Imprimir

César Funes: un reo ejemplar

Fred Ramos

César Daniel Funes Durán fue capturado por la Policía en la boda del hijo mayor del expresidente Antonio Saca, su amigo. No ha dormido en su cama desde la madrugada de ese sábado 30 de octubre de 2016. Ha vivido más de dos años en condiciones muy distintas a las que estaba habituado. Hoy es el reo modelo del Sector 9 de Mariona, centro penitenciario en el que comparte sector con otros 14 reos que hasta hace unos años, en su mayoría, eran destacadas figuras públicas: un expresidente, el mediador de la tregua con pandillas, un exfiscal general. Funes trabaja de seis a seis gestionando proyectos del programa Yo Cambio. Es uno de los dos presos del Sector 9 que se ofreció para trabajar en ese proyecto de reinserción. Dice que hoy valora más la libertad. Aclara que eso no significa que reconoce sus errores. No acepta haber sido un político corrupto ni que deba rehabilitarse. Lejos de eso, asegura que lo que le ha pasado es injusto.

 

ElFaro.net / Publicado el 12 de Mayo de 2019

El expresidente de ANDA y exsecretario de Juventud, César Funes, cumple una condena de cinco años por el delito de lavado de dinero en el centro penal La Esperanza, mejor conocido como Mariona, donde ahora participa en el programa de reinserción Yo Cambio. Funes colabora en tareas administrativas y también verifica los estándares de calidad de los productos que se elaboran en los diferentes talleres.
 
El expresidente de ANDA y exsecretario de Juventud, César Funes, cumple una condena de cinco años por el delito de lavado de dinero en el centro penal La Esperanza, mejor conocido como Mariona, donde ahora participa en el programa de reinserción Yo Cambio. Funes colabora en tareas administrativas y también verifica los estándares de calidad de los productos que se elaboran en los diferentes talleres.

 

César Funes saluda a Francisco Rodríguez Arteaga, exjefe de la Unidad Financiera Institucional de Casa Presidencial.  Arteaga es uno de los tres técnicos condenados por lavado de dinero y peculado junto al expresidente Antonio Saca. 
 
César Funes saluda a Francisco Rodríguez Arteaga, exjefe de la Unidad Financiera Institucional de Casa Presidencial.  Arteaga es uno de los tres técnicos condenados por lavado de dinero y peculado junto al expresidente Antonio Saca. 

 

Funes es el representante del sector 9 en el programa Yo Cambio. Cada sector del penal tiene un representante. Funes también se ha involucrado en otras tareas, como la comercialización de los productos que los reos producen. Por ejemplo, la tienda Hecho en Casa, en el centro comercial Galerías, vende productos hechos en el penal. 
 
Funes es el representante del sector 9 en el programa Yo Cambio. Cada sector del penal tiene un representante. Funes también se ha involucrado en otras tareas, como la comercialización de los productos que los reos producen. Por ejemplo, la tienda Hecho en Casa, en el centro comercial Galerías, vende productos hechos en el penal. 

 

En Mariona, las celdas están abiertas de 6 de la mañana a 6 de la tarde. César Funes trabaja en el Yo Cambio en ese horario. En la imagen, su carnet de representante de su sector en el programa para reos. 
 
En Mariona, las celdas están abiertas de 6 de la mañana a 6 de la tarde. César Funes trabaja en el Yo Cambio en ese horario. En la imagen, su carnet de representante de su sector en el programa para reos. 

 

 
 
 "En la DAN tenía tiempo de leer hasta un promedio de 2,000 páginas a la semana, pero ahora que estoy en el programa Yo Cambio no me queda tiempo",  aseguró Funes a El Faro. Este exfuncionario dice que la vida en la cárcel lo ha cambiado, valora más la libertad. Sin embargo, a pesar de haber reconocido sus delitos ante un juez para obtener una condena reducida, en entrevista dice estar condenado de forma injusta, pero se niega a profundizar en las razones que tiene para decir eso. 

