera prestada o alquilada a terceros. Cuando El Faro preguntó a Gabriela Asturias, asesora legal de Promotora de Comunicaciones, sobre la posibilidad de un alquiler, ella respondió que no tiene registros y que “la empresa no se dedica al alquiler de vehículos”. Cuando se le preguntó por la posibilidad de que fuera prestada, Asturias respondió que es información que desconoce.

La camioneta del expresidente Saca

Según el Registro Público de Vehículos Automotores del Viceministerio de Transporte la empresa Promotora de Comunicaciones S.A. de C.V., de Antonio Saca, adquirió la camioneta Lexus placas P304-298 el viernes 8 de marzo de 2013.

El juicio en el que Saca deberá cumplir 10 años de prisión reveló que Promotora de Comunicaciones es una de las empresas que el expresidente utilizó en un intrincado sistema de desvío de fondos desde la Casa Presidencial. Los registros públicos muestran que fue la empresa que más rentabilidad le dio durante el quinquenio 2004-2009 , y ahora se sabe que esa bonanza fue posible gracias a la inyección ilegal de dinero público a sus cuentas. Promotora usó agencias de publicidad para triangular los fondos a sus propias cuentas y a las del exmandatario, camuflados como salarios de 60 mil dólares mensuales para Saca, y es la empresa que compró para él una mansión en el cantón El Carmen , en las faldas del volcán de San Salvador.

Por ese desvío de fondos la Fiscalía detuvo a Saca, a tres ex altos funcionarios de su gobierno y a tres operarios contables de Casa Presidencial entre la madrugada y la mañana del 31 de octubre de 2016. A los pocos días a todos los imputados se les congelaron los bienes, con el propósito de que pudieran responder con ellos ante una eventual condena. La camioneta Lexus plateada fue uno de los cientos de bienes de Saca y de sus empresas que fueron congelados como medida preventiva en la audiencia inicial del 3 de noviembre de 2016.

“Fue de los vehículos que desde el inicio dejamos estacionados en la residencia del señor Saca (la mansión en el volcán)”, dice Mario Machado, abogado del expresidente Saca. Sobre el hecho de que un año después la usara Bukele no aporta detalles: “La anotación preventiva que tenían los bienes para esas fechas que usted menciona solo impide la compraventa. Desconozco si (Bukele) la usó o no la usó. Supongamos que sí. ¿Cómo llegó a ser usada por el alcalde? No lo sé”.

El Faro buscó documentos de la UACI de la municipalidad, correspondientes a la gestión 2015-2018, que puedan aclarar si la sociedad Promotora de Comunicaciones S.A. de C.V. fue en algún momento registrada como uno de los proveedores del servicio de alquiler de vehículos a la Alcaldía de San Salvador. Para el año 2015 se buscó en la lista de licitaciones, concursos, contrataciones directas y en el de compras de libre gestión. Para los años 2016 y 2017 se buscó en la lista de ofertantes y proveedores de la UACI, así como en las listas de compras de libre gestión. En ninguno de los documentos citados aparece Promotora de Comunicaciones como proveedora. También se pidió formalmente a la Alcaldía que explicara si tenía registrado el arrendamiento de cualquier tipo de vehículo para uso del exalcalde durante su gestión. El 13 de diciembre, la Oficina de Información Pública de la comuna respondió a El Faro: “se ha revisado en la base de datos en relación a procesos adquisitivos de arrendamiento de vehículos de cualquier tipo para uso del exalcalde Nayib Bukele en el periodo de mayo de 2015 a mayo de 2018, no encontrando registro alguno en los archivos”.

Promotora de Comunicaciones tampoco tiene entre sus giros comerciales el alquiler de vehículos; según el perfil en el Registro de Comercio es una empresa que se dedica a la radiodifusión y a proveer servicios de comunicación.

El 2 de agosto de 2018, la camioneta pasó a resguardo del Juzgado Especializado de Extinción de Dominio de San Salvador, al igual que todos los demás bienes decomisados en el caso, según resolución judicial inscrita el 14 de agosto en el Centro Nacional de Registros (CNR). Los bienes congelados están bajo custodia del Consejo Nacional de Administración de Bienes (Conab).

