El Faro http://elfaro.net Periodismo independiente y audaz de El Salvador y Centroamerica con noticias, reportajes, investigac es Copyright 2022, El Faro Sun, 29 May 2022 05:17:09 +0100 El Faro Editorial de El Faro: Bukele y sus aliados se manchan de sangre https://elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg https://elfaro.net/es/202205/360grados/26197/Editorial-de-El-Faro-Bukele-y-sus-aliados-se-manchan-de-sangre.htm 360 grados Fri, 27 May 2022 10:44:30 +0100 https://elfaro.net/es/202205/360grados/26197/Editorial-de-El-Faro-Bukele-y-sus-aliados-se-manchan-de-sangre.htm La nueva normalidad http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000037558.jpeg https://elfaro.net/es/202205/el_farolero/26196/La-nueva-normalidad.htm La mirada de Otto a las capturas arbitrarias durante el régimen de excepción. El Farolero Fri, 27 May 2022 09:53:27 +0100 https://elfaro.net/es/202205/el_farolero/26196/La-nueva-normalidad.htm Salvador y los niños de nadie http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop_0_378_3000_2379/images%7Ccms-image-000037557.jpeg https://elfaro.net/es/202205/columnas/26194/Salvador-y-los-niños-de-nadie.htm ¿Cómo podemos trabajar con niños, cuando el Gobierno busca encarcelarles por 30 años y más? ¿Cómo hablar o jugar con ellos, cuando la Policía sistemáticamente les arresta? Desde que se instaló el régimen de excepción en El Salvador el 27 de marzo de 2022, se han capturado a miles de niños y jóvenes de manera arbitraria por el simple hecho de vivir en una zona marginalizada. Tras cinco años de trabajar con ellos y ellas, a quienes denomino “los niños de nadie”, me pregunto: ¿cómo podemos trabajar con niños, cuando el Gobierno busca encarcelarles por 30 años y más? ¿Cómo hablar o jugar con ellos, cuando la Policía sistemáticamente les arresta y simplemente desaparecen? ¿Cómo hablar de quienes ya han desaparecido? ¿Cómo recordarles?

Estas son solo algunas de las preguntas que nos tenemos que hacer quienes en este momento trabajamos con la niñez en zonas marginalizadas de El Salvador. Como becario de la comisión internacional de Fullbright, y en colaboración con la Universidad de El Salvador, realicé una investigación cuyo enfoque era cómo las y los niños entienden y ajustan sus vidas cuando viven en circunstancias de violencia de diferente índole.

Como extensión de mi trabajo, organicé la ong ACTUEMOS!, con la cual establecimos un centro juvenil y un programa de apoyo escolar en una comunidad marginalizada en el municipio de Mejicanos. En nuestras instalaciones brindamos apoyo a los niños y niñas y sus familias, que en su mayoría están compuestas por madres solteras. 

Fue aquí que conocí a quien, por razones de seguridad, llamaré Salvador en el 2018, cuando él tenía unos 12 años. Siempre fue bullicioso, amaba el fútbol, el hip hop. Hiperactivo, inquieto, pero siempre algo asustadizo también. Obviamente, lo que buscaba era atención y parecía no importarle que muchas veces esa atención viniera en forma de regaño para pedirle que dejara de molestar a los demás. Llegó al centro juvenil solo para participar en actividades especiales y muy variadas. Así lo conocí poco a poco, en el centro o jugando fútbol en la cancha. Me acuerdo muy bien de su participación en un taller de macramé. ¡Jamás lo vi tan tranquilo y enfocado en algo!, y por varias horas.

Emocionalmente, Salvador siempre se escudó en su humor y sus payasadas para mantener su distancia con los demás. Por supuesto esta actitud hizo que frecuentemente fuera expulsado del salón de la escuela por los disturbios que causó. Es un niño sensible quien evitaba conflictos o peleas. Generalmente jugaba el papel del payaso sumiso, muchas veces burlándose de sí mismo, nunca retando a nadie más. Nunca lo vi llorar, o más bien Salvador nunca quiso que lo viera llorar. Sus visitas al centro eran esporádicas, como si lo hiciera nada más cada vez que tenía más payasadas que ofrecer. Reaparecía con su risa, su energía, en las calles o en nuestro centro de atención.

En su casa mandaba la escasez y un padre borracho. Comida, agua, útiles para la escuela siempre hicieron falta. La situación de Salvador fue agravada por la violencia de su padre –usualmente motivada por el alcoholismo. Él fue la principal víctima de estas explosiones de violencia en las que nadie intervino, ni la escuela ni los vecinos, para evitar conflictos. Abusado por su padre y frecuentemente expulsado de la escuela (en donde por lo menos recibía un tiempo de comida), Salvador trabajó ocasionalmente o vagaba en las calles de su sector, simplemente para evitar estar en casa.

La última vez que supe algo de Salvador fue hace 8 días. Él estaba viviendo con una hermana mayor. La Policía se lo llevó sin explicar por qué. Ahora forma parte de más de las 32 000 personas que la Policía y los militares han arrestado bajo el régimen de excepción, que ha avalado el arresto masivo de personas sin darles una razón. Muchas veces las familias no se enteran sino hasta tarde de las detenciones, y en muchos otros casos no se les informa dónde están sus familiares. Por supuesto, en vecindades como la de Salvador, muchos ni tienen quién les busque. Salvador fue llevado desde su casa y hasta esta fecha es todo lo que sabemos.

Como parte de la guerra contra las pandillas, la Asamblea Legislativa aprobó una reforma a la Ley Penal Juvenil que permite procesar a niños de 12 años como terroristas adultos. La sola membrecía a una pandilla (sin haber cometido un delito) puede ser castigado con 30 años de prisión. En vecindarios como lo de Salvador, la Policía simplemente asume que los jóvenes son pandilleros. Caminar siendo pobre ya es un crimen, más para muchachos jóvenes. Sin embargo, en El Salvador no es nada claro qué significa ser miembro de una pandilla o cometer un crimen pandillero.

El Salvador tiene unas de las legislaturas más avanzadas con respecto a la protección de niñas, niños y jóvenes. Sin embargo, estas leyes no aplican para niños como Salvador. La niñez que crece en zonas marginalizadas no son el objetivo de leyes como la Lepina, sino de las leyes mencionadas anteriormente. En estos vecindarios, la Policía no interfiere en casos de “violencia doméstica,” ya que pretende estar demasiado ocupada en controlar las maras. Peor aún, casi nadie se atreve a reportar casos de abuso doméstico por miedo al reproche de parte de la mara por haber involucrado a la Policía en “su territorio”. Desafortunadamente, todo eso marcó la vida de Salvador.

Como la mayoría de niños de la zona, Salvador pasaba tiempo –de vez en cuando– con los postes, jóvenes que vigilan la zona para la pandilla. Después de todo, Salvador creció con ellos y compartieron circunstancias de vida muy parecidas. Pasar tiempo con ellos no lo convertía en pandillero, era algo que hacía para sentirse cómodo, con ellos sentía un sentido de pertenencia y de familia. Siendo “los niños y niñas de nadie,” ellos solo se tenían a ellos mismos. Intercambiaron historias, juegos bruscos, peleas amigables, compartían la poca comida que tuvieron y, de vez en cuando, una gaseosa. ¿Eso hace a Salvador un marero? Estos días, poca gente trata de explorar y entender más allá.

Pero ya se han llevado a Salvador. Está en una cárcel y nadie sabe dónde exactamente, por qué o cómo está. Me da miedo pensar en cómo su personalidad le permite ajustarse a la vida en prisión. Me asusta pensar en Salvador llorando. Poca gente en su vecindario se atreve a averiguar el paradero de él o sus familiares. Muchos tienen familiares desaparecidos y les asusta la idea de compartir el mismo destino, así que evitan acercarse a la Policía o al sistema penal. 

En ACTUEMOS! entendimos a Salvador o niños similares como un éxito. En este vecindario es difícil aspirar o lograr éxitos grandes, menos soluciones. El hecho que Salvador no entrara a la pandilla fue grande para nosotros. Otros lograron salir de la pandilla con nuestra ayuda, pero de igual manera les llevaron a prisión.

He escrito gran parte de la historia de Salvador en tiempo pasado. No sé cómo está, ni siquiera sé si sigue vivo. No me atrevo ir hasta allá en mi mente. Yo sé que no pertenece en ninguna prisión y que no le va a ir bien estar encarcelado. A lo mejor jamás lo veré de nuevo o lo veré después de haber pasado la mayoría de su vida encarcelado como “terrorista.” Extraño a su sonrisa y sus payasadas, y me pregunto si se marchitarán con el tiempo en prisión.

No estamos apoyando o defendiendo a las pandillas. Tampoco excusamos la violencia pandillera que se da en las comunidades. Sin embargo, no se necesita un estado de excepción para enfrentar a las pandillas. Encarcelar jóvenes al azar solo aumenta el problema. Jóvenes como Salvador tienen muchos problemas. Elles no son un problema. Necesitan apoyo no encarcelamiento. Necesitan protección no contención.

Junto con Salvador se ha ido gran parte de la esperanza y la alegría que juntos fueron la inspiración de iniciar ACTUEMOS! ¿Cómo trabajar o jugar, pues, con niños como él si en cualquier momento la Policía se les puede llevar a ellos o sus familias como presuntos terroristas? ¿Cómo preocuparse de sus tareas y su bienestar emocional en este contexto? Ya desaparecieron demasiados. Dentro de este contexto hasta aparece una autoindulgencia inapropiada plantearse estas preguntas.

¿Tiene algún sentido seguir trabajando en estas circunstancias? Sí. ¿Es simplemente engancharnos en una tarea de Sísifo, exponiéndonos a la amenaza de caer presos nosotros mismos? No lo creo. Jóvenes como Salvador llegaron hasta nosotros porque encontraron en el centro un lugar donde se les dio la bienvenida. ¿Con que les dejaríamos si nosotros también nos vamos? Hace un año un joven de 18 años se puso a llorar cuando me despedí de él. Le prometí que iba a regresar dentro de dos semanas – aun así, se sorprendió verme al cabo de 15 días. A él también se lo llevaron. Otros simplemente sospecharon de nuestras intenciones, ya que nadie se ha preocupado por elles. Son los niños de nadie.

Norbert Ross es doctor en Antropología y profesor de Antropología y Teatro en la Universidad de Vanderbilt. Es codirector de la Fundación ACTUEMOS! El Salvador.
 
Norbert Ross es doctor en Antropología y profesor de Antropología y Teatro en la Universidad de Vanderbilt. Es codirector de la Fundación ACTUEMOS! El Salvador.

]]>
Columnas Fri, 27 May 2022 09:44:06 +0100 https://elfaro.net/es/202205/columnas/26194/Salvador-y-los-niños-de-nadie.htm
Magistrado se excusa de debatir extradición de Diablito de Hollywood porque fue su defensor Gabriel Labrador http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop_0_0_3000_2000/images%7Ccms-image-000037549.jpg https://elfaro.net/es/202205/el_salvador/26185/Magistrado-se-excusa-de-debatir-extradición-de-Diablito-de-Hollywood-porque-fue-su-defensor.htm Miguel Ángel Flores Durel, magistrado de la Sala de lo Penal, se ha excusado de conocer todo lo relacionado a la extradición a Estados Unidos del líder más conocido de la Mara Salvatrucha-13, ya que el criminal fue su cliente cuando el funcionario ejercía como abogado litigante. Se trata de Borromeo Henríquez, líder nacional de la pandilla desde principios de siglo, actualmente encarcelado en el penal de máxima seguridad de Zacatecoluca. La Corte ya votó a favor de la excusa de Flores Durel y nombró a un suplente para conocer la extradición del pandillero. Read in English Miguel Ángel Flores Durel, magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), pidió no participar en ninguna discusión ni en la toma de decisión final sobre el proceso de extradición que Estados Unidos pide sobre Borromeo Enrique Henríquez, alias Diablito de Hollywood, líder nacional de la Mara Salvatrucha-13. La justificación que da es que fue abogado particular suyo y eso, según una resolución de la Corte, puede poner en duda su imparcialidad. Los 15 magistrados son los responsables de estudiar y dirimir las extradiciones de salvadoreños, según la Constitución. Para el caso de Diablito de Hollywood, ocho magistrados ya nombraron un sustituto debido al conflicto de interés manifestado por Flores Durel.

Según la resolución, la Corte aceptó la petición del magistrado: “Declárase legal la abstención manifestada por el magistrado de esta Corte, licenciado Miguel Ángel Flores Durel, para conocer el suplicatorio penal No. 274-S-2021, concerniente a la petición de extradición formal del señor Borromeo Enrique Henríquez”, reza la parte resolutiva del documento al que tuvo acceso este periódico. Los magistrados argumentan que apartan a Flores “con el fin de garantizar la imparcialidad que por mandato constitucional deben observar los funcionarios judiciales”.

El magistrado Durel se abstuvo de comentar el tema cuando El Faro lo contactó vía telefónica pues dijo que esa información está bajo reserva por decisión de Corte Plena. Primero se le contactó en una llamada este miércoles 25 de mayo pero dijo que estaba ocupado y que podía recibir las preguntas a través de una aplicación de mensajería. Ahí respondió que "las resoluciones sobre excusas o recusaciones que se formulen durante dicho trámite (de extradición) es información reservada", y que además "solo la Corte Plena puede decidir sobre la comunicación de detalles de las resoluciones emitidas dentro del trámite de las extradiciones". Su último mensaje en la conversación con este periodista fue: "He presentado las peticiones que corresponden a mi deber de imparcialidad, en distintos casos concretos. Siempre sujeto a la consideración de Corte Plena". A partir de ese momento, el magistrado no respondió más preguntas. 

Debido a la reserva impuesta por la Corte Plena sobre las extradiciones, la excusa de Flores Durel es de lo poco que logra salir a la luz sobre este tema. El Faro supo de la excusa del magistrado semana y media antes de la publicación de esta nota. La resolución fue publicada en la página web de la Corte Suprema este miércoles 25 de mayo y tiene el mismo número correlativo del borrador del documento al que tuvo acceso El Faro. En la versión oficial, aparecen las iniciales de los nombres y apellidos del líder pandillero y estas coinciden con el nombre Borromeo Enrique Henríquez. En el documento publicado también aparece codificado su alias aunque, en el borrador, sí se refieren al pandillero como Diablito de Hollywood. 

La resolución cita partes de la excusa presentada por Flores Durel. “Es del conocimiento público que, en el desempeño de mis labores como abogado defensor, ejercí en un proceso penal, de manera basta y suficiente, la defensa técnica del ahora requerido Borromeo Enrique Henríquez”, escribió el magistrado. “En consecuencia, debo abstenerme de conocer como magistrado de la CSJ del proceso antes referido correspondiente al ciudadano Henríquez por las razones expresadas así como de cualquier decisión y trámites concernientes con el proceso de extradición que se sigue, a efecto de evitar dudas en cuanto a la imparcialidad que como juez debo mantener en el ejercicio de mis funciones, y de esa forma no restarle pureza al proceso frente a las partes o a la sociedad, ni deslegitimar su pronunciamiento definitivo (…)”, agregó.

La resolución tiene fecha 10 de marzo y, en ella, constan también los argumentos de la Corte para avalar la separación del magistrado. “Esta Corte Suprema de Justicia en pleno considera que lo expuesto por el magistrado de la Sala de lo Penal, Miguel Ángel Flores Durel, al manifestar que previo a ser nombrado como magistrado (…), ejerció la defensa técnica del señor Borromeo Enrique Henríquez, es razón suficiente que puede poner en duda su imparcialidad frente a las partes y la sociedad, de llegar a conocer la petición formal de extradición del señor Henríquez”, reza el documento.

Los magistrados propusieron un sustituto para que conozca la extradición de Diablito de Hollywood. El abogado que proponen es David Omar Molina quien ha sido magistrado suplente desde 2016 y que en los últimos dos años de la administración del presidente Salvador Sánches Cerén fue director del Consejo Nacional de Administración de Bienes (Conab). Molina dijo a El Faro que no ha participado en ningúna sesión de Corte Plena desde enero y que no ha participado tampoco en ningún debate sobre extradiciones de pandilleros. "Me llamaron hace una semana para sustituir a alguien de Corte Plena, pero les dije que no podía ir porque me chocaba con clases que doy en la universidad. No me dijeron a quién querían que sustituyera", dijo Molina en una llamada telefónica este 25 de mayo. Detalló que el caso que le dijeron que iba a conocer era una casación. 

La excusa presentada por Flores Durel permite inferir que el proceso de extradición de Diablito de Hollywood sigue su marcha.

La Constitución exige que la ley debe asegurar a los jueces protección para que ejerzan sus funciones con libertad, en forma imparcial y “sin influencia alguna en los asuntos que conocen…”. Según la Ley Orgánica Judicial, la Corte Plena es la encargada de conocer las excusas que presenten los magistrados, así como también convocar a sus suplentes.

De los 14 líderes de la Ranfla Nacional pedidos por Estados Unidos, 11 ya fueron notificados en persona de que tienen un juicio pendiente en Nueva York. A finales de marzo, un juez estadounidense emitió orden de captura para un líder pandillero más y su notificación aún estaba pendiente de ejecutarse el 4 de abril pasado. Según el Departamento de Justicia, dos de los 14 líderes estaban prófugos, pero ese número en realidad es mayor. El Faro confirmó que Élmer Canales Rivera, alias “Crook”, fue llevado a Guatemala por el director de Tejido Social, gracias al pacto entre el Gobierno de Nayib Bukele y la MS-13. La Prensa Gráfica también había reportado la presunta liberación de otros tres miembros de la Ranfla, con lo cual, el total de “ranfleros” prófugos es de seis.

Magistrado Miguel Ángel Flores Durel, de la Sala de lo Penal, para el período 2021-2030. Foto: cortesía
 
Magistrado Miguel Ángel Flores Durel, de la Sala de lo Penal, para el período 2021-2030. Foto: cortesía

Magistrado de Nuevas Ideas

Flores Durel fue uno de los magistrados elegido por los diputados de Nuevas Ideas, la madrugada del 30 de junio de 2021. Su nombramiento recibió críticas de observadores y organizaciones fiscalizadoras debido a que, casi dos meses antes, los mismos diputados ya habían nombrado a la tanda de magistrados a la que por Constitución tenían derecho. La Constitución dice que cada legislatura debe sustituir solo a un tercio de los magistrados de Corte Plena, es decir, a cinco magistrados. El 1 de mayo de 2021, sin seguir el debido proceso, los diputados de Bukele destituyeron al Fiscal General y a la Sala de lo Constitucional y, en seguida, nombraron a sus sustitutos. En su entrevista como candidato a magistrado ante la Comisión Política de la Asamblea, Flores Durel dijo que las destituciones del 1 de mayo habían sido “una decisión absolutamente legal”. En esa misma entrevista, Flores fue cuestionado por algunos diputados de Nuevas Ideas por haber dicho que un abogado litigante “se debe a quien le paga y a los intereses que decidió representar”. 

Flores Durel tiene una larga trayectoria como defensor público y antes había sido fiscal. En su hoja de vida, coloca como logros de su carrera haber intentado que se declarara inconstitucional la Ley contra el crimen organizado, así como también haber logrado que se declarara ilegal el transfuguismo entre partidos políticos. Esos recursos —según dijo en la entrevista como candidato— los planteó por decisión propia, “nadie me dio un cinco”, dijo. Flores agregó que había defendido desde millonarios hasta trabajadores informales. Pero ni en su entrevista ni en su hoja de vida, Flores contó que entre sus defendidos había miembros de la Ranfla Nacional de la MS-13, como Diablito de Hollywood.

El Faro no pudo obtener documentos adicionales que muestren la relación clientelar que sostuvo Flores con Henríquez, aunque sí encontró resoluciones en las que el abogado aparece como defensor de otros miembros de la Mara Salvatrucha-13 y en las que, incluso, logró la anulación de fallos condenatorios contra ellos. También consta en otras resoluciones que Flores representó a la esposa de Borromeo Henríquez, Jenny Corado, cuando fue acusada de extorsionar a través de Mobile Cash, propietaria de Tigo Money. Corado también ha interpuesto recursos de habeas corpus a favor de su esposo por supuestos abusos de derechos humanos cometidos en el penal de máxima seguridad Zacatecoluca. También hay notas periodísticas en las que el hoy magistrado aparece como abogado de pandilleros detenidos en la Operación Jaque, un caso de la Fiscalía que buscó desmantelar la estructura financiera de la MS-13

Borromeo Henríquez, Diablito de Hollywood, en conferencia de prensa, el 19 de enero de 2013, mientras responde a las preguntas de los periodistas después de anunciar el compromiso de la Mara Salvatrucha con los Municipios Libres de Violencia. Foto de El Faro: Archivo.
 
Borromeo Henríquez, Diablito de Hollywood, en conferencia de prensa, el 19 de enero de 2013, mientras responde a las preguntas de los periodistas después de anunciar el compromiso de la Mara Salvatrucha con los Municipios Libres de Violencia. Foto de El Faro: Archivo.

Además del líder de la MS-13, Flores Durel también ha defendido a Ana Ligia Mixco Sol de Saca, exprimera dama que obtuvo una condena reducida de diez años de prisión por el delito de lavado de dinero junto con su esposo, el expresidente Elías Antonio Saca. También defendió al exgerente de ANDA, Mario Orellana, por el multimillonario desfalco a esa institución autónoma durante el Gobierno de Calderón Sol. Más recientemente representó a José Adán Salazar Umaña, Chepe Diablo, quien según informes de Seguridad era el líder del Cártel de Texis y quien era acusado por lavado de dinero. Según la información gubernamental, el cártel reunía a empresarios, jefes policiales, exdiputados, alcaldes e incluso pandilleros de la MS-13 y operaba el paso de la cocaína en el noroccidente del país, entre Honduras y Guatemala. Flores Durel es alguien que, en su página web, solía promocionarse como defensor especialista en casos de lavado de dinero de personas detenidas en el aeropuerto internacional de El Salvador con sumas de dinero que no lograban justificar. Entre 2009 y 2014, según reveló La Prensa Gráfica, se decomisaron tres millones de dólares solo en el aeropuerto. Flores Durel intentó ser fiscal general de la República en 2015, pero la Asamblea eligió a Douglas Meléndez.

En su entrevista como candidato, Flores Durel dijo que las suplencias en la Corte Plena debían ser reguladas para impedir que se nombren magistrados suplentes “amigos”. El abogado dijo que debía existir un tribunal de ética que analice si las excusas presentadas por magistrados son “pretexto para llamar a conveniencia un suplente”. “Eso debe regularse. Aquí no podemos traer por amiguismo a un suplente. Si me dan la oportunidad de llegar a magistrado -le dijo a los diputados- me comprometo a establecer criterios para que el suplente que llegue no llegue por cherada, no llegue para [decir]: 'mirá, me voy a excusar, pero vos tenés que resolver así'. Eso debe desaparecer”.

Para aprobar una extradición, la Corte suele tardar entre 15 y 18 meses desde el momento de la captura de la persona. En lo que va del Gobierno de Bukele, la Corte solo ha conocido una solicitud de extradición de Estados Unidos y esta fue rechazada.

El máximo líder de la MS-13

Henríquez es uno de los máximos líderes de la MS-13. Actualmente, está recluido en la cárcel de máxima seguridad de Zacatecoluca. Fue condenado a 30 años de prisión por un homicidio en 1998 y, desde entonces, ha sido procesado en seis expedientes más por agrupaciones ilícitas, amenazas agravadas, tenencia y portación de armas de guerra y otro homicidio, según la investigación del libro El Niño de Hollywood.

Henríquez es, al menos desde 2008, el líder más conocido de la MS-13. Fue parte de la primera estructura de mando formal de la pandilla —conocida como “los 12 apóstoles”— surgida a principios de siglo dentro de las cárceles, en el marco de las redadas masivas del plan Mano Dura del Gobierno de turno. A partir de ahí, Henríquez formó parte de la Ranfla Histórica que es la máxima autoridad en la mara, y que se consolidó alrededor de 2003 también en penales, con el fin de normar el comportamiento de los pandilleros en reclusión, pero que poco a poco fue estableciéndose como el organismo de control de las actividades criminales en la calle. Durante el proceso conocido como la tregua, entre 2012 y 2015, fue trasladado al penal de Ciudad Barrios como parte de los beneficios asignados a la ranfla. Su extradición la está pidiendo una Corte en Nueva York, junto con otros líderes de la pandilla, por diversos delitos de crimen organizado relacionados al terrorismo, narcotráfico y narcoterrorismo.

Borromeo Henríquez (alias Diablito de Hollywood) y Saúl Ángel Turcios (alias El 13), pandilleros de la MS-13, durante una misa oficiada por el nuncio apostólico, Luigi Pezzuto y monseñor Fabio Colindres, en el Centro Penitenciario de Ciudad Barrios, en el departamento de San Miguel, el 26 de marzo de 2012. Foto de El Faro: Archivo.
 
Borromeo Henríquez (alias Diablito de Hollywood) y Saúl Ángel Turcios (alias El 13), pandilleros de la MS-13, durante una misa oficiada por el nuncio apostólico, Luigi Pezzuto y monseñor Fabio Colindres, en el Centro Penitenciario de Ciudad Barrios, en el departamento de San Miguel, el 26 de marzo de 2012. Foto de El Faro: Archivo.

Henríquez fue incorporado en una lista negra del Departamento del Tesoro en 2013, eso quiere decir que Flores Durel fue su representante legal cuando el pandillero estaba sancionado por ese país.

Los orígenes de Diablito como pandillero se remontan a Los Ángeles y luego al occidente del país, adonde llegó deportado de Estados Unidos en la década de los 90, siendo un adolescente. Desde ahí, creó varias clicas salvadoreñas en diferentes partes del país y empezó a consolidar su poder, según explican en su libro El Niño de Hollywood (Debate, 2018), el periodista Óscar Martínez y el antropólogo Juan José Martínez. Henríquez fue, según una publicación de InSight Crime, el responsable de ordenar una purga al interior de la MS-13 entre 2015 y 2016. En ese entonces, Diablito de Hollywood ordenó el asesinato de mandos medios que estaban planificando derrocar a la Ranfla Nacional de Zacatecoluca.

El 27 de marzo de este año, como respuesta a una ola de asesinatos ordenada por la MS-13, el Gobierno de Bukele y sus diputados aprobaron un estado de excepción que fue prorrogado por segunda vez este 25 de mayo, y que ha propiciado la captura de unos 32,000 salvadoreños que, según la narrativa oficial, son todos pandilleros. El oficialismo aprobó también reformas legales para endurecer penas de cárcel a los líderes de pandillas y para que también se castigue con cárcel a todo aquel que difunda cualquier mensaje elaborado por pandillas que cause zozobra en la población. Bukele ha aprovechado el contexto para criticar a quienes, según él, defienden a pandilleros y no a la gente honrada. “Estos vividores de las ONGs internacionales dicen velar por los derechos humanos, pero no se interesan por las víctimas, solo defienden asesinos, como si disfrutaran ver los baños de sangre”, tuiteó un día después de aprobado el Régimen de Excepción, el 28 de marzo. Dos semanas más tarde, el presidente volvió a la carga: “La gente se siente más segura sin los pandilleros en las calles y eso permite que disfruten sus derechos, que les habían sido coartados por los pandilleros y sus defensores”, escribió, el 16 de abril.

