Publicidad

“Óscar Ortiz y Hugo Martínez deberían de ser vedados”

Miguel Pereira, alcalde de San Miguel, dice que ni Óscar Ortiz ni Hugo Martínez deberían de buscar un cargo de dirección en el FMLN porque formaron parte del gobierno saliente, el principal responsable -según dice- del fracaso del partido. Pereira es de los que tienen pocos reparos para la cúpula que ha anunciado su dimisión y confirma que no buscará dirigir al Frente porque prefiere buscar un tercer período en su ciudad.

 
 

El alcalde Miguel Pereira durante una entrevista a El Faro en el despacho municipal de San Miguel. Foto: Carlos Barrera
 
El alcalde Miguel Pereira durante una entrevista a El Faro en el despacho municipal de San Miguel. Foto: Carlos Barrera

El próximo 31 de mayo, cuando el FMLN abandone el Ejecutivo, Miguel Pereira se convertirá en uno de los pocos cuadros del FMLN con cierto grado de poder político a nivel nacional, amén de la representación que les dan sus cargos de elección popular obtenidos en 2018.  Así de diezmado será el regreso a la oposición para el principal partido de izquierdas, castigado con los peores números de su historia democrática en las legislativas de 2018 y presidenciales de 2019.

Junto a Pereira estarán los 23 diputados de la Asamblea, donde Yanci Urbina y Cristina Cornejo (tercera vicepresidenta y tercera secretaria de la Junta Directiva) son quienes tienen mayor peso; y el alcalde de Zacatecoluca, Francisco Hirezi, que gobierna una de las 14 cabeceras departamentales, pero con muchísima menos población que San Miguel. De todos, el perfil de Pereira es quizá el que más siembre dudas en el nuevo FMLN. Cuando en 2015 le ganó la alcaldía de San Miguel a Will Salgado, el FMLN lo presentó como uno de sus dos jóvenes políticos exitosos y con futuro. El otro fue Nayib Bukele, que esa elección se convirtió en alcalde de San Salvador. Cuatro años después, Bukele tiene otro partido y asumirá la presidencia en junio. Pereira, mientras tanto, cumplirá su segundo período en la cabecera departamental, una de las ciudades más importantes del país y goza de una buena imagen al interior del partido. Tras la derrota presidencial, a diferencia de otros dirigentes que han cuestionado a la cúpula del FMLN, él ha sido uno de los primeros en salir a cuestionar los mensajes de renovación del vicepresidente Óscar Ortiz y del excandidato presidencial (y excanciller) Hugo Martínez.

En esta entrevista, Pereira plantea que para entender la debacle del FMLN hay que separar entre los errores del Gobierno y los errores del partido. Su análisis, que contradice las actuaciones de El Colectivo (un grupo de excomandantes que junto a Salvador Sánchez Cerén tomaron las principales decisiones del partido y del gobierno), apunta contra el presidente saliente y contra “ministros que se creyeron presidentes”, que él prefiere no mencionar.  “Cuando tenés un gabinete y no mueves a nadie, significan dos cosas; una, o lo están haciendo extremadamente bien, o lo están haciendo tan mal que ni siquiera te das cuenta que están siendo ineficientes tus funcionarios”, dice, para cuestionar al presidente, a quien incluso critica por haber aceptado la candidatura a su edad.

Para la cúpula del partido, Pereira tiene pocas quejas; solo les cuestiona no haber actuado con mayor firmeza en contra de algunas decisiones del Ejecutivo y les confía el futuro en las internas programadas para mediados de año. Cuando se le pregunta por el cambio de las reglas para la elección de la dirigencia (el FMLN votará por un Consejo Nacional que será quien defina a la Comisión Política), Pereira dice que “no podría dar declaraciones” porque está enfocado en su trabajo como alcalde.

De hecho, dice que no buscará un cargo de dirección porque prefiere buscar un tercer período en San Miguel en 2021. Para el futuro habla de “reconceptualizar los ideales del FMLN”, de unidad, y de dirigentes que no hayan formado parte del Gobierno que llevó al fracaso al partido. Cuando se le pregunta si Ortiz y Martínez están vedados por haber sido parte del gobierno saliente, responde: “Esa es mi opinión”.  

