Imprimir

Oposición suspende diálogo porque Ortega rechaza elecciones adelantadas e investigación de masacres

Wilfredo Miranda Aburto (Confidencial)

Alianza Cívica demandará implementación para liberar presos políticos y restablecer libertades, pero no hay acuerdos en temas de justicia y democratización. Este artículo fue publicado originalmente en Confidencial.  

 

ElFaro.net / Publicado el 4 de Abril de 2019

El plazo de la negociación política establecido para este 3 de abril terminó sin acuerdos sobre democratización y justicia. El gobierno de Daniel Ortega rechazó el adelanto de elecciones y la investigación de las masacres perpetrada por policías, paramilitares y agentes del régimen, dejando los crímenes en la impunidad. Ambas partes rechazaron mutuamente sus propuestas este miércoles. Para los opositores "la negociación está cerrada ante la falta de voluntad política del régimen".

La Alianza Cívica informó que no seguirá discutiendo más con la dictadura, y enfocará "su trabajo" en el cumplimiento de los acuerdos parciales firmados la semana pasada, referidos a la liberación de los presos políticos y el restablecimiento de las libertades que han sido vulneradas.

"Discutimos esos puntos (justicia y democracia), pero teníamos notables diferencias para poder alcanzar un consenso", dijo Max Jerez, integrante de la comitiva opositora. El líder universitario explicó que le recomendaron al régimen reflexionar y hacer consultas hasta lograr las condiciones que permitan retomar el debate. "Pero la mesa de negociación sigue viva", enfatizó.

La Alianza Cívica remarcó en un comunicado que solicitaron a los testigos y acompañantes facilitar a través de sus gestiones la continuación de la negociación en condiciones que renueven la credibilidad de las mismas. "Esto implica que haya otros garantes internacionales, se discuta a profundidad el tema de justicia y el adelanto de elecciones", dijo el doctor Carlos Tünnermann.

Sin embargo, fuentes de la Alianza Cívica subrayaron, después de la conferencia de prensa realizada la noche de este miércoles, que "la negociación está cerrada" hasta que la dictadura demuestre "voluntad política real". Aclararon que la "mesa sigue viva" en el sentido que se dedicarán al cumplimiento de los acuerdos suscritos sobre liberación de los presos políticos y restitución de las libertades.

La Alianza Cívica aseguró que no pueden retirarse totalmente de la negociación por el compromiso adquirido con el Comité de la Cruz Roja Internacional: La mesa de negociación es la contraparte para ejecutar el acuerdo de liberación de los 760 reos de conciencia.

"No vamos a seguir en un diálogo sin resultados"

"Para no seguir en la trampa de un diálogo interminable, decidimos apartarnos porque no hay consenso. Nos vamos a dedicar a cumplir, a implementar lo acordado… es decir, el diálogo se dedica a implementar por dos razones: no podemos dejar a nuestros presos políticos tirados ni dejar de gozar las libertades”, dijo a Confidencial José Pallais, integrante de la Alianza Cívica.

En ese mismo sentido, Juan Sebastián Chamorro explicó que tras haber agotado todos los recursos en la negociación, era "inaceptable" ampliar el plazo que se venció este miércoles. A su juicio, haberlo extendido dos o tres días más hubiese derivado en la misma situación de no conciliar acuerdos.

"La Alianza Cívica está anuente a retomar las conversaciones siempre y cuando sean en un ambiente de voluntad política. Pero si te hacen firmar acuerdos y en menos de 24 horas están reprimiendo, no tiene sentido seguir firmando papeles sin cumplimiento", aseguró Chamorro. "Que el gobierno se tome tiempo de reflexión para que tome medidas si acaso están interesados en resolver la crisis nacional. No vamos a seguir en un diálogo sin resultados. El cumplimiento a los acuerdos y garantías ciudadanas es el mejor ejemplo de falta de voluntad política”, añadió el integrante de la Alianza. 

El gobierno se opuso también a incorporar como garantes de la restitución de las libertades a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y a la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, por lo que ese tema continúa pendiente.

Perpetradores en impunidad

La propuesta de justicia presentada por la comitiva de la dictadura eclipsó la sesión de este miércoles en la sede de la escuela de negocios INCAE, en Managua. El gobierno propuso que sea la Policía, las instituciones del Estado y la "Comisión Porras" quienes impartan justicia en los crímenes ocurridos a partir del 18 de abril pasado.

Juan Sebastián Chamorro afirmó que la Alianza Cívica se opuso tajantemente a que los perpetradores de la masacre sean los encargados de impartir justicia para las víctimas. Los opositores también pudieron exponer su propuesta de justicia, pero ésta fue rechazada de igual manera por los enviados de los Ortega-Murillo.

Fuentes allegadas a la negoción relataron a Confidencial que esta discusión tomó toda la mañana. Al regreso, después de almuerzo, la comitiva del gobierno "llegó con una propuesta de justicia restaurativa y no transicional", como demandan los familiares de las víctimas y la Alianza Cívica.

El régimen insistió en que solo quedara vigente su comisión de la verdad, es decir la "Comisión Porras" y rechazaron, al mismo tiempo, la propuesta de una creación de una Fiscalía Especial para esclarecer los crímenes de la masacre.

"En un momento dado, ellos (delegados del gobierno) quisieron mezclar el tema de los presos políticos con el de los paramilitares, y plantearon algo así como una amnistía. La Alianza dijo que eso no era mezclable. Que el acuerdo de liberación de los presos políticos ya estaba conseguido y que debían cumplirlo y que la demanda era justicia transicional. Por eso no se llegaron a acuerdos", relató la fuente.

Sin adelanto electoral

La Alianza Cívica también expuso a la comitiva del gobierno y a los testigos y acompañantes su propuesta de reforma electoral y, sobre todo, el adelanto de elecciones. Los dirigidos por el canciller Denis Moncada rechazaron de plano los planteamientos de los opositores, y dijeron que "todos los temas electorales los viera la Organización de Estados Americanos (OEA)".

"El gobierno no quiere adelanto de elecciones y también quiere que la Alianza Cívica no sea contraparte de la comitiva que se encargaría del tema electoral alegando que la Alianza no es partido político", narró la fuente a Confidencial.

"Lo que no se pueda resolver quedará bajo responsabilidad del gobierno porque nosotros estamos acá de buena fe, tratando de proponer soluciones que le den salida a la crisis", dijo Mario Arana, negociador de la Alianza Cívica, en el programa Esta Noche. "Pero no podemos hacer lo imposible. Si no hay voluntad de la otra parte, no estamos haciendo nada en la mesa. Estamos ante grandes decisiones. Estamos ante una oportunidad histórica de sacar al país de la crisis".

Arana dijo que si el diálogo fracasa en su totalidad, la comunidad internacional redoblará las sanciones contra el país y funcionarios del régimen. "Nosotros dijimos en el marco del acuerdo que íbamos a abogar que estas sanciones no afectaran al país, porque no estamos interesados en que se profundice. Pero sin acuerdos no podemos hacer ese llamado", sostuvo.