]]>
El Salvador Wed, 25 May 2022 18:06:13 +0100 https://elfaro.net/es/202205/el_salvador/26185/Magistrado-se-excusa-de-debatir-extradición-de-Diablito-de-Hollywood-porque-fue-su-defensor.htm
Preguntas para romper el silencio de los culpables - Por Cecibel Romero https://elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg https://elfaro.net/es/202205/360grados/26191/Preguntas-para-romper-el-silencio-de-los-culpables---Por-Cecibel-Romero.htm 360 grados Tue, 24 May 2022 18:21:48 +0100 https://elfaro.net/es/202205/360grados/26191/Preguntas-para-romper-el-silencio-de-los-culpables---Por-Cecibel-Romero.htm Testigos que son rehenes - Por Manuel Alcántara https://elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg https://elfaro.net/es/202205/360grados/26190/Testigos-que-son-rehenes---Por-Manuel-Alcántara.htm 360 grados Tue, 24 May 2022 18:17:16 +0100 https://elfaro.net/es/202205/360grados/26190/Testigos-que-son-rehenes---Por-Manuel-Alcántara.htm Bukele y sus aliados se manchan de sangre http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000037551.jpeg https://elfaro.net/es/202205/columnas/26188/Bukele-y-sus-aliados-se-manchan-de-sangre.htm Bukele jugó a la ruleta con estructuras criminales: pactó con ellas, liberó a sus líderes y después rompió ese pacto. Las consecuencias las pagaron otros. Read in English

Las grabaciones de las conversaciones telefónicas entre el director de Tejido Social Carlos Marroquín y un líder de la MS-13, publicadas por El Faro, aportan mucha información sobre la profundidad del pacto que el gobierno de Nayib Bukele ha sostenido en secreto con las pandillas y sobre su rompimiento. Bukele jugó a la ruleta con estructuras criminales: pactó con ellas, liberó a sus líderes y después rompió ese pacto. Las consecuencias las pagaron otros. Ochenta y siete personas, la mayoría de ellas sin relación con pandillas, asesinadas en un fin de semana.  

Todo este tiempo, mientras el presidente de la República, sus ministros, sus diputados y sus “voceros” acusaban a organizaciones, defensores de derechos humanos y periodistas de “defender pandilleros”, ellos pactaban con las estructuras criminales al grado que, tal como lo confiesa Marroquín en el audio, liberaron a líderes de pandillas que deben condenas en El Salvador y son solicitados por Estados Unidos para extradición. Marroquín confiesa que él personalmente liberó a Élmer Canales Rivera, alias el Crook de Hollywood, y lo transportó a Guatemala.

Los pandilleros de la MS-13 capturados en marzo, en un operativo que marcó el fin del pacto con Bukele, se transportaban en un carro oficial y con un empleado público como conductor. 

Con tal de aparentar eficiencia en el combate a la criminalidad y justificar el aumento de fondos para la policía y el ejército, Bukele puso el estado al servicio de los pandilleros, a cambio de que le permitieran presumir días con cero homicidios. Son las pandillas, y no el estado, quienes han disminuido las cifras de homicidios. Y así como pudieron cerrar la llave de los asesinatos, así la abrieron cuando Bukele rompió el pacto.

Hay nueva evidencia de que desde que fue alcalde de San Salvador, el presidente, cuyo seudónimo era “Batman”, hablaba directamente con Marroquín y conocía los movimientos importantes en torno a las negociaciones con la Mara Salvatrucha-13. Es difícil imaginar que un hombre como Bukele, que exige lealtad incuestionable, no haya aprobado cada paso fundamental de las fracasadas negociaciones.

Cientos de personas se han acercado a las afueras del centro penitenciario
 
Cientos de personas se han acercado a las afueras del centro penitenciario "La Esperanza" a esperar algún tipo de información sobre la liberación de sus familiares capturados en el régimen de excepción aprobado por la Asamblea Legislativa a finales de marzo 2022. Foto de El Faro: Víctor Peña

Las consecuencias de su juego macabro no han terminado. Urgido por tapar el fracaso de su plan de seguridad, que no era otro que su pacto criminal, Bukele decretó un régimen de excepción y ordenó detenciones masivas. Más de 30 mil personas han sido detenidas en casi dos meses. ¿Pandilleros y criminales? Muchos, a juzgar por la información proveniente de la Policía y la Fiscalía, lo son. Pandilleros que han vivido libres durante tres años amparados por el pacto y que ahora, que se ha roto, han sido capturados. Pero muchos no lo son. Organizaciones de derechos humanos han denunciado la detención de inocentes y la aplicación de torturas. Hay detenidos políticos, entre ellos sindicalistas y críticos con el gobierno, entre ellos un locutor comunitario que denunciaba por su radio la detención arbitraria de su hermana. Las demandas por abusos del Estado se multiplican todos los días y una docena de personas han muerto bajo custodia policial. Más muertes a la cuenta de Bukele. 

Si antes necesitaba tasas bajas de homicidios para aparentar eficiencia en la seguridad pública, ahora necesita cifras de detenidos, a toda costa, para demostrar su mano dura. Es evidente lo que hay en común entre estas dos etapas: la ausencia del estado de derecho, la mentira consuetudinaria como base de la estrategia política de un presidente criminal, la impunidad de sus funcionarios y la utilización de todo el aparato de Estado a favor del grupo en el poder y no de sus ciudadanos. Y para eso necesita cerrar las posibilidades de que alguien exponga el pacto criminal.

Coincidiendo con la aprobación del Régimen de Excepción, la Asamblea Legislativa aprobó una Ley mordaza para criminalizar información relacionada con pandillas. La censura legalizada justo después de que ese pacto, del que ya tenían conocimiento, se rompiera y el país recogiera 87 muertos en la peor matanza de lo que va del siglo.

La ley advierte contra la publicación de mensajes o símbolos de pandilleros que causen “zozobra” a la población, una ambigüedad suficiente para que un juez controlado por el mismo Gobierno decida qué es publicable y qué amerita penas de prisión de hasta 15 años.

Como lo demuestra nuestra publicación de los audios de Marroquín, las autoridades delegadas por los salvadoreños para administrar el Estado han actuado a espaldas de la ciudadanía y beneficiado a estructuras criminales. Hay también una explicación del asesinato de 87 personas. Esto es de interés público, que es la materia del periodismo. Ya la Constitución protege el derecho de los ciudadanos a estar informados.

Si la fiscalía quiere perseguir delitos, que comience por funcionarios públicos y pandilleros involucrados en el pacto criminal. Todos ellos se han manchado con sangre. En un estado de derecho, serían ellos los investigados y procesados. Pero eso no cabe ahora esperarlo de un sistema totalmente controlado por el presidente, que es quien ha estado al frente del pacto criminal.

]]>
Columnas Tue, 24 May 2022 17:47:41 +0100 https://elfaro.net/es/202205/columnas/26188/Bukele-y-sus-aliados-se-manchan-de-sangre.htm
Preguntas para romper el silencio de los culpables http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000037550.jpeg https://elfaro.net/es/202205/columnas/26187/Preguntas-para-romper-el-silencio-de-los-culpables.htm El Gobierno sabía que la consecuencia inmediata de esa “traición” a las pandillas sería esa matazón. Entonces, ¿el Gobierno quería lograr eso y lanzarles la nueva mano dura? Duda razonable.

El gobierno de Nayib Bukele es una maquinaria extremadamente ruidosa. Por eso es curioso que, ante las revelaciones de El Faro del martes 17 de mayo que explican por qué a finales de marzo ocurrió el fin de semana más violento del siglo, el presidente y sus funcionarios de seguridad hicieran mutis. La evidencia de los audios indica claramente que los pactos con pandillas no son parte de la historia política del país, sino que son el presente con el gobierno de Bukele, y que, aunque este ha venido condenando en público a los políticos que antes de él hicieron esos arreglos, él hizo su propia edición desde 2019. Los audios desatan una serie de preguntas que la prensa no tendrá oportunidad de hacerle, y sus funcionarios, acostumbrados a practicar monólogos frente a las cámaras del ecosistema de medios oficialistas, jamás responderán.

Las secretarías de Comunicaciones y de Prensa tienen muy bien aceitada la producción de videos, fotos, textos para garantizar la omnipresencia. A cualquier hora (24/7), las cuentas institucionales están tratando de convencernos de que el país tiene los mejores indicadores económicos, de salud, de seguridad o turismo; aunque cada vez es más difícil corroborar datos en los desactualizados sitios gubernamentales.

En la banda sinfín de tuits abundan los amaneceres, atardeceres y las fotos imponentes desde el aire. Cuando cuelgan los videos en Tik Tok, por supuesto que le agregan la canción de moda para jugar con el algoritmo. A excepción de los mensajes de la Policía, en las comunicaciones del Gobierno en redes sociales, la gente siempre está feliz. Un día después de la publicación del reportaje, la cara sonriente y sin ningún comentario del principal involucrado solo vino a sumar una página más al manual del cinismo con el que siempre han respondido todos los políticos en este tema cuando se les descubre.

Carlos Marroquín, director de Reconstrucción del Tejido Social, en un evento organizado por el gobierno en Santa Ana un día después de los audios publicados por El Faro en donde se identifica como vocero del pacto entre el Gobierno y la MS-13. Foto de la Secretaría de Prensa de la Presidencia.
 
Carlos Marroquín, director de Reconstrucción del Tejido Social, en un evento organizado por el gobierno en Santa Ana un día después de los audios publicados por El Faro en donde se identifica como vocero del pacto entre el Gobierno y la MS-13. Foto de la Secretaría de Prensa de la Presidencia.

De lo relatado en los audios por el director de Tejido Social, Carlos Marroquín (alias sliptone -o “Lente”, en el código con la MS), queda claro que de esas muertes del último fin de semana de marzo podrían ser culpables algunos funcionarios del gobierno de Nayib Bukele, además de quienes halaron el gatillo. Solo el sábado 26 de marzo, la ruptura de la tregua supuso el asesinato de un joven en Camino a Surf City –uno de los proyectos emblema de esta administración–, el de otro en la calle al volcán de San Salvador, y el de otras 60 personas en 12 de los 14 departamentos del país. La idea de la Mara Salvatrucha era marcar con sangre todo el país para presionar a un Gobierno que, según la organización criminal, les había engañado y había traicionado el acuerdo al capturar a varios de sus miembros.

Dentro de las nuevas preguntas que nacen con la revelación de El Faro está esta: si, tal como lo deja claro Marroquín en sus conversaciones, desde 2019 tenían un pacto para bajar los homicidios, ¿fue solo un show la campaña contra la Asamblea Legislativa que en 2020 desembocó en el 9F para que aprobara nueva deuda que nutriera el presupuesto de seguridad, ya que los resultados los tenía garantizados por adelantado?

Ahora resulta que aun con todo y los cientos de millones recibidos gracias a los votos de la mayoría en la Asamblea no era cierto que el Plan Control Territorial funcionaba y era un éxito digno de exportación. Se necesitaba –y según los diputados oficialistas, que dominan ampliamente la legislatura, se sigue necesitando–un régimen de excepción que, además de restringir derechos fundamentales, como el de defensa o de la privacidad de las comunicaciones, les ha concedido hacer compras directas a los ministerios de Defensa y Seguridad.

Preguntas obligadas para el ministro Villatoro (alias “Torero”, en los audios): ¿Quiénes son esos pandilleros capturados y por los cuales la MS-13 acusó al gobierno de Bukele de traicionar el pacto? ¿Quién le dio la orden de romper la tregua? ¿De qué se les acusa? ¿La Fiscalía acompañó en esta misión? Aún no estaba vigente el régimen de excepción para realizar capturas arbitrarias.

Y, tal como había sucedido en los pactos anteriores de las pandillas con el primer gobierno del FMLN y luego con el partido Arena, en algún momento alguien iba a soltar el nudo. Según el relato construido a dos voces en los audios, fue el ministro de Seguridad el responsable de la ruptura de la tregua.

Las palabras de Marroquín en sus conversaciones con los jefes pandilleros son elocuentes. Estridentes. Ruidosas, como la propaganda gubernamental. Expone no solo el disenso dentro del Gobierno, sino que abofetea a la fanaticada de Bukele al expresar su lealtad a las pandillas. En los audios, Marroquín promete intentar mediar nuevamente con el presidente y dice a los pandilleros que fue un error haber puesto la presión de siempre con “muebles” (muertos, en el código interno) por lo que hizo “el loco ministro”, refiriéndose a Gustavo Villatoro. Y admite los abusos oficiales en la reacción desmesurada del presidente al ordenar capturas masivas, así como por las torturas que se están cometiendo en las cárceles.

Por la experiencia de rupturas de treguas anteriores, el Gobierno sabía que la consecuencia inmediata de esa “traición” a las pandillas sería esa matazón. Entonces, ¿el Gobierno quería lograr eso y lanzarles la nueva mano dura? Duda razonable.

La complicidad de los políticos con las pandillas ha llegado a niveles espeluznantes. Cualquiera que escuche la frase de Marroquín cuando le asegura a su enlace de la MS que él mismo sacó al famoso pandillero “Crook” hacia Guatemala, como muestra de su lealtad a la pandilla, terminará con una expresión de asombro.

El plan de Gobierno para contrarrestar la furia de las pandillas es un huracán que no tiene control y se está llevando de encuentro a muchas familias pobres, generando una crisis humanitaria que solo miran algunos de los periodistas que recorren las comunidades o las afueras de los centros penales. Con más de 30 000 detenidos, el Gobierno ha puesto en aprietos al sistema penitenciario y de justicia, y ha tirado por el hoyo negro a los cuerpos de seguridad. 

Mientras tanto, el presidente (“Batman”, entre las pandillas), no sale de su baticueva para contestar preguntas sobre su responsabilidad o la de sus funcionarios en la matanza del siglo, ni sobre cómo se recompondrá el desastre social. Parece que quiere vivir el papel del personaje de la película, de vengador en la oscuridad. En unos años sabremos si esta versión fuera de la pantalla termina siendo la de un supervillano.

El gobierno de Nayib Bukele ha sido una maquinaria extremadamente ruidosa. Hoy, su mayor ruido es su silencio.


*Cecibel Romero es periodista freelance y docente.

]]>
Columnas Tue, 24 May 2022 10:12:59 +0100 https://elfaro.net/es/202205/columnas/26187/Preguntas-para-romper-el-silencio-de-los-culpables.htm
Salir del clóset es una negociación constante - Por Ligia Orellana https://elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg https://elfaro.net/es/202205/360grados/26186/Salir-del-clóset-es-una-negociación-constante---Por-Ligia-Orellana.htm 360 grados Mon, 23 May 2022 11:36:11 +0100 https://elfaro.net/es/202205/360grados/26186/Salir-del-clóset-es-una-negociación-constante---Por-Ligia-Orellana.htm La condena de esperar afuera del penal de Mariona Carlos Barrera http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop_0_0_3000_2000/images%7Ccms-image-000037541.jpg https://elfaro.net/es/202205/ef_foto/26183/La-condena-de-esperar-afuera-del-penal-de-Mariona.htm Por el día, una larga fila de personas aguarda durante horas de pie y bajo el sol para recibir una respuesta de las autoridades penitenciarias del Centro Penal La Esperanza, mejor conocido como Mariona. En la noche, mucha gente acampa precariamente afuera del lugar. El lugar donde se colocan los avisos suele estar vacío, y es poco habitual que alguien salga a dar alguna información de las miles de personas recluidas bajo el Régimen de Excepción que está por cumplir dos meses y que ha dejado a más de 30,000 capturados. El régimen fue decretado por la Asamblea Legislativa a petición del presidente Bukele durante el fin de semana del 26 de marzo, cuando 87 personas fueron asesinadas por la Mara Salvatrucha-13 en una venganza contra el Gobierno después de que, según el grupo criminal y audios revelados por El Faro, la administración Bukele rompiera las negociaciones que habían sostenido desde 2019. Las miles de capturas durante el régimen han sido la reacción del Gobierno a sus fracasadas negociaciones con la MS-13. La desinformación de las familias es absoluta alrededor de la cárcel. Muchas personas llegan desde el interior del país, son campesinos, amas de casa, gente pobre que busca a sus hijos y que, en algunos casos, ha tenido que recurrir a préstamos para desplazarse. Frente a la cárcel hay alguna gente que nunca había viajado a San Salvador, campesinos, jornaleros con salarios de $5 dólares por día que esperan afuera del penal ubicado en el cantón San Luis Mariona. El Régimen de Excepción permite que cualquier persona pueda ser capturada si el policía o soldado de turno sospecha que puede tener vínculos con alguna pandilla. También permite que las personas detenidas pasen hasta 15 días sin ver a un juez. Otras reformas aprobadas por la Asamblea Legislativa tras la masacre de marzo, también avalan que, en casos de pandillas, no haya límite de tiempo para detener a una persona sin que haya sido condenada. Para mediados de 2021, El Salvador tenía 39,417 personas dentro de centros penales y, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el país era el segundo del mundo con la mayor tasa de encarcelamiento: 562 personas presas por cada 100,000 salvadoreños. De ser reales las cifras oficiales durante el Régimen de Excepción, en menos de dos meses la población carcelaria está cerca de haberse duplicado. Afuera de Mariona hay personas que han permanecido en el mismo lugar por más de 20 días, durmiendo entre la basura acumulada, con bolsas plásticas como colchones, bajo refugios hechos con plástico. Principalmente son mujeres, pero también hay hombres mayores enfermos de presión arterial, diabéticos, niños con tos seca, ancianos y mujeres embarazadas, todos a la intemperie en tiempos en que las lluvias ya empezaron. Algunas de estas personas comen si ciertas iglesias evangélicas llegan a repartir comida. Si no, no.  

Todos los días, decenas de personas esperan de pie a que alguien salga del Centro Penal de Mariona con información acerca de los detenidos durante el Estado de Excepción. De esas personas, las que viven en San Salvador y su periferia se retiran cuando ya es de noche. Quienes llegan del interior de El Salvador se quedan a dormir en la calle.
 
Todos los días, decenas de personas esperan de pie a que alguien salga del Centro Penal de Mariona con información acerca de los detenidos durante el Estado de Excepción. De esas personas, las que viven en San Salvador y su periferia se retiran cuando ya es de noche. Quienes llegan del interior de El Salvador se quedan a dormir en la calle.

 

 

La tarde del 19 de mayo del 2022, Hugo Salomón y su esposa Carmina discutían acerca de quién se quedaría a dormir frente al penal de Mariona.
 
La tarde del 19 de mayo del 2022, Hugo Salomón y su esposa Carmina discutían acerca de quién se quedaría a dormir frente al penal de Mariona. "Váyase usted, viejo, si no trabaja, ¿cómo vamos a comer?", le dijo la mujer a su marido. Desde hace 15 días, ambos viajan desde Chalchuapa, Santa Ana, para buscar noticias de su hijo Hugo, de 25 años, quien fue capturado en su día de descanso en la casa. Según dijo la pareja, Hugo padre y Hugo hijo se ganan la vida como jornaleros, trabajan en los cultivos de otras familias, por lo cual reciben un salario de $5 dólares cada uno al día. Para la familia, la captura del hijo mayor ha significado un golpe a la paz familiar y a la economía. Solo en transporte desde Chalchuapa gastan $7.60 entre los dos. A eso se le suma el gasto de comida, $1.50 dólares el plato. Por eso han optado por comer una vez al día.

 

 

Los árboles a la orilla de Mariona han funcionado como refugio para las familias que no pueden regresar a sus casas. Se quedan debido a que algunas entregas de los pocos reos que salen en libertad se realizan por la tarde y la noche, haciéndoles imposible realizar un viaje interdepartamental en autobús.
 
Los árboles a la orilla de Mariona han funcionado como refugio para las familias que no pueden regresar a sus casas. Se quedan debido a que algunas entregas de los pocos reos que salen en libertad se realizan por la tarde y la noche, haciéndoles imposible realizar un viaje interdepartamental en autobús.

 

 

Muchas de las familias llegaron al penal de Mariona sin la idea de quedarse a dormir, por eso no tenían sábanas para sus niños ni abrigos para pasar la noche. La tarde del 19 de mayo, un grupo evangélico llegó a dejar algo de ropa para las personas que esperan. De la ropa no quedó nada, cada quien agarró lo que pudo y regresó a su refugio.
 
Muchas de las familias llegaron al penal de Mariona sin la idea de quedarse a dormir, por eso no tenían sábanas para sus niños ni abrigos para pasar la noche. La tarde del 19 de mayo, un grupo evangélico llegó a dejar algo de ropa para las personas que esperan. De la ropa no quedó nada, cada quien agarró lo que pudo y regresó a su refugio.

 

 

Lizbeth González, con manto en la cabeza, abrazó durante minutos a Ana Turcios, quién estaba hundida en llanto debido a la noticia de que la noche de ese día su hermano sería liberado después de casi un mes de estar detenido en Mariona, a causa del Estado de Excepción.
 
Lizbeth González, con manto en la cabeza, abrazó durante minutos a Ana Turcios, quién estaba hundida en llanto debido a la noticia de que la noche de ese día su hermano sería liberado después de casi un mes de estar detenido en Mariona, a causa del Estado de Excepción.

 

 

Cuando un reo sale de Mariona la familia lo espera en la entrada y la multitud aplaude. En muchos casos, debido a la falta de información de los familiares, a algunos reos no los espera nadie, salen cen calzoneta e incluso descalzos. Deambulan por un momento hasta que alguien de entre quienes esperan ofrece ayuda para movilizarlos hasta su lugar de residencia. Para que no pase eso a sus familiares, muchas personas acampan fuera del centro penal.
 
Cuando un reo sale de Mariona la familia lo espera en la entrada y la multitud aplaude. En muchos casos, debido a la falta de información de los familiares, a algunos reos no los espera nadie, salen cen calzoneta e incluso descalzos. Deambulan por un momento hasta que alguien de entre quienes esperan ofrece ayuda para movilizarlos hasta su lugar de residencia. Para que no pase eso a sus familiares, muchas personas acampan fuera del centro penal.

 

 

En las orillas de la calle del penal de Mariona, alguna gente se queja de los militares y la Policía. Dicen recibir amenazas si están frente a la entrada del penal, por donde liberan a las pocas personas que salen.  
 
En las orillas de la calle del penal de Mariona, alguna gente se queja de los militares y la Policía. Dicen recibir amenazas si están frente a la entrada del penal, por donde liberan a las pocas personas que salen.  

 

 

Juana María Ramos, de 58 años, y Olinda Ramírez, de 47, se conocieron afuera de Mariona. Duermen juntas en la calle y se apoyan con la comida. Son madres solteras, las dos tiene a un hijo detenido en el centro penal. Aseguran que los dos jóvenes son campesinos y ellas amas de casa.
 
Juana María Ramos, de 58 años, y Olinda Ramírez, de 47, se conocieron afuera de Mariona. Duermen juntas en la calle y se apoyan con la comida. Son madres solteras, las dos tiene a un hijo detenido en el centro penal. Aseguran que los dos jóvenes son campesinos y ellas amas de casa. "Aquí, sea quien sea el presidente, estamos jodidos, uno de pobre siempre tiene que partirse el cuero para comer, y mire el gobierno como nos paga", dijo Juana, que duerme en una bolsa plástica y una sábana. La noche del 17 de mayo, esa bolsa la salvó de mojarse durante la tormenta.

 

 

Desde hace semanas, decenas de refugios de plástico negro fueron levantados a un lado del muro perimetral del centro penal de Mariona. En ellas se refugiaban varias familias en las noches de lluvia. El miércoles 18 de mayo, mientras los familiares de los detenidos se alejaron de los refugios algunos metros para evitar los bloqueadores del penal y tener señal telefónica, los custodios de Mariona destruyeron los refugios. Dijeron que ese lugar era parte del centro penal y no podían estar allí.
 
Desde hace semanas, decenas de refugios de plástico negro fueron levantados a un lado del muro perimetral del centro penal de Mariona. En ellas se refugiaban varias familias en las noches de lluvia. El miércoles 18 de mayo, mientras los familiares de los detenidos se alejaron de los refugios algunos metros para evitar los bloqueadores del penal y tener señal telefónica, los custodios de Mariona destruyeron los refugios. Dijeron que ese lugar era parte del centro penal y no podían estar allí.
 

 

En las noches, algunas iglesias evangélicas entregan alimentos alrededor de Mariona. A pesar de que el plato de comida cuesta $1.50 en los comedores de los alrededores, para muchas personas es imposible costear los incluso dos tiempos de comida. Algunas personas no comen durante el día y esperan la llegada de los evangélicos por la noche, para ahorrar algo de dinero en comida.
 
En las noches, algunas iglesias evangélicas entregan alimentos alrededor de Mariona. A pesar de que el plato de comida cuesta $1.50 en los comedores de los alrededores, para muchas personas es imposible costear los incluso dos tiempos de comida. Algunas personas no comen durante el día y esperan la llegada de los evangélicos por la noche, para ahorrar algo de dinero en comida.

 

 

Jéssica Torres lleva 15 días durmiendo en la calle frente al penal de Mariona. Espera para recibir noticias de su esposo, quien según ella fue detenido injustamente en Usulután:
 
Jéssica Torres lleva 15 días durmiendo en la calle frente al penal de Mariona. Espera para recibir noticias de su esposo, quien según ella fue detenido injustamente en Usulután: "No me puedo ir de aquí, porque imagínese si a él lo sacan una noche y no encuentra a nadie aquí, ese es mi temor, porque lo pueden volver a meter al penal", dijo después de terminar la oración de un servicio religioso que se realizó en la calle.

 

 

Mientras un pastor desgarraba su garganta arriba de un picop, las personas que acampan alrededor de Mariona buscaban en sus biblias la cita bíblica que el señor recitaba.
 
Mientras un pastor desgarraba su garganta arriba de un picop, las personas que acampan alrededor de Mariona buscaban en sus biblias la cita bíblica que el señor recitaba. "Todo pasará, este momento va a pasar, esta noche veremos milagros, muchos serán liberados hoy porque así lo dice la palabra de Dios", decía el pastor. Esa noche, solo un hombre que había pagado una condena de 30 años salió de prisión. El pastor lo adjudicó a poderes divinos y asumió que el hombre había sido capturado durante el Régimen de Excepción.

 

 

Frente a Mariona, decenas de personas duermen a la orilla de la calle, en carpetas y al lado de una canaleta por donde corren aguas pestilentes. A lo lejos, el pastor de una iglesia gritaba por un megáfono el nombre de un detenido:
 
Frente a Mariona, decenas de personas duermen a la orilla de la calle, en carpetas y al lado de una canaleta por donde corren aguas pestilentes. A lo lejos, el pastor de una iglesia gritaba por un megáfono el nombre de un detenido: "Walter Mejía, tenga esperanza, aquí está su madrecita", gritaba una y otra vez.

]]>
EF Foto Sun, 22 May 2022 16:54:50 +0100 https://elfaro.net/es/202205/ef_foto/26183/La-condena-de-esperar-afuera-del-penal-de-Mariona.htm
Testigos que son rehenes http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000034205.jpg https://elfaro.net/es/202205/columnas/26182/Testigos-que-son-rehenes.htm Ciertos rasgos en la configuración del régimen ruso no resultan extraños a la región. Se trastoca invariablemente en una situación en la que la gente termina siendo rehén. Pareciera que la guerra en el este de Europa, salvo en lo relacionado con el impacto de la crisis económica aneja y las expectativas de un “nuevo orden” mundial, es un asunto ajeno para América Latina. Sin embargo, ciertos rasgos en la configuración del régimen político del país agresor no resultan extraños a la región. En efecto, la deriva autoritaria de lo que en sus inicios configuró una democracia iliberal con un presidente elegido por el voto popular y una separación de poderes torcida se empareja con una pauta tristemente conocida.

