Imprimir

“No están dadas las condiciones para regresar a Guatemala”

Gabriel Labrador

La exfiscal general de Guatemala, Thelma Aldana, dice que no se siente segura en Guatemala y que volverá a ese país cuando haya condiciones mínimas de seguridad, algo que temporalmente ubica en un lapso de uno o dos días. Por ahora sigue diseñando su estrategia de campaña, para lo cual cuenta con los consejos de Porfirio Chica, ex asesor del gobierno de Antonio Saca. Aldana también dice que espera contratar a Roy Campos, de la encuestadora Mitosfky y exsesor de Nayib Bukele.

ElFaro.net / Publicado el 23 de Marzo de 2019

A menos de dos semanas de haber sido nominada como candidata presidencial del partido Movimiento Semilla de Guatemala, la ex fiscal general, Thelma Aldana, enfrenta un escenario turbulento. Su candidatura aun no está en firme pues primero debe superar todos los recursos de nulidad que, en menos de 72 horas, se han interpuesto en el Tribunal Supremo Electoral (TSE). Además, contra ella hay una orden de captura por una acusación de supuestas contrataciones irregulares en su paso por el Ministerio Público. La ley electoral en Guatemala otorga inmunidad a los candidatos inscritos y su caso ha generado controversia.

Según Aldana y su equipo, es una coincidencia que ella arribara en El Salvador el lunes 18 por la mañana, el día en que se emitió la orden. En esta entrevista, brindada vía Skype desde algún punto de San Salvador, la candidata asegura que todas las demandas en su contra no tienen sustento y solo buscan bloquearla. Ella planea regresar a Guatemala dependiendo de si las condiciones de seguridad están garantizadas. Asegura que incluso en El Salvador ha sido víctima de hostigamiento: "Donde estoy hospedada hemos visto vehículos con placas guatemaltecas, con agentes encubiertos, y también personas han tomado fotografías de nosotros, y es evidente que hay una persecución".

Aldana asumió como jefa fiscal en Guatemala en 2014, y se convirtió en mano derecha de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG). Un año después de haber asumido el cargo, procesó y envió a la cárcel a al expresidente Otto Pérez Molina y a la exvicepresidenta Roxana Baldetti por casos de corrupción. Desde entonces comenzó a ser una fiscal incómoda para el poder económico-político de las viejas élites en Guatemala, esas a las que Aldana llama “alianza criminal”. Aldana también acusó al actual presidente Jimmy Morales, por presunto financiamiento ilegal, y lo señala de pertenecer al "pacto de corruptos". Aldana terminó su período de fiscal a mediados de 2018.

Thelma Aldana Hernández llegó al cargo de fiscal general del MP en 2014. Foto de archivo. Fred Ramos
 
Thelma Aldana Hernández llegó al cargo de fiscal general del MP en 2014. Foto de archivo. Fred Ramos

Su aspiración presidencial fue un secreto a voces desde la segunda mitad de 2018, pero su candidatura y su compañero de fórmula fueron oficializados hasta el 10 de marzo pasado. A ella la acompaña Jonathan Menkos, quien ha sido director ejecutivo del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi). Las elecciones están convocadas para junio proximo, y en ellas se elegirá a la o él sucersor de Jimmy Morales, cuyo gobierno se caracterizó por marcar un retroceso en el combate a la corrupción y por aliarse con sectores políticos que ahora están fraguando una amnistía para crímenes de guerra

Guatemala, por ahora, atraviesa una crisis institucional que apunta a una escalada sin precedentes. Iván Velásquez, jefe de la Cicig, desde septiembre de 2018 tiene prohibido el ingreso a Guatemala por orden del presidente Morales, aunque esas y otras decisiones han sido frenadas por la Corte de Constitucionalidad y la Procuraduría de Derechos Humanos. "Todo lo que estamos viviendo en Guatemala solo nos muestra la magnitud de la impunidad y de la corrupción que hay en el país. entonces, más allá de una propuesta de campaña de que la CICIG continúe, yo tengo la propiedad en base a mi experiencia, para decir que Guatemala necesita una CICIG renovada, fortalecida y que nos ayude a cerrar este capítulo tan doloroso de la historia", dice.

