Imprimir

Nayib Bukele mete en su gabinete las sombras de Herbert Saca

Sergio Arauz

Ernesto Sanabria y Nelson Guardado, dos hombres vinculados a Herbert Saca Vides, el operador político de los expresidentes Antonio Saca y Mauricio Funes, han entrado por la puerta grande a la Casa Presidencial. Bukele también ha reclutado a un exfuncionario de la administración saquista y a otros dos diputados de Gana, del que Saca Vides ha sido uno de sus principales financistas.

ElFaro.net / Publicado el 12 de Junio de 2019

Este martes 11 de junio, el presidente Bukele juramentó a un grupo de funcionarios de este gobierno. Destacan en esta foto los nombres de Ernesto Sanabria, Nelson Guardado, Rigoberto Soto y Gustavo Villatoro, políticos activos durante la administración de Antonio Saca.Foto: Presidencia de El Salvador. 
 
Este martes 11 de junio, el presidente Bukele juramentó a un grupo de funcionarios de este gobierno. Destacan en esta foto los nombres de Ernesto Sanabria, Nelson Guardado, Rigoberto Soto y Gustavo Villatoro, políticos activos durante la administración de Antonio Saca.Foto: Presidencia de El Salvador. 

El presidente Nayib Bukele fichó en su gabinete de gobierno a dos operadores de Herbert Ernesto Saca Vides, primo y operador político del expresidente Antonio Saca y señalado por fundadores de Gana como uno de los principales financistas del partido con el cual Bukele alcanzó la Presidencia de la República.

El 11 de junio, Bukele juramentó como Secretario de Prensa (un cargo nuevo en la estructura de la Casa Presidencial) a Ernesto Sanabria, un asesor de comunicaciones que le llevó la agenda a Herbert Saca cuando este ya era un reconocido líder de Gana. El presidente, además, convirtió en viceministro de Obras Públicas al exdiputado de Gana Nelson Guardado, un reconocido hombre de Saca Vides en las filas del partido Naranja y clave clave en las negociaciones que gestaron Unidad, el movimiento político que aglutinó a los partidos Gana, PCN y PDC para lanzar la segunda candidatura presidencial de Tony Saca en 2014.

Junto a estos dos operadores, Bukele devolvió a Gustavo Villatoro, un exfuncionario de la gestión Saca (2004-2009) el cargo que ocupó en aquella gestión como director de Aduanas.

El punto en común de estos tres nuevos funcionarios son los primos Saca, un binomio compuesto por un presidente que acumuló mucho poder político al dirigir al país y al partido Arena como si fuera una sola institución; y Herbert, un operador político que se movió durante esa administración (y luego durante las gestiones del expresidente Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén) como un enlace útil entre el Ejecutivo y el Legislativo.

A dos de los tres nuevos funcionarios, además, los une otra característica: crecieron bajo el abrigo del gobierno Saca y, a partir de 2009, cuando esté ya no estuvo en el poder, pasaron a ser parte del equipo de Herbert para potenciar al partido Gana, que nació de una escisión de diputados areneros (saquistas) a finales de 2009.

De los tres nuevos funcionarios, solo de Gustavo Villatoro se desconoce si mantuvo un vínculo con Herbert Saca tras la salida de Arena del Ejecutivo y la consolidación de Gana como tercera fuerza política en la Asamblea Legislativa. Él dice que no hay relación. Lo que sí fue un hecho, al menos hasta el inicio de la presidencia de Mauricio Funes, es que Villatoro fue ubicado por informes de inteligencia del Estado como un operador de Herbert Saca en el quinquenio 2004-2009.

Villatoro dijo a El Faro vía telefónica que su llegada a la administración Bukele no tiene nada que ver con Gana y allegados. “No, no. Efectivamente estuve en el gobierno del presidente Saca, pero fue por ese lado.  Yo conocí al presidente Bukele en una presentación de mi aplicación Smart 912 -una plataforma móvil enfocada en la prevención del crimen-, como alcalde de Nuevo Cuscatlán”, dijo. Bukele fue alcalde de Nuevo Cuscaltán entre 2012 y 2015.

El Faro intentó obtener una reacción del secretario de Prensa y del viceministro de Obras Públicas, pero al cierre de esta nota no hubo respuesta.

Junto a estos tres funcionarios, Bukele también ha metido en su gabinete a otros dos diputados de Gana: se trata de Rigoberto Soto, que llega al viceministerio de Ganadería y Osiris Luna, un diputado novato que en 2018 ganó su primera legislatura. Luna llega a la Dirección de Centros Penales, institución que tiene bajo su resguardo al expresidente Saca, condenado a 10 años de prisión por actos de corrupción en el desvío de 300 millones de dólares durante su gestión.