Vitaly Mansky es un cineasta ruso, aunque nacido en Leópolis (Ucrania) en 1963, cuya obra “Los testigos de Putin” estrenada en 2018 es un documental excepcional para conocer a Vladímir Putin en su primer año de gobierno durante 2000. Rodado bajo la premisa de lo que debería ser un ejercicio laudatorio del proceso de transición de Yeltsin a Putin, hoy es un testimonio excepcional de cómo un aparente momento virginal está ya pertrechado de la semilla de la disrupción. Cuenta con imágenes de ambos políticos que muestran sus vidas cotidianas y da pie a espontáneas confesiones memorables que anticipan un futuro proceloso.

Sorprende un joven Putin, aparente firme converso en los valores de la democracia, que se debate entre la estimación del amor a la patria, que debe estar por encima de cualquier interés individual, a la que hay que servir sin tregua, y su conciencia de que la presidencia es algo temporal, preludio inequívoco de una etapa ulterior en que se vuelve a ser un ciudadano ordinario. Si Putin bromea con Mansky, a quien tacha de irónico, este no deja de traslucir una tenue desconfianza en el presidente, cuya ambición comienza a hacerse patente.

El cineasta, que reside en Riga desde 2014, en un momento de su vida toma conciencia de que su privilegiada posición inicial como testigo camarógrafo de los movimientos más privados del presidente le convierte en rehén de un régimen en el que pasará de ser un opositor a un exiliado. La avidez galopante por el poder en un entorno en el que los mecanismos institucionales de control son débiles, el escenario de inseguridad en las calles, debido al conflicto checheno que precipita la demanda popular en pro de un redentor y un pasado configurador de una identidad nacional casi quebrada, establecen el entramado sobre el que hoy se yergue parte del drama que vive Europa oriental.

Lo ocurrido en Rusia desde el comienzo del presente siglo tiene su correlato en el ámbito de algunos países de América Latina en donde confluyen aspectos de entre los recién citados. La combinación de la ambición personal, el manoseo de las instituciones para satisfacerla, un apoyo social que al principio fue relevante por parte de poblaciones que se encuentran afectadas por un trauma ―como pudiera ser la inseguridad ominosa, la corrupción o el deterioro económico― o incluso alienadas por la ausencia de reconocimiento de ciertos grupos constituyen un escenario de sobra conocido. A ello se suma el denominador común que hace de la alternancia una práctica en desuso.

Aquí el apoyo inicial en elecciones presidenciales de carácter plebiscitario sostenidas, según señalan los sondeos en la opinión pública de poblaciones que dan testimonio silente, es algo que, como en el caso ruso, se trastoca invariablemente en una situación en la que la gente termina siendo rehén, maniatada, por la ejecutoria del autócrata de turno. Auspiciado por su carácter mesiánico de una ambición ilimitada, se encuentra asimismo acompañado por un medio ambiente fiel, a la vez que interesado, que lo arropa.

Las Fuerzas Armadas y los aparatos de seguridad, la débil administración del Estado cooptada ―en la que se incluye el poder Judicial―, un sector del empresariado y una hábil política de comunicación en clave publicitaria forman los instrumentos básicos del dominio. El resultado de todo ello es la perpetuación en el poder a cualquier precio.

Nicolás Maduro, siguiendo los pasos de su predecesor, Hugo Chávez, y Daniel Ortega son claros ejemplos de lo señalado. La evidencia estriba en la forma en que permanecen en el poder cercenando a la oposición y haciendo de las elecciones un juego truculento. Así, la población venezolana y nicaragüense ha pasado de ser espectadora a estar secuestrada en un marco de personalización del poder y de persecución de todo aquel que no apoya al líder bonapartista. Pero los riesgos de que se produzca algo similar en otros países de la región están presentes.

Si Vladímir Putin no ponía en duda hace 22 años ―en el documental de Vitaly Mansky― que dejar la presidencia era su destino natural por encontrarse bajo la regla de oro de la democracia del usufructo temporal y limitado del poder, ¿qué garantía existe hoy de que Nayib Bukele en El Salvador o Andrés Manuel López Obrador en México dejen el poder cuando culminen sus mandatos en 2024?

Los pasos dados por ambos para someter a instituciones que efectúan acciones independientes de control, o para cambiar las reglas del juego, representan un jalón en la conversión de las ciudadanías respectivas de testigos a rehenes. Si Bukele ha torcido el brazo al Poder Judicial destituyendo a jueces y a fiscales, y nombrando a una Corte Suprema a su medida, López Obrador sorprende con una iniciativa de reforma electoral en la que propone minar la independencia y desbaratar al Instituto Nacional Electoral, cuya ejecutoria en los últimos años era modélica, para contribuir a que sea cierto su vaticinio de “seguir ganando los juegos por paliza” incrementando el número de rehenes a su antojo.

Manuel Alcántara es profesor de Ciencia Política de la Universidad de Salamanca y de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín. Se ha especializado en los problemas de la representación política. Últimas publicación:
 
Manuel Alcántara es profesor de Ciencia Política de la Universidad de Salamanca y de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín. Se ha especializado en los problemas de la representación política. Últimas publicación: "El oficio de político" (2ª edición), Tecnos (Madrid).


www.latinoamerica21.com, medio plural comprometido con la divulgación de opinión crítica e información veraz sobre América Latina. Síguenos en @Latinoamerica21.

]]>
Columnas Fri, 20 May 2022 16:09:09 +0100 https://elfaro.net/es/202205/columnas/26182/Testigos-que-son-rehenes.htm
El conflicto Rusia-Ucrania amenaza nuestra seguridad alimentaria - Por Luis Vargas https://elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg https://elfaro.net/es/202205/360grados/26179/El-conflicto-Rusia-Ucrania-amenaza-nuestra-seguridad-alimentaria---Por-Luis-Vargas.htm 360 grados Thu, 19 May 2022 10:47:05 +0100 https://elfaro.net/es/202205/360grados/26179/El-conflicto-Rusia-Ucrania-amenaza-nuestra-seguridad-alimentaria---Por-Luis-Vargas.htm Yo soy Batman http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000037530.jpeg https://elfaro.net/es/202205/el_farolero/26178/Yo-soy-Batman.htm La mirada de Otto a los audios que revelan las negociaciones de Carlos Marroquín en nombre del Gobierno. El Farolero Wed, 18 May 2022 13:46:59 +0100 https://elfaro.net/es/202205/el_farolero/26178/Yo-soy-Batman.htm Audios de Carlos Marroquín revelan que masacre de marzo ocurrió por ruptura entre Gobierno y MS Carlos Martínez http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop_0_0_3000_1999/images%7Ccms-image-000037521.jpg https://elfaro.net/es/202205/el_salvador/26175/Audios-de-Carlos-Marroquín-revelan-que-masacre-de-marzo-ocurrió-por-ruptura-entre-Gobierno-y-MS.htm Carlos Marroquín, director de Reconstrucción del Tejido Social del Gobierno de Nayib Bukele, confirmó a la MS-13 haber sacado personalmente del país al pandillero extraditable “Crook”, y culpó al ministro de Seguridad, Gustavo Villatoro, a quien llamó “loco ministro”, de haber roto las negociaciones con la estructura criminal. El Faro obtuvo grabaciones de conversaciones entre Marroquín y esa pandilla. Read in English La Mara Salvatrucha-13 (MS-13) admitió a este periódico haber asesinado a 87 personas entre los días 25 y 27 de marzo, en la jornada más violenta de este siglo en El Salvador. La mayoría de esas víctimas, según la Policía, no tenían relación con las pandillas. Voceros de la MS-13 revelaron a El Faro que los asesinatos fueron su respuesta a lo que consideraron una “traición” del Gobierno del presidente Nayib Bukele al pacto que mantenían desde hace al menos dos años y medio.

“(Se rompió el acuerdo) porque ellos (el Gobierno) hicieron cosas que no tenían que hacer, desde ahí es por lo que se levantaron esos 80 muertos que pasaron en esas fechas ¿me explico? Incumplieron, hicieron capturas que no tenían que hacer, donde ellos dijeron ‘lleguen a tal lugar, vamos a dialogar’ y en lugar de dialogar, capturaron”, explicó un líder de la MS-13 que se encuentra fuera de El Salvador.

El Faro tiene en su poder una serie de grabaciones en las que se escucha a Carlos Marroquín, director de Reconstrucción del Tejido Social y uno de los negociadores con las pandillas en representación del Ejecutivo, confesar a sus contrapartes en la MS-13 sus esfuerzos personales por mantener vigente el acuerdo durante el repunte de homicidios. Se le escucha también hablar de cómo él hubiera impedido la captura de los pandilleros protegidos por la negociación y referirse a los tres días de masacre como una presión al Gobierno.

En las grabaciones, el funcionario culpa de lo sucedido al ministro de Seguridad y Justicia, Gustavo Villatoro, al que califica de “loco ministro”, y dice estar trasladando al presidente Bukele los mensajes de las pandillas. “Yo ya le tiré a Batman que hay 72 horas para dar una respuesta. Él no se lo tomó a bien, se lo tomó a mal, como que ‘a mí que no me anden amenazando’ y no sé qué, usted sabe”, dice Marroquín en referencia al mandatario.

El Faro habló con dos líderes de la Mara Salvatrucha-13 y uno del Barrio 18 durante el proceso de verificación de los siete audios en los que se escucha a Marroquín discutiendo la situación con un líder marero durante y después del sangriento fin de semana de marzo. Estando fuera del país, el periodista que firma esta nota consultó por separado a los pandilleros, que coinciden en que el punto de ruptura fue la detención de un grupo de emeeses que viajaban en un vehículo gubernamental, confiados por gozar de una especie de salvoconducto y que además eran conducidos por un motorista contratado por el Gobierno.

El presidente Nayib Bukele junto al director de la Dirección de Reconstrucción del Tejido Social, Carlos Marroquín, durante la inauguración de un CUBO en Santa Ana. Foto: Cuenta de Twitter Carlos Marroquín.
 
El presidente Nayib Bukele junto al director de la Dirección de Reconstrucción del Tejido Social, Carlos Marroquín, durante la inauguración de un CUBO en Santa Ana. Foto: Cuenta de Twitter Carlos Marroquín.

Uno de los voceros de la MS-13 -que se presentó como “Chavo” y dijo ser miembro de la Ranfla en libertad de esa pandilla- agregó más detalles: “Unos hermanos, cuando los torcieron, tenían un vehículo oficial de aquí del sistema, y les mandaron un chofer, también proporcionado por este Lobo”, aseguró. Lobo, según confirmó ese vocero de la MS-13 y uno del Barrio 18, era el seudónimo de Osiris Luna, viceministro de Seguridad Pública y director de Centros Penales.

Tras las capturas, líderes de la MS-13 dieron un ultimátum al Gobierno para que liberara a sus miembros. En una de las grabaciones, Marroquín dice haber trasladado al presidente Bukele -a quien se refiere como “Batman”-, el ultimátum de la pandilla, en la que daban al Gobierno 72 horas para liberar a sus líderes capturados. El Faro pudo constatar con dos líderes de la MS-13 y un líder de otra pandilla que durante el proceso de diálogo el apodo de Bukele era Batman.

En cuatro de los siete archivos de audio, Marroquín hace alusión a Bukele y de lo dicho se infiere que el presidente estuvo todo el tiempo al tanto de las conversaciones de Marroquín con voceros de la Mara Salvatrucha-13. El director de Tejido Social incluso ofreció a un pandillero capturas de pantalla de sus conversaciones con el mandatario

El Faro cuestionó a “Chavo” sobre el asesinato de decenas de salvadoreños ocurridos entre el viernes 25 y el domingo 27 de marzo. Su respuesta: “En todos estos años que se ha venido llevando un pacto con este Batman, los homicidios han estado a cero. Siempre llevándolo nosotros, créame, nosotros día tras día tenemos… y el sistema nos aventaba, día tras día, si estaban altos los homicidios, nos aventaban todo eso, día tras día se pedía al mismo sistema de que nos mandara… y ahí tenemos nosotros cómo se manejaba. Y ahora viene usted a preguntarme: ‘mire, que vinieron a cobrarle al pueblo entero todo eso’. La cosa es que aquí no es que solo nosotros o alguien, aquí fue casi toda la gente que vino…”. Y la llamada se cortó.

Posteriormente, El Faro insistió a los voceros de la MS-13 con la misma pregunta: ¿Por qué asesinaron a tantos salvadoreños como venganza con el Gobierno? Al cierre de esta nota, no hubo respuesta.

Como prueba de su versión sobre las razones de la ruptura del pacto, la MS-13 presentó las siete grabaciones en las que se escucha a Marroquín dialogar con al menos un miembro de la pandilla durante y después del fin de semana sangriento: en los audios, Marroquín también admite haber conducido un proceso de negociación durante “casi dos años y medio”; asegura haber sacado del país a un pandillero a quien él llama “El Viejo”, y que este periódico ha identificado como Crook de Hollywood, uno de los líderes nacionales de la Mara, con procesos judiciales vigentes en El Salvador y una solicitud de extradición de Estados Unidos. En la llamada, Marroquín asegura que lo hizo para demostrar a la pandilla su “lealtad y confianza”.

Carlos Marroquín (Centro) fue nombrado como director de la Unidad de Reconstrucción del Tejido Social desde el inicio del Gobierno de Bukele. Aquí, rodeado de otros funcionarios gubernamentales durante el lanzamiento de una de las fases del Plan Control Territorial, en 2019. Foto de El Faro: Carlos Barrera
 
Carlos Marroquín (Centro) fue nombrado como director de la Unidad de Reconstrucción del Tejido Social desde el inicio del Gobierno de Bukele. Aquí, rodeado de otros funcionarios gubernamentales durante el lanzamiento de una de las fases del Plan Control Territorial, en 2019. Foto de El Faro: Carlos Barrera

Investigaciones de este periódico han probado, a través de documentos oficiales de la Corte Suprema de Justicia y de un juez especializado en crimen organizado, que Crook fue liberado, pese a tener procesos judiciales pendientes en el país.

En el marco de las capturas hechas bajo los primeros días del Régimen de Excepción, que inició el 27 de marzo, Marroquín asegura al pandillero: “Ahorita el proceso se ha terminado y ahí dentro (en las cárceles) están torturando a la gente, ¿va? Están sufriendo y los están humillando”.

En las grabaciones se revela además la existencia de una pugna entre Marroquín y el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Gustavo Villatoro, a quien se refiere como “Torero” y a quien además responsabiliza, en sus conversaciones con la MS-13, de ser el causante de la ruptura del pacto. Las tres fuentes de pandillas distintas con las que El Faro habló, y que aseguraron tener pleno conocimiento de los diálogos con el Gobierno, confirmaron que al ministro Villatoro se referían como Torero.

Marroquín llega a advertir al pandillero de que pueden tener traidores dentro de su estructura y señala con precisión a los miembros del programa San Cocos Locos Salvatruchos, que opera fundamentalmente en Sonsonate: “¡Ey!, pero mire, ahí hay un dato bien extraño para que le ponga ojo, vea Sonsonate, casi no hay capturas, a mí me late que esos vatos de los San Cocos han entregado, están entregando, a la gente de ustedes que tienen ubicada”.

El Faro ha verificado la autenticidad de los audios mediante un peritaje técnico, en el que se compara, a través de tres software -dos de audio forense y uno de uso comercial- la voz de Marroquín en algunas de sus intervenciones públicas con la voz que se escucha en las grabaciones. El análisis de frecuencia demostró que las tonalidades y frecuencias de las grabaciones coincidían en lo que los software arrojaron como una similitud del 85 % al 90 %. Esos porcentajes están en los rangos máximos de certeza que esos programas pueden dibujar en sus gráficas al aislar la frecuencia de la voz humana.

Además, los voceros la Mara Salvatrucha-13 confirmaron la autenticidad de las grabaciones y ofrecieron detalles sobre el contexto en el que ocurrieron.

“En los audios se oye a un loco de nosotros hablando con Carlos Marroquín. ‘Lente’ es este loco de Carlos Marroquín de Tejido Social. A él, por guardar su identidad, así como lo hacíamos con Batman, le llamábamos Lente”, explicó vía telefónica uno de esos líderes.

La pandilla, tal como lo ha hecho en el pasado con otros gobiernos y partidos políticos, ha decidido revelar las interioridades de la negociación que ha sostenido con el Gobierno de Bukele, al considerar que éste violó los acuerdos que habían alcanzado.

En 2020, El Faro reveló la existencia de las negociaciones entre el Gobierno y la Mara Salvatrucha-13, que incluían la baja de homicidios; y, en 2021, este periódico explicó que el diálogo incluía también a las dos facciones del Barrio 18: Sureños y Revolucionarios. Ambas investigaciones mostraron que el papel de Marroquín consistía precisamente en aquello que se le escucha hacer en los audios: ser el enlace entre el Gobierno y las pandillas.

Marroquín es un estrecho colaborador del presidente desde diciembre de 2014, cuando Bukele era candidato a la Alcaldía de San Salvador. De hecho, una de sus primeras misiones fue negociar con los pandilleros del Barrio 18 Revolucionarios el ingreso del entonces candidato a la comunidad Dina. Una vez que Bukele ganó las elecciones y se convirtió en alcalde capitalino, contrató a Marroquín como jefe de una nueva unidad: la de Reconstrucción del Tejido Social y desde esa plataforma fue el encargado de negociar con las pandillas para evitar que estas boicotearan el trabajo de la municipalidad. El 21 de diciembre de 2015, siendo ya empleado de la Alcaldía, fue seguido por la Policía hasta un restaurante en el que se reunió con dos líderes de la Mara Salvatrucha-13, incluyendo a un miembro de la Ranfla Nacional de esa estructura criminal. La Policía lo fotografió durante ese encuentro. En 2019, cuando Bukele se convirtió en presidente de la República, lo incluyó dentro de su Gabinete de Seguridad y creó la Dirección de Reconstrucción del Tejido Social bajo su cargo. Casi desde el inicio de su Gobierno, Marroquín ha estado a cargo de las negociaciones de la actual Administración con las pandillas.

Osiris Luna también figuró en las investigaciones realizadas por El Faro que revelaron las negociaciones. Al ser el jefe máximo del sistema penitenciario, Luna ordenó a los custodios y a los encargados de seguridad carcelaria que permitieran el ingreso de personas encapuchadas, sin ser registradas y sin que mostraran ningún documento de identidad. Según los libros de novedades de las prisiones de máxima seguridad y según documentos oficiales de inteligencia penitenciaria, algunos de esos encapuchados eran pandilleros que ingresaban a las cárceles a recibir órdenes de sus líderes. Entre los pandilleros que ingresaban de incógnito a las cárceles de máxima seguridad se encontraba uno de los líderes de la MS-13 que fue retratado por la Policía en 2015 junto al director de Tejido Social. Entre los encapuchados que ingresaban a la prisión también se encontraba Marroquín.

Tanto Marroquín como Luna han recibido sanciones económicas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que les aplicó la Ley Magnitsky y les retiró sus visas, acusándolos de negociar en secreto con pandillas que el Gobierno de Estados Unidos considera organizaciones terroristas trasnacionales.

El Faro contactó a Marroquín a través del mismo número de teléfono con el que había conversado con él en ocasiones anteriores. Ante la falta de respuesta, se le ofreció una extensa explicación mediante dos aplicaciones de mensajería distintas. Faltando cinco minutos para la una de la tarde de este martes 17, El Faro escribió tres mensajes a través de Whatsapp. La aplicación mostraba que Marroquín se encontraba en línea en el momento en que recibió los mensajes y que éstos habían sido recibidos y vistos. Sin embargo, al cierre de este artículo, no había ninguna respuesta. De la misma forma –a través de una llamada y mensajes de texto- El Faro se puso en contacto con el equipo de Prensa del Ministerio de Justicia Y Seguridad Pública y de Centros Penales sin obtener ninguna respuesta. También se llamó a los teléfonos celulares del ministro Villatoro, del director general de Centros Penales, Osiris Luna, y de la secretaria de Comunicaciones de la Presidencia, Sofía Medina, sin ningún resultado.

De izquierda a derecha, estos son los personajes sentados a la mesa en esta fotografía tomada por un agente policial que les daba seguimiento el 21 de diciembre de 2015 en un local de la Pizza Hut en Multiplaza: Edwin Ernesto Cedillos Rodríguez, mejor conocido como Renuente, líder nacional de la Mara Salvatrucha 13 y palabrero de la clica Abriles Danger Locos Salvatrucha; Mario Durán, actual candidato a la Alcaldía por el partido Nuevas Ideas para las elecciones de 2021, y entonces concejal de la Alcaldía dirigida por Nayib Bukele; Carlos Marroquín, entonces jefe de la Unidad de Reconstrucción del Tejido Social de la misma alcaldía; y Michael Estiban Hernández Estrada, mejor conocido como White de la clica Iberias Locos Salvatrucha. Gracias a audios obtenidos por El Faro se pudo identificar a Renuente como un líder de la pandilla que por aquellos años conspiraba para asesinar a políticos y policías. Foto obtenida por la redacción de El Faro.
 
De izquierda a derecha, estos son los personajes sentados a la mesa en esta fotografía tomada por un agente policial que les daba seguimiento el 21 de diciembre de 2015 en un local de la Pizza Hut en Multiplaza: Edwin Ernesto Cedillos Rodríguez, mejor conocido como Renuente, líder nacional de la Mara Salvatrucha 13 y palabrero de la clica Abriles Danger Locos Salvatrucha; Mario Durán, actual candidato a la Alcaldía por el partido Nuevas Ideas para las elecciones de 2021, y entonces concejal de la Alcaldía dirigida por Nayib Bukele; Carlos Marroquín, entonces jefe de la Unidad de Reconstrucción del Tejido Social de la misma alcaldía; y Michael Estiban Hernández Estrada, mejor conocido como White de la clica Iberias Locos Salvatrucha. Gracias a audios obtenidos por El Faro se pudo identificar a Renuente como un líder de la pandilla que por aquellos años conspiraba para asesinar a políticos y policías. Foto obtenida por la redacción de El Faro.

“Yo mismo fui a dejar al Viejo a Guatemala”

elfaroradio · “yo al Viejo lo saqué de adentro, brother, en una forma de [...] demostrarles mi lealtad"


Los audios no fueron proporcionados de forma cronológica, pero el contenido de los mismos muestra con claridad que uno de ellos fue grabado luego de la captura de los líderes pandilleros, cuando ya era sensible el alza de asesinatos, pero antes de que el presidente Bukele ordenara a sus diputados aprobar el Régimen de Excepción que suprime garantías constitucionales. Es decir, entre la tarde del viernes 25 y la tarde del sábado 26 de marzo de este 2022.

Esa grabación registra una conversación ya empezada, en la que Marroquín riñe durante 3 minutos con 18 segundos al pandillero por haber confiado en otra persona y en la que se dan detalles de lo ocurrido: “…Y Lobo (Osiris Luna) fue culero y no me dijo a esa hora, brother, me vinieron a decir cuando ya los brother estaban afuera y que quien me dijo fue Santa, pues, no me dijo otra gente. Entonces ya los habían bajado y todas las vueltas las estaban haciendo con Lobo. La cosa es que cuando ya esta onda se puso más caliente, ¿qué fue lo que hizo Torero (Gustavo Villatoro)? Mandar a agarrar a los compadres que (ruido)… contacto, porque le metió preso hasta el chamaco que los andaba moviendo a Lobo, pues, están presos, pero ahí es donde yo les digo, brother: ¿usted piensa que si esta operación se hubiera hecho conmigo no hubiera estado yo presente? ¡Claro que yo mismo hubiera ido a mover a los hermanos! ¿Sabe para qué? Por… (ruido) no me van a agarrar a mí, ¿me entiende?, no se me va a tirar a mí Torero encima, sería un error para él, pues… entonces… ¿o se imagina acá esa foto en la prensa? Capturan al va… a Lente (Marroquín) con fulano y fulano, óigame, sería un bombazo para Batman (Nayib Bukele). Aquí la regada es, brother, aquí la regada es…”.

Según la MS-13 aseguró a El Faro, Santa es el apodo de un pandillero.

Chavo, uno de los voceros de la MS-13 con quien este medio conversó, aseguró también que Torero es el indicativo con el que llamaban al ministro de Justicia y Seguridad Pública, Gustavo Villatoro. Para confirmarlo, este periódico se puso en contacto con un miembro de una de las dos pandillas rivales de la MS-13, que tuvo acceso al proceso de negociación. Esta persona también reconoció a “Torero” como el indicativo del ministro Villatoro. Además, en otros audios, Marroquín se refiere a él como “ministro”.

Luego de los reclamos del director de Tejido Social, el pandillero pregunta si también fue arrestado el motorista que conducía a sus compañeros de la MS-13. En su respuesta, el funcionario revela de paso que se trataba de un motorista contratado por el Gobierno: “Sí, sí, sí, hasta ese loco está jalado, me imagino que a él le van a ayudar por trabajar para el sistema y, esa onda, usted sabe, pero ahí es donde yo le digo, brother, ¿por qué se confían pues? O sea, aquí estábamos claros y parejos que la onda iba conmigo, pues”, reclamó, de nuevo, Marroquín.

El representante de la pandilla aseguró a este medio que no solo el motorista que conducía a los pandilleros era un empleado gubernamental, sino que además el vehículo era un activo oficial, designado a la Dirección General de Centros Penales.

En la misma conversación, Marroquín insiste en que los pandilleros cometieron un error al confiar en alguien distinto a él, y como prueba argumentó que él mismo había sacado del país a un miembro de la pandilla al que se refiere como “El Viejo”.

“Yo, al Viejo, lo saqué de adentro, brother, en una forma de ayudarles a todos y de demostrarles mi lealtad y confianza, pues. Yo mismo lo fui a traer allá y yo mismo lo fui a dejar a Guatemala, entonces… pero yo no sé por qué se confían en otra gente, brother, si aquí la demás gente está interesada en que esto se caiga y que esto ya no avance ni funcione”, dijo.

El director de Centros Penales, Osiris Luna, en una de las imágenes recogidas por los fiscales del caso Catedral y tomada de las cámaras de vigilancia del penal de máxima seguridad de Zacatecoluca. Lo acompañan, según concluyeron los investigadores, encapuchados enviados por el Gobierno para negociar con los líderes pandilleros.
 
El director de Centros Penales, Osiris Luna, en una de las imágenes recogidas por los fiscales del caso Catedral y tomada de las cámaras de vigilancia del penal de máxima seguridad de Zacatecoluca. Lo acompañan, según concluyeron los investigadores, encapuchados enviados por el Gobierno para negociar con los líderes pandilleros.

Los dos líderes de la MS-13 con los que El Faro conversó coincidieron en asegurar que “El Viejo” es Élmer Canales Rivera, alias Crook de Hollywood, líder del Programa San Marcos y del Programa Hollywood, que agrupan a varias decenas de clicas que operan en San Salvador, Santa Lucía, Santa Ana, Atiquizaya, La Hachadura, Ilobasco, Cabañas, San Vicente y en algunos estados de la Costa Este de Estados Unidos. Es miembro fundador de la llamada Ranfla Histórica de la MS-13 que reúne a los máximos cabecillas de esta organización criminal y que ha sido parte de la conducción de las negociaciones con Gobiernos y partidos políticos desde al menos 2012, incluidas las ocurridas con la actual Administración.

Crook guarda prisión desde 2000 y recibió una nueva condena de 70 años en 2019, por el delito de homicidio, y está procesado por extorsión agravada y agrupaciones ilícitas. Además, en diciembre de 2020, un juez  estadounidense, del Distrito Este de Nueva York, ordenó su arresto, acusándolo de conspirar para proporcionar apoyo material a terroristas, conspirar para cometer actos de terrorismo que trascienden las fronteras estadounidenses, conspirar para financiar el terrorismo, y de conspirar en actividades narcoterroristas. Estados Unidos solicitó formalmente a El Salvador su extradición el 26 de julio de 2021.

