Imprimir

“Defendemos un ente rector del agua público; si Bukele decide sumarse, bienvenido”

Arysbell Arismendi Daniel Valencia Caravantes

La discusión de la ley de aguas supera los 12 años en una Asamblea Legislativa compuesta por unos partidos políticos que no han logrado encontrar puntos de encuentro para aprobar una normativa que regule la gestión del recurso hídrico en El Salvador, que cada día más remarca las desigualdades de un país donde buena parte de la población no tiene acceso a este servicio básico. El año pasado, el debate encontró un punto de quiebre cuando, en junio, los diputados de derechas lanzaron una propuesta controversial: incluir dos plazas para la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) en el ente rector del agua. La propuesta provocó la protesta de organizaciones sociales y, para octubre, el estancamiento de las discusiones, en medio de una campaña presidencial en la que los principales contendientes (Nayib Bukele, de Gana; y Carlos Calleja, de Arena) desentonaban con las apuestas de sus partidos.

Más reciente, después de que la derecha legislativa aprobara en comisión de Medio Ambiente la integración del ente rector con mayoría de votos para el sector privado, organizaciones de la sociedad civil protestaron y ocasionaron la salida a la calle de estudiantes que pidieron derogar la decisión. Fue tal la presión popular que el viernes, durante la sesión plenaria, la Asamblea no sólo echó para atrás el punto en desacuerdo sino todos los artículos que habían aprobado hasta al fecha como parte del anterproyecto.

A pesar de la crítica a Arena, líder de la propuesta que se ha considerado privatizadora, los manifestantes del miércoles se distanciaron también del FMLN y lo cuestionaron por haber abandonado lo que ellos califican como una "bandera". Le recriminan, aún más, no haber aprobado una ley cuando llegaron a tener al mismo tiempo el control del Ejecutivo y el Legislativo, este último gracias a su alianza con Gana.  

Para la diputada del FMLN y miembro de la comisión de Ambiente, Rina Araujo, esa "bandera" no se ha abandonado y parte de esa lucha se vio materializada el viernes pasado. "Estoy clara que esta es una victoria de las organizaciones sociales, pero en compañía del FMLN. Nosotros no dimos los votos", dijo Araujo en el programa de radio del martes 26 de marzo. Ella ocupa por primera vez una curul en el Parlamento desde mayo 2018. 

Cuestionada sobre por qué la alianza con Gana sí funcionó para otras iniciativas del FMLN y no para la que insiste sigue siendo una de sus principales luchas, la diputada respondió: "Cuando se acusa al FMLN de que éste no hizo, no es fácil. Se sabe que se están tocando los intereses del poder económico y no creas que se iba a sumar Gana (...) Uno de sus diputados en la Comisión defiende que el sector agropecuario esté en el ente rector, y nosotros no. Claro, uno de los compañeros de ese partido pertenece y tiene influencia (en ese sector)", dijo. 

Sin embargo, Gana, como bancada, ha trratado de mantener la misma posición del presidente electo, Nayib Bukele, al menos a nivel discursivo. La semana pasada, en conferencia de prensa, la fracción apareció rechazando enérgicamente la privatización del ente rector. Una vez sucedió la aprobación del artículo en cuestión, Bukele fue uno de los primeros en posicionarse en contra a través de las redes sociales. En este punto, Araujo ve un punto de encuentro con quien una vez fue su compañero de fila, pero que desde que anunció su candidatura presidencial reniega del partido mayoritario de izquierdas. 

—¿Le da tranquilidad al FMLN el hecho de que si el nuevo presidente mantiene la misma línea de postura llegaría a vetar una ley con esas caracterísiticas?- preguntó El Faro a Araujo. 

—Sí. De hecho, yo diría algo: la ley que estamos buscando no tiene que ver con un perfil político. Es una ley de país. Por lo tanto, si nosotros decidimos que van a estar cinco ministros en el ente rector, el gobierno entrante es quien lo va a definir. Entonces, si el nuevo presidente decide sumarse a una ley que nosotros hemos estado discutiendo por décadas, por supuesto que siempre es bienvenido. Nosotros defendemos que el ente rector sea eminentemente público y si el nuevo presidente dice 'me voy a sumar', pues bienvenido sea.

La diputada aseguró que el FMLN seguirá buscando la aprobación de esta ley y dice que abogarán por la llamada Ley General de Agua, propuesta del Ministerio de Ambiente y organizaciones sociales. A diferencia de la propuesta de los partidos de derechas, este otro proyecto propone un ente rector conformado por cinco carteras de Estado y un Consejo Nacional de Agua que podría recibir insumos de entidades privadas como las juntas de agua, el sector agropecuario y el sector industrial. 

ElFaro.net / Publicado el 29 de Marzo de 2019