{"code":"24373","sect":"Columnas","sect_slug":"columnas","hits":"1282","link":"https:\/\/elfaro.net\/es\/202005\/columnas\/24373","link_edit":"","name":"El show de Trump","slug":"el-show-de-trump","info":"El liderazgo de Trump ha sido deficiente para enfrentar esta in\u00e9dita crisis, que algunos comparan con la Guerra Civil estadounidense o con la llamada Gran Depresi\u00f3n surgida en 1929. Pero Trump no es ni Lincoln ni Roosevelt.","mtag":"Pol\u00edtica","noun":{"html":"Michael Shifter","data":{"michael-shifter":{"sort":"","slug":"michael-shifter","path":"michael_shifter","name":"Michael Shifter","edge":"0","init":"0"}}},"view":"1282","pict":{"cms-image-000033571-jpg":{"feat":"1","sort":"33571","name":"cms-image-000033571.jpg","link":"https:\/\/elfaro.net\/images\/cms-image-000033571.jpg","path":"https:\/\/elfaro.net\/images\/cms-image-000033571.jpg","back":"","slug":"cms-image-000033571-jpg","text":"<p><em>Michael Shifter es presidente de Di\u00e1logo Interamericano, un tanque de pensamiento con sede en Washington, D.C.\u00a0<\/em><\/p>","capt":"\u003Cp\u003E\u003Cem\u003EMichael Shifter es presidente de Di\u00e1logo Interamericano, un tanque de pensamiento con sede en Washington, D.C.\u00a0\u003C\/em\u003E\u003C\/p\u003E"}},"pict_main__sort":33571,"date":{"live":"2020\/05\/04"},"data_post_dateLive_YY":"2020","data_post_dateLive_MM":"05","data_post_dateLive_DD":"04","text":"\u003Cp\u003EEd Koch, alcalde de Nueva York en los a\u00f1os ochenta, sol\u00eda preguntar a los residentes de la ciudad: \u201c\u00bfQu\u00e9 tal lo estoy haciendo?\u201d Una pregunta como esa jam\u00e1s se le ocurrir\u00eda a Donald Trump, otro neoyorquino, quien ahora ocupa la Casa Blanca. Seg\u00fan \u00e9l, su paso por la presidencia ha sido perfecto.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EEn marzo pasado, cuando le pidieron que calificara su presidencia en una escala del uno al diez, sin pensarlo dos veces respondi\u00f3: \u201c\u00a1Diez!\u201d D\u00eda tras d\u00eda, en sus conferencias de prensa, el presidente presume estar haciendo un manejo estelar de la pandemia del coronavirus.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003ELo chocante es que la autopromoci\u00f3n y autocelebraci\u00f3n de Trump se da en medio de una crisis econ\u00f3mica y sanitaria devastadora. En dos meses, el coronavirus se ha cobrado la vida de m\u00e1s de casi 70 mil personas en Estados Unidos, con lo cual esta epidemia sobrepasa ya la cifra de 58 mil estadounidenses que perdieron la vida durante las dos d\u00e9cadas que dur\u00f3 la guerra de Vietnam.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EM\u00e1s de 30 millones de trabajadores han aplicado ya para el seguro por desempleo y las plazas de trabajo perdidas en los \u00faltimos dos meses exceden ya todos los nuevos empleos creados desde la recesi\u00f3n 2008-2009. Muchos otros pa\u00edses presentan estad\u00edsticas igualmente alarmantes.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EEl presidente se ha negado a asumir su parte de responsabilidad por esta calamidad. Se ha molestado especialmente por relatos period\u00edsticos que dejan claro que \u00e9l desestim\u00f3 las advertencias tempranas que funcionarios de primer nivel le hicieron sobre la crisis sanitaria que ven\u00eda. Los reportes demuestran que Trump entr\u00f3 en negaci\u00f3n y desperdici\u00f3 mucho tiempo antes de admitir a rega\u00f1adientes el cierre de actividades no esenciales. Su liderazgo ha sido deficiente para enfrentar esta in\u00e9dita crisis, que algunos comparan con la Guerra Civil estadounidense o con la llamada Gran Depresi\u00f3n surgida en 1929. Pero Trump no es ni Lincoln ni Roosevelt.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003ESu posici\u00f3n sobre la pandemia ha sido notablemente contradictoria e incoherente, mientras Estados Unidos entra al peor momento de la crisis. Por un lado, Trump se ha percatado de que necesita expertos en salud a su alrededor, pero por otro se resiste a aceptar sus consejos, preocupado porque la extensi\u00f3n del cierre de actividades no esenciales puede destruir la econom\u00eda; da\u00f1ar su imagen ante sus votantes \u2013la imagen de un l\u00edder duro, que toma decisiones y se hace cargo de la situaci\u00f3n\u2013 y, sobre todo, porque puede poner en riesgo su reelecci\u00f3n en noviembre.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EA trav\u00e9s de tuits, como \u201cLiberen Michigan\u201d, \u201cLiberen Minnesota\u201d y \u201cLiberen Virginia\u201d, Trump empuja a manifestantes a exigir la reapertura de negocios para esencialmente desafiar las pol\u00edticas de aislamiento tomadas por su propia administraci\u00f3n. No hay duda de que la presi\u00f3n por reabrir negocios aumentar\u00e1 a medida que se mantenga la crisis.