Sin embargo, distintas pruebas indican que Crook ya había sido liberado cuando Estados Unidos solicitó su extradición: la Embajada de Estados Unidos envió en 2021 un escrito a la Corte Suprema de Justicia, señalando que su aparato de inteligencia sospechaba que el líder pandillero no se encontraba dentro del sistema penitenciario. Además, un juez especializado que estaba a cargo de su expediente, documentó el 29 de marzo de 2022 que cuando Estados Unidos solicitó su extradición, Crook ya había sido liberado, pese a que él mismo había notificado el 1 de junio de 2021 al director del penal de máxima seguridad de Zacatecoluca que el pandillero no podía ser puesto en libertad porque tenía causas judiciales activas. Según el juez, Élmer Canales fue liberado el 3 de junio de 2021, dos días después de que él advirtiera de la ilegalidad de su liberación. Después de que ese juez especializado solicitara información sobre Crook, los magistrados de la Corte Suprema de Justicia afines al régimen de Bukele lo trasladaron a un puesto inferior y en sus redes sociales el presidente lo acusó de ser corrupto y dejar en libertad a miembros de pandillas. Finalmente, ante una solicitud de información hecha por este periódico, la Corte Suprema de Justicia admitió que el pandillero de 46 años no se encontraba recluido en el sistema penitenciario.

Uno de los voceros de la MS-13 con los que El Faro conversó reforzó la confesión de Marroquín: “Ese (la liberación de Crook) fue un transe que se hizo. Imagínese cómo hicimos eso: fue puro poder del Estado. ¿Ve la chuquedad de cómo lo sacaron con carros del sistema?”.

“Ya le tiré a Batman que hay 72 horas para dar una respuesta”

En esa misma llamada, ocurrida entre la tarde del viernes 25 y del sábado 26 de marzo de este 2022, y que según los pandilleros grabaron sin que Marroquín lo supiera, el interlocutor de la MS-13 pide al funcionario su análisis de la situación.

Como respuesta, Marroquín informa al pandillero que ha trasladado al presidente un plazo de tiempo que se infiere que fue establecido por la MS-13 antes de la llamada que quedó grabada. Uno de los voceros de la pandilla admitió que ese fue el término que le dieron al Gobierno para liberar a sus compañeros detenidos en el evento que desencadenó la masacre. En la llamada se infiere que los asesinatos fueron el método empleado por la estructura criminal para presionar al Gobierno y se infiere también que Marroquín lo sabía. 

“Vaya, yo lo veo de esta forma, brother, yo ya le tiré a Batman que hay 72 horas para dar una respuesta, él no se lo tomó a bien, se lo tomó a mal, como que ‘a mí que no me anden amenazando’ y no sé qué, usted sabe, él… o sea…  Aquí el que entiende esto soy yo, brother, y en eso debe de aterrizar el Viejo (Crook), usted y todos los demás. A nadie le interesa ya, pues, yo creo que el único que se ha quedado aquí peleando por esta onda soy yo, pues, entonces la onda está en que lo que Batman me dijo fue ‘vamos a ver cómo se reacciona en las próximas horas y yo te aviso si nos reunimos mañana’. Y entonces, yo, la herramienta que necesito ahorita, brother, es que le trasladen ya a la gente que paren, que ahorita paren, que me den chance para ver si logramos retomar o si no. Yo, como se lo dije a Diamante ayer en una llamada, irle a dar la cara a él, brother, darle la cara a ustedes y al Viejo, decirles: brother, ya no puedo y ya no se puede y ni modo, se cayó, ¿va?”.

Según la MS-13 aseguró a El Faro, Diamante es el apodo de un pandillero.

Agentes de la PNC y de la Fuerza Armada custodian una escena de homicidio ocurrido en el lugar conocido como la Ex Biblioteca, en el centro de San Salvador. Entre el 25 y 27 de marzo se registraron 87 homicidios en El Salvador, convirtiendo al día sábado 26 como el más violento del siglo 21 con 62 homicidios en 24 horas. Foto de El Faro: Carlos Barrera
 
Agentes de la PNC y de la Fuerza Armada custodian una escena de homicidio ocurrido en el lugar conocido como la Ex Biblioteca, en el centro de San Salvador. Entre el 25 y 27 de marzo se registraron 87 homicidios en El Salvador, convirtiendo al día sábado 26 como el más violento del siglo 21 con 62 homicidios en 24 horas. Foto de El Faro: Carlos Barrera

Según el audio, Marroquín intuía que la continuidad del pacto con las pandillas estaba en una situación muy frágil y que Bukele se había tomado muy mal el plazo que las pandillas intentaron darle. Tanto así que, desde ese momento, el negociador contemplaba como una posibilidad muy cercana que el acuerdo se cayera y que él tendría que dar la cara a sus interlocutores de la MS-13 –incluido Crook– para explicarles el asunto.

Marroquín cerró esa conversación valorando la estrategia de presión de la pandilla: “…Porque, pues sí, creo que la estrategia no ha ido bien, sino que yo siento que se podía poner presión de otra forma y no con el tema de los muebles, ¿va?”. Los muebles, se infiere, son los salvadoreños muertos durante ese fin de semana.

“Él piensa que ya los topó al cerco a ustedes”

En sus interacciones con la pandilla con más miembros en el país, Marroquín hace múltiples alusiones al presidente Bukele. Luego del primer audio, en el que se escucha al director de Tejido Social intentando mantener en pie el pacto con las pandillas, Marroquín va narrando a sus interlocutores sus conversaciones con el presidente, hasta que él mismo parece realizar que todos los puentes se han roto y que la continuidad de las negociaciones era ya imposible.

elfaroradio · “ahí le voy a mandar una foto de mi conversación con ‘Batman’, va, para que usted vea"

En otro de los audios, que según la cronología establecida por este medio es posterior al mencionado anteriormente, y que dura 23 segundos, Marroquín informa al interlocutor de la MS-13 de una reunión inminente con Bukele: “Ahorita, Batman ha tenido un retraso, siete de la noche me va a recibir. Le aviso para que le diga también a Parco que, pues sí, como a esa hora esté listo para que, si tienen otra cosa que hacer, la hagan, mi bro, pero a las siete de la noche ya quedé con él en la casa blanca”. Al parecer, la pandilla estaba expectante de los resultados que esa reunión produjera. En los siguientes audios queda claro que las conclusiones de ese encuentro entre Marroquín y el presidente no fueron las que esperaban.

Según la MS-13 aseguró a El Faro, Parco es el apodo de un pandillero.

elfaroradio · “Ahorita ‘Batman’ ha tenido un retraso, siete de la noche me va a recibir"

En otra grabación, de apenas 29 segundos, se escucha a Marroquín decir: “…Ni tanto, mi brother, ni tanto, ahí le voy a mandar una foto de mi conversación con Batman, ¿va?, para que usted vea cómo está la situación y, pues sí, yo no quiero jugar con ustedes, bro, y… pero siento que él sí está ahorita, está jugando, él piensa que ya los topó al cerco a ustedes y yo no quiero pues caer ahí en ese juego, ¿me entiende? Entonces ahorita le mando la foto para que la vea, se la voy a mandar a…”. Este periódico no consiguió establecer la identidad del pandillero que, según Marroquín, recibió las capturas de pantalla de su conversación con Bukele.

En los siguientes audios, Marroquín parece concluir que todos sus esfuerzos por mantener abierto un canal de negociación con las pandillas han fracasado y que el proceso que él dirigió casi desde el inicio de la gestión del Gobierno de Bukele había llegado de forma irremediable a su fin.

“…Correcto, mi bro, correcto, sí esa es la onda, porque al final es el pueblo, pero igual, pues, ahí sabe, brother, que ahí estoy, bro, y si en algún momento Dios lo permite o lo requiere ahí voy a estar para entrarle de nuevo, pero por el momento, así como yo se lo digo, brother, ahorita el proceso se ha terminado y ahí dentro están torturando a la gente, ¿va?, están sufriendo y los están humillando, los están tratando como animales y no es para eso para lo que hemos luchado pues, era para generarle condiciones a los de adentro y también a la gente de aquí de la calle que son las comunidades, la gente más pobre”, se escucha a Marroquín.

Un grupo de detenidos es trasladado hacia el Centro Penitenciario La Esperanza. El gobierno reporta más de 20 mil capturas en un mes bajo Régimen de Excepción. Foto de El Faro: Víctor Peña.
 
Un grupo de detenidos es trasladado hacia el Centro Penitenciario La Esperanza. El gobierno reporta más de 20 mil capturas en un mes bajo Régimen de Excepción. Foto de El Faro: Víctor Peña.

Luego de que la Asamblea Legislativa aprobara el primer período de 30 días del Régimen de Excepción, soldados y policías han realizado más de 27,000 capturas; al menos 11 personas han muerto dentro de los centros de reclusión, según las investigaciones de La Prensa Gráfica; se han multiplicado las denuncias de detenciones arbitrarias, según informó Human Right Watch el 2 de mayo; el presidente anunció que limitaría a dos los tiempos de comida de los pandilleros en las cárceles y que esa comida sería mínima. Mientras tanto, Bukele ha buscado instalar una narrativa, asegurando que todas las organizaciones nacionales o extranjeras que denuncien violaciones a los derechos humanos son aliadas de las pandillas, y llegó a decir que las pandillas son “el brazo armado” de las ONG de derechos humanos y de la “comunidad internacional”. Sin embargo, tal como lo revelan los audios, desde el inicio del Régimen de Excepción el director de Tejido Social consideraba que lo que se comete al interior de las cárceles es “tortura”. Al momento de esta publicación, algunos legisladores afines a Bukele se han pronunciado a favor de la posibilidad de que el Régimen de Excepción se amplíe por tercer período consecutivo cuando concluya el término actual este 27 de este mayo.

elfaroradio · "ahorita el proceso se ha terminado"

En esa misma grabación de un minuto y un segundo de duración, Marroquín llegó incluso a advertir a la pandilla de que el Gobierno arreciaría su presión sobre las comunidades y les advierte que tomen medidas para protegerse: “Y ahorita lo que sé, brother, según me tiraron un dato, es que se va a poner peor en las comunidades, entonces es de que, pues sí, pongan en alerta ahí a la gente, brother, porque sí se va a poner más cañón, ¿va?, más cabrón, y hay que cuidar ahí, pues, que no se duerman en clase, ¿me entiende?”.

elfaroradio · “usted sabe que gracias a Dios hicimos un esfuerzo dos años y medio casi"

En otro audio, de 36 segundos, el funcionario se lamenta de que el proceso que él encabezó, terminara por falta de voluntad de las partes y se despide poniéndose a disposición de la pandilla:  “…Sí, yo sé, mi bro, yo sé cómo es esta onda, usted sabe que gracias a Dios hicimos un esfuerzo dos años y medio casi, tratando de que las cosas caminaran bien, y se le dio una muestra tanto a él, al país, a ustedes, al pueblo y a todos, a todos, de que las cosas sí se pueden hacer cuando hay voluntad, pero aquí no debe haber voluntad solo de una parte, ¿va?, debe ser voluntad de todas las partes y lastimosamente creo que ahorita es lo que ya no hay, ¿va?, voluntad. Pero démosle, bro, démosle. Yo, como les digo, ahí estoy para cualquier cosa, ya saben, a la orden”.

“Este loco ministro”

De las grabaciones se infiere también que existía una pugna entre el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Gustavo Villatoro, y Marroquín. Ante la MS-13, el director de Tejido Social expuso a Villatoro, en una conversación de 23 segundos, como responsable de la ruptura de las negociaciones, e incluso dijo haber enviado a la pandilla una recopilación de publicaciones hechas por el ministro en redes sociales: “…Sí, mi bro, yo ahí estoy escuchando, ahí le mandé la imagen de unas publicaciones que ha hecho este loco, este loco ministro, pero yo creo que eso, pues, ellos piensan que pueden medir fuerzas con ustedes”.

elfaroradio · “ellos piensan que pueden medir fuerzas con ustedes"

Marroquín llega incluso a advertir al líder pandillero que tiene indicios de que dentro de su estructura criminal hay traidores, a los que identifica directamente y los asocia con el ministro Villatoro: “Estado de sitio no va a haber, brother, pero los operativos no van a parar, ¿va?, en teoría como… ¡ey!, pero mire, ahí hay un dato bien extraño para que le ponga ojo, vea Sonsonate, casi no hay capturas, a mí me late que esos vatos de los San Cocos han entregado, están entregando, a la gente de ustedes que tienen ubicada, y así se lo digo, de cora, brother, que Dios me perdone, pero creo que ellos tienen algo ya bien, bien, bien transado con el ministro este, va, con este vato, este vato es el que va a terminar poniéndose las medallitas por todas las capturas”, expuso en otra conversación de 51 segundos.

elfaroradio · “creo que ellos tienen algo ya bien transado con el ministro este, va"

Marroquín dijo a la Mara tener las peores expectativas sobre los efectos que podría producir el Régimen de Excepción: “Van a comenzar a matar, brother, ahí va  a ver, a diestra y siniestra, pues sí, brother, ni modo, o sea, yo qué le digo: no era esto por lo que habíamos luchado, pero, pues sí…”

Marroquín comentó además a la Mara Salvatrucha-13 que una de sus pandillas rivales, la facción Sureños del Barrio 18, estaba planeando “responder”: “Y ahí también, como le digo, está el Sur a la expectativa, porque también quieren… pues sí, responder, porque les están… también los están topando, ¿me entiende?”.

El director de Reconstrucción del Tejido Social, Carlos Marroquín, durante una entrevista en canal 10. Foto: Dirección Reconstrucción del Tejido Social
 
El director de Reconstrucción del Tejido Social, Carlos Marroquín, durante una entrevista en canal 10. Foto: Dirección Reconstrucción del Tejido Social

En días recientes, líderes del Barrio 18 Sureños, ofrecieron una entrevista al medio británico BBC Mundo, en la que también afirman que negociaron con Marroquín y Luna: “Como pandilla se ha conversado con Carlos Marroquín y con Osiris Luna, y la línea de comunicaciones se tiene con otro intermediario del Gobierno, conocido como Manzano, para proteger y no quemar a Carlos, y a Osiris”.

Según estos audios y las recientes declaraciones de los líderes de la MS-13, las negociaciones entre el Gobierno de Bukele y la principal pandilla de El Salvador, que reúne a más de 40,000 miembros, y que iniciaron en junio de 2019, llegaron a su fin en marzo de 2022 y se rompieron a través de un baño de sangre en el que 87 personas perdieron su vida.

]]>
El Salvador Tue, 17 May 2022 18:57:14 +0100 https://elfaro.net/es/202205/el_salvador/26175/Audios-de-Carlos-Marroquín-revelan-que-masacre-de-marzo-ocurrió-por-ruptura-entre-Gobierno-y-MS.htm
Salir del clóset es una negociación constante http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000031728.jpg https://elfaro.net/es/202205/columnas/26176/Salir-del-clóset-es-una-negociación-constante.htm Combatir la discriminación hacia las personas LGBTIQ+ exige no solo objetar la heteronormatividad en abstracto, sino también preguntarnos cómo la entendemos y cómo la reproducimos. Cada 17 de mayo se conmemora el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia. Es un esfuerzo por concientizar sobre la discriminación y la violencia hacia las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersex y otras identidades queer (LGBTIQ+). Las raíces del prejuicio y la discriminación a las personas LGBTIQ+ involucran a la mayoría de la población, es decir, a las personas heterosexuales y cisgénero (no transgénero). Después de todo, la sexualidad y el género configuran nuestras vidas, a nivel privado y público, de maneras tanto patentes como imperceptibles. Siempre habrá problemas “más urgentes” que resolver en el país, pero eso no quita la relevancia de hablar de este día. Aunque no parezca urgente, combatir este tipo de discriminación deber ser prioridad en la agenda nacional. Mientras no existan garantías de no discriminación, salir del clóset será siempre una negociación constante: con el mundo que nos rodea y con nosotros mismos.

Las raíces del prejuicio y la discriminación hacia personas LGBTIQ+ nos remite –entre otras cosas– a hablar de identidades, de quiénes somos, de cómo nos comportamos y cómo esperamos que los demás se comporten. Hablamos entonces de normas sociales en torno a la sexualidad y al género, es decir, sobre lo que consideramos socialmente aceptable en estos ámbitos. En este sentido, uno de los fenómenos a la base de la discriminación es una serie de creencias a las que todo el mundo, incluyendo personas LGBTIQ+, nos apegamos en mayor o menor medida. Estas creencias se engloban en un término que no es reciente pero que ha cobrado popularidad en los últimos años: la heteronormatividad.

Por su uso frecuente en el activismo y la academia, se asume que hay consenso en lo que significa heteronormatividad, pero sus definiciones varían. En psicología, entendemos heteronormatividad como las creencias de que existen dos géneros que corresponden a dos “sexos biológicos” opuestos y complementarios (esencialismo). De estas creencias surgen mandatos de cómo deben sentir, pensar y comportarse las personas, individualmente y en pareja (comportamiento normativo). Hay una vigilancia perpetua sobre quién es un hombre de verdad, sobre quién no se “da a respetar como mujer”, sobre cuándo llevará pareja a la casa y cuándo irán a casarse. Además de expectativas en las relaciones de pareja, como la romantización de los celos (“si no te cela no te quiere”) y el mito del alma gemela (la existencia de una única persona hecha a la medida para llenar todas nuestras necesidades socioafectivas y la promesa de nunca más sentir atracción por otra persona).

La heteronormatividad se refiere a actitudes personales, pero también a estructuras institucionales que reflejan y refuerzan estos mandatos. Se establece así lo “normal”, mientras que lo que queda fuera se sanciona desde la moral, la patología y la ley. Es común escuchar que una persona no tiene nada “contra los gays”, pero que el matrimonio es entre hombre y mujer. Que no está en contra de las personas “de la diversidad”, pero que lo que ellas quieran hacer, que lo hagan en privado. Esos son argumentos basados en la heteronormatividad. Así, la discriminación hacia las personas LGBTIQ+ muchas veces se disfraza de valores, de buenas costumbres y hasta de mandato divino. Aún los discursos más “progresistas”, como el afirmar que no hace falta develar públicamente nuestra sexualidad, refuerzan la heterosexualidad (y el ser cisgénero) como la única manera normal y aceptable de existir en público. 

La heteronormatividad, no obstante, no depende de la orientación sexual o la identidad de género. Una persona heterosexual puede no apegarse a estas normas, mientras que identificarse como LGBTIQ+ no implica por sí mismo ser disidente de la heteronorma. Es cierto que las personas LGBTIQ+ sufren de modo más inmediato las consecuencias negativas de la heteronormatividad, al ser violentadas y excluidas de diversas esferas de la sociedad. Pero la heteronormatividad persiste porque –como la heterosexualidad misma– es parte del paisaje público, tan natural y obvia que evita todo escrutinio. También persiste porque trae beneficios, como reforzar la sensación de pertenencia social y el acceso a derechos. Estos son beneficios con trampa (por ejemplo, creencias heteronormativas permiten justificar la violencia de pareja, aún entre personas del mismo género), pero beneficios al fin.

Para las personas LGBTIQ+, la heteronormatividad incluye además afrontar el mandato de “salir del clóset”. Revelar a otras personas la orientación sexual o la identidad de género no es un evento único en el que simplemente se supera la vergüenza para enorgullecerse de quién se es. Esta revelación es una negociación perpetua con el entorno, en la que se sopesan los riesgos y los beneficios de reafirmarse en distintos contextos y ante distintas personas. Hay gente que no puede salir del clóset, gente que no lo necesita, gente que es forzada a salir. Esta revelación, además, se vive de modo distinto en diversas culturas y finalmente es uno de muchos hitos en el desarrollo de la identidad sexual y de género. El grado en que una persona ha salido del clóset no necesariamente tiene que ver con su ajuste psicológico, pues este depende de sus condiciones de vida y lo que ella misma priorice para mantener su bienestar (su seguridad, las relaciones con su familia, su estatus social, etc.).

En línea con lo anterior, las “fobias” en el nombre de esta fecha conmemorativa nos recuerdan que las personas LGBTIQ+, aunque enfrentan dificultades comunes, no son una entidad única. Los términos homofobia, lesbofobia, bifobia, transfobia y otros (como la acefobia o prejuicio a la asexualidad) encapsulan experiencias específicas, que también dependen de otras características, como el género y el nivel socioeconómico. Para las personas trans y no binarias, por ejemplo, la discriminación involucra negar su derecho a la identidad, lo que impacta en su acceso a servicios de salud, vivienda y empleo, y, en última instancia, su calidad de vida (privaciones prácticas que, por ejemplo, Caitlyn Jenner no experimentaría, siendo mujer trans pero también republicana y millonaria). Asimismo, dentro de las poblaciones LGBTIQ+ también existen la misoginia, el racismo y la xenofobia, el clasismo y la aporofobia. El que seamos no-heterosexuales, trans o no binaries, no necesariamente evita que participemos en la exclusión de otros grupos. 

Combatir la discriminación hacia las personas LGBTIQ+ exige no solo objetar la heteronormatividad en abstracto, sino también preguntarnos cómo la entendemos y cómo la reproducimos en nuestras relaciones con los demás. Nos exige cuestionar todo lo que creemos natural y aceptable en torno al género y la sexualidad, y reconocer que nuestras creencias tienen implicaciones políticas. A fin de cuentas, el respeto a las personas LGBTIQ+, aceptando sus similitudes y diferencias con personas heterosexuales y cisgénero, es uno de tantos componentes de un país democrático. El Salvador se aleja de este ideal democrático más y más, pero eso nos da mayor razón para exigir, hoy y todos los días, la protección y el respeto a las personas LGBTIQ+.

* Ligia Orellana es psicóloga salvadoreña, doctora en psicología por la Universidad de Sheffield, Reino Unido. Actualmente es investigadora social en las áreas de prejuicio, violencia, bienestar subjetivo y temáticas LGBTI en el sur de Chile.  Es autora de los libros de cuentos Combustiones Espontáneas (UCA Editores, 2004), Indeleble (Colección Revuelta, 2011) y Antes (RIL Editores, 2015). Escribe también en los blogs  Qué Joder ,  Psicoloquio , y el webcómic  Simeonístico .
 
* Ligia Orellana es psicóloga salvadoreña, doctora en psicología por la Universidad de Sheffield, Reino Unido. Actualmente es investigadora social en las áreas de prejuicio, violencia, bienestar subjetivo y temáticas LGBTI en el sur de Chile.  Es autora de los libros de cuentos Combustiones Espontáneas (UCA Editores, 2004), Indeleble (Colección Revuelta, 2011) y Antes (RIL Editores, 2015). Escribe también en los blogs  Qué Joder ,  Psicoloquio , y el webcómic  Simeonístico .

]]>
Columnas Tue, 17 May 2022 14:02:30 +0100 https://elfaro.net/es/202205/columnas/26176/Salir-del-clóset-es-una-negociación-constante.htm
Un taxista que aplaude el Régimen de Excepción http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop_0_0_3000_2000/images%7Ccms-image-000037497.JPG https://elfaro.net/es/202205/el_salvador/26158/Un-taxista-que-aplaude-el-Régimen-de-Excepción.htm La historia de un taxista al que las pandillas obligaron a huir de su hogar explica, en parte, la popularidad de una política de seguridad que ha permitido encarcelar a más de 27,000 personas en mes y medio. “Solo los que hemos sido víctimas sabemos lo que hemos sufrido y ahora tenemos un rayo de esperanza”, dijo el taxista en una conversación en abril. Su voz ayuda a explicar por qué una medida que suspende derechos constitucionales, señalada por cientos de abusos, es ampliamente popular en El Salvador. El taxista estaba estacionado, ventanas abiertas, puertas sin llave, en una calle de San Salvador. Veía las noticias en su celular, un video en uno de esos cientos de canales de Youtube que replican imágenes de operativos policiales y pandilleros capturados, la última moda de marketing de contenido sobre el Gobierno de Nayib Bukele.

Conocí al taxista el 21 de abril. Quedaban solo unos días del primer mes del Régimen de Excepción, una política de suspensión de derechos que, para entonces, ya había permitido al Gobierno capturar a unas 15,000 personas en casi un mes, después del peor repunte de violencia homicida del siglo: 62 asesinatos en un solo día. Ya para entonces, voces oficialistas sugerían que se necesitaba prorrogar el Régimen. A veces, los periodistas tenemos poca imaginación. Ese día vi a cuatro colegas de televisión que tuvieron la misma idea que yo: hacer un sondeo en el Centro de San Salvador para saber qué piensa la gente. Y ahí va uno, como si fuera encuestador o vendedor de chips telefónicos, a importunar a gente que quizá solo quiere pasar el tiempo, o vender algo ellos mismos, o ver a la gente bailar con los combos del parque Libertad.

En esas estaba, tratando de hacer conversación con alguien, cuando encontré al taxista. Fue especialmente entusiasta. Puso pausa al video del celular, exhibió su amplia sonrisa desdentada y empezó. “No me incomoda, ni me afecta. Llevamos más de dos décadas siendo víctimas del Barrio 18 Sureños, pero ahora tenemos esperanza en Dios y en el señor presidente, que es diferente a todos los que han existido”, dijo. 

Frases como esta sirven todos los días a la Secretaría de Prensa para titular sus videos, o tuitear, o para decenas de canales en Youtube que refuerzan la imagen del presidente. “Él ha venido a poner el dedo en la llaga a favor de la clase trabajadora”, me dijo el taxista. Pero más que solo propaganda, son ideas compartidas por buena parte de la población. 

Bukele tiene entre el 83 % y el 85 % de aprobación, según tres encuestas: CID Gallup en febrero de 2022, Mitofsky en abril de 2022 y  la encuesta de LPG Datos en diciembre de 2021. Si bien es cierto que ejecutivos de Gallup y Mitofsky han sido asesores de Bukele, la casa LPG Datos es del periódico La Prensa Gráfica, crítico de su gestión. La verdad es que Bukele sigue siendo muy popular en el país.

Militares revisan las pertenencias de los habitantes de la comunidad San José del Pino, del municipio de Santa Tecla, el 29 de marzo de 2022. Las medidas aplicadas durante el Régimen de Excepción son populares en la mayoría de la población, según una encuesta de Gallup. Foto de El Faro: Víctor Peña.
 
Militares revisan las pertenencias de los habitantes de la comunidad San José del Pino, del municipio de Santa Tecla, el 29 de marzo de 2022. Las medidas aplicadas durante el Régimen de Excepción son populares en la mayoría de la población, según una encuesta de Gallup. Foto de El Faro: Víctor Peña.

Aunque el Régimen de Excepción acarree condenas de organizaciones como Amnistía Internacional o Naciones Unidas, a pesar de que cada vez abunden más las denuncias en redes sociales de capturas a personas con alguna discapacidad, con probada inocencia o a evangélicos que se retiraron de las pandillas hace años, la realidad en la calle se parece más a la voz del taxista. Una encuesta de CID Gallup dice que nueve de cada diez salvadoreños están de acuerdo con el Régimen de Excepción. Antes que descartar a los seguidores del presidente como fanáticos irreflexivos, conviene escuchar sus motivos.

La noche anterior, el taxista manejaba de noche con sus dos hijos adolescentes. Venía de hacer un viaje en la colonia Dina y una patrulla se puso atrás de él a la altura del bulevar Venezuela. Pero el taxista respondió con un eslogan que ahora se usa para justificar las medidas: “el que nada debe, nada teme”, me dijo.