Según la candidata, desde mayo de 2018 visita varias veces al mes El Salvador, entre otras cosas, para reunirse con asesores que comparte con el presidente electo salvadoreño Nayib Bukele. Aldana dice que está buscando los servicios del experto en estudios de opinión pública Roy Campos (presidente de la encuestadora mexicana Mitofsfky y ex asesor de Bukele en la campaña presidencial). Confirma que entre las personas que ya le colaboran está Porfirio Chica, un exasesor del expresidente Elías Antonio Saca y del ex ministro de Seguridad René Figueroa (2004-2009). 

El miércoles 19 de marzo, un día después de que se conociera la orden de captura en su contra, ella concedió una entrevista a la cadena internacional CNN desde una oficina que se ha convertido, desde hace algún tiempo, en un lugar para "hacer reuniones cuando vengo a El Salvador". Ubicada en la colonia La Mascota de San Salvador, esa oficina es sede Inteligencia Digital S.A. de C.V., una empresa de asesorías en comunicaciones dirigida por Chica. En 2018, Chica confirmó a El Faro que asesoró "de cortesía" al ex fiscal general Luis Martínez en 2015, cuando este último buscaba su reelección. 

En una investigación de Revista Factum que revela audios de reuniones entre los expresidentes Antonio Saca y Mauricio Funes, Chica aparece retratado por los expresidentes como un operador al que se le pidió recabar información sobre la participación del expresidente Francisco Flores en el desvío de fondos donados por Taiwán. La investigación también revela que Chica era contactado por Herbert Saca (primo del expresidente Saca y un oscuro operador político de su gobierno,  y luego del  gobierno Funes)  para buscar que el caso se posicionara en medios de comunicación nacionales e internacionales. Por este trabajo, según las grabaciones, habría negociado con Herbert Saca un pago de 15 000 dólares. 

Aldana dice que desconoce la trayectoria de Chica. Al preguntarle si hará averiguaciones responde con evasivas y termina la entrevista.  

Parece una rara coincidencia la orden de captura y su viaje a El Salvador.

Desde mayo del año pasado vengo varias veces al mes a El Salvador. He venido bastantes veces, y tenía planificada una reunión para el día lunes, estuvimos Jonathan Menkos, candidato a la vicepresidencia; José Carlos Marroquín, que es asesor de mi campaña y otras personas. Dialogamos sobre la estrategia a seguir durante la campaña, viendo el plan de gobierno, viendo los mensajes que se van a dar y otra serie de acciones con las limitaciones por la incertidumbre de iniciar la campaña después del resto de partidos.

¿Cómo responde a los señalamientos de que usted buscó salir de Guatemala cuando supo que pronto se emitiría una orden de captura en su contra?

(Habla José Carlos Marroquín): Te puedo mandar copia de una captura de pantalla del chat con Thelma cuando le dije que tenía que estar aquí en El Salvador, cuando pactamos la hora en que venía, para qué venía. Yo compré el boleto, te puedo enseñar que no fue una salida corriendo para evadir la información por una orden ni nada, sino que fue con días antes (de antelación).

¿Cómo afrontará esta persecución penal?

Con mucha tranquilidad. Tengo mi conciencia súper tranquila. Sé a lo que me estoy enfrentando, conozco cómo opera el pacto de corruptos en el país y estoy consciente que me corresponde, porque así lo decidí, luchar por el partido político Movimiento Semilla, por la candidatura de la presidencia y por ganar la elección para recuperar al Estado capturado y generar un proyecto al servicio del pueblo.

Usted había dicho que iba a regresar a Guatemala hoy (jueves 21 de marzo). ¿Aún piensa hacerlo?

No están dadas las condiciones de seguridad que necesito porque donde estoy hospedada hemos visto vehículos con placas guatemaltecas, con agentes encubiertos, y también personas han tomado fotografías de nosotros. Es evidente que hay una persecución. Estimo entonces que no están dadas las condiciones en este momento. Tengo medidas de seguridad por amenazas de muerte, brindadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por el riesgo que corro. Tengo que esperar prudentemente uno o dos días y vuelvo a Guatemala.