El 10 de agosto, casi un año después de que Bukele la usara, la camioneta estaba estacionada junto a otros cuatro vehículos de lujo en una cochera de la mansión de Saca en las faldas del volcán de San Salvador. Ese día, la Fiscalía montó una conferencia en la mansión para notificar las incautaciones. La Lexus P304-298 compartía espacio con una camioneta Lexus idéntica, pero del año 2009 y placas P624-674); un sedán Jaguar, color dorado metálico, año 2003 y placas P504-610; y un sedán Mercedes Benz, color gris rústico, año 2008, placas P632- 621. Todos son propiedad, según el registro público de vehículos, de Promotora de Comunicaciones. El quinto vehículo de la cochera era otro Mercedes Benz, color gris, año 2010, placas P301-689, propiedad del Grupo Samix, otra de las corporaciones de Saca.

Además de la Lexus P304-298 que usó el exalcalde Bukele, las autoridades incautaron a Promotora una camioneta Lexus idéntica, pero del año 2009 y placas P624-674); un sedán Jaguar, color dorado metálico, año 2003 y placas P504-610; y un sedán Mercedes Benz, color gris rústico, año 2008, placas P632- 621. Foto de Gabriel Labrador.
 
Además de la Lexus P304-298 que usó el exalcalde Bukele, las autoridades incautaron a Promotora una camioneta Lexus idéntica, pero del año 2009 y placas P624-674); un sedán Jaguar, color dorado metálico, año 2003 y placas P504-610; y un sedán Mercedes Benz, color gris rústico, año 2008, placas P632- 621. Foto de Gabriel Labrador.

Dos personas que trabajaron con Bukele durante la gestión capitalina confirmaron a El Faro que la camioneta Lexus P 304-298 fue usada por el exalcalde de forma habitual entre septiembre y octubre de 2017. Ambas personas, que pidieron el anonimato por su grado de cercanía al entorno de Bukele, aseguran que vieron al exalcalde a bordo de ella, pero que desconocían quién era el propietario.

El Faro pidió al candidato a la presidencia por Gana, que lidera las encuestas de cara a las elecciones del 3 de febrero, una explicación de por qué usó por varias semanas una camioneta propiedad de Antonio Saca y vinculada judicialmente, ya en ese momento, a la trama de corrupción del expresidente. Se le solicitó una reacción a través de su jefa de prensa y vía mensaje directo en su cuenta de Twitter. En un primero momento, la jefa de prensa de Bukele dijo a El Faro que la información en poder del periódico “estaba equivocada”.

Más tarde, Bukele respondió desde su cuenta en Twitter que entre septiembre y octubre de 2017 sustituyó su vehículo habitual por una camioneta blindada, debido a un accidente de tránsito. “Asumo que la camioneta por la que me preguntás fue una que usé mientras reparaban la mía, después de un choque que tuvimos con mi familia en San Miguel (un conductor ebrio nos embistió de frente)”, escribió Bukele.

Según el candidato, alguien de su equipo se encargó del alquiler: “Como sabés no hay muchas camionetas blindadas de alto calibre en El Salvador y mi equipo consiguió alquilar esa. No estaba siendo usada por ninguna persona ni por ninguna empresa y no tenía ni tengo (hasta ahora que me estás diciendo) información de que tenía algo que ver con Tony Saca. En todo caso, si lo que tú dices es correcto, era información que no teníamos ni teníamos que tener. Es totalmente irrelevante quién era el dueño de un carro que estaba a la venta y alquilamos por unos días”, dijo.

El abogado de Saca, Mario Machado, corrige el detalle de que la camioneta estuviera en venta: “La anotación preventiva que tenían los bienes para esas fechas que usted menciona impide la compraventa”, dice Machado. A su vez, la asesora legal de Promotora de Comunicaciones, Gabriela Asturias, dijo a El Faro que desconocía por qué Bukele pudo usar la camioneta. “No tengo registro de que haya sido utilizada [por] un par de meses por Nayib Bukele. La empresa no se dedica al alquiler de vehículos”, insistió Asturias, que ha trabajado para la empresa los últimos dos años. “Si usted me dice que él anduvo en ella desconozco por qué”, dijo.

Cuando El Faro le comentó la versión del exalcalde, que apunta a un posible alquiler, también lo negó. “Él puede decir misa y media. Ya sabe cómo es. Ahora, quién se subió al carro de quién o quién le prestó el carro a quién es algo que no me consta y lo desconozco”, dijo la abogada.

