Imprimir

Iglesia católica descarta asistir a negociación entre gobierno y oposición en Nicaragua

Confidencial

La Conferencia Episcopal de Nicaragua anunció que no estarán en la mesa de negociación que el gobierno de Daniel Ortega ha ofrecido para dialogar con la oposición sobre una salida a la crisis. El obispo auxiliar de Managua, Silvio José Baez, comunicó la decisión a través de un mensaje de Twitter el 8 de marzo de 2019. Este artículo fue publicado originalmente en Confidencial

ElFaro.net / Publicado el 8 de Marzo de 2019

 

Los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) anunciaron que no estarán “presentes físicamente” en las negociaciones entre la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y el régimen de Daniel Ortega, en una carta revelada la tarde de este viernes, tras un encuentro en el cual valorarían la invitación previa de la mesa de negociación, para participar como testigos y mediadores de un diálogo nacional que prevé acordar una salida pacífica a la crisis sociopolítica que enfrenta Nicaragua.

“Acompañaremos como pastores en estos momentos cruciales de nuestra patria”, dijeron los obispos, tras indicar que se limitarán a ejercer una misión profética, dedicándose a la oración y al ministerio de la palabra.

El anuncio ha causado sorpresa en un país que se acerca ya al primer aniversario del estallido de la protesta cívica que la dictadura orteguista reprimió brutalmente, causando 325 muertos confirmados, más de 750 presos políticos en las cárceles del país, casa por cárcel o régimen de convivencia familiar, decenas de desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio. Sin embargo, también se ha recibido con gratitud entre una mayoría desconfiada por el formato hermético de la negociación y la falta de voluntad política mostrada por el Gobierno.

“Reiteramos nuestro agradecimiento porque en algún momento de este proceso se nos haya tomado en cuenta. Sentimos que deben ser los laicos que asuman directamente la responsabilidad de gestionar en este momento las cosas temporales de la nación”, dice la carta de la CEN entregada a los medios de comunicación. Los obispos se marcharon del encuentro sin brindar declaraciones.

Previo a la carta de invitación, enviada el martes reciente, fue público que el Gobierno se oponía a la participación de los obispos más críticos de la dictadura, entre ellos el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez; el obispo de Matagalpa, Rolando Álvarez, y el obispo de Estelí, Abelardo Mata. Además, Ortega y su Gobierno ha señalado públicamente a la Iglesia católica como “golpista”, por su postura beligerante en el fallido Diálogo Nacional, entre mayo y julio de 2018, en el cual participó la Conferencia Episcopal en su conjunto, y no un obispo delegado y dos obispos asesores, como se pretendía en esta ocasión.

Los obispos se reunieron este viernes en una sesión extraordinaria para decidir si aceptaban o no la invitación realizada por la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

“Nuestro mayor aporte como pastores de esta iglesia que peregrina en Nicaragua, seguirá siendo acompañar al pueblo en sus sufrimientos y dolores, en sus esperanzas y alegrías, y elevando nuestras plegarias de intercesión para que Nicaragua encuentre caminos civilizados y justos para una solución pacífica en vistas al bien común”, afirma el documento de la CEN.

Monseñor Silvio Báez, obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, apoyó la decisión de los demás obispos de la CEN de “no estar físicamente” en las negociaciones, sino “acompañando como pastores, ejerciendo nuestra misión profética” y “dedicados a la oración y al ministerio de la palabra”.

 
"Apoyo totalmente la decisión de mis hermanos obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua de “no estar físicamente” en las negociaciones, sino “acompañando como pastores", dijo el obispo auxiliar de Managua, Silvio José Baez.