La juramentación de Sanabria, Guardado, Villatoro y Soto ocurrió en el salón de honor de Casa Presidencial el 11 de junio, un acto en el que Bukele realizó  22 nombramientos de viceministros, presidentes de autónomas, banca estatal y otras instituciones. Luna fue juramentado el 2 de junio.

De todos, solo el nombre de Gustavo Villatoro no apareció en las listas oficiales distribuidas por la Casa Presidencial. El Faro consultó a prensa de Casa Presidencial sobre el cargo de Villatoro, dado que sí apareció en los videos y fotos del acto. A las 5:42 de la tarde del martes 11, un empleado de prensa de Casa Presidencial dijo que la presencia de Villatoro en el acto había sido un "error de protocolo". Sin embargo, a las 6:30 p.m., ese mismo empleado confirmó que Villatoro fue nombrado como director de Aduanas.

Ernesto Sanabria firma el acta de juramentación como Secretario de Prensa de la Presidencia.  El acto fue celebrado ayer 11 de junio de 2019. Foto: Presidencia de El Salvador. 
 
Ernesto Sanabria firma el acta de juramentación como Secretario de Prensa de la Presidencia.  El acto fue celebrado ayer 11 de junio de 2019. Foto: Presidencia de El Salvador. 

El amigo de Herbert Saca

De los nuevos funcionarios, Ernesto Sanabria ha dicho que es "amigo" de Herbert Saca. De todos, Sanabria es quien estará más cerca del presidente Bukele por su cargo de secretario de Prensa. Él fue empleado de una de las radios del grupo Samix, la empresa del expresidente que hoy está siendo administrada por el Estado y en juicio de extinción de dominio. Su vida política también inició en el gobierno de Saca en la Radio Nacional, aunque antes había sido una especie de encargado de la logística de los mítines de la campaña presidencial de 2004.  Según un empleado que trabajó con él, ocupó el cargo de subdirector desde junio de 2004 hasta finales de 2007. En aquel momento, la Radio Nacional era una dependencia del Ministerio de Gobernación.

El 1 de marzo de 2007, Sanabria empezó a trabajar como técnico del despacho del ministro de Obras Públicas, David Gutiérrez, célebre por sus cuestionamientos con respecto a la construcción del bulevar Diego de Holguín, que costó 73 millones más de lo presupuestado.

Desde 2012,  estuvo a sueldo por la Alcaldía de San Luis Talpa, gobernada por Gana, y por la Asamblea Legislativa, como asesor del despacho del diputado Guillermo Gallegos.

En 2013, Sanabria fue el enlace de prensa para llegar hasta Herbert Saca, para aquellas fechas ya reconocido como dirigente y uno de los principales financistas de Gana.  En abril de ese año, El Faro concertó a través de Sanabria una entrevista con Saca para lograr una reacción sobre su vinculación a una camioneta con rastros de cocaína. Sanabria se presentaba como “amigo de Herbert”.

Más tarde, en 2015,  acompañó a Nayib Bukele en su campaña por la alcaldía de San Salvador y luego empezó a trabajar como asesor del despacho. 

Durante toda la campaña presidencial y en los primeros días de la gestión de Bukele, Sanabria sirvió de enlace con los medios de comunicación. Ha acompañado y hablado al oído la mayoría de los funcionarios del nuevo gobierno que han acudido a las entrevistas de la Telecorporación Salvadoreña y Canal Doce. El primero de junio, el chat de periodistas que cubren Casa Presidencial, administrado por la Presidencia, cambió de nombre a “Secretaría de Prensa”. “Estimados periodistas, les informamos sobre algunos ajustes en la dinámica de este grupo, a continuación les presento a Ernesto Sanabria para girar las instrucciones pertinentes. Saludos”, escribió uno de los administradores del grupo.

Bukele no tiene ni 15 días a cargo del Ejecutivo y ya ha pasado a la historia como el milenial que gobierna a través de twitter y que llegó al poder con la promesa de romper con la corrupción de 30 años de gobiernos de Arena y FMLN. Antes de juramentar a sus piezas con olor a la era saquista, destituyó del Ejecutivo -vía twitter- a más de 20 familiares de altos dirigentes de su ex partido, el FMLN.

Como Bukele, Sanabria también es aficionado a Twitter y muchos de sus amigos lo conocen como “Brozo”, por el nombre de una cuenta anónima que durante la campaña difundió contenidos favorables a Bukele y desfavorables para sus contrincantes.

En la gestión Saca, Sanabria compartía similares funciones con Porfirio Chica, para aquel período mano derecha del Ministro de Seguridad, René Figueroa. Chica fue uno de los principales asesores en propaganda digital en la campaña de Bukele y es el dueño de Última Hora, plataforma de contenidos que promueve y difunde noticias favorables del presidente Bukele y el partido Nuevas Ideas.  