Un policía le ordenó que se parqueara y apagara el taxi. Le pidió los papeles del carro. El taxista abrió el baúl. Dijo que el del asiento del pasajero era su hijo y los agentes lo revisaron para ver si tenía tatuajes. Los agentes, dice, ya estaban satisfechos, pero el taxista también se sacó su camisa manga larga y el centro que andaba y les mostró su espalda y su pecho desnudo. “Estamos para colaborar”, les dijo. Pero esta buena disposición tiene un motivo. “Los civiles nos sentimos agradados”, dijo. “Solo los que hemos sido víctimas sabemos los que hemos sufrido y ahora tenemos un rayo de esperanza”, dijo.

Del otro lado de la moneda existen cientos de denuncias de “abusos graves” que incluyen desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y muertes bajo custodia estatal, según un informe de Human Rights Watch y la organización Cristosal. Mientras decenas de mujeres peregrinan afuera de cárceles y centros de detención en busca de sus familiares, el Gobierno impulsa una narrativa que las criminaliza: dice que más de 3,000 mujeres son pandilleras y han sido capturadas bajo esta política.  El eslogan de que solo hay que temer a las autoridades si se oculta algo choca con varios casos que se denunciaron:  un futbolista en Zacatecoluca, un muchacho de 18 años con una discapacidad intelectual en Colón, un artista tatuador en San Miguel, un pastor evangélico en Ahuachapán, un saxofonista que fue asesinado a golpes en el penal de Izalco. 

¿Por qué estos datos no son aún escandalosos entre la mayoría de la población? El taxista me contó esta historia. En 2017, ya llevaba 17 años de trabajar en su taxi. Me dijo la colonia y el municipio de San Salvador donde vivía. Lo anoté en mi libreta, pero no lo puedo repetir sin ponerlo en riesgo. Dijo que los pandilleros lo buscaban para hacer carreras. Le decían que los llevara a algún lugar, donde tendría que esperarlos y luego llevarlos de regreso. Pero siempre puso excusas. Dijo que su carro fallaba, que en vez de ayudarlos les estorbaría. Dijo que la táctica le funcionó cuatro veces. 

La quinta vez le llevaron un celular. “El que llevaba el mando me insultó. Me amenazaron y tuve que salir de la colonia a pie con mis hijos y la mamá de ellos”. Desde entonces, el taxista asumió una etiqueta que le duele pero que se volvió famosa hace unos años: víctima de desplazamiento forzado. Por aquellos años, las cifras de migrantes se engrosaron con esta nueva categoría: refugiados. Fue  la nueva cara de la violencia hace una década. Se contaban por legión, en ciudades fantasmas y en éxodos comunitarios televisados, perpetrados ante la mirada de las autoridades. Naciones Unidas lo reconoció y dijo que las pandillas eran el principal causante y al Estado le costó casi una década siquiera reconocer que era un problema nacional. Se aprobó una ley para la protección de víctimas de desplazamiento y luego no pasó nada

Un militar registra a un repartidor de comida sobre la calle principal de la comunidad 22 de Abril, en el municipio de Soyapango.  Este tipo de registros son cotidianos en el marco del Régimen de Excepción. Se hacen principalmente en comunidades de San Salvador con alta presencia pandillera. Foto de El Faro: Víctor Peña. 
 
Un militar registra a un repartidor de comida sobre la calle principal de la comunidad 22 de Abril, en el municipio de Soyapango.  Este tipo de registros son cotidianos en el marco del Régimen de Excepción. Se hacen principalmente en comunidades de San Salvador con alta presencia pandillera. Foto de El Faro: Víctor Peña. 

Las consecuencias también siguen. Al taxista se le humedeció la mirada y se le empañaron los lentes cuando me dijo que su familia se desintegró después de ese evento. Deambularon. Él y sus hijos durmieron en las calles, dentro del carro. Pidieron posada en una estación policial por una noche. No les dieron. Por eso llora el taxista cuando se acuerda. Me disculpé con él, le dije que no quería hacerlo sentir mal, que solo quería conversar. Pero se limpió las lágrimas y siguió con su relato.  “Yo he deseado que me abordé alguien como usted para visibilizar mi historia”, me dijo. Lo seguí escuchando, parado en la acera frente a su carro.

En su lucha por justicia, el taxista asegura que fue a todas las instituciones que se supone existen para que a los ciudadanos no les pasen cosas como estas. Al Ministerio de Seguridad y Justicia, que “de justicia no tiene nada”, dice. La Policía. La Procuraduría de Derechos Humanos. La Agencia de Refugiados de Naciones Unidas (Acnur). El Comité Internacional de la Cruz Roja. La Fiscalía General. Recuerda de memoria el nombre de la fiscal que llevaba su caso. Lo anoté y luego encontré en Internet decenas de documentos legales en que una persona con ese nombre interviene como fiscal ante juzgados y ante la Sala de lo Penal. Dice que la fiscal procesó a dos pandilleros, pero que eso nunca tuvo efectos para él. 

En 2020, con otro Gobierno, con este presidente, el taxista intentó retomar su casa. Volvió, pero en su comunidad lo identificaron y lo volvieron a amenazar. Sigue siendo un desplazado pese a que, desde 2019, este Gobierno y este presidente que a él le representa esperanza impulsa un plan de seguridad llamado “Control Territorial”. El documento, manejado como secreto por el Gobierno, fue elaborado por asesores extranjeros y es la razón, según el Gobierno, del descenso de los homicidios, aunque haya evidencia publicada de que las negociaciones con las pandillas están en el centro de esa reducción. Pero no ha sido efectivo para ayudar a víctimas como el taxista. Siguen aquí. Cristosal dice haber atendido a 1,300 víctimas de desplazamiento forzado entre 2020 y lo que va de 2022

Y se siguen yendo. Las cifras de migrantes arrestados por Estados Unidos en su Frontera Sur siguen repuntando desde el descenso durante 2020 por la pandemia de Covid. Este año, promedian 271 salvadoreños cada día.

Mi plan era pedir al taxista que me mostrara los documentos y más información sobre su caso. Intercambiamos llamadas la siguiente semana y quedamos de vernos de nuevo, en el mismo lugar de la primera conversación, el 4 de mayo. Lo llamé seis veces ese día, pero no contestó. En la tarde, lo llamé de otro número y me dijo que lo buscara al día siguiente. El 5 de mayo no me contestó en ninguno de los dos teléfonos. Después de esa primera conversación y algunas llamadas, me quedé con varias preguntas irresueltas. ¿Cómo lidia con la pandilla ahora? ¿Qué fue exactamente lo que pasó cuando volvió a su antigua casa en 2020? ¿Qué piensa de que el número de pandilleros ha aumentado, según las cifras del Gobierno Bukele, y ahora hay alrededor de 70,000 en las calles? ¿Cree que los múltiples reportes de la negociación del Gobierno con las pandillas son falsos? ¿Paga extorsión por hacer su trabajo, como tanta gente lo sigue haciendo en este país a pesar del Régimen de Excepción? Entendí que no quería hablar más conmigo, pero pensé que, aún así, su historia merecía ser contada, porque el taxista representa la voz mayoritaria.

Aunque ahora hay más de 27,000 detenidos y miles de familiares alrededor de ellos, muchos reclamando por la arbitrariedad de los procesos, millones de personas en el país también están de acuerdo con la represión de esta forma. ¿Cómo se explica esto? “Es una sociedad cansada y harta de la falta de respuestas al problema de la violencia crónica que tiende a aceptar respuestas de corto plazo al problema”, me dijo Verónica Reyna, directora de derechos humanos en el Servicio Social Pasionista (SSPAS). 

A veces, desde el privilegio de tener una casa o un vehículo propio, nos indignamos porque la mayoría del país no comparte el escándalo cuando se atenta contra la “democracia” o el “Estado de Derecho” o la “institucionalidad”. Son conceptos importantes, pero vacíos de significado para muchas personas. Para el taxista, todas estas palabras, toda la función del Estado era inútil: una secuencia de negativas, de carpetas empolvadas, de frustración. 

“Los Gobiernos anteriores nunca nos han tomado en cuenta. Muchos dicen ‘no te podemos ayudar’. Yo quisiera que sufran lo que yo sufrí para entender la naturaleza del daño que (las pandillas) le han causado a uno”, dice. El taxista se siente reivindicado cuando ve las imágenes de los pandilleros apaleados, sometidos, arrodillados. Dice que, al fin, se está “combatiendo como tiene que ser”. Y que esto le da un rayo de esperanza, de que algún día va a regresar a su casa. 

Claro, para que de verdad sea esperanzadora, la política necesita más que un golpe de efecto. “Todos los Gobiernos han usado esta estrategia para mantener y mejorar su imagen”, dijo Reyna. “Pero es imposible romper los ciclos de violencia de esta manera. Ejercer violencia como solución es mucho más fácil que generar condiciones de desarrollo, generar oportunidades y espacios para la familia y la vida comunitaria y reconstruir las relaciones sociales”, dijo Reyna, que lleva años trabajando en las comunidades más jodidas y estigmatizadas del país. “Pero ningún Gobierno hace eso porque carece de la capacidad de mostrar resultados, a menos que sea a largo plazo”, sentenció. 

¿Qué quiere un desplazado? ¿Qué quiere una víctima? “Pido que me incluyan en un proyecto de vivienda, con una cuota accesible para volver a recuperar estabilidad”, me dijo el taxista. El popular Régimen de Excepción no tiene, todavía, una respuesta para eso. 

]]>
El Salvador Mon, 16 May 2022 12:55:08 +0100 https://elfaro.net/es/202205/el_salvador/26158/Un-taxista-que-aplaude-el-Régimen-de-Excepción.htm
La migración soñada por Alecus - Por Rosarlin Hernández https://elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg https://elfaro.net/es/202205/360grados/26174/La-migración-soñada-por-Alecus---Por-Rosarlin-Hernández.htm 360 grados Mon, 16 May 2022 12:33:08 +0100 https://elfaro.net/es/202205/360grados/26174/La-migración-soñada-por-Alecus---Por-Rosarlin-Hernández.htm El conflicto Rusia-Ucrania amenaza nuestra seguridad alimentaria http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000033618.jpg https://elfaro.net/es/202205/columnas/26173/El-conflicto-Rusia-Ucrania-amenaza-nuestra-seguridad-alimentaria.htm Las consecuencias del conflicto a nivel inflacionario superan, en algunos ámbitos, las registradas en la crisis de precios de alimentos de 2008. El conflicto entre Rusia y Ucrania ha generado una escalada inflacionaria en todo el mundo con el potencial de comprometer la seguridad alimentaria de los países con menores ingresos. La situación se acentúa en aquellos que dependen de las importaciones para abastecer ciertos productos e insumos agrícolas, como es el caso salvadoreño. De agudizarse la problemática, no solo la recuperación económica está en juego sino también la capacidad de los hogares de cubrir sus necesidades básicas y alimentación, principalmente los más vulnerables.

Para atenuar estos efectos, el Ejecutivo anunció 11 medidas económicas que a la fecha han sido insuficientes para contener la espiral inflacionaria, que viene desde el año 2021. Varias ya estaban en el abanico de acciones institucionales y su efecto sobre los precios solo sería manifestación de que no se estaban haciendo antes. Otras son novedosas en alguna medida –como la suspensión de impuestos a combustibles o la posterior fijación de precio máximo–, pero su potencial para contrarrestar la inflación difícilmente supera los costos ya incorporados en insumos producidos fuera de la frontera, y de los cuales dependen muchos sectores productivos al interior del país. La eliminación de aranceles a la importación es una medida ingenua o engañosa: una abrumadora mayoría de los bienes “desgravados” ya se importa sin aranceles, como puede verse en la Base de Datos de Comercio Exterior del Banco Central de Reserva.

Como era de esperarse, los precios se mantienen altos o continúan incrementándose. Por ejemplo, en granos básicos y hortalizas se registran incrementos entre el 10 de marzo –anuncio de las medidas– y el 25 de abril, el último informe disponible en la página del Ministerio de Agricultura y Ganadería. Sin ninguna condicionante diferente, lo más probable es que a la fecha estos se hayan incrementado todavía más.

En lo que respecta a Rusia y Ucrania, ambos son parte importante de la oferta de alimentos a nivel mundial: trigo, maíz, cebada, aceite de girasol, entre otros. En el 2021 Rusia fue el principal exportador de fertilizantes nitrogenados a nivel mundial y de los principales en el caso de fertilizantes de potasio y de fósforo. A esto se suma el impacto sobre el mercado de hidrocarburos, con alzas sustanciales en el precio de combustibles que son esenciales en la producción y transporte de insumos o mercancías, cuestión que eventualmente se traslada a los precios.

Las consecuencias del conflicto a nivel inflacionario superan, en algunos ámbitos, las registradas en la crisis de precios de alimentos de 2008 que en su momento provocó hambrunas e inestabilidad política alrededor del mundo. El índice de precios de alimentos del Fondo de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) está en su nivel más alto desde 1990. Lo mismo sucede con los índices específicos: cereales, aceite, lácteos y carne. En el caso de los fertilizantes, los índices de precios también registran niveles récord triplicando su valor en comparación al precio de hace dos años.

Esto ha generado un fuerte impacto en la reducción de la oferta de trigo proveniente de estos países, ya sea por disminución en la producción o por restricción a las exportaciones y, por ende en el alza en los precios. Al cierre de abril el precio del trigo era superior en un 60 % al de hace un año y las proyecciones en el precio son al alza para el resto de 2022 y 2023. En el caso de El Salvador, importador del 100 % del trigo que consume en su territorio, con alta certeza habrá precios aún mayores en productos derivados de este cereal.

En el caso de los fertilizantes el impacto puede ser aún más fuerte. A febrero 2022 los precios promedio de venta en el país de fertilizante formulado, sulfato de amonio y urea - ampliamente usados en el sector agrícola- se habían duplicado respecto a febrero de 2021, llegando a marcas históricamente altas en las estadísticas de precios de insumos desde 2015 (ver gráfico). Esto indudablemente  impactará al alza en los costos de producción agrícola, principalmente por la preponderancia de sistemas de producción dependientes de fertilizantes inorgánicos y la alta dependencia del país en la importación de estos insumos intermedios.

 

Entonces las personas agricultoras se enfrentan actualmente a las disyuntivas que supone encontrar costos de producción repentinamente mayores: ¿conviene mantener la superficie actual y disminuir la cantidad de insumos utilizados, afectando el rendimiento? O, si la decisión es mantener constante superficie e insumos, ¿cómo financiar un costo mucho mayor? Con base en la Retrospectiva de Precios de Insumos Agropecuarios y el Informe de Costos de producción 2020/21, de la Dirección General de Economía Agropecuaria del Ministerio de Agricultura y Ganadería, el costo de fertilización promedio de una manzana de maíz, por ejemplo, podría incrementar de $216 a $458, y con ello pasar de un costo de $15.51 a US$19.63 por quintal de maíz, sólo por causa de un mayor precio en fertilizantes (otros precios podrían incrementarse). Las opciones para las personas productoras son realmente pocas.

El otorgamiento de créditos a la producción de alimentos básicos está lejos de ser una política determinante desde el Estado. En los últimos ciclos agrícolas el número de desembolsos otorgados por el Banco de Fomento Agropecuario rondan los 20 mil créditos, apenas el 5 % de unas 400 mil personas productoras estimadas. El monto total ha incrementado, pero aún es insuficiente. La otra opción a la que les toca acudir es al financiamiento más informal: prestamistas locales y usureros, arriesgando sus activos como contrapartida.

 

Cualquiera que sea la decisión probablemente solo hay dos resultados: una producción similar a otros años a un costo mayor; o bien, una producción menor por una reducción en los insumos utilizados. En ambos casos se esperaría un efecto negativo sobre la seguridad alimentaria de la población en general, productora o consumidora: menor disponibilidad de alimentos o precios mayores. Un incremento en la producción sería muy bueno, aunque es menos probable.

Una posible vía de corto plazo para aliviar el riesgo sobre la seguridad alimentaria es, nuevamente, propiciar la entrada de importaciones de alimentos para suplir la posible demanda local insatisfecha. No obstante, en esta ocasión es incierto que eviten precios altos: el incremento en los costos de producción es global. Por otro lado, ya es conocido el efecto negativo que esto tiene sobre los productores locales al presionar a la baja los precios que reciben por su producto. Comparando 2020 con 2019, por ejemplo, el volumen de importaciones de maíz blanco aumentó 17 %, por un valor de $52 millones en comparación a $43 millones del año anterior; en consecuencia, el precio pagado al productor en 2020 se mantuvo todos los meses por debajo a los de 2019, apenas suficiente para cubrir los costos de producción.

Quizás las únicas medidas restantes para atenuar a corto plazo el incremento en el precio de productos agrícolas domésticos, a corto plazo, sea eliminar el IVA a los insumos agrícolas e incrementar de manera sustancial el crédito de avío a intereses bajos para reducir los costos financieros; y, en el caso de productos importados –hortalizas, frutas, aceites, harinas, otros– también ayudaría eliminar el IVA. Aun así, lo más probable es que incluso todo esto sea insuficiente y la población enfrente precios altos el resto de 2022 y la primera mitad de 2023, con las implicaciones negativas para la seguridad alimentaria y nutricional. Hay que recordar que los incrementos en el precio de alimentos y combustibles son regresivos: afectan más a las personas pobres, que se ven obligadas a destinar una mayor cantidad de sus ingresos a la compra de estos bienes.

El reto de la inflación es complejo, de eso no cabe duda, y es en estos casos que la administración Bukele echará en falta contar con un margen fiscal mayor que amplíe el abanico de opciones. Hacerle frente de manera efectiva pasa por una adecuada puesta en la balanza de las diferentes alternativas y tomar decisiones con base en criterios técnicos, además de informar a la población de manera abierta y transparente sobre los objetivos de las acciones, el costo adicional en las finanzas públicas y, también, lo que no es posible de lograr. Lamentablemente el criterio técnico y la honestidad es solamente una aspiración en una administración que tiene, evidentemente, escasez de ambas.

Habrá que estar atentos al desarrollo del conflicto, las medidas adicionales que pueda tomar la administración frente a la inflación, la ejecución del Programa de Paquetes Agrícolas –que inicia de manera tardía– y el desarrollo de la estación lluviosa. De momento están encendidas las luces de advertencia para procurar evitar, en lo posible, los peores efectos sobre la seguridad alimentaria de la población y el desarrollo productivo de los subsectores agropecuarios.

Luis Vargas es economista salvadoreño por la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas”. Cuenta  con una maestría en Economía de los Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable, por la  Universidad Nacional Autónoma de México y es parte del colectivo Economistas para la Vida.
 
Luis Vargas es economista salvadoreño por la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas”. Cuenta  con una maestría en Economía de los Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable, por la  Universidad Nacional Autónoma de México y es parte del colectivo Economistas para la Vida.

]]>
Columnas Mon, 16 May 2022 11:26:18 +0100 https://elfaro.net/es/202205/columnas/26173/El-conflicto-Rusia-Ucrania-amenaza-nuestra-seguridad-alimentaria.htm
Bukele pilotea El Salvador hacia el default - Por Ricardo Valencia https://elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg https://elfaro.net/es/202205/360grados/26171/Bukele-pilotea-El-Salvador-hacia-el-default---Por-Ricardo-Valencia.htm 360 grados Sun, 15 May 2022 11:59:05 +0100 https://elfaro.net/es/202205/360grados/26171/Bukele-pilotea-El-Salvador-hacia-el-default---Por-Ricardo-Valencia.htm La migración soñada por Alecus http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000037514.jpeg https://elfaro.net/es/202205/columnas/26170/La-migración-soñada-por-Alecus.htm Alecus, soñó la migración motivada desde la versión no oficial salvadoreña y con su trabajo nos ofrece la oportunidad de reflexionar sobre quiénes somos y por qué nos vamos. Como suele ocurrir en los sueños, las historias tienen esa mezcla de absurdo y realidad. De acuerdo a la versión oficial, lo absurdo sería irse de un país que acumula logros de “primer mundo” y promete apuestas ambiciosas y prosperas para el futuro. Sin embargo, la realidad es que resulta difícil quedarse e imaginar un futuro civilizado en un país que se enorgullece de poseer las cárceles más grandes de Centroamérica.

Ricardo Clement, mejor conocido como Alecus, soñó la migración motivada desde la versión no oficial salvadoreña y con su trabajo nos ofrece la oportunidad de reflexionar sobre quiénes somos y por qué nos vamos.

Mi diálogo con su exposición Seres que habitan fue íntima, estética e histórica. En lo íntimo su obra me remitió a la infancia, al día en que despedí a mis padres en el aeropuerto de El Salvador. Se fueron una semana después de haber salido de la cárcel para salvar sus vidas. La guerra civil había empezado. Esa fue la primera vez que comprendí que los motivos de viaje de la mayoría de salvadoreños eran el abuso de autoridad, el miedo, la pobreza, el desempleo y la imperiosa necesidad de luchar por cumplir sus sueños en un lugar donde haya trabajo y puedan vivir seguros con sus hijos.

La exposición Seres que habitan, de Alecus, se exhibirá en el Museo de Arte de El Salvador hasta el mes de octubre. Foto cortesía de Giuseppe Dezza.
 
La exposición Seres que habitan, de Alecus, se exhibirá en el Museo de Arte de El Salvador hasta el mes de octubre. Foto cortesía de Giuseppe Dezza.

Durante el recorrido asocié la experiencia de la migración con ese año que vivimos mi hermano y yo en un pueblo sin alma, tan árido y caluroso, que costaba respirar. Cada día al final de la tarde, me gustaba recoger las flores de mirra que habían caído y soñaba que un pájaro me tomaría del vestido con su pico y me llevaría donde estaban mis padres.

Lo que no sabía de niña es que en el arte eso es posible. Alecus soñó a un grupo de personas intentando subir a un escarabajo, lo dibujó y descubrió que lo más parecido a su sueño eran los migrantes agrupados en barcos, trenes, balsas, buses y caravanas. El resultado es la muestra disponible al público en el Museo de Arte de El Salvador (Marte), un collage de 20 obras que muestran a migrantes subidos en las alas de mariposas, moscas, mantis, langostas e insectos híbridos que, en lugar de alas, tienen latas desechadas de cerveza o Coca Cola.

Alecus nació en México y vino al país para cubrir la guerra civil como camarógrafo de agencias internacionales y, sin planearlo, se quedó. Estudió artes plásticas en México, pero en El Salvador se ha dedicado a la caricatura política. En la caricatura política es riguroso, se basa en hechos reales, debe estar informado, escuchar diferentes voces, tener equilibrio, estudiar al personaje, dibujar, combinar colores. Fuera de ahí, dice sentirse con la total libertad para hacer lo que quiera. Y con esa libertad retrató y asoció las migraciones de los insectos que salen en busca de provisiones con la migración humana que, a pesar de tener la misma intención, debe sortear muros y fronteras para luego ser tratados, en los países de destino, como personas desechables.

El artista explica que a los migrantes se les mira en otros países con cierta ambivalencia utilitaria que oscila entre: “está bien que cortes el jardín, pero no te quedes en mi calle”; “te necesito, pero no quiero verte”.

De la estética de Alecus me impresionó el trabajo meticuloso que dedicó para definir la identidad de cada migrante. A pesar de ser una multitud, el espectador puede distinguir desde un punto de vista aéreo los estados de ánimo, el vestuario y la interacción que va ocurriendo durante el tránsito.

Esta definición de las acciones y los estados de ánimo del grupo de migrantes me pareció similar a la obra titulada La danza de la boda, una pintura al óleo Pieter Bruegel el Viejo (1566) en la que es posible observar el universo de situaciones que ocurren en una fiesta y que tuve la fortuna de observar detenidamente en el museo del Instituto de Artes de Detroit, en Michigan.

Alecus no quería hacer un grupo de personas sin identidad, es por eso que decidió usar rasgos para diferenciarlos, convencido de que cada migrante tiene una historia que contar, tiene, en palabras del autor, un nombre, un apellido, un motivo, un sueño. Los personajes de las obras expuestas en el museo siempre van en tránsito. Para el artista, ser migrante es un viaje permanente y lo compara con la metamorfosis de las mariposas: “cuando un migrante llega a otro lugar cambia su forma de pensar, su comida, su lenguaje, su expresión corporal, se cambia para pertenecer culturalmente, pero siguen siendo la misma persona, sigue teniendo su cultura, sus creencias y sus tradiciones”.

A pesar de vivir en el trópico, donde todo parece lleno de color, Alecus decidió usar el color psicológico del drama humano que vive Centroamérica, recogido en una paleta de colores que varía entre blanco, negro, ocre y rojo tierra. El uso monocromático, ha dicho, es un homenaje al duelo que causa la migración en las familias centroamericanas.

Para mi generación, que vivimos en más de una veintena de casas y en varios países, siguiendo los pasos de nuestros padres, el viaje nunca terminó. Como dice Gloria Dada, una de las mujeres más inteligentes que conozco: “siempre fue más fácil sentirme salvadoreña fuera que dentro del territorio”.

]]>
Columnas Fri, 13 May 2022 17:57:35 +0100 https://elfaro.net/es/202205/columnas/26170/La-migración-soñada-por-Alecus.htm
Rodrigo Chaves enciende alarmas en Costa Rica - Por Mimi Prado https://elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg https://elfaro.net/es/202205/360grados/26167/Rodrigo-Chaves-enciende-alarmas-en-Costa-Rica---Por-Mimi-Prado.htm 360 grados Thu, 12 May 2022 18:28:25 +0100 https://elfaro.net/es/202205/360grados/26167/Rodrigo-Chaves-enciende-alarmas-en-Costa-Rica---Por-Mimi-Prado.htm Bukele pilotea El Salvador hacia el default http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000035944.jpg https://elfaro.net/es/202205/columnas/26166/Bukele-pilotea-El-Salvador-hacia-el-default.htm Los expertos en finanzas pueden no ser expertos en la cultura salvadoreña, pero perciben las acciones de Bukele como las de un líder embelesado con su figura y sin plan para prevenir el impago. El presidente Nayib Bukele no tiene a otra persona que culpar más que a sí mismo por el riesgo de impago de la deuda externa. Ha sido él quien ha puesto al país al borde de una debacle financiera, a pesar de que El Salvador no tiene los peores indicadores económicos de Centroamérica. Su popularidad lo protege poco ante un mercado internacional que cree que el país tiene un 87 % de probabilidades de entrar en impago en los próximos cinco años.

El Salvador parece tener liquidez para pagar al menos parte de la deuda, su inflación parece manejable y cuenta con un flujo constante de dinero desde Estados Unidos gracias a las remesas. Entonces, si los indicadores “fundamentales” no muestran nada extraordinario, ¿por qué las distintas agencias de riesgo apuntan a que el país se acerca a un impago? Según ha explicado el ministro de Hacienda Alejandro Zelaya, el problema es la forma en que se calcula el riesgo, por ejemplo: el índice de bonos de mercados emergentes (EMBI) de JP Morgan. Zelaya asegura que esos instrumentos de medición no sirven o “miden mal al país” y para consolarse compara a El Salvador con Costa Rica que, con una deuda pública mayor, tiene un riesgo crediticio más bajo que nosotros. Según sus palabras, Zelaya se muestra perplejo de que El Salvador, con una ideología promercado, “seguridad jurídica” y un récord crediticio “intachable” sea percibido como un gigantesco fracaso.

