Publicidad

Videos muestran que Victoria sufrió un ataque nervioso antes de que los policías la mataran

Dos videos obtenidos por El Faro contienen los momentos previos a que la salvadoreña muriera sometida por agentes municipales. Los segundos de imagen muestran a una mujer en crisis, pero nunca a alguien que pusiera en peligro a otra persona.

Daniel Lizárraga / México

 
 

 

La salvadoreña Victoria Salazar, antes de morir sometida por agentes municipales, entró a una tienda de autoservicio Oxxo en Tulum, Quintana Roo. Iba alterada, pero no parecía poner en riesgo a nadie. Dos videos obtenidos por El Faro -cortesía del periodista Pedro Canché y grabados por las cámaras del negocio- dan verosimilitud a las versiones que sus vecinos han dado a periodistas locales: ella solía tener crisis de ansiedad. Por momentos, Victoria parece espantar algo con sus manos. Las autoridades mexicanas informaron que Victoria llevaba desde 2017 en México con visa humanitaria, luego de haber abandonado El Salvador debido a sufrir violencia de género, aunque no revelaron exactamente lo que ella padeció en su país. 

Victoria, de 36 años, salió de su casa en Tulum la tarde del 27 de marzo para comprar agua. De hecho, en los videos se ve cómo carga el garrafón entre las manos. Lo empleados de la tienda de autoservicio fueron quienes llamaron a la Policía. Victoria salió del Oxxo todavía alterada cuando llegaron los cuatro policías. Los agentes, como puede observarse en otro video ya del exterior, sometieron a Victoria de manera violenta, la esposaron y lanzaron al suelo, donde la aplastaron provocándole la muerte. El activista y fotógrafo, Daniel Martínez Amador, fue quien grabó el video que muestra el asesinato.

En entrevista con El Faro, Amador dijo haberse percatado de lo que sucedía mientras comía en un restaurante cercano, llamado Fondo de Biquini. La gente, en la calle, gritaba que la soltaran, que la iban a lastimar, pero los policías no hacían caso. Según Amador, nadie se atrevía a intervenir físicamente por miedo a ser detenidos, como ha sucedido en otros casos.

Amador aseguró que Victoria pidió ayuda hasta que una mujer policía le puso una rodilla sobre el cuello. En ese momento, y tras gritar, se dejó de mover. El activista dijo que siguió a los policías luego de que subieron el cuerpo de Victoria a la cama trasera de una camioneta. Los policías trataron de abandonar el cuerpo de Victoria en las oficinas de Protección Civil, pero no los atendieron, porque ella ya estaba muerta. Luego, sin más remedio, tuvieron que llevarla a su comandancia.

En un informe de la Fiscalía General de Quintana Roo hecho público ayer se determinó que los agentes generaron “una fractura en la parte superior de la columna vertebral producida por la ruptura de la primera y segunda vértebra”. La Fiscalía determinó, además, que el uso de la fuerza por parte de los policías fue “de manera desproporcionada”. Los agentes serán acusados de feminicidio y enfrentan una pena no menor a 40 años. Victoria tenía visa humanitaria y era madre de dos hijas, una de 15 y otra de 16 años, ambas vivían con ella en Tulum. 


 


Apoya el periodismo incómodo
Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.

Tú también puedes hacer periodismo incómodo. Cancela cuando quieras.
Te necesitamos para seguir incomodando al poder.
Conoce acá cómo se financia El Faro y quiénes son sus propietarios.

Publicidad
Publicidad
 CERRAR
Publicidad