{"code":"24768","sect":"Columnas","sect_slug":"columnas","hits":"2900","link":"https:\/\/elfaro.net\/es\/202008\/columnas\/24768","link_edit":"","name":"Hogares saturados, mujeres sobrecargadas","slug":"hogares-saturados-mujeres-sobrecargadas","info":"A medida que se reanuden las actividades econ\u00f3micas y que se eliminen las flexibilidades del teletrabajo, no todas las mujeres trabajadoras conseguir\u00e1n \u201cresolver\u201d el cuidado de sus hijos y tendr\u00e1n que llenar la carencia de sistemas integrales de cuidados.","mtag":"Desigualdad","noun":{"html":"Magaly Romero Brunet","data":{"magaly-romero-brunet":{"sort":"","slug":"magaly-romero-brunet","path":"magaly_romero_brunet","name":"Magaly Romero Brunet","edge":"0","init":"0"}}},"view":"2900","pict":{"cms-image-000032333-jpg":{"feat":"1","sort":"32333","name":"cms-image-000032333.jpg","link":"https:\/\/elfaro.net\/images\/cms-image-000032333.jpg","path":"https:\/\/elfaro.net\/images\/cms-image-000032333.jpg","back":"","slug":"cms-image-000032333-jpg","text":"<p><em>Magaly Romero Brunet es egresada de la Licenciatura en Econom\u00eda de la Universidad\u00a0<\/em><em>Centroamericana \u201cJos\u00e9 Sime\u00f3n Ca\u00f1as\u201d. Ha colaborado en diversas investigaciones sobre temas\u00a0<\/em><em>de desarrollo humano. Actualmente trabaja en proyectos regionales de investigaci\u00f3n sobre\u00a0<\/em><em>mujeres, econom\u00eda, territorios y en el an\u00e1lisis de pol\u00edticas p\u00fablicas con enfoque de g\u00e9nero.<\/em><\/p>","capt":"\u003Cp\u003E\u003Cem\u003EMagaly Romero Brunet es egresada de la Licenciatura en Econom\u00eda de la Universidad\u00a0\u003C\/em\u003E\u003Cem\u003ECentroamericana \u201cJos\u00e9 Sime\u00f3n Ca\u00f1as\u201d. Ha colaborado en diversas investigaciones sobre temas\u00a0\u003C\/em\u003E\u003Cem\u003Ede desarrollo humano. Actualmente trabaja en proyectos regionales de investigaci\u00f3n sobre\u00a0\u003C\/em\u003E\u003Cem\u003Emujeres, econom\u00eda, territorios y en el an\u00e1lisis de pol\u00edticas p\u00fablicas con enfoque de g\u00e9nero.\u003C\/em\u003E\u003C\/p\u003E"}},"pict_main__sort":32333,"date":{"live":"2020\/08\/28"},"data_post_dateLive_YY":"2020","data_post_dateLive_MM":"08","data_post_dateLive_DD":"28","text":"\u003Cp\u003ELos impactos del \u003Cem\u003Eshock\u003C\/em\u003E por covid-19 son evidentes en diversas esferas econ\u00f3micas, sociales y pol\u00edticas, donde se ha visto comprometido el desarrollo de muchas regiones y personas. En su informe \u003Cem\u003E\u003Ca href=\"https:\/\/repositorio.cepal.org\/bitstream\/handle\/11362\/45782\/1\/S2000471_es.pdf\"\u003EEnfrentar los efectos cada vez mayores del COVID-19 para una reactivaci\u00f3n con igualdad: nuevas proyecciones\u003C\/a\u003E\u003C\/em\u003E\u003Cem\u003E,\u003C\/em\u003E la Comisi\u00f3n Econ\u00f3mica para Am\u00e9rica Latina y el Caribe (Cepal) alerta sobre las consecuencias derivadas de la pandemia en t\u00e9rminos de crecimiento econ\u00f3mico, desocupaci\u00f3n, pobreza y desigualdad.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EDe manera particular, dicho informe se\u00f1ala que la crisis tiene un impacto desproporcionado sobre las mujeres, debido a la sobrecarga de trabajo dom\u00e9stico y de cuidados no remunerado, al aumento de la pobreza y precariedad laboral, al limitado acceso a los servicios p\u00fablicos y al insuficiente financiamiento para las pol\u00edticas de igualdad de g\u00e9nero en la regi\u00f3n.