¿Cuál es la lectura que hace después de los resultados del 3 de febrero?

Veo una expresión ciudadana de molestia, de desesperación en algún momento. Y también veo el surgimiento de una nueva participación ciudadana más informada y con más acceso a las tecnología de información y comunicaciones.

Toda esa frustración, ¿puede atribuírsele a algún dirigente o a su partido?

Ja,ja,ja. Ya me quiere pillar. Creo que es una acumulación de frustración, que no solamente se lo atribuiría a una parte del FMLN; sino también al Gobierno. Aquí hay que separar, una cosa es el Gobierno y otra cosa es el FMLN. El partido arrastró las consecuencias y parte del fracaso de una mala administración del Gobierno, donde se cometieron errores. A tres años de gestión del presidente Sánchez Cerén dije que él estaba cometiendo un error al no evaluar a su gabinete. Cuando tu tenés un gabinete y no mueves a nadie, significan dos cosas: o lo están haciendo extremadamente bien, o lo están haciendo tan mal que ni siquiera te das cuenta que están siendo ineficientes tus funcionarios. En esa ocasión recomendé una evaluación permanente del gabinete, pero no se escuchó y ahí están los resultados.

¿Por qué hace la separación entre el FMLN y la administración del Gobierno?

El Presidente de la República no es el secretario general del FMLN, son dos personas distintas. Aunque algunos elementos de la Comisión Política formaban parte del Gobierno, la CP tuvo que haber tomado una postura más estricta y decir que el Gobierno no lo estaba haciendo bien.

Veamos: algunos miembros de la CP también eran parte del “colectivo”, el selecto grupo de dirigentes que tomaban decisiones de partido y de gobierno junto a Sánchez Cerén.  ¿Ellos también hicieron un mal trabajo?

Bueno, yo no podría...

Esa es la conclusión a la que se puede llegar: si dice que el Gobierno tuvo una mala administración, pero dentro de esa administración hay dirigentes del FMLN...

Más que hacer una valoración de personas yo he estado haciendo una evaluación de proyectos en general: de la administración del Gobierno.

Pero también ha dicho que hay funcionarios que fallaron. ¿Cuáles?

No puedo pronunciar nombres, los resultados electorales ya están y eso se tuvo que haber visto desde el inicio.

¿Entonces, quiénes hicieron mal las cosas en el Gobierno?

La Comisión Política tuvo que haber tenido capacidad de incidir y de diferenciarse de las cosas que se estaban haciendo mal.

Algunos ministros que estaban en la gestión de Mauricio Funes aún están en la gestión de Sánchez Cerén. Varios de ellos recibían sobresueldos. ¿Cuáles fueron otras fallas que tuvo el FMLN en la administración?

La dirección del FMLN nunca tuvo la valentía, en su momento, de  confrontar al presidente de la República y decirle que las cosas las estaban haciendo mal. Si lo hicieron, quizá lo hicieron en privado.

¿El partido fue irresponsable al no decirle al presidente en qué estaba fallando?

Tuvimos un presidente que no comunicaba su política y que falló al no haber evaluado su gabinete. Y hay otro elemento que obedece más a la cuestión de la edad de él; tal vez no es que no quisiera, tal vez tenía la voluntad, pero por su edad ya no podía. Yo ahorita estoy teniendo tres actividades diarias, pero claro, tengo 35 años y me canso. Imagínate un presidente de 70 años... Entonces, cuando le ofrecieron la candidatura tuvo que haberla rechazado. Uno tiene que medir si en realidad tiene las condiciones físicas todavía para desarrollar algo. Ante el vacío del presidente, creo que cada ministro se consideraba como un presidentillo.

¿Un presidente en cada ministerio?

Sí, como no había una cabeza fuerte que condujera, cada ministro tomaba las decisiones como si fuera presidente. Esa dispersión de la política comunicacional y esa dispersión del poder es grave en una administración pública.