 

Funes almuerza en el interior de la cocina. Recibe la misma alimentación que los demás reos. La empresa Food Tech es la encargada de preparla y los reos son los encargados de servirla. Otra opción de comida en Mariona, para aquellos que reciben dinero, es una especie de cafetería cuya cocina es manejada por internos. Cada reo tiene derecho a recibir de sus familiares una remesa electrónica de hasta $150 por mes. En la imagen, Funes come alimentos comprados en la cocina. 
 
Funes almuerza en el interior de la cocina. Recibe la misma alimentación que los demás reos. La empresa Food Tech es la encargada de preparla y los reos son los encargados de servirla. Otra opción de comida en Mariona, para aquellos que reciben dinero, es una especie de cafetería cuya cocina es manejada por internos. Cada reo tiene derecho a recibir de sus familiares una remesa electrónica de hasta $150 por mes. En la imagen, Funes come alimentos comprados en la cocina. 

 

César Funes asegura que la prisión lo ha ayudado a valorar las cosas sencillas de la vida.
 
César Funes asegura que la prisión lo ha ayudado a valorar las cosas sencillas de la vida. "Hay personas allá afuera que están más prisioneras que varios de nosotros aquí”, dice.  

 

Funes asegura que entre abril y mayo del 2017, cuando aún enfrentaba el proceso judicial, se dio cuenta de que debía bajar del sector 9 e incorporarse al Yo Cambio. Ahora Funes tiene una buena relación de amistad con varios de los reos de los otros sectores.
 
Funes asegura que entre abril y mayo del 2017, cuando aún enfrentaba el proceso judicial, se dio cuenta de que debía bajar del sector 9 e incorporarse al Yo Cambio. Ahora Funes tiene una buena relación de amistad con varios de los reos de los otros sectores.

 

Los otros reos que colaboran en la oficina de Yo Cambio ven con respeto a César Funes, aunque oficialmente todos tienen el mismo rango. En su relación con los demás, parece una especie de gerente o coordinador de la oficina. 
 
Los otros reos que colaboran en la oficina de Yo Cambio ven con respeto a César Funes, aunque oficialmente todos tienen el mismo rango. En su relación con los demás, parece una especie de gerente o coordinador de la oficina. 


Funes muestra un cuadro en el que colaboro con otro reo. Pintó una de las paredes que aparecen en la obra que sostiene. En Mariona, los reos tienen la obligación de elegir algún curso de cinco meses de duración. Funes participó también en el programa de Lenguaje a Señas. De todo su sector, fue el único que aprobó ese curso. 
 
Funes muestra un cuadro en el que colaboro con otro reo. Pintó una de las paredes que aparecen en la obra que sostiene. En Mariona, los reos tienen la obligación de elegir algún curso de cinco meses de duración. Funes participó también en el programa de Lenguaje a Señas. De todo su sector, fue el único que aprobó ese curso. 


Cuando César Funes habla sobre su condena, no se asume como un corrupto, tal como reconoció ante el juez para lograr una condena reducida. Asegura que solamente realizó una práctica que ha sido normalizada por todos los gobiernos de la historia reciente del país, en referencia al uso discrecional de los fondos de la partida secreta. Concedió la entrevista a cambio de no profundizar en el tema de los hechos por los que fue condenado. En su confesión judicial dijo: “me realizaron transferencias de fondos a mis cuentas personales y me dieron cheques. Yo estaba consciente de que estas cuentas habían sido alimentadas con fondos provenientes de la Presidencia”. Las transferencias suman $1.2 millones. 
 
Cuando César Funes habla sobre su condena, no se asume como un corrupto, tal como reconoció ante el juez para lograr una condena reducida. Asegura que solamente realizó una práctica que ha sido normalizada por todos los gobiernos de la historia reciente del país, en referencia al uso discrecional de los fondos de la partida secreta. Concedió la entrevista a cambio de no profundizar en el tema de los hechos por los que fue condenado. En su confesión judicial dijo: “me realizaron transferencias de fondos a mis cuentas personales y me dieron cheques. Yo estaba consciente de que estas cuentas habían sido alimentadas con fondos provenientes de la Presidencia”. Las transferencias suman $1.2 millones.