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EPara enfrentar la pandemia de covid-19, la mayor\u00eda de pa\u00edses de la regi\u00f3n adopt\u00f3 distintas medidas de confinamiento. Con el cierre de centros educativos, \u00e1reas de recreaci\u00f3n y un gran n\u00famero de lugares de trabajo, los hogares pasaron a ser el centro de muchas actividades productivas, al mismo tiempo que continuaron siendo el n\u00facleo de las actividades reproductivas. Es decir, la frontera entre el trabajo en la ocupaci\u00f3n y el trabajo no remunerado se volvi\u00f3 borrosa y los hogares se convirtieron en espacios saturados.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EDesde antes de la crisis las mujeres salvadore\u00f1as enfrentaban la sobrecarga de trabajo dom\u00e9stico y de cuidados no remunerado, pues dedicaban en promedio 19 horas semanales m\u00e1s que los hombres al conjunto de dichas actividades. Seg\u00fan la \u003Ca href=\"http:\/\/aplicaciones.digestyc.gob.sv\/observatorio.genero\/uso_tiempo\/Informe%20de%20Resultado%20de%20Encuesta%20Nacional%20de%20Uso%20del%20Tiempo,%20El%20Slavador%202017.pdf\"\u003EEncuesta Nacional de Uso del Tiempo 2017\u003C\/a\u003E, el promedio de horas semanales que las mujeres destinan a las actividades de trabajo dom\u00e9stico y de cuidados no remunerado es de 35:56 horas, mientras que para los hombres es 16:41 horas.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003ELa crisis ha significado un incremento en los hogares del tiempo dedicado a la limpieza, desinfecci\u00f3n, mantenimiento y reparaci\u00f3n de la vivienda, a la compra de alimentos y medicinas, al racionamiento, preparaci\u00f3n y servicio de alimentos y bebidas, a la limpieza y mantenimiento de ropa y calzado, a los pagos y tr\u00e1mites, y al cuidado de personas enfermas o con dependencia de todas las edades. Siendo estas actividades principalmente asumidas por las mujeres.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EEs importante se\u00f1alar que la carga de trabajo dom\u00e9stico y de cuidados no remunerado se ve significativamente afectada por el nivel de ingresos de los hogares, ya que las personas que viven en pobreza extrema y en pobreza relativa dedican en promedio m\u00e1s tiempo a dichas actividades. Tal como \u003Ca href=\"https:\/\/repositorio.cepal.org\/bitstream\/handle\/11362\/45335\/S2000261_es.pdf?sequence=5&isAllowed=y\"\u003Elo alert\u00f3 la Cepal en otro informe\u003C\/a\u003E, las desigualdades de g\u00e9nero se acrecientan en los hogares de menores ingresos, en los que la demanda de cuidados es mayor, dado que cuentan con un mayor n\u00famero de personas con dependencia de todas las edades. Adem\u00e1s, la sobrecarga de trabajo dom\u00e9stico y de cuidados no remunerado se ve acentuada por otras desigualdades, ya que la presi\u00f3n de estas actividades es mayor en los hogares en los que hay privaciones como falta de acceso a servicios de salud, agua potable y saneamiento, as\u00ed como en aquellos hogares en condiciones de hacinamiento y en donde techo, piso y paredes est\u00e1n construidas con materiales inadecuados.