Lo que no quiere entender o tiene miedo de entender Zelaya es que el riesgo más grande de su gobierno está en Casa Presidencial y tiene una cuenta de Twitter de más de 3 millones de seguidores. Las agencias de crédito reflejan lo que muchos economistas en organismos multilaterales musitan off the record: el problema de El Salvador es, como yo lo catalogo, de moral de pago. Las agencias de riesgo creen que El Salvador tendrá problema para pagar la deuda de $800 millones para 2023 y, si la paga, tendrá problemas para pagar empleados y acreedores internos.

Peor aún, dentro del mundillo de las finanzas internacionales, lo que se da por hecho es que si Bukele se reelige podría decidir unilateralmente no pagar su deuda internacional o reestructurarla. Tras ser reelecto inconstitucionalmente, Bukele no tendría ningún problema para culpar a los organismos multilaterales, Estados Unidos y a “los mismos de siempre” de su crisis económica. 

Bukele es un caso de estudio de cómo destruir una imagen pública. El teórico Michael Kunczik asegura que la moneda de cambio en las relaciones internacionales es la confianza. La confianza internacional, explica, no es solamente dictada por la cantidad de riqueza que un país tiene, sino por la imagen que tienen de un país en las audiencias internacionales y, en especial, en las élites extranjeras. En el tema de las relaciones públicas internacionales, la confianza económica sobre un país es mediada por la percepción de agencias de riesgos internacionales como S&P, Moody’s y Fitch. Calificadoras que por ahora mantienen al país con un altísimo nivel de riesgo.

Al ser un país con pocos recursos, la imagen de El Salvador depende de la confianza, que en esta versión del capitalismo es la moneda de cambio en el comercio internacional. Esta confianza no se basa únicamente en la lectura de datos “duros”, sino en la interpretación que las élites económicas y políticas hacen sobre El Salvador. Los expertos en finanzas pueden no ser expertos en la cultura salvadoreña, pero leen Bloomberg y The Wall Street Journal. A través de estos medios y de conversaciones con actores locales, los analistas financieros perciben las acciones de Bukele como las típicas de un líder tercermundista embelesado con su figura y que no tiene plan para prevenir que un país pobre llegue al impago. En esa lógica, en lugar de negociar con organismos internacionales nuevas ventajas crediticias, como lo hubieran preferido las agencias de riesgo, el presidente decidió buscar el milagro de la reproducción del Bitcoin.

Hay quienes comparan a El Salvador de Bukele con la Venezuela de Hugo Chávez, pero contrario a Chávez, Bukele no está sentado sobre las reservas de petróleos más grandes del mundo. Y, contrario a las autocracias del Medio Oriente, las acciones autoritarias de Bukele no son entendidas por las agencias de riesgo como componentes de una política que le garantiza el crecimiento económico al mundo. Los gestos y actos del presidente son percibidos como delirios. La diferencia entre delirios y medidas eficientes son miles de millones de dólares. 

En un contexto en el que los precios de Bitcoin y otras criptomonedas colapsan, el mandatario salvadoreño hace lo contrario de lo que necesita. El lunes 9 de mayo, compró más Bitcoin con dinero público y anunció que ya ha recibido la maqueta de su proyecto estrella Bitcoin City. El teatro del Bitcoin ya tiene costos directos en su habilidad de pagar la deuda. Según Bloomberg, las pérdidas de la compra de Bitcoin le han costado a El Salvador el equivalente a pago de intereses a los tenedores de bonos. Bukele parece cada vez más alejado de la realidad e imbuido en un mundo de teorías de conspiración.

Desde febrero de 2022, Exor, la compañía que maneja los bonos internacionales de El Salvador, inició una campaña de relaciones públicas en Estados Unidos para aminorar los temores de los inversionistas ante un posible impago. Envían cartas a inversionistas y prometen reuniones con el mismo Zelaya y la ministra de Economía María Luisa Hayem. Esta campaña parece producir frutos contrarios a los esperados: los precios de los bonos van en picada y la narrativa internacional es que El Salvador está al borde de una crisis económica. Los delirios de grandeza de Bukele están a punto de meter al país a una espiral de derrotas. Los mercados esperan lo peor de un presidente que confunde confianza con fe religiosa en su persona.

Ricardo Valencia es profesor asistente de Comunicaciones en Fullerton, la universidad estatal de California. Twitter: @ricardovalp.
 
Ricardo Valencia es profesor asistente de Comunicaciones en Fullerton, la universidad estatal de California. Twitter: @ricardovalp.

]]>
Columnas Thu, 12 May 2022 16:10:14 +0100 https://elfaro.net/es/202205/columnas/26166/Bukele-pilotea-El-Salvador-hacia-el-default.htm
La represión es popular, pero no resuelve el problema de las pandillas - Por Tony Zúniga https://elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg https://elfaro.net/es/202205/360grados/26165/La-represión-es-popular-pero-no-resuelve-el-problema-de-las-pandillas---Por-Tony-Zúniga.htm 360 grados Thu, 12 May 2022 12:51:26 +0100 https://elfaro.net/es/202205/360grados/26165/La-represión-es-popular-pero-no-resuelve-el-problema-de-las-pandillas---Por-Tony-Zúniga.htm Corte de Nueva York recibe alerta por posible liberación de cuatro líderes de MS-13 extraditables http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000034381.jpg https://elfaro.net/es/202205/el_salvador/26162/Corte-de-Nueva-York-recibe-alerta-por-posible-liberación-de-cuatro-líderes-de-MS-13-extraditables.htm El Departamento de Justicia y la Fiscalía de Estados Unidos entregaron a una Corte de Nueva York un informe actualizado sobre la investigación en la que están acusados 14 lideres de la Mara Salvatrucha 13. En su reporte, alertan de que "numerosas publicaciones periodísticas y otras fuentes" han informado que cuatro miembros de la llamada "Ranfla Nacional" han sido liberados por el Gobierno salvadoreño a pesar de que había un pedido de extradición formal contra ellos. El Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ) ha alertado a una Corte estadounidense sobre la posible liberación de cuatro pandilleros, líderes transnacionales de la Mara Salvatrucha 13, a quienes pide en extradición para que enfrenten un juicio en Estados Unidos. La alerta llega a través de una carta en la que la Fiscalía de Nueva York comunica las revelaciones de medios salvadoreños sobre la posibilidad de que miembros de la “Ranfla Nacional” de la MS-13 detenidos ya hayan sido liberados de manera irregular por el Gobierno salvadoreño, a pesar de tener un petición de extradición pendiente de resolverse. 

“Si bien, como se establece anteriormente, doce acusados de la Ranfla Nacional estuvieron bajo custodia de El Salvador en algún momento, el Gobierno [de Estados Unidos] actualiza además a la Corte que numerosos medios y otras fuentes de información han publicado que el GOES [Gobierno de El Salvador] dejó en libertad a cuatro de los acusados”, dice la carta, que tiene fecha del 4 de abril pasado. El documento de seis páginas está disponible en la plataforma web de documentos judiciales de la Corte del Distrito Este de Nueva York. Es la misma plataforma en la que, en enero de 2021, se hizo pública la acusación formal de la Fiscalía de Estados Unidos contra los 14 miembros del liderazgo de la MS-13 y por la cual los piden en extradición por los delitos de conspiración para financiar y cometer actos de terrorismo y narcoterrorismo trascendiendo las fronteras estadounidenses, así como también por brindar apoyo material a terroristas.

El expediente 2:20-cr-0057-JMA en la Corte de Nueva York se abrió el 16 de diciembre de 2020 y, desde entonces, ha habido pocos avances. El 28 de marzo pasado, la jueza a cargo, Joan M. Azrack, ordenó al Gobierno de Estados Unidos que le entregara una actualización del caso a más tardar el 4 de abril. El DOJ envió la respuesta a través del jefe de la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York, Breon Peace.

En la carta, el fiscal Peace describe datos generales del origen de la investigación que se presentó a la Corte en diciembre de 2020 y hace un resumen del estado de las solicitudes de extradición hechas a El Salvador a lo largo de 2021. "Como la Corte sabe, en la acusación estamos acusando a los 14 líderes de más alto nivel de la MS-13, se les conoce como Ranfla Nacional y operan como la junta directiva de una organización criminal transnacional", dice la carta del fiscal Peace. 

Es en la última página de su carta que el fiscal Peace menciona que hay cuatro pandilleros extraditables que podrían ya no estar bajo custodia del Estado salvadoreño, según información de "numerosos medios" y "otras fuentes". La carta también dice que la probable liberación de los pandilleros ocurrió “a pesar de que las alertas rojas de Interpol estaban vigentes y a pesar de que Estados Unidos presentó peticiones formales de extradición, que siguen pendientes”. 

Según la carta del fiscal Peace, los cuatro pandilleros que podrían haber sido liberados son Élmer Canales Rivera, “Crook”; Hugo Armando Quinteros Mineros, “Flaco de Francis”; Efraín Cortez, “Tigre de Park View”; y Eduardo Erazo Nolasco, “Colocho o Mustage de Western”, todos miembros de la “Ranfla Nacional”. 

Estos cuatro pandilleros se suman a otros dos miembros de la ranfla que, desde que el caso se abrió en Nueva York, en enero de 2021, están oficialmente prófugos. Tras esta alerta del DOJ, el número de líderes de la MS-13 que están fugitivos podría subir a seis. 

En el documento, la Fiscalía neoyorquina muestra abiertas dudas de que los 'ranfleros' investigados sigan en detención. "Conforme al Tratado de Extradición entre Estados Unidos y El Salvador (...) Estados Unidos está pidiendo al Gobierno de El Salvador extraditar a Quinteros Mineros y los otros 11 miembros procesados de la Ranfla Nacional que están (o, como dicho anteriormente, estuvieron) en su custodia", dice la carta.

A lo largo de 2021 Estados Unidos hizo llegar al Estado salvadoreño, por la vía diplomática, las solicitudes de extradición para los cuatro líderes mencionados, pero también para otros ocho. Estos son Borromeo Henriquez, "Diablito de Hollywood"; Ricardo Alberto Díaz, "Rata de Leewards"; Edson Sachary Eufemia, "Speedy de Park View"; José Fernandez Flores, "Cola de Western"; Leonel Alexander Leonardo, "El Necio de San Cocos"; José Luis Mendoza Figueroa, "Pavas de 7/11"; Saúl Antonio Turcios, "Trece de Teclas"; y Arístides Dionisio Umanzor, "Sirra de Teclas". Quedan pendiente dos solicitudes formales de extradición.

En abril de 2015, el Departamento del Tesoro del Gobierno de Estados Unidos designó a Élmer Canales, Crook (en medio de la imagen), junto a otros líderes, como cabecilla de la MS-13, agrupación que en 2012 fue designada por la administración Obama como organización criminal transnacional de relevancia. Foto: tomada de la página del Departamento del Tesoro. 
 
En abril de 2015, el Departamento del Tesoro del Gobierno de Estados Unidos designó a Élmer Canales, Crook (en medio de la imagen), junto a otros líderes, como cabecilla de la MS-13, agrupación que en 2012 fue designada por la administración Obama como organización criminal transnacional de relevancia. Foto: tomada de la página del Departamento del Tesoro. 

InSight Crime y La Prensa Gráfica habían revelado el 31 de marzo que Crook, Flaco, Tigre y Colocho habían sido puestos en libertad por las autoridades salvadoreñas de manera irregular entre junio de 2021 y febrero de 2022, según documentos oficiales. En la carta del 4 de abril, el fiscal Peace copia los enlaces de internet de todas las notas publicadas sobre los indicios de la liberación de los pandilleros, entre ellas, notas de El Faro, de La Prensa Gráfica, y de El Diario de Hoy

De los 12 pandilleros para quienes Estados Unidos ya pidió formalmente la extradición, 10 incluso ya han sido notificados en persona de esa solicitud, según la carta del fiscal Peace. En el caso de Saúl Antonio Turcios, “Trece de Teclas”, la petición de extradición ya fue firmada por un juez de Estados Unidos el 24 de marzo de 2022 y, según la carta, será enviada por canal diplomático “lo más pronto posible” para notificar personalmente al imputado.

La mayoría de los pandilleros pedidos por Estados Unidos tienen cuentas pendientes con la justicia salvadoreña, eso no es obstáculo para su extradición pues ha habido casos en los que la persona procesada es extraditada en una especie de préstamo para enfrentar juicio en el extranjero y luego volver. El proceso de una extradición pasiva, es así: un juez en una corte extranjera emite una orden de captura y esta llega a manos de Interpol. La orden de captura llega a la sede mundial de Interpol en Francia y esta notifica a la sede de la Interpol en El Salvador. Esta sede procede a la localización de la persona y al hacerlo, presenta el expediente a un juez. El juez salvadoreño informa a la Corte Suprema de Justicia salvadoreña de la detención de la persona y la Corte delega al mismo juez o a otro que continúe el proceso administrativo. Luego, el Gobierno extranjero hace la solicitud formal, que en el caso de Estados Unidos tiene un plazo de 60 días para hacerlo. Luego, la CSJ toma la decisión final si extradita o no a la persona. La CSJ salvadoreña estudia una ley de extradiciones desde el año pasado para estandarizar los procesos. 

“Hasta ahora, el GOES no ha resuelto sobre las solicitudes formales de extradición hechas”, puntualiza uno de los párrafos de la carta de seis páginas. “En suma, el Gobierno de los Estados Unidos está trabajando activamente para localizar a los acusados que están prófugos y para extraditar a todos los miembros de la Ranfla Nacional a la Corte del Distrito Este de Nueva York para que enfrenten justicia”, concluye el fiscal Peace.  

Crook y Colocho fueron condenados a 60 años de prisión por dos homicidios en febrero de 2020, en el marco de la investigación denominada Operación Cuscatlán, pero después de dos años la sentencia no está firme porque sus abogados presentaron diversas apelaciones, según InSight Crime. Eso hacía que fuera imposible su liberación, tal como lo consignó el juez Godofredo Salazar en marzo. El pandillero Tigre, según el mismo medio, había sido condenado a 14 años por agrupaciones ilícitas pero tras una apelación logró liberarse de todos los cargos. Flaco, por su parte, fue detenido el 2 de marzo de 2021 en El Salvador por los delitos de homicidio agravado y agrupaciones ilícitas y era uno de los 100 más buscados por el FBI.

A diferencia de los 12 pandilleros contra los que ya Estados Unidos pidió extradición formal, hay dos ‘ranfleros’ para los cuales dicha solicitud está pendiente. Son Fredy Iván Jandres Parada, “Lucky o Lacky de Park View”, y César Humberto López Larios, “El Greñas u Oso de Stoners”, quienes desde que se hizo pública la acusación penal contra la Ranfla Nacional, en enero de 2021, están prófugos. “Siguen fugitivos con una alerta roja de Interpol y siguen siendo buscados por las fuerzas del orden. Adjuntamos las fichas que el FBI ha emitido públicamente y en las que los cataloga como personas buscadas por la justicia”, dice la carta.

Reunión de la ranfla de la MS-13, en el Centro Penitenciario de Ciudad Barrios, en el departamento de San Miguel. 27 de septiembre de 2012. Foto de El Faro: Pau Coll - Ruido Photo/ El Faro.
 
Reunión de la ranfla de la MS-13, en el Centro Penitenciario de Ciudad Barrios, en el departamento de San Miguel. 27 de septiembre de 2012. Foto de El Faro: Pau Coll - Ruido Photo/ El Faro.

A diferencia de los cuatro sobre los que tiene sospechas de que han sido liberados (Crook, Flaco, Tigre y Colocho), el DOJ reconoce como oficialmente prófugos a Jandres Parada y López Larios. Según el FBI, Jandres Parada (Lucky) (oriundo de Jiquilisco, Usulután, 47 años) tiene vínculos en México. Mientras que López Larios (Greñas), nacido hace 44 años en Santa Ana, tiene conexiones en North Hollywood, Lo Ángeles, California, México y El Salvador. Según esas fichas, hay una recompensa de 10,000 dólares para quien brinde información sobre su paradero.

Para enero de 2021, la cantidad de prófugos era tres pero el 2 de marzo de 2021 fue detenido en El Salvador el pandillero Hugo Quinteros Mineros, “Flaco de Francis”. 

Además de los 14 miembros de la Ranfla Nacional de la MS-13, Estados Unidos espera la extradición otros 10 pandilleros por otros delitos y otros casos. La mayoría son pandilleros de la MS-13 aunque también hay de las dos facciones del Barrio 18, Sureños y Revolucionarios.

]]>
El Salvador Wed, 11 May 2022 17:57:12 +0100 https://elfaro.net/es/202205/el_salvador/26162/Corte-de-Nueva-York-recibe-alerta-por-posible-liberación-de-cuatro-líderes-de-MS-13-extraditables.htm
Rodrigo Chaves enciende alarmas en Costa Rica http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000037492.jpg https://elfaro.net/es/202205/columnas/26164/Rodrigo-Chaves-enciende-alarmas-en-Costa-Rica.htm Chaves el presidente electo con menor respaldo en la historia del país y la conformación de la nueva Asamblea ha matizado la preocupación de que llegara al poder otro hombre fuerte y populista...

El 8 de mayo 2022 presenciamos el juramento del Dr. Rodrigo Chaves Robles como el 49º presidente de la República de Costa Rica. Las elecciones que fueron bastante atípicas, con segunda ronda y fuerte polarización, crearon aprensión en amplios sectores, en especial por el lenguaje populista y casi despótico del candidato Chaves. Pese a que el tono del ahora presidente se moderó una vez se supo ganador, pocas certezas tengo de que ese tono conciliador no se rompa ante la presión de no poder liderar este país según su visión. Un país, además, en donde las leyes y la institucionalidad han logrado mantenerse al margen del conservadurismo que el nuevo presidente representa. Las alarmas están encendidas.

Durante la campaña electoral, Chaves se presentó como el hombre capaz de resolver todos los problemas del país dada su capacidad de mando y abriendo espacio a interpretar que no importaría si de paso pisoteaba alguna institucionalidad, legislación o incluso la Constitución de la República.

Más de una vez, el candidato Chaves mostró análisis poco rigurosos sobre el desarrollo del país, presentando como respuesta a los problemas nacionales, la fuerza de su liderazgo.  Su lema central fue “yo me compro la bronca”. Sin embargo, dio señales de que le pesaban sus 30 años fuera del país al servicio del Banco Mundial, así como su desconocimiento de la administración pública, de sus laberintos y regulaciones. Ya había dado muestras de ello en su reciente paso de solo seis meses por el Ministerio de Hacienda, corto período de tiempo en el que confrontó a diversos sectores, incluso al presidente de la República, lo que obligó su salida del cargo.

En Rodrigo Chaves reconocemos su capacidad intelectual, rasgos de intolerancia, firmeza de opiniones, y lo difícil que sería hacerle cambiar una idea ya asumida. Pero ¡sorpresa!: el discurso del triunfo electoral fue un modelo de moderación, de llamado al diálogo, a la unidad nacional y a la negociación, acompañado de una visita posterior del candidato opositor José María Figueres a su casa, donde se dio públicamente el abrazo de la concordia.

El presiente electo de Costa Rica, Rodrigo Chaves, durante una conferencia de prensa un día después de ser elegido en segunda vuelta de las elecciones el 4 de abril del 2022 en San José. Foto de El Faro: AFP/Luis Acosta
 
El presiente electo de Costa Rica, Rodrigo Chaves, durante una conferencia de prensa un día después de ser elegido en segunda vuelta de las elecciones el 4 de abril del 2022 en San José. Foto de El Faro: AFP/Luis Acosta

Sorpresa tras sorpresa nos ha dado el presidente Chaves. Pareciera que su discurso populista y sus actos de fuerza fueron solo una estrategia de campaña, según señalan múltiples analistas. Yo, sin embargo, no estoy tan segura de que así sea y percibo que ya en el poder o frente a amenazas reales, tendríamos de nuevo al Rodrigo Chaves de la campaña electoral y no al conciliador de sus primeros discursos de inauguración presidencial. Sin embargo, ambas posiciones son solo especulaciones que deberán esperar la tozuda realidad de los hechos. 

Chaves inició su presidencia con un fuerte cuestionamiento del presidente saliente, aduciendo que este nos quiere estafar al vendernos la idea que ha dejado la casa en orden. También señaló que ha llegado la hora de “comprarse la bronca” y que enfrentará con fuerza y decisión a los poderes fácticos. Pero esto lo tendrá que hacer desde una posición sumamente débil. Es el presidente electo con menor respaldo ciudadano en la historia del país y la conformación de la nueva Asamblea Legislativa ha matizado la preocupación de que llegara al poder otro hombre fuerte y populista a la región latinoamericana. Costa Rica no le dio el poder completo a Rodrigo Chaves. El voto popular le otorgó solo una minoría en la Asamblea Legislativa, la que ya envió un mensaje fuerte como bloque opositor que une a cinco de los seis partidos representados. Además, en la Asamblea Legislativa requerirá de 38 de 57 votos, y la realidad es que ya existe un acuerdo entre los partidos de oposición que les permite actuar unidos y dejar por fuera a la fracción del Gobierno.

En nuestro país, el poder presidencial está más regulado y acotado que en otras naciones de la región. Esto y el no contar con un Ejército, ha permitido un verdadero equilibrio de poderes. Pero esto no deja atrás el riesgo que significa un Gobierno donde ministros y ministras, y presidencias ejecutivas, son más un rejuntado que un equipo de Gobierno.  La inmensa mayoría tiene cero experiencia en la administración pública o en la política. Son un grupo de tecnócratas, algunos de muy buen nivel académico o historial en organismos internacionales, pero que no tienen la capacidad, la experiencia ni las bases partidarias y sociales para acompañar a este presidente a “comprarse la bronca”.

El presidente Chaves funge más como un gerente general que ha solicitado a su gabinete responder ante él y no ante la ciudadanía, y que nos recuerda el “¡estás despedido!” de Trump. Es previsible que el gabinete pronto de señales contradictorias y de inestabilidad. La economista Sofía Guillén, diputada del Frente Amplio, señaló “ya se veía venir, pero los anuncios lo confirman: el gabinete del señor Chaves es un refrito de personas tremendamente conservadoras y repetidoras del modelo económico fracasado”. Esto se da en el campo económico y de la producción, pero en algunas áreas como salud, cultura y mujer, los nombramientos son clara señal de la poca importancia que el presidente les da. Además, cuesta comprender como en esta época, un presidente no dice ni una palabra sobre el cambio climático o cómo dará seguimiento a las conquistas ambientales que han convertido a Costa Rica en un ejemplo mundial y con réditos económicos para el país.
Por los nombramientos, perfil del gabinete y la presentación que realizara el presidente Chaves sobre el estado de la nación, debemos esperar un Gobierno conservador, neoliberal, modelo Banco Mundial de los años 90. ¿Intentará Chaves repetir la propuesta que administró en Indonesia siendo director del Banco Mundial? El fallido milagro del Banco Mundial en Asia oriental, un estudio riguroso del Oakland Institute, señala con claridad cómo este campo de pruebas del Banco Mundial ha convertido a la población y a los bosques en víctimas de las políticas que buscaron principalmente el desarrollo del mercado y favorecer al sector privado.  Esto dio rienda suelta a la liberación radical de la economía, acompañada de recortes de beneficios sociales a la clase trabajadora y a la explotación inmisericorde de los recursos naturales. Los bosques gestionados consuetudinariamente por el campesinado han sido entregados a empresas extranjeras.

Chaves ha dejado claro que su mandato tendrá elementos de visión populista, personalista, poco conciliadora, de hombre fuerte que tiene todas las respuestas simples a los problemas complejos, muchos de carácter estructural. En su primer Consejo de Gobierno, en sus primeras horas, el presidente firmó decretos que aún no se dan a conocer, pero sí promociona uno que crea fuerte controversia: la eliminación de la obligatoriedad de uso de la mascarilla y de la aplicación de las vacunas contra la covid-19. Además de convertirse en un grave problema de salud pública y ser de inmediato rechazado por el sistema de salud y amplios sectores ciudadanos, prestigiosos abogados constitucionalistas señalan que este decreto es ilegal, ya que por ley cualquier política sobre vacunas le compete a la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología. Craso error jurídico como primera acción del presidente, sin criterio técnico como respaldo, basado en un claro acto para congraciarse con sectores antivacunas que formaron parte de su pequeña base electoral.

Como señalara el profesor Gonzalo Ramírez Guier, “la derecha en el 2010 dejó de tener un discurso sólido y vencedor. Cuando aparecieron los pentecostales en la política se abrió una oportunidad de oro. Empezó a metamorfosearse el discurso populista conservador, dejando muy poco de lo liberal para acomodarse a lo pentecostal, y así tenemos una nueva fórmula: autoritarismo conservador populista con apoyo pentecostal, un Mr. Trump, un Bolsonaro, un Bukele y con empaque de izquierda, López Obrador.” En Costa Rica el presidente Chaves anduvo ya con una biblia bajo el brazo y al mismo tiempo, dijo que respetará las conquistas de la población LGTBIQ+.

El péndulo del discurso del presidente Chaves abre muchas más interrogantes… Las alarmas están encendidas.


*Mimi Prado ha sido facilitadora de proyectos con énfasis en gobernabilidad democrática, negociación, erradicación de la pobreza, mayores y mejores oportunidades de empleo, acceso a la educación y cultura, entre otros. Fue viceministra de Cultura, Juventud, Deportes y Asuntos de la Mujer (1986-1990) y embajadora de Costa Rica en la República de El Salvador y ante el Sistema de Integración Centroamericana - SICA (2010-2015).

]]>
Columnas Wed, 11 May 2022 17:54:37 +0100 https://elfaro.net/es/202205/columnas/26164/Rodrigo-Chaves-enciende-alarmas-en-Costa-Rica.htm
La lucha de Guapinol avanza contra el extractivismo impune en Honduras - Por Liliana Caballero https://elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg https://elfaro.net/es/202205/360grados/26160/La-lucha-de-Guapinol-avanza-contra-el-extractivismo-impune-en-Honduras---Por-Liliana-Caballero.htm 360 grados Mon, 09 May 2022 10:24:13 +0100 https://elfaro.net/es/202205/360grados/26160/La-lucha-de-Guapinol-avanza-contra-el-extractivismo-impune-en-Honduras---Por-Liliana-Caballero.htm Costa Rica: la apuesta por un presidente religioso, conservador y sin experiencia http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop_72_0_2932_1906/images%7Ccms-image-000037494.jpg https://elfaro.net/es/202205/centroamerica/26159/Costa-Rica-la-apuesta-por-un-presidente-religioso-conservador-y-sin-experiencia.htm ¿Este señor quién es? se preguntaban en los medios de comunicación cuando se anunció a Rodrigo Chaves como ministro de Hacienda. Este personaje, un desconocido en su tierra hasta el 2019, ganó la elección presidencial aún cuando el Banco Mundial lo castigó por “conductas sexuales inapropiadas”. El nuevo mandatario tico ha dibujado, a grandes trazos, qué vendrá para la democracia más estable de Centroamérica: programas aprobados por el pueblo, reducción de precios en la canasta básica, no al aborto, a la eutanasia y a los matrimonios del mismo sexo.  El nuevo presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, tomó posesión este domingo al interior de la Asamblea Legislativa y frente a jefes de Estado y delegaciones internacionales, con la promesa de hacer un “cambio histórico” en Costa Rica. Ese cambio, aseguró en su primer discurso, le exige “reparar” el país y “rescatar la democracia”. “No solo vamos a ordenar la casa. ¡La vamos a reconstruir!”, aseguró.

Tal como en su retórica de campaña, Chaves se distanció de la clase política tradicional diciendo que “no hay distingos entre oficialismo y oposición… son dos caras que no parecen conciliarse” y aseguró que, por tanto, él es el “instrumento” necesario para cumplir el mandato del pueblo y “lograr el cambio inaplazable que impone la historia”.