Los ministros y viceministros que se mantuvieron, ¿hicieron un mal trabajo?

No soy el responsable de hacer una evaluación de cada uno de los ministerios, hago una valoración del Gobierno en general. Será el presidente de turno quién tendrá que decir si fueron efectivos o no.

Regresemos al partido. Los resultados obtenidos el tres de febrero, incluso los de 2018, son una muestra de la no reestructuración, dicen algunos. ¿Cuál es su análisis?

Quiero reconocer la valentía con la que la Comisión Política ha asumido los resultados del tres de febrero. Que pusieran a disposición sus cargos y convoquen a elecciones adelantadas un acto de reconocimiento de la derrota, reconocimiento de los errores. Y cuando recomiendan que nadie de esa Comisión Política debería de buscar cargos de dirección, abren las puertas a una nueva generación. Y no necesariamente deben ser jóvenes los que tienen que estar, sino rostros nuevos.

¿Por ejemplo?

No te podría mencionar nombres en particular, pero estoy seguro que en el interior del país hay jóvenes muy preparados, con mucho compromiso y que pueden asumir.

¿Está interesado en competir?

Ja,ja,ja. Sí voy a competir para el 2021. Le voy a ganar a Will Salgado, otra vez.

¿Y para estas internas?

¿Y usted, como joven,  qué me recomendaría?

No lo sé.  Esa es decisión suya.

Pero usted como periodista, como joven, porque ha estado en asociaciones, porque somos relativamente jóvenes. ¿Qué me recomienda?

Porque soy periodista, estoy a la expectativa de la decisión que usted tome.

¿Pero si usted estuviera afiliada, votaría por mí?

No le voy a responder eso.

¿Por qué?

Porque yo le estoy haciendo una pregunta que no quiere contestarme: ¿Competirá para las internas?

Cuando uno asume un cargo público debe ser responsable, y parte de la responsabilidad depende del tiempo que uno le dedique al cargo público. Asumir un cargo de dirección nacional del FMLN significaría descuidar la administración pública en el municipio porque tendría que concentrarme en ese cien por ciento de la conducción del partido a nivel nacional. Entonces, me quedo aquí en San Miguel.

¿No va a competir para las elecciones internas?

No, no voy a competir en las elecciones internas.

Pereira es muy crítico con los malos pasos del Gobierno saliente, a quien hace responsable del fracaso electoral del partido. Foto: Carlos Barrera
 
Pereira es muy crítico con los malos pasos del Gobierno saliente, a quien hace responsable del fracaso electoral del partido. Foto: Carlos Barrera

Hablando de nuevos liderazgos, ya hay quienes parecen haberse lanzado. ¿Debería el partido de apostar por Óscar Ortiz o Hugo Martínez?

Es bastante prematuro como para pronunciarme sobre candidatos, yo quisiera ver perfiles. El tema de la honradez es fundamental para estar al frente de la conducción de un partido, que tiene como bandera el tema de la transparencia. También la capacidad intelectual y la capacidad académica deben ser fundamentales. Y, luego, la capacidad de conectar con la militancia, los afiliados, los diferentes sectores y la capacidad de unir al partido; no ver como si hay una representación de un grupo  sino que se debe unir a todos los sectores porque el FMLN no es homogéneo. Hay diversos sectores, diversos intereses y diversos grupos y hay que tratar de unificar. Ese es el desafío que tiene el nuevo secretario general y la nueva dirección del FMLN.

¿Hugo y Óscar cumplen con estas características?

Espero que esta dirección tenga la sabiduría como para elegir un próximo secretario general y la subsecretaria general. Se vienen desafíos importantes como en el 2021: elección de diputados y de alcaldes; y para eso tiene que haber ya esa renovación no solo de la manera de pensar sino de la renovación de rostro.  

En una conversación en redes sociales que tuvo con Ortiz, Hugo interviene en la conversación y usted reacciona con un par emojis de viejitos, ¿Debemos de entender que Martínez está en la misma categoría que Ortíz y Sánchez Cerén?