En la mañana del 20 de diciembre, El Faro envió más preguntas al candidato de Gana: ¿Cuándo fue ese accidente en San Miguel? ¿Cuánto tiempo duró la reparación de su camioneta? ¿Quién de su equipo alquiló la camioneta Lexus? ¿Cómo fue que la gente de su equipo supo que era una camioneta blindada y cómo llegaron a ella? Sofía Medina, su jefa de prensa, respondió que Bukele estaría muy ocupado ese día por a un acto de proselitismo y que difícilmente podría responder.

A bordo de la Lexus, en sus llegadas a tribunales de octubre de 2017, junto a Bukele viajaba Ernesto Castro, su amigo y esposo de la alcaldesa de Nuevo Cuscatlán, Michelle Sol, sucesora de Bukele en el gobierno de ese municipio. El Faro preguntó a Castro el 19 de diciembre por esa camioneta. Su primera respuesta fue que nunca había abordado una camioneta de dichas característica y que Bukele tampoco: “No tengo conocimiento de que Nayib haya ocupado camioneta Lexus”, dijo. “Te repito: yo jamás me he subido a una camioneta Lexus y menos con Nayib”, insistió.

En repreguntas, a Castro se le detalló que había vídeos en los que se les veía bajándose del vehículo en los tribunales, en octubre de 2017. Horas más tarde, Castro respondió: “Busqué el vídeo y sí, es una Lexus, al menos así parece. Pero no tengo conocimiento de quién en es; si no la recuerdo es porque seguramente la anduvieron un par de días. Lo que sí estoy seguro es que nunca Saca le ha prestado un carro a Nayib”, dijo.

Sobre la relación del candidato con el expresidente Saca, Castro dice: “Que de mi parte esté enterado, [no existe] ninguna [relación con Saca]”.

Nayib Bukele en su rutina como alcalde de la ciudad de San Salvador. 15 de noviembre de 2016. Foto: Fred Ramos.
 
Nayib Bukele en su rutina como alcalde de la ciudad de San Salvador. 15 de noviembre de 2016. Foto: Fred Ramos.

Bukele y el apellido Saca

Bukele es el candidato presidencial favorito, según las encuestas, para ganar en las elecciones de febrero de 2019. Desde finales de julio, cuando el Tribunal Supremo Electoral canceló al partido Cambio Democrático, con quien Bukele pactó una alianza para las presidenciales, el partido Gana se prestó como vehículo para llevarlo a la elección.

Gana siempre estuvo vinculado a Antonio Saca. Cuando 14 diputados abandonaron Arena y fundaron Gana tras la derrota presidencial de 2009, la cúpula dirigida por el expresidente Alfredo Cristiani expulsó a Saca, “por traición”. En respuesta, un puñado de diputados areneros, entre ellos Mario Tenorio, hoy diputado de Gana, financiaron protestas para respaldar a Saca y pedir que no se le expulsara.

Desde su fundación, Gana ha sido presidido por Andrés Rovira, un exfuncionario de la gestión Saca en el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local. En enero de 2010, Rovira vendió a Grupo Samix la corporación ABC (dueña de 7 frecuencias radiales) por 1.3 millones de dólares.

Otros dos de los principales responsables en el nacimiento de Gana fueron piezas clave en la gestión de Saca en el gobierno y en el partido Arena. Uno de ellos es el actual vicepresidente de la Asamblea, primer fundador -según el acta de constitución del partido- y líder político de Gana, Guillermo Gallegos. El otro fue Herbert Saca, señalado por el exdiputado Miguel Ahues como el principal respaldo económico en los primeros meses de vida del partido naranja. Más reciente, en una investigación de la Revista Factum que reveló reuniones entre el expresidente Funes, el expresidente Saca y operadores políticos, Funes perfiló a Herbert Saca como “el enlace de mi gobierno con los diputados de Gana una vez se constituyeron en partido político después de su salida de Arena”.

El Faro reveló hace un mes que en diciembre de 2015, en el contexto de los cabildeos que hacía el exfiscal general Luis Martínez para su reelección, este llegó a considerar a Herbert Saca, primo y operador político del expresidente Antonio Saca, como un enlace para hacerle llegar un mensaje a Bukele. Martínez buscó a Herbert Saca el 24 de diciembre de 2015 y le pidió que enviara este mensaje: “Dígale a Erick, a Ramiro y Nayib que dejen paranoia”, escribió Martínez a Herbert Saca. Se refería, además del exalcalde, al dirigente del FMLN José Luis Merino, mejor conocido como “Ramiro”, y su ahijado Erick Vega.