Una de las publicaciones más vistas de la plataforma durante la campaña presidencial pasada fue una nota sobre la candidata a la vicepresidencia por Arena, Carmen Aída Lazo. En la nota, Lazo es cuestionada por su trabajo como asesora en el Ministerio de Economía durante el gobierno de Tony Saca. La fuente principal del artículo de Última Hora fue una publicación del sitio ElPuesto, un portal digital cuya última publicación data del 20 de marzo de 2019.

Dice el texto que publicó Última Hora: “A pesar de haber sido emplazada por haber brindado sus servicios a un gobierno corrupto, no solo lo reconoció, sino además declaró sentirse orgullosa: «Me siento muy orgullosa del trabajo que hice en el Ministerio de Economía como asesora de la ministra de Economía», declaró en la entrevista Frente a Frente.”

En marzo de 2019, Thelma Aldana, la ex fiscal guatemalteca que intentó competir por la presidencia de ese país, dijo a El Faro que ella visitaba El Salvador con frecuencia para reunirse con asesores que compartía con Bukele. Chica era uno de ellos.

En una investigación de Revista Factum que revela audios de reuniones entre los expresidentes Antonio Saca y Mauricio Funes, Chica aparece retratado por los expresidentes como un operador al que se le pidió recabar información sobre la participación del expresidente Francisco Flores en el desvío de fondos donados por Taiwán. La investigación también revela que Chica era contactado por Herbert Saca para buscar que el caso se posicionara en medios de comunicación nacionales e internacionales. Por este trabajo, según las grabaciones, habría negociado con Herbert Saca un pago de 15 000 dólares.

En noviembre de 2018, El Faro reveló que el ex fiscal Luis Martínez, en el contexto de los cabildeos que hacía para su reelección (2015), este llegó a considerar a Herbert Saca como un enlace para hacerle llegar un mensaje a Bukele. Martínez buscó a Herbert Saca el 24 de diciembre de 2015 y le pidió que enviara este mensaje: “Dígale a Erick, a Ramiro y Nayib que dejen paranoia”. Se refería, además del exalcalde, al dirigente del FMLN José Luis Merino, mejor conocido como “Ramiro”, y su ahijado Erick Vega. 

El 8 de febrero de 2016, un mes después de que la reelección de Martínez fracasó, este volvió a contactar a Herbert Saca para que intercediera por él ante Bukele. A la fecha, Bukele no ha respondido cuál es su relación con Herbert Saca. 

El expresidente Saca durante un acto político, como candidato a la presidencia por el Movimiento Unidad, el 12 de octubre de 2013, en el parque central de la ciudad de Santa Ana. Foto: Archivo/El Faro.
 
El expresidente Saca durante un acto político, como candidato a la presidencia por el Movimiento Unidad, el 12 de octubre de 2013, en el parque central de la ciudad de Santa Ana. Foto: Archivo/El Faro.

El diputado que defendía a Funes

El viceministro de Obras Públicas, Nelson Guardado, es el tercero al mando en el partido de gobierno, Gana. Doctor en cirugía dental, es vicepresidente de organización de ese instituto político. 

Guardado fue diputado suplente de Arena entre 2006 y ganó su diputación propietaria en 2009. A finales de ese año, junto a Guillermo Gallegos fue uno de los 12 diputados tránsfugas que terminaron fundando el partido naranja. Para 2010, Guardado se convirtió en el primer  jefe de la bancada de Gana en la Asamblea.

Guardado es reconocido como una especie de dirigente opositor al poder acumulado por el diputado Guillermo Gallegos, aunque al inicio de las aventuras de Gana facilitaba ayuda a su compañero de fracción para que este realizara viajes irregulares pagados con fondos públicos.

En la medida en que Gana creció y se convirtió en el partido aliado del FMLN, su poder en Gana comenzó a ser asociado a Herbert Saca. Durante el gobierno de Funes, 2009-2014, Guardado era de los diputados que defendía a capa y espada las propuestas de esa presidencia. En 2010, fue señalado por un compañero de fracción como autor intelectual de una reforma que pretendía blindar la partida secreta al gobierno de Funes en momentos en que la Sala de lo Constitucional estaba por declarar inconstitucional el mecanismo con el cual Casa Presidencial, sin autorización de la Asamblea, engordaba una billetera secreta con fondos provenientes de otras instituciones del Estado.

Para febrero de 2013, Guardado era uno de los que más pregonaba esta teoría: que tras el fin del gobierno de Funes, Saca volvería a ganar la presidencia en 2014. Él fue uno de los dos dirigentes de Gana que prepararon los detalles de la alianza que relacionó el nombre de Funes y Saca como solución electoral y que terminó convertida en Unidad (una alianza entre los partidos Gana, PCN y PDC).  "Es una etapa la de los últimos dos presidentes. Saca y Funes son los que más han hecho por combatir la pobreza, por mejorar la calidad de vida de gente menos favorecida, mejorar seguridad social...", decía en esa época.