Captura de pantalla de la entrevista brindada por la candidata presidencial Thelma Aldana a la cadena de noticias CNN, el miércoles 19 de marzo de 2019. Las instalaciones usadas para dicha entrevista son las oficinas de Porfirio Chica, un exasesor del gobierno de Elías Antonio Saca.
 
Captura de pantalla de la entrevista brindada por la candidata presidencial Thelma Aldana a la cadena de noticias CNN, el miércoles 19 de marzo de 2019. Las instalaciones usadas para dicha entrevista son las oficinas de Porfirio Chica, un exasesor del gobierno de Elías Antonio Saca.

Hay algunas inquietudes generales sobre las irregularidades que le señalan. La orden de captura en su contra se origina por la presunta contratación irregular de un decano de la Universidad San Carlos. La jefa del Ministerio Público, Consuelo Porras, pidió la reserva total del caso y por ello no podemos evaluar si los argumentos de la demanda son débiles. ¿Usted cree que las instituciones están siendo utilizadas políticamente?

Por la declaración de reserva total, no tengo conocimiento de qué se trata. Sé que es una denuncia de una organización que se ha dedicado a atacar a defensores de derechos humanos, fiscales y jueces que hemos luchado contra la corrupción. No sé si es la Fundación contra el Terrorismo o si es la organización Guatemala Inmortal, pero es lo mismo, son entidades manipuladas y dedicadas a presentar acusaciones falsas. Yo contraté en el año 2015 a quien hoy es el decano de la facultad de Derecho de la Universidad San Carlos, un reconocido docente con más de 30 años de servicio, para que diera capacitación a los fiscales y él así lo hizo, dio sus clases. Tuve conocimiento de que el decano presentó un memorial diciéndole al juez que la investigación está sesgada porque no recabaron ningún dato de las clases que impartió por una cuestión muy sencilla, que no requiere grandes métodos de investigación. Es cuestión de escuchar a los alumnos a quien les dio clase, pero evidentemente no lo hacen porque hay sesgo, porque les interesa afectar mi candidatura, les interesa detener mi participación política. Ese es el punto real en este asunto.

Hay otra denuncia en su contra que hizo la Contraloría de Guatemala que señala que en tiempos que usted dirigía el MP, contrató a alguien que es uno de sus actuales asesores de campaña, José Carlos Marroquín Pérez. El MP lo contrató para que elaborara el "Compendio de buenas prácticas y lecciones aprendidas en el fortalecimiento de las capacidades de investigación penal estratégica". La contratación existió pero hay investigadores en la Contraloría que cuestionan el resultado, y dicen que el trabajo de Marroquín no rindió frutos.

No, lo que ellos dicen es que el manual de buenas prácticas que elaboró el consultor y que tiene el aval del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) no se socializó, pero el señor Marroquín entregó su consultoría a finales de abril del año 2018. Yo entregué 15 días después como fiscal general de la República y entonces ¿quién tenía que socializarlo? Yo no podía hacerlo porque ya no era fiscal general. Él no, porque no estaba dentro de los términos de contratación. Es evidente, mire, es evidente que los hechos se caen y uno no requiere ser experto en derecho penal para darse cuenta que son acusaciones infundadas, manipuladas y sesgadas, y están intentando impedir mi candidatura.

Nómada publicó hace unos días una lista de preguntas que le hubiera gustado hacerle por estas contrataciones señaladas como irregulares. Yo retomo una: Una de las contrataciones es la del señor Marroquín, que ahora es uno de sus asesores de la campaña. 

José Carlos Marroquín es consultor, a eso se dedica. Ese ha sido su trabajo, de hecho, cuando lo conocí, fue en el año 2014, a finales, 2015. Lo conocí en el BID, él era consultor del BID en ese momento. Ha tenido diversas consultorías. Y mire, extrabajadores del MP conmigo en campaña hay 15, incluyéndolo a él. Quiere decir que quienes trabajaron en el MP y ya no están por diversas razones, están trabajando la campaña, son voluntarios en este esfuerzo político.

Otra. Lo que se le pagó al señor Marroquín está dentro de los márgenes de mercado, es cierto. ¿Pero acaso no habría sido más eficiente y efectivo un consultor en Guatemala para hacer ese trabajo?