Un día antes de la toma de posesión, Chaves asistió con una biblia en la mano al recinto legislativo, en compañía de su esposa, economista nacida en Letonia, Signe Zeicate. El gesto fue coherente con la alianza que creó durante su campaña, al firmar un acuerdo con el Foro Cristiano de Asuntos Políticos para revisar el decreto vigente sobre fertilización in vitro, eliminar “la ideología de género” en las escuelas y no apoyar iniciativas a favor del aborto ni de la eutanacia. Además, manifestó que dejaría que ese organismo de corte evangélico, propusiera a los ministros de Educación, Salud y Relaciones Exteriores.

El nuevo presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, pronuncia un discurso durante su ceremonia de toma de posesión en San José, el 8 de mayo de 2022. - El economista y exministro de finanzas Rodrigo Chaves asumió el domingo como presidente de Costa Rica por un mandato de cuatro años centrado en revitalizar una de Las economías más estables de América Latina. Foto de El Faro: AFP/Ezequiel Becerra
 
El nuevo presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, pronuncia un discurso durante su ceremonia de toma de posesión en San José, el 8 de mayo de 2022. - El economista y exministro de finanzas Rodrigo Chaves asumió el domingo como presidente de Costa Rica por un mandato de cuatro años centrado en revitalizar una de Las economías más estables de América Latina. Foto de El Faro: AFP/Ezequiel Becerra

Aunque su primer discurso como presidente solo fue accesible a la nación con una transmisión en vivo desde el interior del parlamento, Chaves se dirigió a la clase trabajadora y a “las zonas rurales” para reclamar la exclusión social que sufren sus habitantes por el desempleo y el alto costo de la canasta básica.   “Ven con tristeza y desamparo cómo las puertas del desarrollo y de la economía solo crecen en la zona central del país”.

Chaves, economista de 60 años de edad, también justificó la urgencia de un cambio advirtiendo que el estado de bienestar y la sólida democracia que ha caracterizado a Costa Rica padecen ahora un deterioro evidenciado por la pandemia. El nuevo presidente argumentó que hay un deterioro en la calidad del sistema educativo, desempleo, y alto costo de la canasta básica. “Existe una necesidad de más empleo, de bajar el costo de la vida, de más tranquilidad en nuestros hogares”, sostuvo.

Para justificar su promesa de “reconstrucción” del país, Chaves reconoció que el país ha forjado una institucionalidad “fuerte y robusta”, pero aseguró que esas mismas instituciones del Estado “nunca han sabido brindar servicios públicos de calidad ni limitar sus estructuras” de la corrupción.

Sin embargo, la primera muestra del cambio que ha prometido con su gobierno es un decreto ejecutivo que elimina, a partir de este domingo, la obligación del uso de la mascarilla y de la vacunación contra la covid-19. Así, solo las personas trabajadoras de salud estarán obligadas a usar mascarilla y a vacunarse.

Pese a que una condena del Banco Mundial por conducta sexual inapropiada resonó en los medios locales durante su campaña, Chaves aseguró que “su primer compromiso político” como presidente consistirá en garantizar cero tolerancia al acoso a las mujeres y eliminar la discriminación de género. “No es posible que las mujeres tengan miedo de andar solas en la calle”, dijo, replicando la denuncia de grupos feministas por el acoso callejero.

También prometió a la población LGBTIQ que su gobierno “no va a retroceder” en el reconocimiento de sus derechos. Son “luchas que yo respeto y que garantizo seguirán incólumes en sus victorias”, dijo el mandatario.

¿Quién es Rodrigo Chaves?

El presidente Rodrigo Chaves recibe la banda presidencial durante la toma de posesión presidida por el presidente de la Asamblea Legislativa Rodrigo Arias este domingo. Foto de El Faro: Presidencia de Costa Rica
 
El presidente Rodrigo Chaves recibe la banda presidencial durante la toma de posesión presidida por el presidente de la Asamblea Legislativa Rodrigo Arias este domingo. Foto de El Faro: Presidencia de Costa Rica

La investidura del nuevo mandatario ha sido un hecho poco común en Centroamérica: Un hombre de 60 años con apenas seis meses de experiencia en la administración pública, sin haber militado en partidos políticos, ni ser una celebridad del espectáculo o del deporte, protestará como presidente de Costa Rica este domingo 8 de mayo.

Su nombre es Rodrigo Chaves Robles, un economista que nunca había competido por un puesto de elección popular. A pesar de todo esto, el pasado 3 de abril obtuvo el 52.84% de los votos en la segunda vuelta dejando atrás a un personaje que sí era ampliamente conocido: el expresidente José María Figueres quien se quedó con el 47.16% de los sufragios.

El Partido Progreso Social Democrático (PPSD o PSD) que postuló a Rodrigo Chaves como su candidato también iba por su primera participación en unas elecciones. Cuando se fundó esta fuerza política, el 20 de mayo del 2018 en el Hotel San José Palacio en la capital costarricense, Rodrigo Chaves estaba a 17 mil 810 kilómetros de distancia, en el archipiélago más grande del mundo; Indonesia, en el extremo suroriental de Asia, como director del Banco Mundial.

El PSD planeaba competir en las elecciones del 2022, pero distante estaba de montar una campaña presidencial ganadora con un directivo del Banco Mundial como candidato. Rodrigo Chaves, por otro lado, tenía al menos 10 años fuera del país que lo viera nacer en junio de 1961 y entre sus planes no estaba figurar en la política. Chaves regresó a Costa Rica en diciembre del 2019 para incorporarse como ministro de Hacienda en el gobierno del presidente Carlos Alvarado Quesada.

“Todos nos preguntamos… ¿este señor quién es?”, recordó el periodista Álvaro Murillo cuando supieron el nombre del nuevo ministro de Hacienda. Desde el terreno oficial, su experiencia en el combate a la pobreza y en la administración de fondos para programas sociales en América Latina fue uno de los argumentos esgrimidos para el inesperado nombramiento en noviembre del 2019. De hecho, no hubo otras razones, al menos públicamente.

Chaves estuvo en ese gabinete por cinco meses. El 28 de mayo del 2020 renunció sin explicar alguna causa específica. En la carta que anuncia su separación del cargo, escribió que ante la crisis económica mundial es probable que el estado de derecho y el contrato social se vieran amenazados.

“(…) Habrá que tomar medidas económicas y estructurales muy difíciles y que serán combatidas por los distintos grupos de interés en nuestro país. Sin embargo, en tiempos tan extraordinarios es imperativo tomar decisiones valientes y oportunas con pericia técnica. En ese sentido, pido a Dios que le otorgue sabiduría y la valentía que necesita Costa Rica para sobrevivir esta crisis. Su éxito como gobernante será el de todas y todos aquellos que amamos al país (…)”.

Una versión periodística no desmentida por el exministro de Hacienda ni por el Gobierno, fue que Chaves propuso un régimen fiscal de austeridad a las 82 administraciones locales (Ley 9635), la mayoría de ellas controladas por el Partido Liberación Nacional (PLN). El presidente Quesada[1]  no quiso aplicarlo porque necesitaba de sus votos en la Asamblea Legislativa para sacar adelante leyes y programas sociales.

“El señor Presidente consideró que esa diferencia de lo que él llama estilos, no nos permite continuar trabajando juntos. Él tiene la investidura para tomar la decisión política que tomó, porque es una decisión política”, dijo respecto a su renuncia como ministro de Hacienda, según información publicada por El Financiero de Costa Rica, el 7 de febrero del 2022.

En 7 julio del 2021, el PSD presentó a Rodrigo Chaves como su candidato a la presidencia. El exministro de Hacienda había rechazado propuestas de otras fuerzas políticas, según sus declaraciones publicadas en el diario La República:

“A mi me buscaron partidos de los grandes, de los tradicionales, de los que han participado ampliamente en el gobierno y en la Asamblea Legislativa. Ese hubiera sido un camino fácil, pero no siempre el camino fácil, es el camino que merece la patria”.

Chaves no detalló a qué fuerzas políticas se refería, sin embargo, semanas atrás negoció su incorporación al Partido Republicano Social Cristiano (PRSC), pero no hubo acuerdo con los dirigentes. No obstante, en el nuevo presidente de Costa Rica hay una inclinación hacia mezclar religión y política.

Tras la toma de posesión, el presidente Rodrigo Chaves y su esposa, la primera dama Signe Zeicate se dirigieron a celebrar el primer Consejo de Gobierno. Foto de El Faro: Presidencia de Costa Rica
 
Tras la toma de posesión, el presidente Rodrigo Chaves y su esposa, la primera dama Signe Zeicate se dirigieron a celebrar el primer Consejo de Gobierno. Foto de El Faro: Presidencia de Costa Rica

La postulación de Chaves, en ese momento, no generaba grandes expectativas pues iba por un partido nuevo, sin militancia ni arraigo. Pero el 30 de agosto del 2021, las cosas tomaron un rumbo distinto. La periodista Pilar Cisneros Gallo aceptó ser candidata a diputada por la capital, San José. Ella, en amplio contraste con el candidato presidencial, era una figura pública por haber conducido Telenoticias de Canal 7, uno de los espacios más populares en Costa Rica durante 25 años.

En campaña, Cháves usó como estandarte el combate a la corrupción. En sus discursos repitió, una y otra vez, que él sí podía hacer cambios profundos en Costa Rica porque no estaba atado ni comprometido con la élites políticas y económicas tradicionales que han manejando a los partidos desde hace décadas. Otra de sus promesas fue que su primer decreto sería para bajar los costos de la canasta básica, la electricidad y las medicinas aunque no especificó de qué manera.

Los últimos días de aquel agosto del 2021 fueron difíciles para el candidato del PSD a la presidencia tanto que, a pesar de haber ganado, todavía carga con las consecuencias. Los medios de comunicación ticos publicaron que la División de Recursos Humanos del Banco Mundial sancionó a Rodrigo Chaves por acoso sexual en el 2019.

Una cronología realizada por Semanario Universidad reveló que Chaves fue informado de medidas disciplinarias en su contra por “conductas inadecuadas de naturaleza sexual”, el 28 de octubre del mismo año, apenas dos días antes de que el presidente Carlos Alvarado lo nombrara ministro de Hacienda.

Las sanciones fueron las siguientes:

-Degradación a un puesto no gerencial.

-Inhabilitación para ocupar otro puesto más alto durante tres años.

-Inelegibilidad para aumento de salario durante tres años.

-La conducta sexual inapropiada será incluida en su expediente de trabajo.

-Medidas de restricción para que no pudiera acercarse a quienes lo denunciaron.

Una de las víctimas tenía 22 años. La estrategia del ahora presidente de Costa Rica para buscar un acercamiento sexual con ella fue preguntarle: ¿Me puedes dar un beso de despedida? Y luego, cuando ella accedió después de mucha insistencia, él volteó la cara buscando los labios.

Chaves aparecía frecuentemente en su lugar de trabajo para llevarla a su departamento. En una de esas ocasiones, la invitó a probar un vino “que costaba cientos de dólares”. Ella no aceptó y también rechazó una propuesta más para hospedarse juntos en un hotel para pasar un fin de semana.

“Nunca jamás expresé ningún interés (y honestamente sólo pensarlo es repulsivo). Nótese que yo tenía 22 cuando empecé a trabajar como Asociada Profesional Junior, tenía un novio y cero interés en un asqueroso hombre de alrededor 50 años. Nunca acepté sus interminables invitaciones para salir o ir a su casa, ni los viajes a mi casa, ni siquiera café o almuerzo. El acoso ocurrió de forma diaria”, de acuerdo con parte del expediente revisado por El Faro.

La segunda denuncia: ella tenía 24 años. Chavés, que no era su jefe ni tampoco su amigo, la acosó durante 24 meses. Ante investigadores del Departamento de Ética y Conducta Empresarial (EBC por sus siglas en inglés) del Banco Mundial dijo que, al menos un par de días a la semana, él se detenía en su oficina para preguntarle sobre su vida amorosa y hacerle comentarios incómodos sobre su cuerpo.

El EBC entrevistó a dos colegas de la segunda denunciante, quienes confirmaron que ella era una de las mujeres acosadas por Chaves y que, a menudo, debía cambiar de escritorio para no estar sola cuando él estaba cerca.

En campaña, Chaves dijo que no pudo probarse un acoso sexual. En conferencias de prensa, entrevistas y discursos aseguró que el castigo fue sólo económico. Según él, nunca hubo tocamientos indebidos y todo fue por bromas mal interpretadas o actitudes que molestaron a algunas personas, especialmente a las mujeres que lo denunciaron.

En una entrevista con Teletica, el entonces candidato del PSD dijo no recordar si alguna vez propuso a una de sus colegas la posibilidad de tener sexo con animales y de haber arrojado al piso un objeto para que ella lo levantara porque le gustaba cómo se vía agachada, según uno de los testimonios plasmado en el expediente.

“Si fue cierto, eso sucedió hace 14 años, no lo recuerdo. No hubo testigos, ni otras personas que hubieran escuchado eso. No puedo hablar de algo que no recuerdo”, insistió ante las preguntas.

Las dos mujeres acosadas por Chaves apelaron la decisión de la División de Recursos Humanos ante el Tribunal Administrativo, ambas dentro del Banco Mundial. Ellas consideraron insuficientes las sanciones de la primera instancia.

Durante su campaña electoral, Chaves siempre alegó que no hubo pruebas para castigarlo por acoso sexual y que, si en su momento así hubiese sucedido, el despido habría sido fulminante. Desde su perspectiva, la responsabilidad de difundir algo en su contra fue siempre de los medios de comunicación a los que calificó como incondicionales de los gobiernos anteriores y, sobre todo, de las élites políticas y económicas acostumbradas a imponer al presidente.

En el expediente 649, El Tribunal Administrativo del mismo Banco Mundial reconoció errores en el tratamiento de este caso y sí aumento el castigo: “C” (como se nombró a Chaves en la investigación) no podría ser recontratado por el Banco Mundial ni tampoco en el Fondo Monetario Internacional (FMI).  Pero la condena definitiva “por conducta sexual inapropiada” quedó sólo en el papel, porque la emitieron el año 2021 cuando el acusado ya había renunciado a ese organismo internacional y, de hecho, tenía en la mira un empleo distinto: la presidencia de Costa Rica.

Chaves se había mantenido en lo dicho; su renuncia al Banco Mundial y la resolución en su contra era obra de la  casualidad. Él regresó a Costa Rica por estar cerca de su madre, no por las sanciones, ni las denuncias. Pero cuando faltaban dos semanas para rendir protesta como presidente pidió “sinceras disculpas, sin reserva alguna”, a sus excolegas que lo señalaron como acosador.

En video difundido a través de redes sociales, dijo haber reflexionado profundamente: “aprendí mucho y entendí mejor lo que me permite hoy actuar con decisión como presidente”, expresó en lo que parecía un acto público de contrición en un político que se ha asumido como creyente. Sin embargo, en el mismo video insistió en que las denuncias en su contra fueron desestimadas.

Para enmendar el camino, Chaves anunció que su pimer compromiso de política sería hacer todo lo posible para liberar a las mujeres del acoso, en cualquier parte. “Cero tolerancia, repito cero tolerancia”, afirmó. 

Para ello creó una comisión que elaborará una ruta de alto impacto para promover el respeto y la inclusión de las mujeres, la cual deberá rendir un informe en julio de este 2022. En esta misión participarán el Instituto Nacional de la Mujer así como los ministerios de Justicia, Seguridad Pública, Trabajo, Economía, Industria y Comercio. La coordinación estará a cargo de la vicepresidenta, Mary Nieves.

Rodrigo Chaves despuntó desde la primera vuelta electoral realizada el pasado domingo 6 de febrero cuando obtuvo 305,000 votos que le valieron el 16.70%, colocándose apenas por debajo del Partido de Liberación Nacional (PLN) cuyo candidato, el expresidente José María Figueres, alcanzó el 27.26%, alrededor de 497,000 votos. Pero como ninguno de los dos llegó al 40%, de acuerdo con la ley, habría segunda vuelta.

Entre febrero y marzo Chaves arreció sus ataques contra los medios de comunicación. Los catalogó como parte del viejo régimen y que apoyaban, sin distinciones, a su adversario Figueres. El día de su cierre de campaña los llamó “medios de difamación”, refiriéndose en concreto al diario La Nación y a Telenoticias por su cobertura respecto al acoso sexual en el Banco Mundial.

“Les estamos advirtiendo a los mismos de siempre que se les acabó la fiesta”, gritó en ese que fue su último discurso como candidato.

El 3 de abril Chaves y el PSD ganaron la segunda vuelta con el 53% de los votos. La mala noticia para el nobel partido oficialista fue que sólo obtuvieron 10 escaños en la Asamblea Legislativa.  No podrían aprobar leyes ni programas sociales o de combate a la corrupción, como lo habían prometido en campaña.

Chaves dijo entonces que legislaría con el pueblo. Se trató de una idea sembrada desde la campaña, cuando criticó los altos salarios y las pensiones dentro del Poder Judicial.

“Va a ser un grupo de ciudadanos los que vamos a llamar a ese referendo si es que en el camino no encontramos una solución, porque ese ‘no se puede’ ha sido la excusa de los últimos 40 años de quienes se han aprovechado del Estado costarricense para beneficio personal. Sí se puede y vamos a eliminar esas injusticias históricas”, afirmó desde 1 de febrero.

En su página web detalló lo siguiente sobre el mismo tema:  “Los referendos abren la posibilidad de una democracia más directa, porque los ciudadanos deciden asuntos sustanciales. Proponemos bajar de un 5% a un 1% las firmas requeridas para convocar a un referéndum de iniciativa ciudadana, eliminando la cantidad de topes anuales y bajando a un 20% la participación necesaria para que el resultado sea vinculante. El costo se reduce sustancialmente mediante el uso de la tecnología digital”.

Cháves rindió protesta como presidente de Costa Rica este domingo 8 de mayo del 2022. Si cumple sus promesas de campaña, comenzará por bajar los precios de las gasolinas, el arroz y la electricidad. Hasta hace alrededor de 15 días, la ceremonia estaba planeada para el Estadio Nacional de Costa Rica donde habría espacio para al menos 25,000 personas, un reto para el naciente partido oficial. No obstante, el equipo del presidente cambió el sitio y el acto se llevó a cabo en el edificio del Congreso. Austeridad, esgrimieron sus colaboradores.

]]>
Centroamérica Sun, 08 May 2022 23:48:13 +0100 https://elfaro.net/es/202205/centroamerica/26159/Costa-Rica-la-apuesta-por-un-presidente-religioso-conservador-y-sin-experiencia.htm
Corte confirma que Crook no está detenido y no puede pronunciarse sobre su extradición http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop_0_0_3000_2000/images%7Ccms-image-000037490.jpg https://elfaro.net/es/202205/el_salvador/26156/Corte-confirma-que-Crook-no-está-detenido-y-no-puede-pronunciarse-sobre-su-extradición.htm La Corte Suprema de Justicia respondió a una solicitud de información pública hecha por este periódico diciendo que no puede entregar información sobre un líder de la MS-13 porque no está detenido y porque aún no decide si extraditarlo a Estados Unidos. Especialistas aseguran que esa es una admisión de que, tal como lo documentó un juez en marzo pasado, el líder de la MS-13 está libre. La Corte Suprema de Justicia denegó acceso al expediente sobre la petición de extradición del líder nacional de la MS-13, Élmer Canales Rivera, alias Crook, porque argumentó que él no está detenido y porque los magistrados aún no han decidido si enviarlo a Estados Unidos para que enfrente un juicio en ese país. Estas explicaciones están en una respuesta de la Corte a una petición hecha por El Faro el 31 de marzo a través de la Ley de Acceso a Información Pública (LAIP). Según consta en un oficio de marzo de este año enviado a Centros Penales por el juez que llevaba el expediente de Crook, el pandillero tenía una causa judicial pendiente y una condena vigente, por lo que no tuvo que haber sido liberado. 

La respuesta de la Corte incluye un memorándum de tres páginas de la Unidad de Asesoría Técnica Internacional (UATI) en el que exponen cinco argumentos para rechazar la petición de información. Cada argumento retoma un literal distinto del artículo 19 de la LAIP en los que se define cuándo la información en poder del Estado se considera reservada. “En ese sentido, se estima no procedente acceder a lo solicitado, en virtud de las reservas números uno y siete establecidas mediante resoluciones del 1 de septiembre de 2015 y 11 de diciembre de 2018”, reza el memorándum, en alusión a dos declaratorias de reserva hechas por la Corte en las que invocan las cinco causales de reserva del artículo 19. 

La reserva uno dice, literalmente: “Declárase como información reservada las solicitudes de extradición, en las que el reclamado no se encuentra detenido por la autoridad competente en virtud de resolución emitida por la autoridad competente, aprobando el trámite de extradición”. Y la reserva siete establece que cuando las extradiciones están en estudio, todas las deliberaciones y análisis que haga la Corte Plena deben resguardarse hasta que haya una decisión definitiva aprobando o rechazando la extradición. “La información contenida en el expediente se encuentra aún pendiente de la decisión definitiva; es decir, que la situación jurídica del reclamado aún no se ha definido”, dice la respuesta de la CSJ, en alusión directa a Canales Rivera. 

El memorándum, notificado a El Faro el 27 de abril, es una admisión de que Crook no está detenido ni a la disposición de un juez, según cuatro especialistas consultados para esta nota a los que se le compartió una copia de la argumentación de la oficina de la Corte. Dos son exmagistrados de la CSJ, uno un abogado que asesoró a un magistrado y otro es un juez de sentencia.

Rodolfo González, exmagistrado de la Corte Suprema (2009-2018) lo expuso así: “Si hubiera que encontrar un fundamento conjunto a la negativa de dar la información, yo concluiría que la invocación de la resolución de 2015 y el hecho de que el índice al que se remite el memorándum invoca la causa de que el acusado no se encontrare detenido, sí es una aceptación de la CSJ de que esta persona no está detenida”. Por su parte, el juez de sentencia de Zacatecoluca Antonio Durán dijo: “En los documentos la Corte no se dice que el sujeto está detenido o puesto a sus órdenes o sujeto a algún tipo de medidas, y por eso resuelve que no puede entregar la información”. 

En resumen, las razones por las que la Corte niega el acceso al expediente son esas dos: que Crook no está detenido y que su caso está en trámite. Y esos argumentos los relaciona con cinco de los literales del artículo 19 de la LAIP que definen la información que debe reservarse: el literal c) que dice que es reservada la información que menoscabe las relaciones internacionales (...) ; el literal d) que ordena lo mismo para cuando los datos pongan en peligro evidente la vida, la seguridad o la salud de cualquier persona; el e), cuando contenga opiniones o recomendaciones que formen parte del proceso deliberativo de los servidores públicos, en tanto no sea adoptada la decisión definitiva; y el f), cuando pueda causar un serio perjuicio en la prevención, investigación o persecución de actos ilícitos (...). 

La Organización de Policía Internacional (Interpol) notificó a Crook del proceso de extradición iniciado en Estados Unidos el 4 de junio de 2021, según la oficina de prensa del Centro Judicial Isidro Menéndez. Ese día, Interpol presentó la solicitud de captura con fines de extradición al Juzgado Decimocuarto de Paz de San Salvador. Luego, Estados Unidos presentó la solicitud de extradición formal de Crook, el 26 de julio de 2021, según confirmó a este periódico un vocero de la Embajada estadounidense. El Faro intentó consultar el expediente en el Decimocuarto de Paz pero la juez rechazó la solicitud el 16 de marzo pasado. La oficina de prensa de los tribunales pidió que se hiciera una solicitud vía LAIP a la Corte Suprema, que ahora también negó el acceso.

Un proceso de extradición puede comenzar su trámite con la citación de una persona para que comparezca y se dé por notificada. Si la persona ya está detenida, se procede a notificarle donde esté recluido. El memorándum de la Corte dice que el proceso del Crook está en trámite. 

En abril de 2015, el Departamento del Tesoro del Gobierno de Estados Unidos designó a Élmer Canales, Crook (en medio de la imagen), junto a otros líderes, como cabecilla de la MS-13, agrupación que en 2012 fue designada por la administración Obama como organización criminal transnacional de relevancia. Foto: tomada de la página del Departamento del Tesoro.
 
En abril de 2015, el Departamento del Tesoro del Gobierno de Estados Unidos designó a Élmer Canales, Crook (en medio de la imagen), junto a otros líderes, como cabecilla de la MS-13, agrupación que en 2012 fue designada por la administración Obama como organización criminal transnacional de relevancia. Foto: tomada de la página del Departamento del Tesoro.

El paradero del Crook es desconocido hasta ahora. Ante el silencio gubernamental, lo único que se sabe es que el 3 de junio fue liberado, según consignó un juez que tenía a cargo su expediente y que dejo constancia de haber enviado un oficio a Centros Penales el 1 de junio de 2021, explicando que el marero no debía ser liberado porque tenía un caso pendiente por extorsión agravada y agrupaciones ilícitas y una condena vigente por tráfico de objetos prohibidos en Centros Penales. Según el oficio del juez, Crook fue liberado el 3 de junio, dos días después de que él hubiera argumentado a Centros Penales por qué eso no debía ocurrir. Crook estaba en prisión desde 2000, fue condenado por varios delitos, entre ellos en diciembre de 2019 a 70 años de prisión por homicidio, tras la Operación Cuscatlán, aunque la sentencia no está firme producto de diversas apelaciones por parte de sus abogados. Además estaba procesado en otros juzgados salvadoreños por un caso de extorsión agravada y otro por agrupaciones ilícitas. La ley penal prohíbe que un procesado pueda ser puesto en libertad cuando tiene orden de detención provisional por otros casos. 

Crook es miembro de la Ranfla Histórica de la MS-13, es decir uno de los primeros líderes nacionales que concibió la estructura de mando de la pandilla a principios del siglo, en los años del encarcelamiento masivo de pandilleros durante el Plan Mano Dura, del Gobierno del arenero Francisco Flores. La Fiscalía de Estados Unidos lo ha acusado en Corte del Distrito Este de Nueva York, junto con otros 13 miembros, del liderazgo de la MS-13, de haber ordenado y conspirado para que la pandilla cometiera crímenes en El Salvador, Guatemala y México. 

Debido a su presunta liberación, Estados Unidos envió una nota diplomática al Órgano Judicial a finales de 2021 en la que preguntaba sobre el paradero de Crook y los argumentos con los cuales había sido puesto en libertad. El Faro no ha podido confirmar si Crook volvió a la prisión y si la Corte salvadoreña respondió a la Embajada norteamericana. 

Las dudas no acaban ahí. Hasta ahora, ningún funcionario ha explicado si considera que en el combate frontal a las pandillas es importante la herramienta de la extradición de los líderes la MS-13 y el Barrio 18. El 27 de marzo, el Gobierno declaró un Régimen de Excepción para entablar una "guerra contra las pandillas". Durante los días siguientes, cada vez que el Gabinete de Seguridad llegó a la Asamblea para pedir endurecimiento de penas de cárcel o una ley mordaza, sus miembros evitaron pronunciarse al respecto.  

En la solicitud de El Faro al Órgano Judicial también se pidió la lista de nombres de personas requeridas por Estados Unidos en extradición, pero la Corte tampoco entregó esta información. Algunos de los argumentos que usa la Corte para negar esos datos son los mismos que se usaron en 2018 cuando la Corte discutía la solicitud de extradición a Nicaragua del expresidente del FMLN, Mauricio Funes Cartagena, su pareja y su familia, que están acusados de corrupción. 