El 8 de febrero de 2016, un mes después de que la reelección de Martínez fracasó, este volvió a contactar a Herbert Saca para que intercediera por él ante Bukele. “Calme a Nayib y a Alex Muyshondt sobre eso del troll center. Yo jamás quise ni nada contra nayib. Todo lo contrario siempre he respetado”. “Alex” Muyshondt es Alejandro Muyshondt, un tuitero y experto en manejo de redes sociales. Muyshondt confirmó haber recibido ese mensaje. “Con el señor Saca y el fiscal Martínez tenemos unos amigos en común, entonces, a través de los amigos me hicieron llegar el mensaje”, dijo Muyshondt. A la fecha, Bukele no ha respondido cuál es su relación con Herbert Saca. 

Arena continúa acusando al expresidente Saca de estar, aún hoy, detrás de Gana y de los diversos desgranamientos de diputados que ocurrieron en las legislaturas 2009-2012 y 2012-2015 . A la postre, este partido se convirtió en el principal aliado legislativo de los dos gobiernos del FMLN. Una alianza que al día de hoy se mantiene vigente.

En la elección presidencial de 2014, Gana llevó a Antonio Saca como candidato presidencial de una coalición denominada Unidad en la que también estuvieron el PCN y PDC, hoy aliados de Arena para las presidenciales del próximo año. En aquella elección, esta alianza de partidos dividió el voto de la derecha y debilitó en primera vuelta a Arena. Investigaciones judiciales en curso apuntan a que Unidad nació con financiamiento ilegal del expresidente Mauricio Funes, según testigos de la Fiscalía.

Bukele tiene otro punto en común con lo Saca y Gana. Uno de los comunicadores que trabajan con Bukele desde que este asumió la candidatura por la alcaldía de San Salvador, en 2014, Ernesto Sanabria, también ha administrado la relación de Herbert Saca con los medios . Sanabria, además, ha trabajado en el área de prensa para el fundador y vicepresidente de Gana, el diputado Gallegos .

En agosto de 2014, cuando el FMLN ungió a Bukele como su candidato para buscar la comuna de San Salvador, este apareció en un evento de hotel acompañado de Sanabria, quien hasta entonces se había desempeñado como un comunicador de Gana. El Faro preguntó a Bukele cómo se explicaba que siendo un candidato del FMLN contratase a asesores de comunicación de otro partido. “El hombre tiene derecho a trabajar”, dijo el candidato en aquella ocasión.

En enero de 2015, en un debate celebrado previo a las elecciones municipales, el entonces candidato a alcalde por el FMLN, Nayib Bukele, recibía instrucciones de su hermano Karim (de saco gris) y su asesor de comunicaciones, Ernesto Sanabria. Foto: Fred Ramos.
 
En enero de 2015, en un debate celebrado previo a las elecciones municipales, el entonces candidato a alcalde por el FMLN, Nayib Bukele, recibía instrucciones de su hermano Karim (de saco gris) y su asesor de comunicaciones, Ernesto Sanabria. Foto: Fred Ramos.

En la actual campaña electoral, Bukele se ha desligado de la relación con Saca que le achaca Arena, y trata de contrarrestar estos señalamientos usando el hashtag #DevuelvanLoRobado, una de sus etiquetas más populares con las que en las redes sociales se reclama a Arena y su candidato, Carlos Calleja, por la corrupción en los gobiernos tricolor. “Están tan desesperados por quitarse la responsabilidad de lo que se robaron, que hacen estos excelentes montajes”, escribió Bukele en una publicación de Twitter el 13 de agosto, en respuesta a la imagen de un cheque a su nombre, entregado supuestamente por el Gobierno de Saca.

“¿Se supone que Tony Saca me dio dinero cuando yo tenía 22 años?”, ironizaba Bukele. “Yo no defiendo a Tony Saca”, dijo después en otra publicación de Facebook.

Lo que permanece sin explicación es por qué utilizó durante semanas un vehículo del expresidente.

 


Nota de la Redacción: En la primera versión de este texto se publicó un error tipográfico "P298-304" en una de las menciones de la placa de la camioneta Lexus. La versión correcta es "P304-298". El error tipográfico fue corregido al mediodía del 21 de diciembre.