\u00a0\u00a0\u00a0 \u00a0\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003ESus impulsos populistas son incontenibles y m\u00e1s visibles que nunca en esta crisis. En congruencia con su estilo y comportamiento desde que asumi\u00f3 la presidencia y a\u00fan antes, Trump culpa a otros \u2013en este caso, al partido Dem\u00f3crata, a la administraci\u00f3n Obama, a los medios de comunicaci\u00f3n (\u201cEnemigos del pueblo\u201d, \u201cfake news\u201d), y, especialmente, a China\u2013 por todos los problemas.\u00a0\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EIncapaz ya de llevar a cabo mitines para recibir las dosis regulares de adulaci\u00f3n que necesita desesperadamente, Trump ha utilizado el estrado para sostener ruedas de prensa diarias que se han convertido en veh\u00edculos de propaganda, destacando sus logros como presidente (\u201cFui el primer presidente estadounidense en enfrentar a China\u201d); ha sido desmesurado y deshonesto, poco respaldado por evidencia cient\u00edfica e incapaz de calmar a una naci\u00f3n asustada y ansiosa.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EPor el contrario, Trump ha recomendado abiertamente el uso de hidroxicloroquina, que no ha sido aprobada cl\u00ednicamente, para tratar a pacientes con COVID-19.\u00a0\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003ESus tropiezos, su irresponsabilidad y su desinformaci\u00f3n alcanzaron un punto bajo la semana pasada, cuando sugiri\u00f3 que las personas contagiadas con el coronavirus deber\u00edan considerar\u00a0inyectarse desinfectante. La loca idea podr\u00eda considerarse graciosa si las consecuencias no fueran tan serias y peligrosas. Varios gobernadores han reportado recibir cientos de llamadas de personas preguntando si deber\u00edan seguir el consejo del presidente. Los asesores pol\u00edticos de Trump y autoridades del partido Republicano, temiendo la disminuci\u00f3n de sus posibilidades de reelecci\u00f3n, han tratado de frenar al presidente y dejar las ruedas de prensa a los profesionales.\u00a0\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003E\u00bfQu\u00e9 tal lo est\u00e1 haciendo Trump? \u00bfFunciona en estos tiempos su f\u00f3rmula usual para lidiar con las crisis \u2013distracciones, mentiras y ataques personales\u2013?\u00a0La pandemia podr\u00eda ser un hueso m\u00e1s duro de roer para el combativo presidente.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EComo dijo David Axelrod, el estratega pol\u00edtico de Obama, una pandemia es \u201cdif\u00edcil de manejar comunicacionalmente\u201d. Como escribi\u00f3 recientemente la columnista del New York Times, Michelle Goldberg, el culto a la personalidad que apadrina Trump (\u00a1Su firma aparece en los cheques enviados a los recipientes del paquete de est\u00edmulo econ\u00f3mico aprobado por el Congreso!) puede encontrar sus l\u00edmites con esta pandemia.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EA pesar de que Trump inicialmente obtuvo un modesto repunte en las encuestas, sus niveles de aprobaci\u00f3n han descendido al promedio de su gesti\u00f3n presidencial, aproximadamente 44 %. No importa lo que haga, esa cifra dif\u00edcilmente descender\u00e1 mucho. As\u00ed se ha mantenido. Trump nunca ha estado interesado en unificar al pa\u00eds para ampliar su apoyo m\u00e1s all\u00e1 de su base. De hecho, la polarizaci\u00f3n le favorece.\u00a0\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EPero ha sido simplemente incapaz de mostrar liderazgo real para responder a una crisis profunda que ofrece, si se le maneja h\u00e1bilmente, beneficios pol\u00edticos para \u00e9l.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003ETras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, en Washington y Nueva York, los \u00edndices de aprobaci\u00f3n para el entonces presidente George W. Bush superaron el 80 %. Hoy, en medio de esta pandemia, la aprobaci\u00f3n de la canciller alemana \u00c1ngela Merkel se ha disparado; el presidente franc\u00e9s Emmanuel Macron tambi\u00e9n ha mejorado sus n\u00fameros.