El BID sacó una convocatoria, la manejó el BID, no sé cuántas personas postularon para la convocatoria, no tengo conocimiento. El BID hizo la selección y se manejó la contratación con los términos transparentes del banco, y es el BID el que puso la no objeción al manual que presentó el señor José Carlos Marroquín. Así es de que yo me atengo por ley y por sentido común a lo que el BID dijo en la contratación y en la no objeción del documento.

Ok. Una pregunta un poco más general. ¿Cómo debe interpretarse que en Guatemala los principales candidatos a la presidencia tienen señalamientos por irregularidades? Pareciera que, dependiendo del bando, así se acusa.

Estoy convencida que en mi caso están intentando impedir mi candidatura. Y en general esa es la razón por la cual hay que generar partidos políticos nuevos. La vieja política de Guatemala está colapsada, ya no sirve. Los partidos han sido responsables del sistema de corrupción y de impunidad en el que vive nuestro país porque a través del sistema de partidos políticos se cooptó el Estado guatemalteco, está capturado. Es un Estado excluyente que solo genera migración y pobreza en el país.

A propósito, le hemos escuchado en sus diversas intervenciones y es constante que usted se refiera a sus adversarios como el "pacto de corruptos". Es una narrativa que conviene en una contienda electoral pero que también permite preguntarse cuál es el sustento de esa afirmación, de que todos los demás son parte del "pacto de corruptos", liderado por Jimmy Morales. No cualquiera puede acusar a un presidente de estar al frente de pacto de corruptos. ¿Cuál es el sustento de la acusación?

Solo quiero aclarar algo, no digo que todos los que están contra mía son del pacto de corruptos, no, porque puede haber personas que pueden estar en contra de mi plan de gobierno, en contra de mi participación y eso es válido porque así debe funcionar una democracia, pero hay agentes del Estado que tratan de evitar mi participación política . Y el sustento para afirmar de que en Guatemala existe un pacto de corruptos se puede buscar, solo por mencionar un ejemplo, en un documento que se dio a conocer por parte de CICIG, la Fundación Mack y Nómada, precisamente, donde se hace un análisis y trascienden nombres de algunos diputados, y personas que generan estas redes político-económicas ilícitas. Son los CIACS (Siglas para Cuerpos Ilegales y Aparatos Clandestinos de Seguridad) los que están controlando el Gobierno. Y mire, esto se entiende cuando el propio gobierno guatemalteco, hace 10 años, fue ante Naciones Unidas a pedir auxilio, a pedir ayuda, para desarticular las estructuras criminales porque el Gobierno dijo "yo no puedo", hay confesos y los CIACS siguen ahí, siguen controlando todo el Gobierno. Esas redes político-económicas tienen que desaparecer y le insisto, no solo lo digo yo, que tengo propiedad para decirlo porque me di cuenta a través de las investigaciones en el MP, sino también instituciones con respaldo de CICIG, Nómada y Fundación Mack. Pero por si eso no fuera suficiente, está la confesión lisa y llana del gobierno guatemalteco ante Naciones Unidas pidiéndole ayuda para generar y crear una Cicig. Esa es la realidad del país, ese es el pacto de corruptos.

Como fiscal, usted dijo ser garante del principio de presunción de inocencia, del debido proceso y que una vez que un juez dictamine que un funcionario es corrupto, entonces ya se le puede llamar así, no antes. Pero en este caso, usted señala al presidente de corrupto desde ya, y eso va muy bien con la etapa de campaña. ¿No vale el principio de presunción de inocencia y no habría que esperar a que haya un debido proceso?

Lo que le puedo asegurar es que los guatemaltecos sabemos que hay un pacto de corruptos en el país, le insisto. Hay ahora este estudio que le he mencionado que nos refleja esa realidad. Si el presidente Jimmy Morales expulsó al comisionado Iván Velásquez, si el presidente tampoco acata las órdenes de la Corte de Constitucionalidad, y si el presidente debilita la Cicig ¿cómo se puede llamar a eso? No podemos decir que es un aliado de la lucha contra la corrupción, es un enemigo de la lucha contra la corrupción, y lo ha demostrado con estas y otras acciones. La Policía Nacional Civil, que tanto esfuerzo ha costado para convertirse en una institución profesional, técnica, el gobierno la ha desarticulado y echó marcha atrás en todos los avances. ¿Cómo se le puede llamar a eso?