Debemos de entender que no es nada personal, no tengo nada personal con nadie, es solamente un análisis sobre la base de los resultados electorales.

¿Ellos cumplen o no cumplen los requisitos para dirigir al partido?

Pues desconozco cuál va a ser el perfil que la dirección va a elegir...

¿Sabía que el FMLN modificó sus estatutos para que sea el Consejo Nacional quien elija a la nueva Comisión Política?

No, no sabía.

¿Eso no sería traicionar a las bases? Hablaba de la capacidad de conectar con la militancia y esto es todo lo contrario que está haciendo el FMLN.

No podría dar declaraciones al respecto, estoy enfocado más en los proyectos de la ciudada de San Miguel.

¿Hugo y Óscar cumplen un perfil apetecible para el partido?

Creo que se tiene que elegir sobre su trayectoria en el área gubernamental; porque este Gobierno ha cometido aciertos, pero también ha cometido desaciertos. La población habló en las urnas y dejó en tercer lugar al partido oficial. Entonces, ese es un mensaje que se dio en la de alcaldes y diputados, y se dio hoy en la presidencial. Eso debe de pesar a la hora de elegir al próximo secretario general del partido.

Dado que fueron parte del Gobierno que cometió errores, ¿Ortiz y Martínez deberían de ser vedados?

Bueno, esa es mi opinión, verdad. Pero necesitaría ver cuál es el perfil del candidato que la dirección del partido establecerá. En el caso del vicepresidente, yo le tengo mucho respeto, es una persona muy dinámica, tiene la capacidad de ir al territorio y conectar con la gente. Sin embargo, es el vicepresidente de este Gobierno que aún no ha finalizado y es a este Gobierno que la población no validó en las elecciones. Entonces él hace parte de los aciertos de este Gobierno, pero también hace parte de los desaciertos de esta administración de Sánchez Cerén.

¿Y en el caso de Hugo?

En el caso de Hugo, creo que no ha estado al frente de una posición más ejecutiva a nivel de país sino más bien enfocado al tema exterior. Sin embargo, yo lo sometería al perfil que se defina; donde la honradez, el tema de la capacidad técnica, la capacidad de conectar con la gente en el territorio, la capacidad de diálogo y de propiciar consensos sean los que definan.

¿Hugo es sinónimo de Ortiz?

No me he puesto a analizarlo, no sé.

Para los resultados del 3 de febrero, Medardo y la Comisión Política no salieron a respaldar a Hugo y a Karina, ¿Deberíamos de leer que la Comisión Política abandona a sus candidatos en un momento de derrota?

Supongo que eso es una cuestión más de mística, de cómo abordaron el tema de las elecciones. El candidato tuvo que haber estado conforme y enterado con la forma de expresar la aceptación sobre los resultados.

¿Cree que Hugo estuvo conforme de aceptar los resultados de la derrota sin la Comisión Política?

Me imagino que ha de haber sido un tema de común acuerdo entre ellos.

Hasta ahorita, con la dirigencia que ha tenido Medardo ha llevado una línea de manera conservadora, ¿no? Línea que pocas veces ha permitido que haya heterogeneidad dentro del mismo. ¿Esperaría que eso cambie con esta nueva dirigencia?

Bueno en torno a la dirección actual no podemos decir que... Depende de la óptica que lo veamos, porque podemos ver el vaso medio lleno, pero también lo podemos ver medio vacío.

¿Y usted lo ve medio lleno o medio vacío?

Lo podemos ver medio lleno y podemos hacer una remembranza de la historia y podemos atribuirle a Medardo y a esta dirección, por ejemplo, el gane de dos presidenciales.   Pero también lo podemos ver medio vacío. Si me dicen: “mire, pero esta dirección perdió las elecciones”, creo que hay que hacer una cuestión de pesos y contrapesos. Veo exitoso haber ganado dos elecciones presidenciales, veo exitosa la postura en la que, una vez perdida la última elección,  ellos deponen sus cargos y dan paso a una nueva conducción. Eso lo veo positivo porque pudieron haberse aferrado a su cargo y continuar

¿Y por qué no lo hicieron el año pasado? Si después de las elecciones legislativas, los votantes les dieron la primera pauta.

