Imprimir

La plaza que juró lealtad a Bukele

Carlos Barrera

La toma de posesión de Nayib Bukele fue una declaratoria política llena de complicidades entre el nuevo presidente y sus simpatizantes, que descargaron su descontento, con mucho humor, contra los políticos de los partidos tradicionales, representados por los diputados de la Asamblea Legislativa y el gobierno saliente. Entre las burlas, hasta los magistrados de la Corte Suprema de Justicia se llevaron su parte. La Plaza Gerardo Barrios, uno de los símbolos de la remodelación del centro histórico impulsada durante su gestión como alcalde de la capital, comenzó a llenarse desde muy temprano en la mañana. Convocados por Bukele a través de redes sociales, miles de salvadoreños llegaron al centro histórico para apoyar al exalcalde efemelenista y para jurarle lealtad para "defender lo conquistado el 3 de febrero". La juramentación, protagonizada por un discurso con poco contenido programático, fue inédita por abrirse al público, pero en definitiva fue un mitín, una fiesta o más bien una especie de carnaval contra Arena, FMLN, PCN, PDC y alguno que otro diputado de Gana, el partido que llevó a Bukele a las presidenciales. 

ElFaro.net / Publicado el 2 de Junio de 2019

Javier Hernández tiene 55 años, vive en Soyapango y fue de los primeros en ingresar a la Plaza Barrios para presenciar la toma de posesión de Nayib Bukele.
 
Javier Hernández tiene 55 años, vive en Soyapango y fue de los primeros en ingresar a la Plaza Barrios para presenciar la toma de posesión de Nayib Bukele. "Quería venir temprano para poder estar en primera final y ver a mi presidente. Él es la nueva esperanza que los otros partidos nos robaron’’, dijo luego de fotografiarse con un cosplay  del nuevo presidente de El Salvador.

 

 

 

Debido a la escasa cantidad de accesos a la plaza y a la gran afluencia de personas, se hicieron largas filas durante minutos. En algunos casos la desesperación hizo perder el orden y la multitud rompió el cordón de seguridad para ingresar.
 
Debido a la escasa cantidad de accesos a la plaza y a la gran afluencia de personas, se hicieron largas filas durante minutos. En algunos casos la desesperación hizo perder el orden y la multitud rompió el cordón de seguridad para ingresar.

 

 

Ana Bonilla reside en Estados Unidos desde hace 30 años. Llegó al país hace una semana para asistir a la investidura.
 
Ana Bonilla reside en Estados Unidos desde hace 30 años. Llegó al país hace una semana para asistir a la investidura. "Nunca me había interesado la política, pero él hizo cosas muy buenas como alcalde y seguramente lo hará como presidente. Todos los políticos se olvidan de los que vivimos fuera del país, pero Nayib estuvo pendiente en toda la campaña y yo vengo en representación de toda mi familia’’, dijo.

 

 

Manuel Osorio (izquierda) perteneció a la guerrilla y Ricardo Herrera a la Fuerza Armada. Ambos combatieron en la guerra civil en El Salvador. 
 
Manuel Osorio (izquierda) perteneció a la guerrilla y Ricardo Herrera a la Fuerza Armada. Ambos combatieron en la guerra civil en El Salvador.  "Arena y el FMLN nos fallaron, nosotros pusimos nuestras vidas por ellos y solo se hicieron ricos. Nayib nos ha prometido mucho y creemos que con él será diferente. Nos hemos unido para un verdadero cambio con el nuevo gobierno. Con Ricardo ahora somos amigos sin importar lo que pensábamos en el pasado’’, dijo Manuel, mientras abrazaba a Ricardo.

 

 

 

Natalia y Sofía Martínez son hermanas. Llegaron temprano con su familia desde San Juan Opico, La Libertad. Ninguna de las dos pudo votar en las pasadas elecciones porque no habían alcanzado la mayoría de edad.
 
Natalia y Sofía Martínez son hermanas. Llegaron temprano con su familia desde San Juan Opico, La Libertad. Ninguna de las dos pudo votar en las pasadas elecciones porque no habían alcanzado la mayoría de edad. "Nayib es joven y nos comprende. Los demás políticos son todos aburridos y nosotros ni les importamos, pero Nayib ha demostrado su interés por ayudar a la juventud, por eso estamos aquí", dijeron.

 

 

 

Algunos se las ingeniaron para tener un poco de visibilidad y no perder detalle de la toma de posesión.
 
Algunos se las ingeniaron para tener un poco de visibilidad y no perder detalle de la toma de posesión.

 

 

 

 
"¡Fuera, fuera, fuera!", gritaba la multitud cuando por los parlantes se anunció la entrada de los diputados de la Asamblea Legislativa.

 

 

 

Victoria Barrientos vive en Cojutepeque. No logró llegar a tiempo para ganar una posición con vista a la tarima, pero se ubicó frente a una de las pantallas instaladas en la plaza.
 
Victoria Barrientos vive en Cojutepeque. No logró llegar a tiempo para ganar una posición con vista a la tarima, pero se ubicó frente a una de las pantallas instaladas en la plaza. "Mírelo, escúchelo, es el único que nos habla de unidad, de esperanza. Los otros viejos sólo piensan en ellos’’, dijo. 

 

 

 

Identificada con los colores de Nuevas Ideas y con una manta con el nombre de Nayib Bukele, así llegó María Portillo desde Chalatenago.
 
Identificada con los colores de Nuevas Ideas y con una manta con el nombre de Nayib Bukele, así llegó María Portillo desde Chalatenago. "Todo ha valido la pena. Estaba esperando este día desde el 3 de febrero. Ver a Nayib aquí es algo único, tenía mucha expectativa y todo lo que está diciendo me da mucha esperanza’’, dijo. 

 

 

 

Nayib Bukele durante su primer discurso como presidente de El Salvador. 
 
Nayib Bukele durante su primer discurso como presidente de El Salvador. 

 

 

 

Al final del discurso, Bukele pidió a la multitud hacer su juramento, alejado del juramento que hizo previo con la mano en la Constitución. 
 
Al final del discurso, Bukele pidió a la multitud hacer su juramento, alejado del juramento que hizo previo con la mano en la Constitución.  "Juramos defender lo conquistado el 3 de febrero, juramos que cambiaremos nuestro país contra todo obstáculo, enemigo, muro y nadie se interpondrá entre Dios y su pueblo’’, dijo.