Publicidad

El Salvador

Un teléfono descompuesto y una dirección inexacta provocaron que policías llegaran tarde a la vivienda del exagente policial, Hugo Ernesto Osorio Chávez, acusado de asesinar a hombres y mujeres y luego enterrarlos en el patio de su casa, donde hay al menos 12 cadáveres. Actualmente, el confeso asesino cuenta con criterio de oportunidad otorgado por la Fiscalía, porque ha delatado a otras nueve personas.

Publicidad

 CERRAR
Publicidad