En agosto de 2018, la Fiscalía reveló que la presidencia de Mauricio financió la campaña electoral de Saca en 2014 con $6 millones de dólares. Para octubre de 2013, en plena campaña electoral, y siendo Funes todavía presidente de la República, este se reunía con los primos Saca para planear ataques a sus adversarios políticos, comprar voluntades y manipular a la Fiscalía, según la investigación de la Revista Factum en la que se revelan audios de las conversaciones entre Funes, Antonio Saca y Herbert Saca.

Herbert Ernesto Saca vides. 
 
Herbert Ernesto Saca vides. 

El amigo del Chele Torrez

Gustavo Villatoro, director General de Aduana durante toda la administración Saca, volverá al mismo cargo que ocupó en aquella gestión. Tras la salida de Saca del poder y la llegada de Mauricio Funes, reportes de inteligencia del Estado ubicaron a esa oficina como un dependencia controlada por Herbert Saca.

Villatoro empezó su carrera como colaborador del Juzgado 1 de instrucción de San Salvador del cual terminó siendo secretario, entre 1995 y 1993. Luego, ocupó el cargo de Fiscal Jefe de la Unidad contra el crimen organizado en la Fiscalía General de la República y ganó notoriedad por participar en la unidad antisecuestros. Fue fiscal entre 1998 a 2004.

Villatoro pertenece a la camada de políticos que creció bajo el liderazgo político de Antonio Saca. Fue amigo de Adolfo Torrez, jefe departamental de Arena en San Salvador y operador político de Saca en Arena. El  2 de junio de 2009, Torrez se suicidó de un disparo el pecho, dos meses después de que El Faro revelara el audio de una conversación en la que le pedía medio millón de dólares a Roberto Silva Pereira, un exdiputado del PCN acusado de narcotráfico y que aún guarda prisión en Estados Unidos. Durante los cinco años de la presidencia Saca, Villatoro y Torrez acudieron juntos a distintas actividades del partido Arena y hasta compartieron algunas fiestas de fin de año.

Villatoro tiene una empresa expertas en logística de importación y tributaria y ha sido asesor en asuntos de seguridad de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP). Al preguntarle qué ocurrirá con su empresa, dedicada en parte a trámites y asesorías de Aduanas, Villatoro respondió que el 12 de junio había renunciado a sus acciones y realizado todos los trámites para desvincularse de sociedad comercial. “Este día he hecho todo los trámites, ya no tengo nada que ver”, dijo.

Manuel Rigoberto Soto Lazo, diputado por el partido GANA. Foto: Cortesía Asamblea Legislativa 
 
Manuel Rigoberto Soto Lazo, diputado por el partido GANA. Foto: Cortesía Asamblea Legislativa 

Más diputados de Gana en el Gobierno

Rigoberto Soto, el nuevo viceministro de Agricultura, empezó su carrera política como diputado suplente de Arena, en 2006. Su declaración patrimonial de ese entonces era la de alguien con ingresos mensuales de 2 mil 900 dólares. Tenía una deuda de 65 mil dólares y no tenía propiedades a su nombre. El valor de sus bienes muebles (en esta categoría caben, por ejemplo, automotores, computadoras y joyas) era de 9 mil dólares, según consta en el formulario que entregó a la sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia, revelado en una versión pública y abreviada de su declaración patrimonial.  

En 2009, cuando volvió a la Asamblea como diputado, ya declaró medio millón de dólares de patrimonio. Para 2012, cuando corrió por primera vez por Usulután, volvió a ganar su curul por Arena, pero ese sería el último año que defendería los colores de ese partido.

En noviembre de ese año, Soto fue uno de cuatro diputados de Arena que rompieron con la fracción y dieron sus votos para la aprobación del presupuesto general de 2013, el penúltimo presupuesto del gobierno Funes. Soto fue investigado en su propio partido por deslealtad y por “compra de votos”, según dijeron voceros del Tribunal de Ética de Arena. En enero de 2013, Soto y otros dos de esos diputados fueron expulsados del partido, aunque no se les comprobó irregularidades.

Al final de ese período, la declaración patrimonial de Soto registró un incremento que alcanzó los 1.4 millones de dólares como patrimonio familiar.  Según dijo a El Faro, era producto de una herencia de su padre.

De las caras más jóvenes en Gana, sin pasado político en el gobierno de Saca, está Osiris Luna, nombrado Director General de Centros Penales. Luna empezó su carrera política tutelado por Guillermo Gallegos, diputado por San Salvador. En la últimas elecciones de diputados ganó una de las dos diputaciones en San Salvador y fue, incluso antes de que se consumara la candidatura de Bukele a través de Gana, uno de los primeros en apoyar abiertamente ese escenario.