Salvo excepciones, toda información sobre extradiciones es pública, dice la LAIP. Una excepción es cuando la persona solicitada no ha sido detenida. Por eso es que en la resolución del 1 de septiembre de 2015, la Corte sí hizo pública la información sobre Luis Alejandro Menéndez Cordero, pedido por Estados Unidos en extradición, en el expediente 208-S-2014 por homicidio. 

La Corte trabaja desde el año pasado en una ley de extradiciones. Hasta ahora, el proceso lo administra la Corte Plena, que normalmente delega en jueces la responsabilidad de recopilar toda la información y para luego rendir un informe. 

Estados Unidos modera el tono

El miércoles 27 de abril, la Embajada de los Estados Unidos en San Salvador convocó a cinco periodistas de distintos medios a una mesa informativa para hablar sobre extradiciones con un oficial del Departamento de Justicia (DOJ). No hubo más detalles en la convocatoria pero, después de un año de presión pública del Gobierno de Biden para que El Salvador extradite a líderes de pandillas, era posible concluir que un asunto a tocar sería la relación entre los Gobiernos de Estados Unidos y El Salvador en torno al asunto.

En la mesa con periodistas, un funcionario estadounidense leyó un comunicado cuyo contenido iba a ser lo único que los periodistas podrían atribuir al DOJ. La palabra extradición solo fue mencionada una vez, exactamente en la última línea del último de los cinco párrafos: “Seguimos cooperando con el Gobierno salvadoreño y nos coordinamos estrechamente, incluso con varias solicitudes de extradición pendientes de líderes de pandillas, para ayudar a abordar los problemas que plantean la criminalidad y las pandillas”. Las otras cuatro frases hacían alusión al hecho de que el combate a las pandillas es importante para El Salvador y Estados Unidos y que hay 10,000 miembros de la MS-13 en diez estados de la Unión Americana.

Es un tono distinto marcado a lo largo de 2021 por la Embajada de Estados Unidos en El Salvador que, en noviembre “lamentó” que El Salvador no estuviera cumpliendo con el tratado bilateral de extradición “como debería ser”, según dijo la entonces encargada de negocios Jean Manes. “Ahora más que nunca, resulta esencial que se extradite a los líderes de pandillas para que sean juzgados en Estados Unidos”, dijo el Secretario de Estado Anthony Blinken el 10 de abril. “La extradición es algo muy importante para Estados Unidos. Hay un tratado, hay un acuerdo con El Salvador para la extradición y nosotros estamos esperando el cumplimiento de eso", dijo Manes, unos meses antes, en julio de 2021. Ella también llegó a comparar a Bukele con Hugo Chávez, el ex presidente autoritario de Venezuela, cuando la Sala de lo Constitucional habilitó la reelección presidencial en septiembre pasado: "Hemos visto en la región cuando otros países han seguido ese camino, como es el caso de Venezuela, donde Chávez fue elegido democráticamente, pero paso a paso trató de conseguir más poder y limitar la independencia”, dijo.

Estados Unidos ya hizo la solicitud de extradición de 11 de los 14 miembros de la “ranfla” de la MS-13, según información publicada por La Prensa Gráfica. La Corte aún no ha resuelto ninguna de las solicitudes, y tiene pendientes las de al menos diez pandilleros más, tanto de la MS-13 y Barrio 18. El promedio de tiempo que se tarda la Corte para resolver una extradición suele ser de entre 15 y 18 meses. 

 

]]>
El Salvador Fri, 06 May 2022 15:42:30 +0100 https://elfaro.net/es/202205/el_salvador/26156/Corte-confirma-que-Crook-no-está-detenido-y-no-puede-pronunciarse-sobre-su-extradición.htm
La represión es popular, pero no resuelve el problema de las pandillas http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000037345.jpg https://elfaro.net/es/202205/columnas/26157/La-represión-es-popular-pero-no-resuelve-el-problema-de-las-pandillas.htm Pensar que el Gobierno va a obtener resultados diferentes empleando la misma mano dura contra pandilleros, una y otra y otra vez, es una fantasía. <iframe style="border-radius:12px" src="https://open.spotify.com/embed/episode/1zD5hVhzQlK8bMqnXMW4Fr?utm_source=generator" width="100%" height="152" frameBorder="0" allowfullscreen="" allow="autoplay; clipboard-write; encrypted-media; fullscreen; picture-in-picture"></iframe>

 

Por años, diferentes gobiernos han intentado erradicar el problema de las pandillas sin resultados duraderos. El principal enfoque que los gobiernos han adoptado para controlar las pandillas ha sido a través de políticas de represión, el encarcelamiento y el fortalecimiento de los cuerpos de seguridad. Algunos gobiernos también han tratado de manejar las estadísticas de homicidios atribuidos a pandillas a través de treguas y acuerdos con esos grupos.  Sin embargo, las alarmantes cifras de homicidios y el acoso que ha sufrido la población por décadas demuestran que todas esas medidas miopes no han erradicado el actuar de las pandillas que continúan atemorizando la población. No importa cuánto se consagre el uso de la fuerza como el cáliz sagrado en la lucha contra las pandillas, estas no van a desaparecer únicamente con más represión y encarcelamiento. Y esto está comprobado.

Sea debido a la militarización de la sociedad por el Estado, a la normalización de un vivir y un pasado violento, o a la demonización de los jóvenes envueltos en pandillas, buena parte de los salvadoreños creen que la única manera de erradicar el problema de las pandillas es a través de la represión. A pesar de los fracasos de medidas extremas, como las políticas populistas “mano dura” del presidente Flores y “super mano dura” del presidente Saca, se continúa creyendo en el mito de que el problema solo se puede solventar con el uso de la fuerza y el encarcelamiento. Las medidas represivas implementadas por la actual administración bajo el régimen de excepción son contraproducentes y perjudiciales, ya que se basan en ese mito e ignoran alternativas más efectivas. 

Varios estudios han demostrado que el encarcelamiento tiene cero efectos o un efecto muy limitado sobre la reincidencia criminal. En otras palabras, no importa a cuántos pandilleros encarcelen. Sin rehabilitación, la mayoría volverá a delinquir después de cumplir sus condenas. El otro mito es pensar que sentencias de prisión más largas van a persuadir a los pandilleros para dejar de cometer crímenes. Eso, según investigaciones, es falso. De hecho, hay estudios que demuestran que alargar las sentencias de reos incrementa su riesgo para delinquir.

Es más, al encarcelar a jóvenes con bajo riesgo de reincidir, ellos salen de la cárcel con valores criminales más arraigados. Es decir, si el joven previamente no participaba o no estaba involucrado de lleno en la pandilla, después de ser arrestado y encarcelado junto con otros pandilleros de alto riesgo, él va a presentar un mayor riesgo para delinquir al ser liberado. Además, hay estudios que demuestran que el hacinamiento en las cárceles puede incrementar la reincidencia criminal. Si este problema ya existía en las cárceles con decenas de reos durmiendo en hamacas colgando del techo y amontonados en una celda, ahora con los arrestos masivos, el problema de la reincidencia criminal se podría empeorar. Tomando en cuenta esas realidades, las actuales medidas de represión contra pandillas bajo el régimen de excepción probablemente van a causar más crimen en lugar de reducirlo.

El problema de las pandillas no va a desaparecer únicamente con más represión y encarcelamiento, sino que requiere una mayor inversión en la juventud y en comunidades vulnerables. Algo así fue prometido por el actual gobierno en la “Agenda País Joven” a través del INJUVE, que incluía políticas para la participación juvenil, prevención de la violencia, educación, y recreación. Sin embargo, hasta ahora no se han implementado a fondo políticas que se enfoquen en la raíz del problema. Pensar que el Gobierno va a obtener resultados diferentes empleando la misma mano dura contra pandilleros, como lo hicieron pasadas administraciones una y otra y otra vez, es una fantasía. Si en el pasado el Gobierno ha reportado que un 10 % de la población está involucrada en o se beneficia de actividades criminales, entonces se trata de un problema socioeconómico sistémico que va a requerir un esfuerzo colectivo y una fuerte inversión. Encarcelar a ese 10% o a 640 000 salvadoreños, como pareciera que se está intentando hacer, solo resultará en la criminalización de sectores vulnerables, en más delincuencia y en más víctimas. Por lo tanto, el problema se debe abordar no solo combatiendo el crimen sino también con grandes inversiones en programas sociales, educativos y económicos que deben incluir la prevención, la rehabilitación y programas de reinserción, que son principios comprobados para la reducción del crimen y la violencia.

Después de trabajar en el sistema penitenciario canadiense por más de una década, me he dado cuenta de que la mayoría de reos, incluyendo pandilleros, quieren cambiar su manera de actuar. Muchos de ellos han logrado cambiar sus vidas al completar con éxito programas cognitivos de rehabilitación durante su sentencia. Los arrestos arbitrarios e indiscriminados de pandilleros, el maltrato, el encarcelamiento en condiciones inhumanas y la violación de sus derechos humanos y civiles, no son la manera de convencerlos de los beneficios de modificar su manera de pensar. El trato agresivo ejecutado por los cuerpos de seguridad no reduce la delincuencia, sino que la incrementa, según expertos.

Hasta ahora ningún gobierno ha dado la prioridad debida a programas de prevención de violencia, de rehabilitación, y de reinserción de pandilleros. Dichas alternativas han sido ignoradas, mal financiadas o abandonadas por varios gobiernos. Aparentemente es más fácil y popular satanizar y arrestar a jóvenes pandilleros que invertir en programas para su rehabilitación y para la prevención del crimen. Nadie niega que dichos grupos han causado muchas muertes, mucho dolor y mucho temor a la población, por lo que muchos los odian, los estigmatizan, los marginan y los quieren ver en la cárcel. La justicia y el encarcelamiento son, en muchos casos, necesarios para la protección de la ciudadanía. Pero el odio y la demonización por parte de la sociedad no lo son y solo generan más odio en los jóvenes. El ciclo vicioso de la violencia nunca se va a romper con ese pensar. Para un mejor El Salvador es imperativo librarse de la mentalidad del odio contra jóvenes pandilleros quienes, se quiera o no, representan el presente y futuro de la nación y que, en vez de la marginación, exijamos y creemos programas efectivos para que eviten y abandonen una vida violenta y destructiva.

El peso de la justicia se debe aplicar a quienes quebrantan la ley, pero como ha sido documentado en investigaciones, un gran número de ellos son jóvenes vulnerables de nuestras comunidades que necesitan rehabilitación y oportunidades para ser ciudadanos de bien. Ese tipo de pensar no es fácil, pero es consistente con valores salvadoreños como aquellos ejemplificados en el libro de Mateo que nos invita a ser pacificadores, a ser guías y luz para necesitados, a perdonar a nuestros enemigos, a bendecid a quienes nos maldicen, y a orar por los que nos hacen daño.


*Tony Zúniga tiene una licenciatura en Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Columbia Británica (UBC) y está cursando una maestría en Psicología en Consejería en la Universidad de Yorkville. Ha trabajado para el sistema penitenciario de Canadá desde 2010, donde se ha desempeñado como agente de libertad condicional. En los últimos cuatro años ha trabajado como facilitador de programas de rehabilitación.

]]>
Columnas Thu, 05 May 2022 13:09:57 +0100 https://elfaro.net/es/202205/columnas/26157/La-represión-es-popular-pero-no-resuelve-el-problema-de-las-pandillas.htm
Las mujeres que buscan entre el Régimen Carlos Barrera y Víctor Peña http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop_0_0_3000_2000/images%7Ccms-image-000037460.jpg https://elfaro.net/es/202205/ef_foto/26152/Las-mujeres-que-buscan-entre-el-Régimen.htm Read in English Felícita Aquino carga en sus manos una bolsa con zapatos y ropa para José Roberto Aquino, su hijo de 32 años, que fue detenido desde el lunes 25 de abril, cerca de la plaza central de Zacatecoluca, La Paz, donde trabajaba en oficios varios para un grupo de médicos. Pidió limosna la tarde del miércoles 27 de abril en la entrada del Súper Selectos de Zacatecoluca. Juntó unas monedas con las que compró ropa y costeó sus pasajes de autobús para llegar hasta la puerta de la cárcel de Mariona, a 65 kilómetros y tener alguna noticia. Como Felícita, decenas de mujeres sufren el Régimen de Excepción, que les niega lo más básico: información. Los alrededores de las cárceles y bartolinas se abarrotan de mujeres que buscan alguna certeza sobre sus hijos, nietos, esposos, padres. Tras el Régimen de Excepción aprobado en El Salvador el 27 de marzo luego del fin de semana más sangriento del siglo, más de 20,000 personas han sido arrestadas sin necesidad de que policías y militares presenten mayores pruebas en su contra. El Movimiento de Trabajadores de la Policía ha denunciado que en algunos puestos y delegaciones los policías tienen una cuota de arrestos diarios. La organización Human Right Watch junto a Cristosal publicaron un reporte en el que denuncian "evidencias de graves abusos" durante el Régimen, incluidas 160 detenciones arbitrarias. En algunos casos, según el documento, el único argumento de los policías para las capturas fue que "cumplían órdenes de arriba". Debido al Régimen, los detenidos pueden pasar 15 días presos sin tener que ser presentados ante un juez. Gracias a reformas penales aprobadas en esta coyuntura, una persona acusada de pertenecer a pandillas puede pasar tiempo indefinido en un penal hasta que termine su proceso judicial, así concluya en su liberación. En las afueras del penal de Izalco, en Sonsonate, decenas de mujeres esperan durante días completos bajo sol y lluvia, en una calle de barro. Llegan de diversas partes del país para tener información de su familiar detenido durante el Régimen, que se enfocó principalmente en capturar hombres a quienes los policías o militares consideran miembros de pandillas o colaboradores de ellas. La mayoría de esas mujeres que se agolpan afuera de las cárceles son encargadas de los quehaceres domésticos de su casa y del cuidado de la familia o trabajadoras informales que han tenido que dejar sus empleos para buscar a sus parientes. Para muchas, la detención de su familiar, ha significado quedarse sin el ingreso económico para cubrir gastos diarios. Algunas han tenido que dormir en las calles. Otras, se juntan para reunir diez dólares y alquilar una pieza de mesón para dormir y seguir preguntando por sus parientes al día siguiente. Con más de 20,000 detenidos en apenas un mes y una semana de Régimen, el sistema penitenciario está repleto y la Procuraduría General de la República colapsa y es incapaz de cubrir con sus abogados públicos la defensa de tantos arrestados. Apenas hay información de los detenidos y es remoto conseguir una defensa pública. Las mujeres se agolpan desde la madrugada afuera de las cárceles para esperar que sus parientes salgan por la puerta. En Izalco, son contados con los dedos de las manos las personas que salen cada día tras audiencias masivas realizadas de forma virtual. Algunas de las mujeres llevan semanas sin saber siquiera dónde están sus familiares detenidos. Buscan con la esperanza de que algún policía les diga algo. Buscan con la esperanza de ver salir a su familiar. Esperan sin saber si buscan en el lugar correcto.
Decenas de personas llegan todos los días a las cercanías del penal de Izalco para intentar tener información de sus familiares detenidos durante el Régimen de Excepción. La mayoría de las personas que esperan durante horas, bajo del sol y lluvia, son mujeres que buscan a sus hijos, esposos, padres, nietos, hermanos. Foto de El Faro: Carlos Barrera.
 
Decenas de personas llegan todos los días a las cercanías del penal de Izalco para intentar tener información de sus familiares detenidos durante el Régimen de Excepción. La mayoría de las personas que esperan durante horas, bajo del sol y lluvia, son mujeres que buscan a sus hijos, esposos, padres, nietos, hermanos. Foto de El Faro: Carlos Barrera.

 

 

 

Ella prefiere no identificarse, como lo hacen otras muchas mujeres frente al penal La Esperanza, en Mariona. Tiene 59 años y es vendedora de calzado en los pueblos cercanos a Puerto El Triunfo, en el departamento de Usulután. El 11 de abril capturaron a Óscar Armando Lozano, su hijo de 33 años, cuando regresaba de cobrar su pago por una semana de trabajo en la hacienda El Tercio. Desde entonces, ella hace guardia frente al portón de la cárcel para tener información de su hijo. Foto de El Faro: Víctor Peña. 
 
Ella prefiere no identificarse, como lo hacen otras muchas mujeres frente al penal La Esperanza, en Mariona. Tiene 59 años y es vendedora de calzado en los pueblos cercanos a Puerto El Triunfo, en el departamento de Usulután. El 11 de abril capturaron a Óscar Armando Lozano, su hijo de 33 años, cuando regresaba de cobrar su pago por una semana de trabajo en la hacienda El Tercio. Desde entonces, ella hace guardia frente al portón de la cárcel para tener información de su hijo. Foto de El Faro: Víctor Peña. 

 

 

 

Cada mañana, decenas de mujeres llegan a las oficinas de la Procuraduría General de la República a buscar información de los procesos de sus familiares detenidos, y también para conseguir el apoyo de un abogado público que defienda su caso. La mayoría tomó el primer transporte público y llegó desde muy temprano en la mañana. En ese grupo de nueve mujeres hay quienes viajaron desde Cojutepeque, San Vicente, Ilobasco y Usulután. Foto de El Faro: Víctor Peña. 
 
Cada mañana, decenas de mujeres llegan a las oficinas de la Procuraduría General de la República a buscar información de los procesos de sus familiares detenidos, y también para conseguir el apoyo de un abogado público que defienda su caso. La mayoría tomó el primer transporte público y llegó desde muy temprano en la mañana. En ese grupo de nueve mujeres hay quienes viajaron desde Cojutepeque, San Vicente, Ilobasco y Usulután. Foto de El Faro: Víctor Peña. 

 

 

 

Las mujeres se acercaban al nuevo sector de celdas del penal de Mariona para intentar comunicarse con sus familiares, veían hacia las ventanas donde los detenidos asomaban su cabeza. Las autoridades de la Dirección General de Centros Penales ordenaron cerrar las ventanas con lámina y un sello de soldadura. Foto de El Faro: Víctor Peña. 
 
Las mujeres se acercaban al nuevo sector de celdas del penal de Mariona para intentar comunicarse con sus familiares, veían hacia las ventanas donde los detenidos asomaban su cabeza. Las autoridades de la Dirección General de Centros Penales ordenaron cerrar las ventanas con lámina y un sello de soldadura. Foto de El Faro: Víctor Peña. 

 

 

 

María González, de 65 años, ha ido cuatro días continuos hasta el penal de Izalco con la esperanza de que liberen a su hijo, el cual fue detenido el 30 de marzo en los alrededores del Parque Infantil, San Salvador. Por seguridad, omite el nombre de su hijo:
 
María González, de 65 años, ha ido cuatro días continuos hasta el penal de Izalco con la esperanza de que liberen a su hijo, el cual fue detenido el 30 de marzo en los alrededores del Parque Infantil, San Salvador. Por seguridad, omite el nombre de su hijo: "Mi hijo es el sostén de la casa, él se dedica a las estructuras metálicas y ahora mismo estamos pasando con los ahorros que tenía, esto es una gran injusticia", dijo antes de llamar a la pareja de su hijo para decirle que estaban a punto de liberarlo. Al final del día, ni un detenido durante el Régimen de Excepción fue liberado. Foto de El Faro: Carlos Barrera

 

 

 

“Les voy a dar información, pero me hacen el favor de desalojar”, exigía un custodio a quienes se acumularon frente al portón de la cárcel de Mariona. “Yo les recomiendo que vengan dentro de 15 días a preguntar. Ustedes me pueden dar el nombre, pero eso no significa que les voy a resolver. Son miles de internos. Mi recomendación es que esperen y que tengan paciencia”. Foto de El Faro: Víctor Peña. 
 
“Les voy a dar información, pero me hacen el favor de desalojar”, exigía un custodio a quienes se acumularon frente al portón de la cárcel de Mariona. “Yo les recomiendo que vengan dentro de 15 días a preguntar. Ustedes me pueden dar el nombre, pero eso no significa que les voy a resolver. Son miles de internos. Mi recomendación es que esperen y que tengan paciencia”. Foto de El Faro: Víctor Peña. 

 

 

 

Entre este grupo de mujeres estaba Roxana Peña. Buscaba a su hijo e intentó ubicarlo en un microbús que trasladaba a unos internos desde el penal de Mariona hacia su audiencia en el Centro Judicial Isidro Menéndez, en San Salvador. Roxana es empleada de un comedor en la colonia Santa Lucía de Ilopango. Dejó su trabajo de lado para hacer todos los trámites que el abogado ha pedido. Roxana ha gastado más de $300 en documentos, y la primera parte del pago del defensor de su hijo, del que no da nombre porque tiene miedo de que las autoridades arremetan contra él.  Foto de El Faro: Víctor Peña. 
 
Entre este grupo de mujeres estaba Roxana Peña. Buscaba a su hijo e intentó ubicarlo en un microbús que trasladaba a unos internos desde el penal de Mariona hacia su audiencia en el Centro Judicial Isidro Menéndez, en San Salvador. Roxana es empleada de un comedor en la colonia Santa Lucía de Ilopango. Dejó su trabajo de lado para hacer todos los trámites que el abogado ha pedido. Roxana ha gastado más de $300 en documentos, y la primera parte del pago del defensor de su hijo, del que no da nombre porque tiene miedo de que las autoridades arremetan contra él.  Foto de El Faro: Víctor Peña. 

 

 

 

Gloria Marina Flores López, de 64 años, vive en una casa de láminas y madera en la comunidad Gerardo Barrios, cantón Cantarrana, Santa Ana. Gloria es madre de Marvin Alexander Flores, de 29 años de edad, estudiante becado de licenciatura en trabajo social de la Universidad Luterana y graduado de la Escuela de Formación Política de la UCA en 2019. Marvin es el sostén económico del hogar, lograban subsistir gracias a la beca universitaria y a su trabajo como fotógrafo de eventos. El 24 de abril, Marvin fue detenido en la colonia La Esmeralda de Santa Ana mientras visitaba a su novia. Fue esposado y, junto a su cuñado, llevado a la Delegación policial de Santa Ana para luego ser enviado al penal de Mariona. Debido a eso, Gloria se quedó sola. Está lesionada de una de sus rodillas, lo que le impide movilizarse con libertad y depende únicamente de la ayuda que sus vecinos puedan darle. Foto de El Faro: Carlos Barrera.
 
Gloria Marina Flores López, de 64 años, vive en una casa de láminas y madera en la comunidad Gerardo Barrios, cantón Cantarrana, Santa Ana. Gloria es madre de Marvin Alexander Flores, de 29 años de edad, estudiante becado de licenciatura en trabajo social de la Universidad Luterana y graduado de la Escuela de Formación Política de la UCA en 2019. Marvin es el sostén económico del hogar, lograban subsistir gracias a la beca universitaria y a su trabajo como fotógrafo de eventos. El 24 de abril, Marvin fue detenido en la colonia La Esmeralda de Santa Ana mientras visitaba a su novia. Fue esposado y, junto a su cuñado, llevado a la Delegación policial de Santa Ana para luego ser enviado al penal de Mariona. Debido a eso, Gloria se quedó sola. Está lesionada de una de sus rodillas, lo que le impide movilizarse con libertad y depende únicamente de la ayuda que sus vecinos puedan darle. Foto de El Faro: Carlos Barrera.

 

 

 

En la calle que lleva al penal de Izalco,
 
En la calle que lleva al penal de Izalco, "los rumores corren rápido", dice un policía. "Aquí uno por más que le diga a estas mujeres que no vengan, siempre van a estar aquí, uno trata de entenderlas porque una madre y una esposa es lo que hacen por un hombre, pero nosotros aquí no les podemos ayudar en nada", dijo mientras las mujeres se abalanzaban a una patrulla al saber que la noche del 28 de abril ni uno de sus familiares sería liberado. Foto de El Faro: Carlos Barrera

 

 

 

La noche del 27 de abril fueron liberados del penal de Izalco cuatro hombres que habían sido capturados en diferentes puntos de El Salvador durante el Régimen de Excepción. Uno de los liberados, aún con el uniforme blanco y de nombre Julio, caminó abrazado de su pareja y bajo la lluvia después de que la mujer, con cinco meses de embarazo, esperó durante dos días en el mismo lugar a que él fuera liberado. Foto de El Faro: Carlos Barrera
 
La noche del 27 de abril fueron liberados del penal de Izalco cuatro hombres que habían sido capturados en diferentes puntos de El Salvador durante el Régimen de Excepción. Uno de los liberados, aún con el uniforme blanco y de nombre Julio, caminó abrazado de su pareja y bajo la lluvia después de que la mujer, con cinco meses de embarazo, esperó durante dos días en el mismo lugar a que él fuera liberado. Foto de El Faro: Carlos Barrera

 

 

 

Según datos del Ministerio de Medio Ambiente, durante la noche del 27 de abril en la zona occidental llovió como en ningún otra zona del país. Izalco fue uno de los lugares que registró la mayor cantidad de lluvia acumulada. Allí, decenas de mujeres acompañadas de niños, algunas embarazadas, esperaron bajó el sol  y la lluvia nocturna  a que uno de sus familiares fuera liberado. Algunas de las mujeres llegaron desde San Miguel, Usulután y San Salvador, la mayoría provenientes de familias a las que se les hace imposible costear un transporte. Muchas mujeres hicieron alianzas para pagar entre diez una pieza de $30 para dormir y cubrirse de la lluvia esa noche. Foto de El Faro: Carlos Barrera
 
Según datos del Ministerio de Medio Ambiente, durante la noche del 27 de abril en la zona occidental llovió como en ningún otra zona del país. Izalco fue uno de los lugares que registró la mayor cantidad de lluvia acumulada. Allí, decenas de mujeres acompañadas de niños, algunas embarazadas, esperaron bajó el sol  y la lluvia nocturna  a que uno de sus familiares fuera liberado. Algunas de las mujeres llegaron desde San Miguel, Usulután y San Salvador, la mayoría provenientes de familias a las que se les hace imposible costear un transporte. Muchas mujeres hicieron alianzas para pagar entre diez una pieza de $30 para dormir y cubrirse de la lluvia esa noche. Foto de El Faro: Carlos Barrera

 

 

 

Eran las 7:30 de la noche del 27 de abril y los cuatro liberados ese día ya había sido entregados a sus familias. Noelys González seguía parada a la orilla de la calle de barro que lleva al penal de Izalco, bajo la tormenta, desde lejos observaba si aparecía su hermano, un motorista que fue detenido el 7 abril en Juayúa, Sonsonate. Ella no tenía idea de cómo iba a regresar a su casa esa noche:
 
Eran las 7:30 de la noche del 27 de abril y los cuatro liberados ese día ya había sido entregados a sus familias. Noelys González seguía parada a la orilla de la calle de barro que lleva al penal de Izalco, bajo la tormenta, desde lejos observaba si aparecía su hermano, un motorista que fue detenido el 7 abril en Juayúa, Sonsonate. Ella no tenía idea de cómo iba a regresar a su casa esa noche: "No sé si me iré caminando o si me voy a quedar a dormir aquí en la calle. Hoy tenía la esperanza de que saliera mi hermano, y aquí voy a esperar, tal vez sale". A diario, decenas de mujeres llegan a esa misma calle con la esperanza de que su familiar salga libre. La mayoría, como Noelys, terminan el día frustradas y vapuleadas por el calor y la lluvia de la época en Izalco. Foto de El Faro: Carlos Barrera.

]]>
EF Foto Wed, 04 May 2022 20:32:41 +0100 https://elfaro.net/es/202205/ef_foto/26152/Las-mujeres-que-buscan-entre-el-Régimen.htm