Usted ha dicho que quiere continuar con la Cicig, pero tomando en cuenta la realidad actual de la Comisión, que se encuentra sin recursos, sin jefe, y debilitada...  Con las condiciones estructurales que existen en Guatemala y que impiden su funcionamiento, ¿no es solo una promesa fácil de campaña?

Es un sueño y un deseo, los sueños son metas de vida. Yo sé que la Cicig es el mecanismo más exitoso de Naciones Unidas en la lucha contra la criminalidad y la corrupción. Y por eso la quiero para mi país, fortalecida, renovada. Tenemos que revisar, claro, su actuación para mejorar, fortalecerla y en cuatro años posiblemente decir que Guatemala ya no necesita la Cicig porque ya tenemos instituciones fortalecidas, tenemos una PNC fortalecida, jueces independientes, un poder judicial que funcione con carrera judicial sin que se inmiscuya la vieja política a manipular el presupuesto del Poder Judicial, a manipular el nombramiento de magistrados de Corte de Apelaciones y de Corte Suprema de Justicia. Pero por ahora Guatemala necesita la Cicig, todo lo que estamos viviendo en el país solo nos muestra la magnitud de la impunidad y de la corrupción que hay en el país. Entonces, más allá de una propuesta de campaña, en base a mi experiencia, tengo la propiedad para decir que Guatemala necesita una Cicig renovada, fortalecida y que nos ayude a cerrar este capítulo tan doloroso de corrupción en la historia del país.

Desde que es candidata presidencial, en su retórica hemos detectado que suele decir que en Guatemala hay una especie de combate entre la gente decente y los intereses oscuros. Eso tiene tintes populistas porque, obviamente, nadie va a decir que está del lado de intereses oscuros, todos se consideran gente decente. Para alejarse de la demagogia ¿usted no debería renunciar a la inmunidad y demostrar que de verdad no tiene nada que ocultar?

Cuando estén dadas las condiciones de objetividad y transparencia, con muchísimo gusto, voy a donde sea y con quien sea a hablar del caso, e incluso a someterme al polígrafo, encantada. Pero sí necesito que las condiciones tanto de seguridad como de transparencia se den. Porque cuando veo que se está sesgando para evitar mi participación política, eso es lo que no voy a permitir nunca. Yo lucho por mis derechos, soy una persona honrada, decente, que no tiene nada que ocultar y que puedo dar y rendir cuentas a quien me da la cara, no a los netcenters ni a los pactos de corruptos. Sí lo puedo hacer sin ningún problema, pero exijo que se respeten mis derechos y que se me den todas las garantías como guatemalteca para mi participación política. Soy candidata a la presidencia nominada por mi partido y eso se tiene que respetarse en Guatemala.

El domingo 10 de marzo, Thelma Aldana (C) y el economista Jonathan Menkos anunciaron la fórmula presidencial del partido Movimiento Semilla. Foto: Johan Ordonez/ AFP.
 
El domingo 10 de marzo, Thelma Aldana (C) y el economista Jonathan Menkos anunciaron la fórmula presidencial del partido Movimiento Semilla. Foto: Johan Ordonez/ AFP.

Hace poco teníamos en El Faro Radio una entrevista con el secretario general del Movimiento Semilla, el señor Samuel Pérez. Él nos hablaba de una relación cercana y de un intercambio con el actual presidente electo Nayib Bukele. ¿En qué consiste ese intercambio de información?

El presidente electo de El Salvador es una persona que está muy comprometida en la lucha anticorrupción, y conociendo la experiencia que yo tengo desde Guatemala, su equipo me contactó desde el año pasado. He trabajado muy de cerca con ellos, con Félix Ulloa, con el equipo, trasladándoles la buena experiencia guatemalteca, y aportando todo lo que puedo para que El Salvador también pueda, a través de Nayib, aprovechando esa voluntad política, iniciar una verdadera lucha anticorrupción.