Claro, creo que en la primera elección de alcaldes y diputados tuvieron que haberse tomado algunas decisiones de ese tipo. No se tomaron, pero se toman ahora. Ahora viene el desafío, hoy el nuevo secretario general tendrá más desafíos que oportunidad, desafíos de reconstruir la esperanza con un pueblo que dejó de creer.

Según Pereira, el FMLN necesita una 'reconceptualización' de sus ideales, unidad y dirigentes que no hayan formado parte del Gobierno saliente. 
 
Según Pereira, el FMLN necesita una 'reconceptualización' de sus ideales, unidad y dirigentes que no hayan formado parte del Gobierno saliente. 

¿Qué tiene que hacer el FMLN para recuperar la confianza?

Uno, nuevos mecanismos de comunicación con la nueva generación. Al FMLN todavía le falta entender cómo se está comunicando la nueva generación y no podemos seguir mandando mensajes comunicacionales con volanteo. Dos, creo que hay que hacer una reconceptualización, reconceptualizar el FMLN. Ya no podemos estar tomando decisiones con base a lo que pasó en la guerra, tampoco podemos olvidar la historia, porque aquí hubo más de 75 mil muertos que dieron la vida para que las nuevas generaciones tuviéramos posibilidad de competir en democracia. A esos muertos no los debemos de olvidar. El tercer elemento que agregaría es que se deben mantener las escuelas ideológicas porque ese es un derecho que los partidos tienen. Es necesario un proceso de formación de cuadros  intelectuales con capacidad de administrar el país.

¿Y ahorita tiene carencia de eso el partido?

Creo que se ha trabajado, pero falta. Además de ser un partido de masas falta ser y convertirse en un partido de cuadros.

¿Le falta entonces el segundo elemento? ¿Convertirse en un partido de cuadros?

Creo que se ha tratado de hacer intentos en ese tema. Pero falta reforzar, porque la misma administración pública te demanda que estés más capacitado. Es necesario poder pasar de solo tener políticos a politécnicos.

¿Y a qué politécnicos le apostaría usted?

No tengo nombres ahorita. Ojalá y lleguemos al momento en que los diputados tengan al menos una maestría de la comisión a la que pertenecen en la Asamblea Legislativa. Necesitaríamos menos asesores y nos ahorraríamos una buena cantidad de dinero, pero si el diputado no sabe nada, necesita asesor para la agenda, luego necesita asesor de la secretaría y asesor del motorista.

En esta legislatura, nos fijamos que varios exdiputados ahora son asesores. Por ejemplo, tenemos los casos de Rolando Mata, de Lorena Peña...

Pero no solo veo asesores así del FMLN, sino que de todos los partidos. Si yo fuera el presidente de la Asamblea ya hubiera realizado un manual para los asesores, con perfil. Si alguien ha sido diputado,  pero cumple el perfil técnico para ser asesor, que lo contrate.

¿Comparte esta afirmación del alcalde de San Marcos: Fidel Fuentes ha dicho que el FMLN actuó como una Arena o quizá fue más capitalista?

Yo no podría juzgar y decir que el FMLN haya actuado igual que Arena porque algún dirigente, algún diputado, se hayan desviado de sus ideales.

¿Entonces el partido no ha perdido sus ideales?

Yo diría que es necesario reconceptualizar los ideales del FMLN, para adaptarlo a la generación actual. Y si hay una persona que ha cometido corrupción, que lo procesen y que le comprueben esa cuestión.

¿Y en el caso de Mauricio Funes que está asilado en Nicaragua, que lo traigan?

No, pues, que se haga la justicia. Yo creo en la democracia y en la justicia y creo que los procesos deben de ser justos porque no comparto los juicios políticos ni que haya especie de persecución política.

¿Cree que en el caso de Mauricio Funes hay persecución política?

Bueno, que sea el proceso judicial penal el que determine esa decisión. Pero en términos generales, no comparto la utilización partidaria para perseguir a los adversarios.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad