Publicidad

El Salvador

Hay maestros que no se retiran del servicio público porque la pensión no les alcanzaría para sobrevivir. Hay quienes, por la lejanía y para ahorrar en transporte, duermen toda la semana en la escuela donde enseñan. Los hay que deben lidiar con pandillas. La mayoría vive bajo estrés. En este especial se explora la cotidianidad de los maestros del sistema público de El Salvador. El resultado es un cúmulo de obstáculos que enfrentan para poder educar.

Mónica Campos

Publicidad

 CERRAR
Publicidad