Parte de lo que siempre ha dicho el comisionado Iván Velásquez es que el financiamiento de campaña es el origen de la corrupción en Guatemala. El secretario del partido, Samuel Pérez, nos decía que también tienen asesores que comparten. ¿Puede brindarnos más nombres y detalles?

Todavía estamos en el proceso de formalizar alguna asesoría porque no tenemos dinero, porque si usted ve las penas que estamos pasando dentro del partido político. Se lo podemos preguntar a Samuel, que hasta para papel estamos recolectando dinero. No puedo decirle en este momento mire, ya tenemos confirmada la contratación, por ejemplo, de Roy Campos, que es un experto que trabajó en campaña con Nayib y que yo quiero que esté con nosotros, pero tenemos que hacer la recaudación y en este momento no podemos por todos los obstáculos que me ponen en Guatemala. Yo ahora debería de estar tratando de tener reuniones para tener financiamiento electoral lícito, porque el problema en Guatemala es que ha habido financiamiento electoral ilícito, es decir que no se reporta al Tribunal Supremo Electoral. Entonces tengo que generar esas actividades para recaudar el dinero y entonces, sí, decir, bueno, vamos a contratar a Roy Campos, vamos a contratar a otros expertos. Por ahora lo que he recibido del equipo en El Salvador son consejos y muchos ánimos para seguir adelante, pero nada más.

Nos ha llamado la atención que la entrevista con CNN la brindó en un inmueble donde el señor Porfirio Chica tiene una oficina de trabajo. ¿Porfirio Chica tiene relación de trabajo con usted?

En esa casa José Carlos Marroquín, con quien trabajamos juntos, tiene una oficina y aprovechamos ese espacio para incluso hacer reuniones cuando vengo a El Salvador. Ahí, efectivamente, se realizó la entrevista con CNN.

¿Y el señor Porfirio Chica forma parte de sus asesores?

Porfirio está trabajando con José Carlos Marroquín. No tenemos ninguna contratación con él pero sí es de las personas que me ha estado aconsejando sobre estrategia, sobre aspectos que hay que decidir en una campaña.

¿Él hace una labor de asesoría en mensajes de campaña?

Consejos, porque no estamos en campaña realmente. Estoy esperando que se clarifique la situación de la candidatura para arrancar con la campaña y lo primero que tengo que hacer, insisto, es llevar a cabo una recaudación para ingresar fondos al partido político Movimiento Semilla y, a partir de ahí, empezar a ver la posibilidad de las contrataciones de asesoría que necesariamente tenemos que hacer. Nosotros somos un partido nuevo, no tenemos experiencia en campañas electorales. Sí tenemos a José Carlos que tiene esa experiencia, y bueno, ahí vamos tratando de salir adelante.

No sé si está al tanto pero el señor Chica ha sido asesor de personas que han salido investigadas por la Fiscalía aquí en El Salvador. En particular, asesoró al exfiscal Luis Martínez, que está preso por revelar escuchas telefónicas y también está procesado por corrupción. El señor Chica también aparece mencionado en una investigación de la revista Factum donde los expresidentes Mauricio Funes y Antonio Saca lo retratan como una persona que recibía dinero para conseguir información contra el expresidente Francisco Flores, y para intentar colocar esa información en medios nacionales e internacionales. ¿Usted estaba al tanto de esto?

No, no tengo idea. No tengo la menor idea de esto. Perdone, ya estamos sobre el tiempo...

La última pregunta. ¿Esto que le menciono del señor Chica es algo que le llama la atención o lo tomará en cuenta para hacer averiguaciones propias?

Mire, el presidente electo Bukele tuvo 40 denuncias y querellas penales; yo llevo 18 o 19, ya perdí la cuenta. Quiere decir que hay algunos patrones que se reproducen cuando hay personas que luchamos contra la corrupción y contra la impunidad. La última denuncia que me presentaron es porque en un hospital en Guatemala no tienen medicamento, y cada vez que presentan una denuncia, evidentemente sobre hechos inconsistentes, lo que hace falta en nuestros países es que se tome con seriedad el movimiento político. A partir de un sistema político transparente podemos construir mejores países. Y lo dejo porque ya llegué al final de mi tiempo.