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003ELa carga de trabajo dom\u00e9stico y de cuidados no remunerado aument\u00f3 tambi\u00e9n debido a la suspensi\u00f3n de todas las actividades educativas presenciales decretada desde el 11 de marzo de 2020, ya que muchas mujeres y hombres est\u00e1n dando asistencia y continuidad al proceso de aprendizaje de ni\u00f1as, ni\u00f1os y adolescentes desde sus hogares. Esta carga, no obstante, pesa principalmente sobre las mujeres, a quienes socialmente se les ha asignado como las encargadas de dichas actividades. Es importante se\u00f1alar que en muchos casos las mujeres han asumido estas responsabilidades aunque carecen de tiempo, preparaci\u00f3n, herramientas pedag\u00f3gicas y, a veces, paciencia. Este ser\u00e1 el panorama al menos hasta el fin de octubre, seg\u00fan el anuncio del Ministerio de Educaci\u00f3n, Ciencia y Tecnolog\u00eda y del Ministerio de Salud respecto a que \u003Ca href=\"https:\/\/www.mined.gob.sv\/noticias\/item\/1015629-gobierno-de-el-salvador-mantendra-suspension-de-actividades-educativas-y-academicas-presenciales-durante-2020.html\"\u003Ela suspensi\u00f3n de las actividades educativas presenciales\u003C\/a\u003E se mantendr\u00e1 hasta el 31 de octubre de 2020.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EAs\u00ed como la suspensi\u00f3n y la ralentizaci\u00f3n de las actividades econ\u00f3micas significaron grandes cambios en los hogares, los planes de retorno a la \u201cnormalidad\u201d y la reapertura econ\u00f3mica implicar\u00e1n lo mismo.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003ELos planes de reanudaci\u00f3n econ\u00f3mica ignoran la realidad de muchas madres y padres de familia que precisan retomar sus actividades laborales de manera presencial y que ahora no cuentan con un centro educativo donde dejar a sus hijas e hijos una parte del d\u00eda. Esta medida afectar\u00e1 principalmente a mujeres que son jefas de hogares monoparentales, quienes tendr\u00e1n que ingeni\u00e1rselas para \u201cresolver\u201d el cuidado de sus hijas e hijos para volver a sus actividades laborales presenciales.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EEn medio de la incertidumbre sobre el retorno a la normalidad, \u201cresolver\u201d es otra actividad que se sumar\u00e1 a las horas que las mujeres dedican diariamente al trabajo dom\u00e9stico y de cuidados no remunerado. En aquellos hogares donde los ingresos no se hayan visto afectados por la crisis, es probable que se recurra a contratar a una empleada dom\u00e9stica. Sin embargo, en la gran mayor\u00eda de casos son otras mujeres quienes asumir\u00e1n dichas actividades de manera no remunerada: abuelas, t\u00edas, hermanas mayores, primas, madrinas, amigas y vecinas.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EA medida que se reanuden las actividades econ\u00f3micas y que se eliminen las flexibilidades del teletrabajo, no todas las mujeres trabajadoras conseguir\u00e1n \u201cresolver\u201d el cuidado de sus hijas e hijos y muchas no tendr\u00e1n otra opci\u00f3n que llenar la carencia de sistemas integrales de cuidados en el pa\u00eds. Es decir, la actual crisis est\u00e1 haciendo que muchas mujeres tengan que elegir entre el trabajo y el hogar. La debilidad de los sistemas de cuidados sumada a las incertidumbres sobre la reanudaci\u00f3n econ\u00f3mica ha configurado un escenario particular que est\u00e1n enfrentando muchas mujeres a nivel mundial: el miedo al desempleo.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EEn Estados Unidos, Nicole Mason, presidenta y directora ejecutiva del Institute for Women\u2019s Policy Research (IWPR) y el New York Times han utilizado el t\u00e9rmino \u003Cem\u003Eshecession\u003C\/em\u003E, el cual nace de la combinaci\u00f3n de los vocablos en ingl\u00e9s \u003Cem\u003Eshe\u003C\/em\u003E (ella) y \u003Cem\u003Erecession\u003C\/em\u003E (recesi\u00f3n). Este t\u00e9rmino se ha empleado para hacer referencia al efecto desproporcionado que la crisis por covid-19 est\u00e1 teniendo en los niveles de empleo de las mujeres en Estados Unidos, contrario a la recesi\u00f3n de 2008, cuando fueron los hombres los m\u00e1s afectados por el desempleo.