\u00a0\u00a0\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EEn Estados Unidos, en el contexto de tal confusi\u00f3n y caos a nivel nacional, varios funcionarios locales han surgido para llenar el vac\u00edo y encontrar su momento pol\u00edtico. Los gobernadores dem\u00f3cratas de California y Nueva York, y los republicanos de Ohio y Maryland, se han colocado a la altura de la ocasi\u00f3n, inspirados por la confianza de sus ciudadanos, y han equilibrado efectivamente los imperativos de salvar vidas y reconstruir la econom\u00eda. El presidente Trump podr\u00eda aprender de ellos.\u00a0 \u00a0\u00a0\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EDada la naturaleza del sistema de colegios electorales que determina las elecciones en Estados Unidos, al igual que en 2016, la carrera por la presidencia probablemente ser\u00e1 disputada en un pu\u00f1ado de estados clave, pol\u00edticamente inciertos, incluyendo Pensilvania, Michigan, Wisconsin, Minnesota y Florida.\u00a0En varios de esos estados, los n\u00fameros de Trump est\u00e1n descendiendo y cambiando a favor de Joe Biden, el ex vicepresidente y presunto candidato dem\u00f3crata. El impacto econ\u00f3mico de la crisis sanitaria en estos y otros estados ha sido severo. Es evidente que Trump no quiere escuchar y no aceptar\u00e1 opiniones de expertos que ahora dicen que la pandemia podr\u00eda ser peor en el oto\u00f1o, cuando se llevar\u00e1 a cabo la elecci\u00f3n presidencial, de lo que es ahora.\u00a0\u00a0\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EAun as\u00ed, a pesar de que es dif\u00edcil imaginar la reelecci\u00f3n de un presidente con niveles de desempleo de 30 %, como predicen algunos economistas, la principal lecci\u00f3n de 2016 es que es un error subestimar a Trump. Mantiene un voto duro leal, posee mucho dinero y parece dispuesto a hacer lo que sea necesario para obtener la reelecci\u00f3n. Si la econom\u00eda est\u00e1 muy deprimida en noviembre, Trump responsabilizar\u00e1 a los alcaldes y gobernadores dem\u00f3cratas, al Congreso dominado por dem\u00f3cratas, a los medios de comunicaci\u00f3n y a los cient\u00edficos y \u201cexpertos\u201d desinformados.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003ELa naci\u00f3n se alista para una campa\u00f1a repugnante, del tipo que tanto gustan a Trump. Una previsible l\u00ednea de ataque contra Biden es que ha sido d\u00e9bil con China, mientras Trump se ha levantado por Estados Unidos contra su mayor competidor global.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EBiden intentar\u00e1 hacer de esta elecci\u00f3n un refer\u00e9ndum sobre Trump, particularmente su manejo de la pandemia que ha costado vidas, da\u00f1ado la econom\u00eda y dividido a\u00fan m\u00e1s al pa\u00eds. Intentar\u00e1 sostener que solo un l\u00edder con un abordaje moderado y una mano firme podr\u00e1 ser confiable para guiar al pa\u00eds en los duros momentos que se vienen. \u00a0\u00a0\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EA pesar de las advertencias de sus asesores, Trump seguir\u00e1 siendo el \u003Cem\u003Eshowman\u003C\/em\u003E consumado y dominar\u00e1 la escena pol\u00edtica.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003ETras una pausa de apenas un d\u00eda participando en conferencias de prensa, tras su lun\u00e1tica y costosa sugerencia de inyectar desinfectante, Trump regres\u00f3 al escenario. No pudo contenerse. Entre tal incertidumbre, al menos podremos seguir contando con \u201cel show de Trump\u201d.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\t\t\u003Cfigure class=\"pict pict_land pict_move_posc 0 cs_img cs_img--curr rule--ss_c\" data-shot=\"pict\" data-hint=\"pict\"\u003E\u003Cdiv class=\"pict__pobj text-overflow\"\u003E\u003Cimg src=\"https:\/\/elfaro.net\/get_img?ImageWidth=2000&ImageHeight=1125&ImageId=33571\" class=\"pobj\" style=\"max-width: 100%\" rel=\"resizable\" alt=\"Michael Shifter es presidente de Di\u00e1logo Interamericano, un tanque de pensamiento con sede en Washington, D.C.\u00a0\" \/\u003E\u003C\/div\u003E\u003Cdiv class=\"pict__line block edge--ss_lax edge--ss_rax padd--ss_l0x padd--ss_r0x line--ss_s0b lineh rule--ss_c\"\u003E\u003Cspan class=\"block-inline full-width align-middle lineh__rect tint-back--nake\"\u003E\u003Cspan\u003E\u00a0\u003C\/span\u003E\u003C\/span\u003E\u003C\/div\u003E\u003Cfigcaption class=\"pict__text cs_img_caption folk_content typo_buttons line--ss_s0c line--ss_s0c--auto block full-width text-overflow rule--ss_l relative\"\u003E\u003Cdiv class=\"__content block-inline full-width align-top tint-text--idle relative\"\u003EMichael Shifter es presidente de Di\u00e1logo Interamericano, un tanque de pensamiento con sede en Washington, D.C.\u00a0\u003C\/div\u003E\u003C\/figcaption\u003E\u003C\/figure\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003C\/p\u003E"}