Imprimir

"Esto cuesta digerirlo. Esto trae un montón de emociones encontradas”, padre de Victoria

Gabriela Cáceres Víctor Peña

En la funeraria La Auxiliadora, en Sonsonate, se realizó la vela de la salvadoreña Victoria Salazar, que fue asesinada por un grupo de policías mexicanos el sábado 27 de marzo. Afuera del local había periodistas esperando, pero la familia prefirió llevar a cabo la ceremonia sin la presencia de los medios. El padre de Victoria, Edwin Alfonso Olivares, dio unas escuetas declaraciones: "Esto cuesta digerirlo. Esto trae un montón de emociones encontradas. Hay mucho dolor y consternación(...)es indescriptible".

Para la familia es dificil aceptar que a Victoria la mataron cuatro policías en una de las calles más transitadas de la turística Tulum, en el Estado de Quintana Roo. En los videos que circularon en redes sociales se puede observar que los agentes la habían sometido y la retenían en el suelo y esposada. Una policía colocó su rodilla en la nuca de la salvadoreña, lo que provocó su muerte. Según la Fiscalía General de Quintana Roo, los elementos de la Policía generaron “una fractura en la parte superior de la columna vertebral producida por la ruptura de la primera y segunda vértebra”. El Faro obtuvo dos videos previos al asesinato: Las imágenes muestran a una mujer con crisis de ansiedad al interior de una tienda de conveniencia. 

Victoria llegó a México en 2017 huyendo de violencia de género de la que fue víctima en su natal Sonsonate. Según declaraciones de los familiares a El País, Salazar trabajaba en un hotel de la zona. Andrés Ramírez, director de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) dijo que ella contaba con una visa humanitaria. El presidente Nayib Bukele ha jugado un papel activo en este caso. De hecho informaba de cómo iba la investigación en curso a través de su cuenta de twitter. "El caso de Victoria es MUCHO PEOR de lo que pensábamos. Aún no podemos dar más información, pero el drama humano se extiende mucho más y deben haber varios cargos de misoginia y agresión (aparte del asesinato). Daremos seguimiento a este caso, hasta que se haga JUSTICIA", escribió el lunes 29 de marzo.

Dos días después del asesinato de Salazar, la Fiscalía mexicana activó la "alerta Ámber" para localizar a una de sus dos hijas que había desaparecido. Al día siguiente, la joven de 16 años se presentó a las oficinas de la fiscalía. Luego las autoridades informaron que la pareja de Victoria, Hector H., abusó a una de las menores. La Fiscalía giró orden de captura y la Policía lo detuvo. El padre de Victoria dijo que desconocía que su hija tenía una relación. "Desconocemos eso. Lo que sabíamos es que ella estaba trabajando. Todos estos acontecimientos son nuevos y los hemos conocido a través de las noticias", comentó.

El papá de Victoria no se presentó al aeropuerto Monseñor Romero a recibir a su familia que llegaba en un vuelo desde Cancún, México, con el cuerpo de Victoria, el sábado 3 de abril. En el avión venía la madre, hermano y sus dos hijas, según el gobierno salvadoreño. Después de dos horas de espera, una caravana  conformada por sus familiares, el equipo de prensa del gobierno y la Policía custodiaba el cadáver hacía Sonsonate, al occidente de El Salvador. Según la unidad de comunicaciones del gobierno, la familia ha pedido privacidad y por ello no permiten el ingreso de la prensa. Mañana, a las 2:00 de la tarde, Victoria será enterrada.

ElFaro.net / Publicado el 3 de Abril de 2021