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003ESeg\u00fan datos del \u003Ca href=\"https:\/\/www.bls.gov\/news.release\/empsit.a.htm\"\u003EU.S. Bureau of Labor Statistics\u003C\/a\u003E, en 2019 la tasa de desempleo para las mujeres y los hombres de 20 a\u00f1os en adelante era del 3.3 %, mientras que en julio 2020 subi\u00f3 a 10.5 % para las mujeres y en 9.4 % para los hombres. Estos datos evidencian, adem\u00e1s, que la crisis tiene un efecto desproporcionado sobre las \u003Ca href=\"https:\/\/www.bls.gov\/news.release\/empsit.t03.htm\"\u003Emujeres hispanas o latinas\u003C\/a\u003E y sobre los hombres \u003Ca href=\"https:\/\/www.bls.gov\/news.release\/empsit.t02.htm\"\u003Enegros o afroamericanos\u003C\/a\u003E, cuyas tasas de desempleo en julio 2020 fueron de 14 % y 15.2 %, respectivamente, en comparaci\u00f3n con las cifras de julio 2019, las cuales se registraron en 4.1 % y 5.6 %, respetivamente.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EEn El Salvador a\u00fan se desconoce la magnitud de los efectos del shock por covid-19 sobre el mercado laboral, pero vale la pena tener como referente algunas cifras que se recogieron el a\u00f1o previo a la pandemia.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003ESeg\u00fan \u003Ca href=\"http:\/\/www.digestyc.gob.sv\/index.php\/novedades\/avisos\/965-ya-se-encuentra-disponible-la-encuesta-de-hogares-de-propositos-multiples-2019.html\"\u003Ela Encuesta de Hogares de Prop\u00f3sitos M\u00faltiples 2019\u003C\/a\u003E, si bien la tasa de desempleo es mayor para los hombres (7.0 %) que para las mujeres (5.4 %), las mujeres constituyen el 76.53 % de la Poblaci\u00f3n Econ\u00f3micamente Inactiva (PEI), es decir, aquellas personas que tienen la edad para trabajar, pero que no lo hacen de manera remunerada ni buscan un empleo. Para la gran mayor\u00eda de las mujeres es as\u00ed (68 de cada 100) porque tienen que dedicarse a los quehaceres dom\u00e9sticos del hogar.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EAunque la sobrecarga de trabajo dom\u00e9stico y de cuidados no remunerado parezca un \u201cproblema de las mujeres\u201d, la falta de medidas planificadas, articuladas e integrales con enfoque de g\u00e9nero para enfrentar la crisis y la carencia de sistemas integrales de cuidados en el pa\u00eds tendr\u00e1 consecuencias econ\u00f3micas devastadoras para toda la sociedad. Si no se aborda la crisis de los cuidados, muchas mujeres saldr\u00e1n del mercado laboral y se volver\u00e1n econ\u00f3micamente dependientes o caer\u00e1n en pobreza, lo cual significar\u00eda un grave retroceso en el desarrollo humano.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003ELa crisis desatada por la pandemia de covid-19 ha demostrado que, aunque las empresas ralenticen o suspendan actividades y los gobiernos funcionen de manera irregular y est\u00e9n concentrados en enfrentar la pandemia, los hogares no pueden parar, ya que las actividades de trabajo dom\u00e9stico y de cuidados no remunerado son esenciales para el funcionamiento de la sociedad.