Publicidad

En esta entrevista concedida a El Faro, la MS-13 mantiene sobre la mesa la oferta de negociar su propia desarticulación, bajo condiciones que ahora delimita con mayor precisión. Aseguran que no intervinieron ni a favor ni en contra de ningún partido político en las elecciones de marzo pasado, aunque celebran la derrota del FMLN. También dicen que hoy por hoy, ante un escenario de ausencia de diálogo con el gobierno, su guerra con las dos facciones de la pandilla 18 está tan viva como antes...

Publicidad

Roberto Valencia / Fotos Víctor Peña

Publicidad

Roberto Valencia / Fotos Carlos Barrera

Texto Roberto Valencia / Infografía Andrea Burgos

 CERRAR
Publicidad