Publicidad

El Salvador

El Faro tuvo acceso al peritaje psicológico de Medicina Legal en el que se retrata a una niña de diez años con miedo, ansiedad y "malestar psicológico" tras un tocamiento en sus partes íntimas. Sin embargo, la Cámara Primero de lo Penal señaló que este hecho no puede ser considerado agresión sexual, en parte, porque el peritaje no concluye "que la víctima presentara los indicadores que son comunes en las víctimas de delitos de violencia sexual”.

Publicidad

 CERRAR
Publicidad