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003ECon esta crisis se ha hecho evidente lo que la economista Amaia P\u00e9rez Orozco denomin\u00f3 \u003Ca href=\"https:\/\/www.youtube.com\/watch?v=dNoCsxClilQ&t=93s\"\u003E\u201cla cara B del sistema\u201d\u003C\/a\u003E, refri\u00e9ndose a los cuidados, que, en sus palabras, se trata de \u201cuna cantidad y una variedad ingente de trabajos que desbordan, con mucho, la atenci\u00f3n a la dependencia y a la infancia y que son todas aquellas cosas imprescindibles para que la vida funcione en el d\u00eda a d\u00eda. Son, por decirlo de alguna manera, el proceso de reconstrucci\u00f3n cotidiana, siempre inacabado, del bienestar f\u00edsico y emocional de las personas\u201d.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003ENo se descarta que en estos meses de confinamiento haya hombres que aumentaron su participaci\u00f3n en el trabajo dom\u00e9stico y de cuidados no remunerado, lo cual constituir\u00eda un peque\u00f1o avance para redistribuir dichas actividades dentro de los hogares. Sin embargo son necesarios cambios sostenidos y profundos para reconocer, reducir y redistribuir el trabajo dom\u00e9stico y de cuidados no remunerado entre el Estado, las empresas, las comunidades y los hogares.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003EHace falta un cambio estructural y la crisis por covid-19 podr\u00eda marcar un punto de inflexi\u00f3n y reafirmar la centralidad de los cuidados para la sostenibilidad de la vida, ya que ha evidenciado que la actual organizaci\u00f3n de las sociedades no garantiza el bienestar de todas las personas, pues se basa en m\u00faltiples desigualdades. Es necesario avanzar hacia sistemas integrales de cuidados con fundamento en los derechos humanos, la igualdad de g\u00e9nero y la sostenibilidad del desarrollo.\u003C\/p\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cp\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\t\t\u003Cfigure class=\"pict pict_land pict_move_posc 0 cs_img cs_img--curr rule--ss_c\" data-shot=\"pict\" data-hint=\"pict\"\u003E\u003Cdiv class=\"pict__pobj text-overflow\"\u003E\u003Cimg src=\"https:\/\/elfaro.net\/get_img?ImageWidth=2000&ImageHeight=1333&ImageId=32333\" class=\"pobj\" style=\"max-width: 100%\" rel=\"resizable\" alt=\"Magaly Romero Brunet es egresada de la Licenciatura en Econom\u00eda de la Universidad\u00a0 Centroamericana \u201cJos\u00e9 Sime\u00f3n Ca\u00f1as\u201d. Ha colaborado en diversas investigaciones sobre temas\u00a0 de desarrollo humano. Actualmente trabaja en proyectos regionales de investigaci\u00f3n sobre\u00a0 mujeres, econom\u00eda, territorios y en el an\u00e1lisis de pol\u00edticas p\u00fablicas con enfoque de g\u00e9nero.\" \/\u003E\u003C\/div\u003E\u003Cdiv class=\"pict__line block edge--ss_lax edge--ss_rax padd--ss_l0x padd--ss_r0x line--ss_s0b lineh rule--ss_c\"\u003E\u003Cspan class=\"block-inline full-width align-middle lineh__rect tint-back--nake\"\u003E\u003Cspan\u003E\u00a0\u003C\/span\u003E\u003C\/span\u003E\u003C\/div\u003E\u003Cfigcaption class=\"pict__text cs_img_caption folk_content typo_buttons line--ss_s0c line--ss_s0c--auto block full-width text-overflow rule--ss_l relative\"\u003E\u003Cdiv class=\"__content block-inline full-width align-top tint-text--idle relative\"\u003EMagaly Romero Brunet es egresada de la Licenciatura en Econom\u00eda de la Universidad\u00a0 Centroamericana \u201cJos\u00e9 Sime\u00f3n Ca\u00f1as\u201d. Ha colaborado en diversas investigaciones sobre temas\u00a0 de desarrollo humano. Actualmente trabaja en proyectos regionales de investigaci\u00f3n sobre\u00a0 mujeres, econom\u00eda, territorios y en el an\u00e1lisis de pol\u00edticas p\u00fablicas con enfoque de g\u00e9nero.\u003C\/div\u003E\u003C\/figcaption\u003E\u003C\/figure\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003Cbr\/\u003E\u003C\/p\u003E"}